Bielorrusia, un problema estrictamente ruso

Lukashenko, el Kremlin, las revoluciones de colores y el pueblo bielorruso

Bielorrusia, un problema estrictamente ruso

Lukashenko, el Kremlin, las revoluciones de colores y el pueblo bielorruso

Christian D. Villanueva López

La crisis de Bielorrusia está forzando a Rusia a intervenir. En los próximos días -ya hay indicios de ello-, los «hombrecillos verdes», con uniforme pero sin identificación, se dejarán ver en torno a las principales ciudades bielorrusas. Es así porque para Rusia conservar el control sobre esta república es una línea roja infranqueable. No obstante, a diferencia de Ucrania o de otros escenarios, en este caso no hay ninguna revolución de colores alentada por terceros, ni existe el deseo de oscuros poderes por deshacerse de Lukashenko ni ninguna otra de las teorías que los medios -especialmente rusos, bielorrusos y afines- manejan. Por lo tanto, no se está poniendo en práctica aquello que Valeri Guerásimov tanto temiese y sí, por el contrario, somos testigos tanto del chantaje ruso, como de las dudas del Kremlin acerca de la forma de abordar una situación potencialmente explosiva y que podría tener importantes repercusiones internas.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

 


Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial Ejércitos.

Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier medio sin licencia otorgada por la editorial. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la editorial.


 

4 Comments

Leave a Reply