Desastre en Bilohorivka

Los puentes de Mayo

El desastre ruso al intentar cruzar el río Donets en dirección a Bilohorivka pasará a estudiarse en todas las academias militares. Las pérdidas rusas en la operación oscilan entre 285 y 485 bajas y 93 vehículos destruidos o abandonados sólo en Bilohorivka y alrededor de las 1.500 bajas entre todos los intentos de cruce y más de 150 vehículos perdidos. Pese a todo, se trató de un intento audaz que en otras condiciones bien pudo haber causado un importante daño a los defensores de Severodonetsk.

A finales de marzo de 2022, la anexión de grandes extensiones territoriales de suelo ucraniano por parte de Rusia y el derrocamiento del gobierno Zelensky por uno ‘títere’ pro-Moscú, impuesto por Rusia mediante la acción militar y compuesto por afines y adláteres al Kremlin, se demostró como una auténtica quimera. Una vez se hizo manifiesta la imposibilidad de las VSRF (Vooruzhónniye sily Rossíyskoy Federátsii-Fuerzas Armadas de Rusia) por capturar o incluso cercar Kiev, la estrategia previa[i] a la invasión emanada desde el Kremlin se hizo añicos y este hubo de improvisar una nueva.

Esta nueva estrategia de ‘victoria rusa’, que podría ser denominada como una ‘victoria de mínimos’, descartaba las pretensiones de una victoria estratégica total en pos de la obtención de una victoria operacional de ‘relumbrón’. Es decir, era una estrategia de mínimos con grandes objetivos operacionales a través de la cual cambiar la dinámica de la invasión a favor de Rusia, provocando en el proceso un duro golpe a las ZSU (Zbroini syly Ukrainy-Fuerzas Armadas de Ucrania), la GNU (Guardia Nacional de Ucrania) y las TDF (Fuerzas de Defensa Territorial). Para ello, Moscú buscó un objetivo que parecía alcanzable y razonable dentro de las ‘supuestas’ capacidades operacionales ofensivas de las VSRF: el Donbás y las fuerzas ucranianas desplegadas en la región. Para lograr dicho objetivo, ‘dos pinzas’ realizarían un doble envolvimiento sobre esta región. Una de ellas partiría desde el noreste de Ucrania y la otra desde el sur-sureste, con el objetivo de cercar la JOF (Joint Operation Force-Fuerza de Operaciones Conjunta) y hacerse con todo el Donbás, en un intento claro de ejecutar una kesselschlacht[ii] que, dicho sea de paso, poseía grandes similitudes con la famosa ‘Operación Zitadelle’.

La pinza norte del doble envolvimiento pretendía aprovechar la proyección que el despliegue de las VSRF había formado entre el noreste del Oblast de Kharkov y el sur de la localidad rusa de Valuyki. Esta proyección formada en las AOs de (Áreas Operacionales) Izyum, Lyman y Severodonetsk, había sido posible gracias a los avances logrados por las unidades del 6º CAA (Combined Arms Army-Ejército de Armas Combinadas) y del 20º GCAA (Guards Combined Arms Army-Ejército de Armas Combinadas de la Guardia) entre el curso superior del río Siversky Donets y el curso inferior del río Oskil desde los primeros días de la invasión. Alcanzando para finales de marzo las inmediaciones de las localidades ucranianas de Lyman, Rubiznhe, Kreminna e Izyum.

Para materializar la pinza norte con la que lograr los objetivos máximos dentro de la nueva estrategia de mínimos dictada desde Moscú, las VSRF, a la par que avanzaban hacia el sur entre el río Oskil y sobre capital del Oblast Luhansk, Severodonetsk, requerían obtener libertad operacional en el eje de Izyum dirección sur-suroeste que les permitiera realizar el movimiento de explotación hacia la línea Barvenkovo-Lozovaya.

En el sur y sureste de Ucrania, partiendo de las AOs Popasna, Horlivka y Avdiikva, la pinza sur debería haber discurrido a lo largo de la M03 y en paralelo a la M30 en dirección nor-noroeste hacia Slavyansk y Pokrovsk respectivamente, con la intención de unirse con la pinza norte del doble envolvimiento al suroeste de Kramatorsk y al este de Slavyansk.

La nueva ofensiva rusa comenzaría a tomar forma durante el fin de marzo, pero sería a partir del 11 de abril y ya con la participación de la mayoría de las unidades redesplegadas desde el norte y noreste de Ucrania, que esta se materializaría formalmente.

Sin embargo, tras más de un mes de operaciones, la pinza sur jamás se materializó. El 5º y 8º CAAs y las unidades menores adscritas a ambos en los frentes sur y sureste, se mostraron incapaces de superar la línea de partida. Obteniendo tan sólo avances mínimos a cambio de un elevado costo material y humano, en las que son AOs prácticamente estáticas desde el comienzo de la invasión y donde los avances y combates parecen extraídos de alguna batalla en el frente occidental durante 1916[iii].

La pinza norte, pese a que fue en las AOs de Izyum, Lyman y Severodonetsk donde más y mejores fuerzas concentró Rusia durante la ofensiva, jamás obtuvo una ruptura táctica en la LOC (Line of Contact-Línea de Contacto). Hasta 41 BTGs (Batal’onnaya Takticheskaya Gruppa- Battalion Tactical Group) llegaron a reunir en estas AOs las VSRF, tratando de crear una ‘masa crítica’ que ejerciera a modo de ‘eje gravitacional de atrición’ capaz de avanzar por mero ‘peso operacional’. Para la ofensiva de la pinza norte, el 20º GCAA fue reforzado por el grueso del 1º GTA (Guard Tanks Army-Ejército de Tanques de la Guardia), el 2º GCAA y el  41º CAA. Todas estas grandes unidades, provendrían del redespliegue realizado por Rusia tras sólo un breve período de R&R (Rest and Refit-Descanso y Reequipamiento)[iv].

No obstante, a finales de abril podía comenzar a apreciarse que la ofensiva rusa en su intento por envolver al JOF, tras casi un mes con la mayoría del peso operacional concentrado a lo largo del la línea del frente Izyum-Oskil-Lyman, había alcanzado su clímax, para comenzar a estancarse. La tan ansiada ruptura táctica que otorgase libertad operacional a espaldas del despliegue ucraniano no llegaba. Los repetidos, numerosos e infructuosos intentos rusos por romper la LOC ucraniana en dirección sur-suroeste hacia Barvenkovo-Lozovaya resultaron violentamente contenidos y, en muchas ocasiones repelidos, tras apenas lograr eximias ganancias territoriales hacia el oeste-suroeste desde puentes de pontones tendidos sobre el Siversky Donets al suroeste de Izyum y norte de Donetske. En el eje de avance principal Izyum-Kamyanka-Slavyansk, las fuerzas rusas avanzaron hacia el sur desde Izyum a horcajadas de la carretera M03 pero no lograron de avanzar más allá del sur de Kamyanka.

La incapacidad rusa por realizar la ofensiva en el tiempo-espacio apropiado[v], provocó la existencia de un largo flanco expuesto en la proyección del AO Izyum, desde el suroeste de Chuguev hasta el sureste de Petrivske. Forzando a que numerosas unidades rusas fueran desplazadas del eje de avance principal, para ser fijadas por las fuerzas ucranianas que continuamente han hostigado y castigado dicho flanco a lo largo de todo el mes de abril. Fuerzas de Ucrania que han llegado incluso a realizar un cruce en fuerza sobre el río Donets (Siversky Donets en ucraniano) al noreste de Petrivske, al oeste de la propia ciudad de Izyum durante los primeros días de mayo. Por otro lado, los múltiples intentos rusos por realizar el envolvimiento interior avanzando desde el este del Oskil y Lyman hacia el sur, han resultado infructuosos al haber sido detenidos entre Studenok y la propia Lyman en repetidas ocasiones[vi].

A la imposibilidad de obtener una ruptura táctica con la que disponer de libertad operacional por parte de las VSRF, hay que sumar la tenacidad y ferocidad  de las TDF, GNU y ZSU en las acciones de contención contra las vanguardias de las VSRF. Estas han estado fijadas en la LOC y han visto degradarse sus capacidades de combate y operacionales merced a la hábil maniobra táctica ucraniana[vii]. Por si esto fuera poco, durante los primeros días de mayo Ucrania lanzó una contraofensiva en el AO de Kharkov mediante la cual liberaron territorios ocupados por el invasor desde los albores de la invasión en el Oblast que da nombre al AO[viii]. Maniobra operacional ucraniana que supuso una seria amenaza a la retaguardia profunda y vías logísticas de la proyección rusa en Izyum, obligando a las VSRF a redesplegar tropas en un principio destinadas al eje de avance hacia el AO Kharkov.

Debido a la situación operacional imperante en los Oblast de Donetsk y Luhansk, así como en el de Kharkov, a principios de mayo comienza a haber evidencias de que Rusia reorientaba por completo su esfuerzo operacional a la línea del frente entre Lyman y Severodonetsk, comenzando a extraer unidades del AO de Izyum-Kupyansk para redesplegarlas al este del Oskil, aunque sin replegar de dicha proyección. De esta forma las VSRF renunciaban definitivamente a la ruptura y explotación dirección Barvenkovo-Lozovaya, apartándolas de la victoria operacional mediante un gran doble envolvimiento del JOF, captura total de los territorios del Donbas incluida. Ello dio pie a la búsqueda de una nueva estrategia de objetivos operacionales mínimos y victorias tácticas por parte de Moscú.

Es decir, la consecución de los objetivos mínimos, dentro de la estrategia de mínimos. Y estos objetivos mínimos venían marcados por alcanzar una victoria táctica que supusiera un golpe de efecto en un momento, la primera semana de mayo, en que comenzaba a ser desesperada la necesidad de avances rusos, no sólo en pos de alcanzar objetivos, sino para conseguir distraer fuerzas ucranianas de otras AOs y de esta manera, aliviar la presión operacional a la que estaban siendo sometidas las AOs de Izyum-Kupyansk y Kharkov[ix].

Operación ‘Los Puentes de Mayo’

Es dentro de este contexto general en el teatro operacional del Donbás en que son ideadas[x] y enmarcadas las operaciones de las VSRF en búsqueda de forzar cruces a través del río Donets en Dronivka y Serebryanka, al este de Lyman, así como en Bilohorivka y Shypylivka, al sur de Kreminna. La operación rusa, por un lado pretendía amenazar con envolver el ala oriental del despliegue defensivo ucraniano entre Lyman y Siversk, mientras que por otro, en conjunción con fuerzas de las VSRF provenientes de Popasna en dirección nor-noreste, pretendía cortar la retaguardia profunda del dispositivo defensivo ucraniano desplegado en Severodonetsk y los territorios de la óblast de Luhansk. Operaciones que se desarrollaron por ocho días desde la noche del 4 al 5 de mayo hasta el 13 de mayo, en lo que a la postre podría calificarse como la mayor debacle operacional rusa en lo que va de invasión.

El primer obstáculo que encontrarían las operaciones de las VSRF para esta nueva operación ofensiva, sería la propia zona escogida para ellas, la cual es boscosa y con escasas vías de comunicación este-oeste y norte-sur.  La conducción de operaciones ofensivas en zonas boscosas frondosas, salpicadas por arroyos, áreas cerradas con humedales, escombros del propio bosque y vías de comunicación limitadas, ya de por sí es una maniobra compleja debido a las capacidades restringidas en reconocimiento y despliegue. Provocando que los ejes de ataque se vean restringidos a las escasas carreteras y claros existentes, dificultando una eficaz identificación de objetivos. A la par que obliga al despliegue en largas columnas, que en caso de darse una acción al encuentro o de hallarse bajo fuego de artillería y aviación enemiga, se verían en dificultades para su correcto despliegue táctico[xi].

El segundo obstáculo provenía de la complejidad operacional intrínseca que supone establecer cuatro puntos seguros de cruce en la orilla septentrional del Siversky Donets y una vez aseguradas las cabezas de puente en la margen sur del río, realizar explotaciones operacionales en profundidad. La zona elegida por Rusia, obligaba al despliegue operacional en largas columnas –para este tipo de acción, desde la orilla en el punto de cruce escogido hasta el final de columna encargada de realizarlo, esta se extendería por entre 6 y 8 kilómetros[xii]– negando la opción de realizar un ataque sobre la marcha, la forma preferida de conducir este tipo de operaciones por parte de las VSRF. La propia morfología del cauce del Siversky Donets en los puntos de cruce escogidos, a su vez forzaba a las VSRF a realizar los cruces en las curvas de los meandros formados por el río, donde el firme de las orillas es blando y lodoso[xiii], algo por lo que en Bilohorivka pagarían a un altísimo coste.

Intentando subsanar el problema que podía suponer la imposibilidad de realizar un correcto despliegue de fuerzas, eligieron puntos donde el río podía ser vadeado por los MBTs (Main Battle Tanks-Tanques Principales de Batalla) gracias a tubos snorkel. Pese a ello, las VSRF se vieron abocadas a realizar un ataque deliberado en zonas no demasiado favorables para esto y donde las fuerzas ucranianas dominaban las alturas[xiv] en la orilla sur del río. El éxito de las operaciones descansaba por entero en que las VSRF fueran capaces de ejecutar la maniobra en un tempo alto y con exacta coordinación tiempo-espacio en la ejecución de las maniobras pertinentes a cada uno de los elementos participantes en los cruces. Del mismo modo, vital para el éxito de las operaciones sería la capacidad rusa para encubrir la magnitud e intención de las operaciones.  

Tras las concentraciones operacionales en los ejes de avance hacia los puntos designados para el cruce, en teoría las VSRF deberían haber ejecutado una extensa maniobra de camuflaje en sus intenciones y concentración –Maskirovka-. La mera concentración de tropas, material y equipo para operaciones de tal envergadura, si no eran bien enmascaradas las intenciones de las VSRF, sería identificada rápidamente por las ZSU. Lo cual sucedió y permitió el rápido redespliegue de elementos de hasta cinco brigadas de las ZSU y unidades de la GN[xv].

Mapa situacional de los cruces.

La ofensiva rusa contaba con tres ejes de avance bien definidos, cada uno correspondiente a los distintos puntos de cruce escogidos. El principal de estos ejes partía desde el sur de Kreminna en dirección al recodo del Siversky Donets que discurre en dirección noroeste-sureste, dónde tendría lugar el esfuerzo principal de las VSRF entre el noreste de Bilohorivka y el suroeste de Shypylivka. Los otros puntos de cruce fueron escogidos en Dronivka y Serebryanka.

Las unidades de Rusia que participaron en la ofensiva por los cruces serán la 55ºMRBº[xvi] en los cruces de Dronivka y Serebryanka, junto con las 35º y 74ºSGMRB[xvii] en los de Bilohorivka y Shypylivka. Estas tres unidades fueron apoyadas por subunidades adscritas de las VDV[xviii] (Vozdushno-desantnye voyska Rossii-Fuerzas Aerotransportadas de Rusia), la 12ºSGEB[xix] (Separate Guards Engineering Brigade-Brigada Independiente de Ingenieros de la Guardia) y algunos elementos provenientes de unidades de las ‘Repúblicas Populares’. La 90º GTD estaba en reserva para realizar una posible explotación en los alrededores de Kreminna, al norte del esfuerzo principal en Bilohorivka[xx].

Vías laterales y ejes de avance del sector operacional donde tuvieron lugar los intentos de cruce rusos.

En vistas de la reorientación operacional de las VSRF, desde el 2 de mayo en adelante Ucrania desplegará en la orilla sur del Siversky Donets elementos de artillería y el batallón acorzado de la 30.OMB[xxi] (Ostrogski Mechanized Brigade) en el sector de Dronivka-Serebryanka, las 57. y 58.SMB (Separate Motorized Brigade-Brigada Motorizada) entre Serebryanka y Bilohorivka, elementos de artillería de la 17.STB (Separate Tank Brigade-Brigada Independiente de Tanques)[xxii] y de la 80.AAB (Airborne Assault Brigada-Brigada de Asalto Aerotransportada), así como el 15º batallón independiente de infantería de la 128.MAB (Mountain Asssault Brigade-Brigada de Asalto de Montaña) y unidades de la 4.NGB (National Guard Brigade-Brigada de la Guardia Nacional) en el sector de Bilohorivka-Shypylivka.

Desde el 2 de mayo las VSRF comenzaron la preparación artillera en apoyo a las operaciones de cruce, realizando fuego de concentración sobre las posiciones ucranianas previamente identificadas a lo largo de toda la orilla sur del Siversky Donets, desde Dronivka hasta Bilohorivka. El primer intento por forzar un cruce tendría lugar en Dronivka y sería llevado a cabo por elementos de la 55ºMRB durante la noche del 4 al 5 de mayo. Momento en que la artillería rusa comenzó a batir con mayor intensidad las posiciones ucranianas en la orilla sur y, a las 04.00 horas del 05/05/2022, al amparo de la noche, el humo resultante de los incendios en los bosques producidos por la artillería de ambos bandos y de los fumígenos lanzados por las fuerzas rusas, comenzó la nueva ofensiva.

FIRMS del 6-7 de mayo de 2022 en la zona en que tuvieron lugar las operaciones de cruce en el Siversky Donets.

Según el testimonio del comandante de un T-64 ucraniano que participó en la acción, a las 07.00 el batallón acorazado de la 30.OMB partió desde Dronivka siguiendo la línea de alta tensión hasta aproximarse a 1.200 metros del punto de cruce escogido por  las fuerzas rusas. A las 07.40 horas del 5 de mayo,  las unidades adelantadas de las ZSU tienen en su campo de tiro la cabeza de puente enemiga, abriendo fuego a quemarropa contra entre 4 y 5 BMPs, equipo y material para tender pontones, así como 2 pelotones de infantería en botes. Lo que equivaldría a una compañía mecanizada y un pelotón de ingenieros de combate aproximadamente.

Pronto los pelotones blindados de la 30.OMB se encontraron bajo fuego de la artillería y de las tropas rusas intentando reforzar la cabeza de puente en la orilla sur, provocando un feroz combate que duraría por más de dos horas. Durante las cuales, las fuerzas rusas trataron de avanzar paralelas a la línea de alta tensión con la intención de asegurar y ampliar la cabeza de puente, causando varios vehículos dañados, heridos y al menos un fallecido entre los defensores ucranianos. No obstante las fuerzas rusas fueron expulsadas de la orilla sur y la artillería de las ZSU comenzó a batir el puente de pontones, hasta destruirlo[xxiii].

Las perdidas rusas confirmadas en el intento de cruce en Dronivka se saldaron en 3 BMP-1AM (1 destruido), 1 IMR-2 abandonado, 1 PTS-3 destruido, 2 BMK-460, 4 PP-2005 (1 destruido) y 1 vehículo no identificado[xxiv].

Los intentos rusos en Dronivka, continuarán sin éxito a lo largo de todo el 5 y 6 de mayo, transcurriendo de manera simultánea al intento de cruce que elementos de la 55ºMRB, posiblemente reforzados por fuerzas de las ‘Repúblicas Populares’, estaban ejecutando en Serebryanka. Punto de cruce donde no llegaron ni a cruzar fuerzas a la orilla sur. Tras dos días en los que, en gran parte gracias a la acción de la artillería ucraniana[xxv], las VSRF no lograron ni tan si quiera tender nuevos pasos de pontones, sería dispersada la concentración de tropas en la orilla norte[xxvi].


El resto de este artículo está disponible solo para suscriptores

Si todavía no estás suscrito, aprovecha nuestra oferta


Acerca de Gonzalo Manuel Vallejo Quevedo 2 Articles
Licenciado en HIstoria

1 Comment

Leave a Reply