Marruecos en el ciberespacio

¿supone Marruecos una amenaza relevante en el ciberespacio para España?

Actualmente, debido al desarrollo tecnológico que el mundo ha experimentado, las ciberamenazas suponen uno de los mayores riesgos a enfrentar por empresas privadas, ciudadanos y Estados –en este último caso, sin distinción de su importancia económica, internacional o política. Por ello, estudiar el papel de Marruecos en el ciberespacio y la forma en que nuestro vecino concibe este dominio es de vital importancia para España. En el presente focus trataremos de observar la incidencia que las ciberamenazas pueden tener sobre Marruecos, la visión del régimen alauita sobre la ciberseguridad y la ciberdefensa, y en base a ello analizar si nuestro vecino dispone de la capacidad necesaria en el ciberespacio para suponer una amenaza relevante para nuestro país.

La importancia del sector ciber en Marruecos

Al igual que para el resto de estados, las ciberamenazas suponen para Marruecos, sus empresas y ciudadanos, un importante reto a abordar, especialmente teniendo en cuenta que, según datos de la empresa Kaspersky, Marruecos no solamente está entre los diez países con mayor volumen de ciberataques recibidos, sino que, además, se encuentra actualmente en pleno incremento de su volumen de transacciones de comercio electrónico y en general de digitalización de sus infraestructuras (Dumpis, 2021).

La Confederación General Marroquí de empresas (CGEM) estima que las empresas marroquíes son 3,5 veces más vulnerables a la cibercriminalidad que la media mundial, siendo especialmente vulnerables las pequeñas y medianas empresas –dato que ha experimentado recientemente la propia entidad, pues en el pasado mes de noviembre, su propia web fue hackeada por un ciberataque proveniente de Argelia (Challenge, 2021).

Sin embargo, estos datos no son sorpresivos en demasía teniendo en cuenta que, según los informes de Kaspersky, la mayoría de los marroquíes son indiferentes a la ciberseguridad y se encuentran completamente desinformados sobre los riesgos que ello supone.

Igualmente, el desconocimiento de la población marroquí del ciberespacio tampoco ha de sorprendernos si observamos que, según datos del Banco Mundial, hace solamente una década, apenas el 50% de la población marroquí tenía acceso a Internet, frente al 84% actual. O, dicho de otra forma, existe un volumen importante de ciudadanos marroquíes que han desembarcado recientemente en la red con unas capacidades prácticamente nulas a la hora de implementar medidas de autoprotección en Internet.


El resto de este artículo está disponible solo para suscriptores

Si todavía no estás suscrito, aprovecha nuestra oferta


Be the first to comment

Leave a Reply