Las Fuerzas Aéreas del Magreb

Las alas de nuestros vecinos del Norte de África

La Fuerza Aérea de Marruecos y sus nuevas compras (reales o no), no deja de protagonizar portadas. Sin embargo, no es la única que en los últimos años ha realizado interesantes adquisiciones. Las Fuerzas Aéreas de los países integrantes del Magreb son grandes desconocidas en España, más allá de los titulares a veces escandalosos de la prensa más generalista, que no ayudan a valorar de forma objetiva la situación real de estas. En las próximas líneas trataremos de dar una visión lo más ajustada posible a la realidad, desmontando por el camino algunos mitos.

En los últimos años el Magreb se ha convertido en un auténtico polvorín, padeciendo una serie de conflictos más o menos enquistados, cuya cúspide actualmente la encontramos en el de Libia, aunque son varios más los que podrían degenerar en guerras, por supuesto. Esto ha provocado que, como han visto en las páginas de este número, el interés por dicha zona crezca de manera exponencial.

Recordemos que tras la caída del muro de Berlín la zona permaneció en una relativa calma, e incluso hasta el provocador Gadafi pareció apaciguar sus ansias y comenzó un proceso en el cual trataba de normalizar sus relaciones con la comunidad internacional. Además, por lo que hace a España, dado que no existía una amenaza contra los intereses nacionales que pudiera surgir en esta área, si exceptuamos puntuales ataques terroristas, la zona para el público general se convirtió en otro de esos agujeros negros que terminan absorbiendo cualquier espectro luminoso, y por ello permanecía en la inopia de la conciencia colectiva. Sin embargo, todo ello cambió de manera radical cuando comenzaron las distintas “primaveras árabes”, convirtiendo la zona en un foco de atención mundial.

Por supuesto a nadie se le escapa la importancia estratégica del Magreb por múltiples aspectos: económicos, demográficos, históricos, etc., no ya solo para el conjunto del Estado español, sino también para nuestros aliados y, apurando, dado el volumen del tráfico marítimo que soporta el Estrecho de Gibraltar, es sin duda alguna un punto vital para la economía mundial, algo que quedó corroborado cuando los EE.UU. fundaron el US AFRICOM.

Al igual que España, nuestros países más cercanos geográficamente conocen a la perfección la importancia del poder aéreo en la estrategia de defensa de sus intereses. Por tanto, en la medida de sus posibilidades, en los últimos años han tratado de potenciar sus respectivas fuerzas aéreas (sin descuidar también las terrestres, marítimas e incluso las táctico-estratégicas gracias a la adopción de misiles balísticos o de crucero), hasta unos niveles que en ciertos aspectos pueden enfrentar de tú a tú al material del que disponen las FAS españolas.

Debido al estado de guerra civil en que se encuentra Libia pese al acuerdo de alto el fuego que todavía debe consolidarse, a día de hoy nadie puede dar unas cifras más o menos reales del poder aéreo que es utilizado por los distintos bandos, ya que o bien vuelan con los restos de la que una vez fue una de las más poderosas fuerzas aéreas del continente africano, o bien lo hacen con aeronaves que ceden los aliados de las distintas facciones. Eso cuando no operan directamente aeronaves de las propias fuerzas aéreas implicadas en el laberinto, como ha ocurrido con aviones de Emiratos Árabes Unidos, Egipto o Rusia. Por tanto, comenzaremos este pequeño repaso tratando al país más pequeño y a su vez el más lejano de los tres, Túnez.

Agusta-Boeing CH-47C Chinook marroquí

Fuerza Aérea Tunecina

Al Quwwat al-Jawwiya At’Tunisia no Jamahiriyah

A nadie se le escapa que la política defensiva de esta nación ha venido marcada desde sus inicios por las relaciones con sus dos poderosos vecinos, Argelia y Libia, por lo menos hasta que estalló la terrible y caótica guerra civil en este último país.

Siendo justos, debemos señalar que precisamente debido a este suceso, el Gobierno tunecino ha apostado por un sutil incremento en la inversión destinada a sus Fuerzas Armadas, con vistas a proporcionar la suficiente disuasión frente a las facciones enfrentadas en Libia. Lo ha hecho poniendo especial énfasis en la vigilancia de sus fronteras terrestres y marítimas que eviten la infiltración de grupos beligerantes que puedan desestabilizar su propia situación política.

Hoy por hoy, la nación dispone de una pequeña fuerza militar que, como veremos, está dando pasos precisos y constantes en busca de su fortalecimiento.

Northrop F-5F

El principal vector continúa siendo el cazabombardero ligero Northrop F-5E/F Tiger II. Sus primeras unidades datan de 1981, cuando se encargaron 12 F-5E y 4 biplazas F-5F, complementados unos años más tarde con otros 5 monoplazas donados por los EE.UU. (y que procedían de una unidad Aggressor de la USAFE).

La flota ha sufrido varios accidentes y en la actualidad se estima que continúan en servicio unos 9 F-5E (precisamente en una fecha tan reciente como el 6 de octubre, se estrelló uno en la zona de Remada) y un par de entrenadores, basados todos ellos en la Base Aérea de Bizerte/Sidi Ahmed.

Se desconoce si han sido puestos al día en algún momento, si bien es cierto que en septiembre de 2013 la DSCA publicó la posible venta de un paquete de modernización de los equipos electrónicos para 12 ejemplares por 60 millones de euros, es probable que dicha mejora se llevase a cabo con el objetivo de mantenerlos unos años más en servicio a la espera de mejores tiempos. El sustituto parece que, tomando como ejemplo las compras que enumeraremos más adelante, probablemente sean F-16 de segunda mano puestos al día (hay quien especula que se ha negociado un paquete de F-16V).

Apoyado a los Tiger, se cuenta también con alrededor de una decena de Aero L-59T, que operan desde la Base Aérea de Sfax/Thyna. Estamos ante una variante del Albatros capaz de proporcionar entrenamiento avanzado y así como de ejecutar misiones de ataque ligero. Estos aparatos fueron adquiridos de segunda mano a la Fuerza Aérea checa, para sustituir a los veteranos Aermacchi MB-326. Antes de su entrega, fueron revisados y puestos a punto, con lo cual estarán en servicio al menos durante la presente década.

El tercer aparato de ala fija capaz de ofrecer cierta capacidad de combate, es el pequeño turbohélice de origen italiano SIAI-Marchetti SF260, en dos versiones, la de combate SW y la de entrenamiento CT. Se desconoce exactamente cuántos sobreviven de ambas variantes, pero la fuerza total debe de rondar la docena y media, los cuales operan desde la misma base que los Aero L-59T.

Estos aparatos, que entraron en servicio a mediados de los años 70 del siglo pasado, van a ser sustituidos por una docena de modernos Beech T-6C Texan II. La DSCA publicó en octubre de 2019 un posible contrato que, si suma todas las opciones ofertadas, llegará a los 234 millones de dólares.

Aero L-59T

Pocos meses más tarde, concretamente en febrero de este mismo año, se publicó una segunda parte de dicha compra. Esta última sumaba otros 4 aparatos de la variante armada AT-6C Wolverine, completada con un importante y variado número de municiones avanzadas, con lo cual el importe de estos cuatro aparatos y sus equipos asociados llegaba a la nada despreciable cifra de casi 326 millones de dólares.

No cabe duda que será un aparato al que se le puede sacar mucho partido, en especial si se le combina con un cierto número de UAVs, para realizar vigilancias armadas contra posibles grupos de insurgentes procedentes de la turbulenta frontera libia. Para ello contarán con un armamento muy avanzado, como bombas guiadas por láser y/o GPS de 125 o 250kg, o los precisos cohetes guiados de bajo coste de 70mm APKWS.

Hace un tiempo corrió el rumor de una posible entrega por parte de EE.UU., supuestamente como gesto de apoyo hacia los esfuerzos contraterrorismo en el Norte de África, de entre 2 y 4 Cessna AC-208 Combat Caravan. Estas se dedicarían a realizar tareas de vigilancia/ataque ligero (recordemos que pueden llevar varios misiles Hellfire), aunque por el momento no hay confirmación oficial.

Para tareas ISR, si que ha trascendido que el AFRICOM entregará un par de Beech Model 360ER Super King Air dotados con equipos de reconocimiento, y que complementarán a un sistema de vigilancia electrónica con base a sensores, cámaras TV e IR, detectores de movimiento, etc., que está siendo instalado a lo largo de la frontera con Libia. Estas vendrían a complementar a la docena de avionetas ligeras Maule MX-7-180B, que están especialmente dedicadas a tareas de vigilancia de fronteras, gracias a estar equipadas con una torreta FLIR y un buen equipo de comunicaciones, y que fueron entregadas en 2016 como parte de un paquete de ayudas estadounidense de cerca de 20 millones de dólares. Normalmente vuelan desde Ramada o Túnez-Cartago, pero dada su ligereza lo cierto es que pueden operar desde superficies sin mucha preparación o equipos de apoyo, lo que unido a su bajo coste operativo, les hace ser un valioso recurso en la lucha frente al contrabando o contraterrorista.

La escuela de aviación asentada en Bordj-El Amri, cuenta con una mezcolanza de aeroplanos de los tipos PA-28, TB-9, TB-10 y TB-20, que proporcionan el entrenamiento básico para las futuras tripulaciones, tanto de ala fija como las destinadas a helicópteros.

En cuanto a aeronaves de apoyo, desde la Base de Bizerte/Sidi Ahmed operan alrededor de media docena de Hercules procedentes del mercado de segunda mano de EE.UU. y que han ido siendo adquiridos en distintas ocasiones, aglutinando modelos de los tipos C-130B, E y H. Fueron complementados con una pareja de modernos C-130J-30 en 2014, siendo el primer País del continente africano en operar la variante más avanzada del Hercules hasta la fecha, si bien este dueto opera desde Cartago. En esta última base también se asientan un quintento de transportes ligeros LET L-410UVP-E20. Para transporte VIP hay un Boeing 737, el cual probablemente haya sido dotado del sistema de portección AMPS (Airborne Missile Protection System) de la empresa israelí Bird Aerosystems, y una pareja de Falcon 20.

Lockheed C-130B

La flota de Hercules va a ser reforzada gracias a los Excess Defence Articles de los EE.UU., según se publicó en 2019 seleccionaron una pareja de C-130H, con los cuales se van a permitir dar de baja aparatos más antiguos. El coste de la operación será de alrededor de 24 millones de dólares, con lo que se puede afirmar que ha sido una compra bastante acertada.

Un apartado bastante confidencial es el referente al uso de UAVs. No hay una confirmación oficial, pero hace unos años y gracias a las tomas de Google Earth, se descubrió un MQ-1 Predator en la Base Aérea de Sidi Ahmed. Se sospecha que forma parte de una unidad de cuatro aparatos adquirida con el beneplácito del AFRICOM. Por otro lado, en su momento si que se adquirieron media docena de UAVs VTOL Schiebel Camcopter S-100. Como complemento de estos aparatos, en 2019 se firmó un contrato con la empresa turca TAI, para adquirir 6 unidades del UCAV Anka y 3 unidades de control, por un montante de 80 millones de dólares. Las entregas deberían realizarse en breve (siempre y cuando la empresa turca no vea afectada su producción por los distintos embargos internacionales a los que está siendo sometida como consecuencia de las aventuras del presidente Erdogan).

Schiebel Camcopter S-100

Pasamos a realizar un repaso somero de las aeronaves de ala rotatoria. En los últimos años han mejorado sustancialmente sus capacidades gracias a la adquisición de distintos aparatos de segunda mano en EE.UU.

Desde Bizerte/La Karouba operan alrededor de dos docenas de Bell 205 y de sus hermanos, fabricados bajo licencia en Italia, Agusta-Bell AB205. Una pequeña fracción de los mismos ha sido modernizada, añadiendo un FLIR Star Safire III y equipos ISR de la empresa Vislink. Parece que los fondos habrían procedido del AFRICOM estadounidense. En esta misma base también se asienta una docena de UH-60M, adquiridos de segunda mano al US Army y que han ido complementando y sustituyendo a una docena y media de Sikorsky S-61R/HH-3E en misiones de transporte. Apoyando a esta fuerza parece que aún sobreviven alrededor de media docena de SA.313 Alouette II y otros tantos SA.316 Alouette III. Se desconoce el estado del solitario AS365N Dauphin II.

Sin duda el aparato más avanzado de ala rotatoria es el OH-58D Kiowa Warrior. 24 ejemplares de segunda mano se adquirieron hace unos años procedentes del US Army, aunque aún no han debido de entregarse todos. Con una dotación de armamento avanzado, como misiles Hellfire o cohetes guiados por láser APKWS, suponen un valioso y potente modelo, muy eficaz en tareas de observación y reconocimiento. Son aparatos ideales para vigilancia de fronteras, sin descuidar que, gracias a su moderno armamento, son la punta de lanza en misiones de ataque, contracarro o de observación a favor de las unidades del Ejército de Tierra. Aunque han sido observados desplegados en pequeños grupos cerca de la línea fronteriza con Libia, oficialmente esta unidad opera desde el aeródromo de Gafsa.

Bell OH-58D

En Cartago se asientan cuatro AB-412, a los que han sumado un trío de Bell 429 Global Ranger que se encargan de apoyar operaciones de la unidad especial de la Guardia Nacional perteneciente al Ministerio del Interior

Otra media docena de Gazelle, especializados en tareas contracarro, opera desde Sfax/Thyna, junto a unos pocos AS350B Ecureil. Es de suponer que todos ellos causen baja cuando se completen las entregas de los Kiowa.

Al igual que como veremos con Marruecos, el 30 de septiembre el Túnez firmó un acuerdo de cooperación militar con EE.UU. con una vigencia de una década, en la cual se comprometen a mejorar el entrenamiento de las FAS tunecinas frente a futuras amenazas, y es que Washington ha declarado que considera a Túnez como un aliado cada vez más importante y leal. Por tanto no es descartable que en breve veamos aparecer nuevos contratos o cesiones de armamentos avanzados, siguiendo la línea de los T-6, AT-6 o los OH-58D. El más llamativo sería sin duda alguna el sustituto de los Tiger.

Aero L-59T

Fuerza Aérea Argelina

(al-Quwwat al-Jawwiya al-Jaza’iriya)

Cualquier aficionado a los temas militares sabe perfectamente que Argelia es poseedora de una de las mayores y más avanzadas Fuerzas Armadas del continente africano. Su principal proveedor es Rusia, heredera de las tradicionales compras planificadas con la Unión Soviética, si bien en los últimos años hemos asistido a una apertura hacia otros mercados, en especial China e Italia. También, aunque pueda parecer sorprendente, de los EE.UU.. Todo ello parece ser consecuencia de una cierta insatisfacción no tanto con la calidad de los últimos equipos adquiridos sino más bien con el apoyo técnico que reciben de Rusia.

A pesar de ello, el principal vector de la Fuerza Aérea es de origen ruso. Se trata del excelente cazabombardero polivalente Sukhoi Su-30, en una variante específica denominada Su-30MKA, que incorpora ciertos equipos franceses. En la actualidad tienen unos 60 aparatos en servicio, a los que se van a añadir otros 16 tras un contrato firmado hace un par de años.

Operan desde cuatro bases, todas ellas dependientes de la 12e Escadre de Defense Aerienne. En Aïn Beida se asienta el 121e Escadron de Defense Aerienne, en Ouargla lo hace el 122e Escadron de Defense Aerienne, el 123e Escadron está en la Base aérea de Tamanrasset/Aguernar (Hadj Bey Akhamok) y por último, el 124e Escadron opera desde Reggan.

Las misiones encomendadas son: 1) defensa aérea, tarea para la cual están dotados de misiles R-27R/T (AA-10 Alamo) de medio alcance y guía IR o SARH, R-27ER de largo alcance y guía semi-activa, R-73 (AA-11 Archer) de corto/medio alcance y guía IR o los R-77 (AA-12 Adder) de medio alcance y guía radar activa; 2) reconocimiento; 3) supresión de las defensas antiaéreas mediante misiles Kh-58 (AS-11 Kilter); 4) ataque a objetivos de alto valor, con misiles como el Kh-29 (AS-14 Kedge) o el de crucero Kh-59 (AS-13 Kingbolt) y Kh-59ME (AS-18 Kazoo) o; 5) ataque antibuque con los Kh-31 (AS-17 Krypton). Otro armamento que no está claro si ha sido integrado, aunque se realizaron varias pruebas, es el misil de crucero Denel Raptor II de origen sudafricano.

Sukhoi Su-30MKA

El siguiente modelo por número de unidades es el polivalente MiG-29, modelo que estuvo rodeado de polémica en cuanto a su adquisición. A principios de 2006 se firmó un acuerdo para la adquisición de 28 MiG-29SMT monoplazas y 6 biplazas. Tras ser entregados y empleados durante un par de años, los técnicos argelinos descubrieron una turbia trama no aclarada a día de hoy que incluía el uso de piezas de segunda mano en aparatos supuestamente nuevos. Finalmente, en 2008 Argelia devolvió quince MiG-29SMT que ya estaban prestando servicio en el seno de la Fuerza Aérea argelina a Rusia, alegando incumplimiento de contrato (personalmente me inclino a pensar que esa fue la excusa dada para devolver las aeronaves, y poder adquirir una plataforma más avanzada de la familia Flanker). En compensación Rusia ofreció algunas baterías de misiles S-300PMU a un precio muy atractivo.

Por otro lado, Argelia había adquirido de segunda mano 36 MiG-29S más algunos biplazas MiG-29UB a Ucrania y Bielorrusia a mediados de los 90. Estos fueron modernizados entre 2011 y 2013, junto a un puñado de biplazas MiG-29UB. En la actualidad se estima que hay alrededor de 32 aparatos supervivientes (tanto monoplazas como de entrenamiento), los cuales prestan servicio con la 3e Escadre de Défense Aérienne, en el 193e Escadron de Chasse, establecida en la Base Aérea de Bou Sfer. Para retirar los ejemplares más antiguos se han contratado 14 nuevos MiG-29M/M2 y no se puede descartar que en el futuro dicho número se amplíe para relevar a los Fulcrum de primera generación. De estos, precisamente la primera tanda ha sido recepcionada a finales de octubre de este mismo año.

Sukhoi Su-30MKA

Un auténtico dinosaurio aún en servicio es el siempre imponente Foxbat. Sobreviven alrededor de una docena de aparatos de la variante MiG-25PD/PDS, un trío de MiG-25RBSH adquiridos de segunda mano a Ucrania en los 90, destinados al reconocimiento estratégico y tres biplazas para entrenamiento y conversión del modelo MiG-25UB.

En la Base de Ain Oussera, pertenecientes al 5e Escadre de Reconnasissance et de Guerre Electronique se encuentran el 120e Escadron de Defense Aerienne con MiG-25PDS y UB y el 515e Escadron de Reconnaissance et de Guerre Electronique con los RBSH. Debemos destacar que el 120e Escadron mantiene dos pequeños destacamentos permanentes, uno con 3 o 4 MiG-25PDS en la Base Aérea de Béchar/Boudghene Ben Ali Lotfi y otro con 2 o 3 aparatos en la Base aérea de Tindouf (desde donde, en los 80, dieron bastantes dolores de cabeza a los interceptores marroquíes). En ambos casos las aeronaves van rotando con las de la Base principal conforme necesitan pasar sus periodos de mantenimiento.

Estos aparatos se mantienen en vuelo por su capacidad como interceptores apoyada en su altísima velocidad, pero a nadie se le escapa que estamos ante un modelo obsoleto en la actualidad, no sólo por sus equipos electrónicos, sino también por su armamento, y que deberá ser sustituido en breve. El candidato que más ha sonado últimamente es el Sukhoi Su-35, del que hay rumores de una posible adquisición de 14 ejemplares. Incluso se ha hablado del Su-57, modelo que también parece haber despertado el interés argelino.

A pesar de la incorporación de los modernos Su-30, se puede afirmar que el componente de ataque táctico lo continúan formando las dos docenas de los bombarderos de con ala de geometría variable Sukhoi Su-24, que fueron modernizados hace unos años a la variante Su-24M2. Esta última, muy similar a la operada por Rusia, les permite usar prácticamente la misma panoplia de armamento aire-tierra que los Flanker.

El grueso de la fuerza se encuentra en la Base de Laghouat, dentro de la 4e Escadre d’Appuis Pénétration, subdidivididos en los Escadrones d’Appuis Pénétration 274e, 284e y 294e. La 4e Escadre suele desplegar de manera cuasi-permanente un cuarteto de Su-24M2 en la Base Aérea de Tamanrasset/Aguenar. Además hay un puñado de aparatos para guerra electrónica del model Su-24MRK2 también puestos al día y que operan en el 5e Escadre de Reconnasissance et de Guerre Electronique, bajo el 525e Escadron de Reconnaissance et de Guerre Electronique. Es probable que en el futuro estos Fencer sean relevados por un numero similar de Su-34 Fullback.

Es probable que en el futuro los Fencer argelinos sean relevados por un numero similar de Su-34 Fullback

El componente dedicado a entrenamiento y formación de pilotos dispone también de un sensible número de aviones susceptibles de ser armados para misiones de ataque al suelo. El más numeroso de estos aparatos es el Aero L-39, en dos variantes, la básica L-39C sin armamento, bastante antigua y que se supone está en proceso de retirada tras adquirir nuevos modelos, y unos 30 L-39ZA con aviónica puesta al día y que poseen cierta capacidad de ataque. La gran mayoría se agrupan en la Base de Mechria, bajo la 2e Escadre d’Entrainement, en el 620e Escadron d’entrainement Avancée. Sin embargo, un pequeño número de los antiguos L-39C y algunos ZA están en Tafaroui, en la 8e  Escadre d’Entrainement del 618e Escadron d’entrainement Avancée.

Para retirar a las aeronaves más antiguas se cursó un pedido de 16 Yak-130, que sirven también desde Mechria, bajo la 2e Escadre d’Entrainement (se desconoce el número de escuadrón). Es de suponer que en un futuro se adquieran más ejemplares para ir dando el relevo paulatino a todos los Albatros.

Para el entrenamiento más básico se utilizan dos modelos de procedencia checa, pero ensamblados en el propio país africano. Se trata de los Firnas F-142 (desarrollo del Zlin Z-142) y del Safir S-43 (a su vez desarrollado partiendo del Zlin Z-43), se estima que hay una veintena de cada modelo.

Todos ellos se encuentran en Tafaroui, también la 8e Escadre d’Entrainement, 618e Escadron d’entrainement Avancée, sirviendo en 2 escuadrones, los 658e y 6783 Escadron d’Ecolage Basique. En esta última se forman los futuros pilotos de polimotores, bajo el 640e Escadron d’Entrainement Primarire, utilizando unos pocos Beech C90 y Beech 200.

Ilyushin Il-76TD

La aviación de transporte cuenta con una abigarrada mezcla de aviones americanos y soviéticos integrados en distintas escuadras.

El caballo de batalla lo componen 3 Il-76MD y 9 Il-76TD, operando desde la Base de Boudarik, dentro de la 7e Escadre de Transport Tactique et de Ravitaillement en vol, bajo el 347e Escadron de Transport Stratégique. Por otra parte, los 6 cisternas Il-78M lo hacen en el 357e Escadron de Ravitaillement en Vol, aunque ocasionalmente también operan desde la Base Aérea de Laghouat. Debemos señalar que tanto los Su-24 como los Su-30 pueden servir como cisternas tácticos gracias al uso de pods del tipo “buddy-buddy”.

En la misma base y para tareas de menor volumen se cuenta con 14 Hercules de las variantes C-130H y C-130H-30 (de fuselaje alargado). Pertenecen a la 2e Escadre de Transport Tactique et Logistique, en los 312e, 322e y 323e Escadron de Transport.

Bajo tutela de la 2e Escadre también encontramos cuatro EADS-Casa C-295, operando en el 590e Escadron de Transport Tactique (en muchos sitios apuntan la adquisición de otros 4 C-295 Persuader para patrulla marítima, pero dicha venta se paralizó hace años). También esta Escadre opera varios Beech 200 para estafeta.

Lockheed C-130H

Para finalizar con la Base de Boufarik, debemos señalar que aquí se encuentra el Groupment de Liasons Aériennes Ministérielles, es decir, el grupo de transporte VIP. Dicho grupo tiene una mezcolanza de aeronaves como por ejemplo un Airbus A340-500, varios Gulfstream de los tipos G-IV y G-V, una pareja de C-295 con interior VIP, un solitario ATR72-600 y un par de AW101 también configurados para personalidades importantes.

En lo concerniente a las tareas de patrulla y vigilancia electrónica, Argelia cuenta con dos destacamentos operando 6 Beech 1900HISAR/MMSA en las Bases de Ouargla y Tamanrasset, ambos bajo un Escadron de Reconnaissance no desvelado. Con menores capacidades dispone de otros 6 Beech King Air 350ER con el sistema de observación ATOS de Leonardo.

Para enriquecer este resumen, diremos que hace un tiempo se viene rumoreando la posible adquisición de 5 “cañoneros” MC-27J Spartan, los cuales además de misiones de ataque también pueden operar como aeronaves ISR/ISTAR.

Últimas entradas de Roberto Martín Jiménez (ver todo)

 


Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial Ejércitos.

Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier medio sin licencia otorgada por la editorial. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la editorial.


 

Be the first to comment

Leave a Reply