Ceuta y Melilla: ¿una defensa imposible?

¿Está todavía España en posición de defender estas ciudades y el resto de territorios norteafricanos o, por el contrario, el programa de rearme marroquí ha inclinado definitivamente la balanza del lado de Rabat?

Por más que en las últimas décadas España se haya implicado en conflictos a miles de kilómetros de la Península, lo cierto es que las preocupaciones fundamentales para nuestra seguridad siguen estando más allá del Estrecho y a lo largo del denostado eje Baleares-Estrecho-Canarias. Sin la creciente debilidad relativa de España frente a sus vecinos del sur, reclamaciones como la efectuada por Marruecos a propósito de las aguas canarias serían impensables. Fotografía - José Rambaud.

Ceuta y Melilla

¿Una defensa imposible?

Roberto Gutiérrez

Una guerra entre España y Marruecos parece impensable a día de hoy siendo como son ambos estados importantes socios comerciales y contando con aliados en común como Francia o Estados Unidos. Con todo, cualquier cambio en la política interna marroquí o en la arena internacional podría precipitar un enfrentamiento que vaya más allá del terreno diplomático, pues existen importantes fricciones en temas clave como las aguas territoriales o la soberanía sobre Ceuta y Melilla. ¿Está todavía España en posición de defender estas ciudades y el resto de territorios norteafricanos o, por el contrario, el programa de rearme marroquí ha inclinado definitivamente la balanza del lado de Rabat?

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

 


Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial Ejércitos.

Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier medio sin licencia otorgada por la editorial. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la editorial.


 

Be the first to comment

Leave a Reply