Polonia recibe sus primeros lanzacohetes M142 HIMARS

Primeros MLRS M142 HIMARS llegados a Polonia. Fuente - Gobierno de Polonia.
Primeros MLRS M142 HIMARS llegados a Polonia. Fuente - Gobierno de Polonia.

El Ejército polaco ha recibido las primeras unidades del MLRS M142 HIMARS adquiridas en virtud de un acuerdo firmado con los Estados Unidos en 2019. Tendrán como destino la 16ª División Mecanizada, unidad que desplegará los nuevos sistemas al este de Polonia. Se espera que este país adquiera varios centenares de MLRS en los próximos años y, también, que se cree una «Academia HIMARS» específica para la formación de sus artilleros, mecánicos y del personal a cargo de la logística relacionada con la operación de estos lanzacohetes.

Durante la jornada de ayer, el Gobierno polaco publicó una entrada en su página web haciendo referencia a la reciente entrega de los primeros cinco lanzacohetes M142 HIMARS, sistemas que tendrán como destino inicial la 16ª División Mecanizada del Ejército Polaco, dirigiéndose directamente a la protección de las fronteras orientales del país.

En la misma noticia se recogen las declaraciones del viceprimer ministro y ministro de Defensa polaco, Mariusz Błaszczak, durante una visita a la 1º Base de Aviación de Transporte, situada en Vardovia, en la cual se llevó a cabo la ceremonia de recepción de los primeros M142 HIMARS, resultado de un contrato firmado con los Estados Unidos en febrero de 2019. A este seguirán en el futuro nuevos acuerdos, pues el país de Europa del Este prevé la adquisición de varios centenares de MLRS no solo estadounidenses, sino también surcoreanos aunque, en este caso, con un alto grado de transferencias industriales.

Según las declaraciones de Błaszczak:

«Hoy estamos aceptando HIMARS para el ejército polaco. Este equipo está probado en manos de los ucranianos al detener la invasión rusa. (…) Esta arma irá a la parte noreste de nuestro país, a la 16ª División Mecanizada. Su tarea será disuadir al agresor y fortalecer al ejército polaco en el flanco oriental de Polonia y en el flanco oriental de la Alianza del Atlántico Norte», dijo el viceprimer ministro Mariusz Błaszczak».

A lo anterior añadió, en referencia a la forma en la que está evolucionando la artillería en los últimos años y especialmente a raíz de lo visto en Ucrania:

«Estamos viendo lo que está pasando en Ucrania. La artillería juega un papel clave en esta guerra, en el rechazo de la invasión rusa. Por lo tanto, la capacidad de atacar a larga distancia es, sin duda, importante para la fuerza del Ejército polaco. De ahí nuestros esfuerzos relacionados con el aumento de estas capacidades dentro del Ejército. […] «¡Es una arma muy buena! Esta es un arma que, en manos de los excelentes artilleros polacos constituirá un argumento importante para disuadir al agresor ruso. (…) Somos optimistas de que será posible firmar un contrato relativo a la adquisición de más lanzadores para el ejército polaco lo antes posible. Por lo tanto, en un tiempo relativamente corto, tendremos una gran potencia de fuego, un gran refuerzo de la artillería polaca».

Más interesante si cabe, el ministro anunció la creación de una «Academia HIMARS» en el país que servirá para formar al personal del Ejército no solo en todo lo relacionado con el uso de estos sistemas de armas, sino también con la logística de los mismos o su mantenimiento.

Respecto al M142 HIMARS, variante a ruedas desarrollada a partir del MLRS M270, se trata de un sistema que ha demostrado su valía en la guerra de Ucrania, gracias a su combinación única entre: 1) ligereza (lo que le confiere una gran movilidad estratégica pudiendo ser transportado a bordo de aviones de transporte C-130 Hercules; 2) versatilidad, al poder utilizar distintos tipos de municiones desde un mismo vehículo lanzador con la comodidad de que todas ellas van integradas en sus respectivos pods y; 3) precisión, que se mide en un círculo de error probable de entre 2 y 2,5 metros a 70 kilómetros en el caso de los cohetes guiados GMLRS.

Además, en los últimos tiempos se han venido desarrollando nuevas soluciones que permitirán extender más si cabe el alcance de los M142 HIMARS, caso de: 1) las bombas planeadoras propulsadas por cohete GLSDB (Ground-Launched Small Diameter Bomb) con hasta 150 kilómetros de alcance y: 2) los misiles PrSM (Precision Strike Missile) que podrían llegar según algunas fuentes a los entre 500 y 650 kilómetros de alcance, doblando así el de los ATACMS (Army Tactical Missile System) y beneficiándose de un coste inferior, un tamaño más reducido, una precisión a priori mayor y la posibilidad añadida de ser utilizado como misil antibuque.

Be the first to comment

Leave a Reply