Sikorsky ha entregado ya 5.000 helicópteros de la familia Hawk

Unidad número 5.000 de la familia Hawk, concretamente un Sikorsky UH-60M Black Hawk para el US Army producido en la planta que la empresa posee en Stratford, Connecticut. Fuente - Sikorsky.
Unidad número 5.000 de la familia Hawk, concretamente un Sikorsky UH-60M Black Hawk para el US Army producido en la planta que la empresa posee en Stratford, Connecticut. Fuente - Sikorsky.

Sikorsky, una compañía perteneciente al gigante estadounidense de la defensa Lockheed Martin, alcanzó un auténtico hito el pasado 20 de enero, al entregar al US Army el que sería el 5000º helicóptero de la familia Hawk, concretamente un UH-60M Black Hawk. Una noticia que coincide con la celebración del centenario de la empresa, que comenzó su andadura en 1923.

Los helicópteros de la familia Hawk, pese al gran número de unidades fabricadas y que llevan décadas en servicio, siguen logrando importantes contratos (el más reciente de 40 unidades para Australia). De hecho, son decenas los clientes de todo el mundo dependen de la plataforma Black Hawk y sus derivados, incluidos los helicópteros de operaciones marítimas MH-60R/S, los helicópteros multimisión MH-60T, los helicópteros de rescate HH-60W y los S-70 Black Hawk.

«Sikorsky, como empresa, ha sido forjada por el Black Hawk«, según declaró el Presidente de la compañía, Paul Lemmo, a lo que agregó que: «El Black Hawk y sus variantes ofrecen cuando la fiabilidad y el rendimiento no son negociables. Los helicópteros de la familia Hawk continúan demostrando su versatilidad y capacidad con la incorporación de los últimos avances tecnológicos».

Desde el US Army, de largo el mayor operador de helicópteros Black Hawk del planeta, han querido remarcar el papel clave que esta aeronave sigue desempeñando en el marco de operaciones militares y civiles en todo el mundo, además de su importante contribución a las operaciones conjuntas en todos los dominios.

Así las cosas, el coronel el coronel Calvin Lane, gerente de proyectos de helicópteros en la Oficina Ejecutiva del Programa de Aviación del US Army señaló que: «Durante más de 40 años, el Black Hawk ha apoyado notablemente a los soldados en todas las principales operaciones que el US Army ha ejecutado. […] A pesar de que este modelo de helicóptero ha existido durante más tiempo que la mayoría de los soldados a los que ahora apoya, el US Army planea mantenerlo en servicio de primera línea durante otros 40 años o más».

Declaraciones sorprendentes, en la medida en que el programa Future Vertical Lift sigue adelante, tanto con el FLRAA (Future Long-Range Assault Aircraft), que ha de sustituir a los Black Hawk como con su complemento, el FARA (Future Attack Reconnaissance Aircraft) para tareas de reconocimiento y ataque. Precisamente, lo que el programa FLRAA busca es dotar al US Army de un nuevo helicóptero medio de transporte, que sustituya de manera eficaz a los más de 1.500 Black Hawk en servicio, cuyas primeras variantes alzaron el vuelo hace más de 40 años, si bien es cierto que la edad media de la flota es mucho menor, ya que se han continuado adquiriendo unidades nuevas todos los años.

La más reciente de estas se corresponde con los UH-60M Black Hawk, cuyo desarrollo como versión actualizada del UH-60L fue aprobado en 2001, con la idea de extender la vida útil de estos aparatos hasta bien entrada la década de 2020. Para ello incorporan motores T700-GE-701D, palas de rotor mejoradas e instrumentación electrónica de última generación, así como nuevos sistemas de control de vuelo y navegación.

Tras aprobarse por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos la producción inicial a bajo ritmo en primavera de 2006, las primeras 22 unidades fueron entregadas ya en julio de ese año, tras lo cual se aprobó la producción a pleno rendimiento al año siguiente, seguida de un contrato de cinco años destinado a la fabricación de 1.227 aparatos en diciembre de 2007.

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply