Rheinmetall comienza la construcción de una fábrica de municiones en Hungría

Infografía de la futura planta de producción de municiones de Rheinmetall en Várpalota. Fuente - Rheinmetall
Infografía de la futura planta de producción de municiones de Rheinmetall en Várpalota. Fuente - Rheinmetall.

El gigante alemán de la defensa Rheinmetall, que recientemente se ha hecho con la española Expal, continúa expandiendo su capacidad de producción de municiones, con la intención de eliminar la dependencia de estados como Suiza, cuyo veto a la exportación de determinados calibres le ha provocado numerosos problemas en fechas recientes.

Para ello se ha embarcado en la construcción de una nueva planta de producción en la localidad húngara de Várpalota, en donde la Joint venture Rheinmetall Hungary Munitions producirá municiones para varios sistemas en cooperación con el el gobierno de este país de Europa del Este.

De esta forma, Rheinmetall además de comenzar el próximo año la producción de munición de 35mm para los vehículos de combate de infantería Lynx en el país en la planta que ya posee en Zalaegerszeg, en el centro del país, podrá también fabricar disparos para los carros de combate Leopard 2 (120mm) y los obuses PzH 2000 (155mm) en Várpalota.

Una vez la fábrica se ponga en marcha, parte de la producción será destinada a las Fuerzas Armadas húngaras, reservándose el resto a la exportación. Se espera que la nueva planta sea capaz de funcionar a pleno rendimiento a partir de 2025. La fabricación de munición no será, en cualquier caso, la única actividad de las nuevas instalaciones, en las que Rheinmetall planea erigir laboratorios para I+D.

Cuando se complete, la fábrica de Várpalota empleará a unas 200 personas, aunque Rheinmetall espera ampliar este número de forma sustancial en el futuro. Según Michael Krebs, director ejecutivo de Rheinmetall Hungary Munitions Zrt.:

«Necesitamos empleados en nuestro equipo con experiencia en producción, garantía de calidad, compras, almacenamiento y logística, mantenimiento y administración de la planta. También estamos buscando específicamente profesionales que estén capacitados y con experiencia en el manejo de explosivos y municiones».

La nueva planta de Várpalota se suma a las que Rheinmetall ya posee en España, Alemania, Italia, Suiza, Sudáfrica y Australia. Con ella, la empresa germana aumenta su implantación en Hungría, en donde está invirtiendo también en un centro de desarrollo anexo a su otra planta en Zalaegerszeg, así como en otras instalaciones en Szeged.

Por otra parte, Rheinmetall también anunció el pasado mes de mayo de 2022 que establecería una empresa conjunta con la compañía 4iG Plc y la empresa estatal húngara HM Electronics, Logistics and Property Management Plc (HM EI Zrt.) para impulsar la digitalización de las fuerzas armadas húngaras, así como las de otros estados miembros de la OTAN.

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply