Guerra de Ucrania – Día 328

T-72B3 en Ucrania. Fuente - @NOELreports.
T-72B3 en Ucrania. Fuente - @NOELreports.

La última jornada de guerra en Ucrania hasta la fecha ha vuelto a ser intensa. No tanto por lo ocurrido sobre el terreno, como por las noticias a nivel político, tanto en el interior de Ucrania como en la arena internacional. En primer lugar, en Ucrania, la salida como asesor presidencial de Oleksiy Arestovich a consecuencia de sus declaraciones sobre el impacto del misil ruso sobre el edificio residencial de Dnipró, en el que se han recuperado ya 44 cuerpos. En segundo lugar, la elección de un nuevo ministro de Defensa en Alemania, en vísperas de las cruciales reuniones de la OTAN y en Ramstein. Por último, los nuevos anuncios de ayuda militar y la llegada de los primeros 3.000 millones de euros de ayuda financiera de la UE a Ucrania.

En las últimas horas, la actualidad de la guerra ha estado más fuera que dentro de Ucrania. El aspecto más importante sigue siendo, una jornada más, lo relativo a la decisión germana sobre la reexportación de Leopard 2. Sobre el particular, hoy el canciller Scholz ha afirmado en una entrevista a Bloomberg que cualquier decisión en este sentido, debe ser colectiva y no individual. El temor germano pasa porque la guerra en Ucrania se convierta en un enfrentamiento entre la Federación Rusa y la OTAN, pese a lo cual asegura que apoyarán a Ucrania con todos los medios a su alcance y durante el tiempo que sea necesario.

La declaraciones no dejan de ser curiosas, pues no aclara si se refiere a una decisión colectiva en el marco UE, OTAN, Ramstein o dónde. Al fin y al cabo, ya han sido varios los estados que se han mostrado a favor del envío de carros de combate a Ucrania, el Reino Unido ya ha dado el primer paso y son cuatro los países que se muestran dispuestos a suministrar sus propios Leopard 2, siempre que desde Berlín levanten el veto a la reexportación. Es muy posible, de hecho, que en la reunión mantenida hoy por vía telefónica entre Scholz y Biden se haya vuelto a tocar el tema, con lo que la presión sobre el canciller alemán no hace sino aumentar.

Diferente es el caso de España, cuyo ministro de Exteriores, José Manuel Albares bueno, quien ha dejado claro que a pesar de que el país posee un buen número de carros de combate Leopard 2A4 almacenados, en este momento no puede suministrarlos a Ucrania, aunque no ha entrado en las razones tras dicha decisión.

Volviendo sobre Alemania, se da la coincidencia de que tras la dimisión de Lambrecht ayer, hoy el país teutón ha conocido a su nuevo ministro de Defensa, Boris Pistorius, cuya postura respecto al envío de Leopard 2 a Ucrania se desconoce por el momento. El de los Leopard, por cierto, no es el único que ha encontrado sobre la mesa al llegar a su nuevo despacho, pues Ucrania ha solicitado a Alemania el envío de aviones de combate Panavia Tornado dados de baja, aparatos que podrías ser muy útiles a la Fuerza Aérea ucraniana para misiones de ataque a tierra.

Mientras tanto, el presidente ucraniano, Zelenski, ha intentado otra vía para cambiar el parecer alemán, hablando hoy con el presidente germano, Frank-Walter Steinmeier, algo que ya le ayudó en el pasado. Así las cosas, lo más probable es que Alemania opte por una decisión salomónica, levantando el veto a la reexportación de Leopard 2, pero enviando desde el país otros sistemas, armas y plataformas y no carros de combate. Esto ayudaría a solventar los problemas ucranianos, país que ha recibido o para el que ya se han comprometido más de 400 carros de combate de la serie «T» soviética y que es consciente de que pocos más hay entre sus aliados que puedan ser enviados, con lo que no queda sino ir dando el paso a carros OTAN.

Sobre los Leopard 2, un par de apuntes. En primer lugar, es evidente que se trata de carros capaces de medirse de tú a tú con cualquier carro ruso en servicio. Ahora bien, los que se envíen a Ucrania no serán precisamente Leopard 2A7 con sistemas de protección activa y todos los aditamentos, sino Leopard 2A4, en algunos casos con pocas modificaciones -quizá en esto llevan ventaja los polacos-. Lo que nos dice la experiencia reciente es que cuando han combatido contra carros de herencia soviética, como en la guerra de Siria, la diferencia no era tanta. No por las características técnicas de estos carros de combate, sino por problemas relacionados con la falta de entrenamiento de las tripulaciones, la falta de apoyos o una doctrina inadecuada.

Precisamente estos son los puntos a vigilar en el caso ucraniano, que por falta de recambios y líneas logísticas adecuadas, capaces de dar mantenimiento, está «quemando» el material enviado a gran velocidad, no tanto por la acción rusa, sino por la imposibilidad de cumplir con el sostenimiento que requieren los modernos sistemas de armas. Lo mismo podría decirse del aspecto doctrinal, por más que se esté ofreciendo entrenamiento a las tripulaciones y estén demostrando su valía. Al fin y al cabo, Ucrania no puede replicar las doctrinas de los EEMM de la OTAN por la simple razón de que carece de los mismos apoyos, en especial el aéreo, con lo que se ve obligada a buscar su propia aproximación.

Respecto a lo ocurrido sobre el terreno en la jornada de hoy, comenzamos como siempre por el norte del frente. Allí, concretamente en Bélgorod, las defensas antiaéreas rusas han vuelto a estar activas, posiblemente contra drones ucranianos en misión de observación y en donde durante la noche se produjo un ataque que podría haber costado la vida a cinco militares rusos.

Respecto a los combates y movimientos, en las últimas horas, los ucranianos habrían consolidado su control sobre Novoselivs’ke, a caballo de la carretera P07 que lleva a Svatove. La lógica dicta que deben hacerse con la localidad vecina de Kuzemivka, bajo control ruso, para de ahí tomar las alturas al este y suroeste de ambas poblaciones, desde donde tendrían vía libre para atacar las carreteras de acceso a Svatove sin depender de la artillería de precisión y largo alcance.

Además de en dicho punto, los combates siguen concentrándose también en torno a Kreminna, con constantes ataques rusos en dirección a Bilohorivka, mientras los ucranianos siguen avanzando entre Dibrova –en donde todavía hay presencia rusa pese a la amenaza de envolvimiento– y Kreminna por el sur.

En el área de Bakhmut hoy se ha registrado un ataque ruso desde Bilohorivka en dirección al terreno vacío entre Berestove y Vesele, sin éxito. Por su parte, los efectivos de Wagner y del Ejército ruso siguen tratando de hacerse con Sil, Krasnopolivka y Blahotdane, resistiendo las líneas ucranianas situadas en paralelo a la carretera T0513 los ataques que llegan desde la recién tomada Soledar.

También se ha vuelto a combatir en el noreste de la propia Bakhmut, así como en dirección a Klischiivka. Además, desde Gorlóvka los milicianos han lanzado un nuevo ataque en dirección a Druzhba, buscando progresar a través de la carretera T0516, sin poder alcanzar esta localidad. Por último, los militares ucranianos en esta zona han recibido hace unas horas 83 nuevos drones DJI Mavic 3, Matrice RTK 300 y Autel EVO II, adquiridos gracias a donativos.

Más intensa si cabe ha sido la jornada en las inmediaciones de Donetsk, en donde los combates vuelven a recrudecerse después de unas semanas de relativo parón. Entre Gorlóvka y Donetsk los milicianos han lanzado un ataque en dirección a Kam’yanka, mientras que en la zona de Pisky han tratado de romper las líneas rusas en Vodyane –en donde parecen haber sufrido cuantiosas pérdidas– y Nevels’ke. También se ha combatido en Mariinka y en dirección a Pobjeda. Además, en esta zona se ha producido un incendio acompañado de varias explosiones en la localidad de Khartsyzk, bajo control ruso.

Mapa de situación de la guerra de Ucrania actualizado a 17 de enero de 2023. Fuente – @War_Mapper.
Mapa de situación de la guerra de Ucrania actualizado a 17 de enero de 2023. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Por añadidura a lo expuesto en la sección anterior respecto a los Leopard y continuando con la ayuda militar, el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha sido recibido en la Casa Blanca por el presidente Joe Biden. Tras su encuentro el líder neerlandés ha anunciado que su país enviará un sistema de defensa área Patriot. Una visita que, además, se produce tras la segunda llamada del año entre Rutte y Zelenski ayer. 

Sobre la ayuda de Países Bajos, cabe recordar también que para este año 2023 ya han asignado 2.500 millones de euros para asistir a Ucrania y, en su gran mayoría, en términos militares. 

No obstante, hoy la actividad institucional se ha concentrado en la ciudad suiza de Davos con ocasión de la reunión anual del Foro Económico Mundial, en el que ha intervenido la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, para presentar la Fórmula de Paz ideada por el presidente Zelenski. 

De igual modo, durante su intervención ha advertidos a los líderes mundiales y ejecutivos que no todos están usando su influencia para ayudar más a su país todo lo posible:

“Lo que todos ustedes tienen en común es que son genuinamente influyentes. (…) Pero hay algo que los separa, a saber, que no todos usan esta influencia, o a veces la usan de una manera que los separa aún más”. 

Siguiendo con Ucrania, el jefe de la Presidencia de Ucrania, Andriy Yermak durante su discurso por videoconferencia ha instado a los socios a apoyar la instauración de un Tribunal Internacional Especial para el crimen de agresión ruso contra Ucrania. Sostiene que “Ninguna victoria está completa sin la restauración de la justicia. Eso significa que los culpables deben ser castigados y los daños que han causado deben ser indemnizados. Se debe prevenir la repetición de delitos”.

Según Yermak, Ucrania ha registrado 80.000 crímenes cometidos por las tropas rusas, incluidos los asesinatos de más de 9.000 civiles contando entre estas víctimas a 453 menores. 

Por el momento, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE), el Parlamento Europeo, la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, el Seimas de Lituania, los Parlamentos de Estonia, Países Bajos, República Checa y Letonia apoyan esta iniciativa. Yermak también ha comentado que se están tomando decisiones similares en Estados Unidos y Alemania, y que el Consejo Europeo ha comenzado a trabajar en el mecanismo para establecer el Tribunal. Aún así, subraya la necesidad de contar con un apoyo internacional consolidado que se vea traducido en una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

Por otra parte, el ministro de Exteriores Dmytro Kuleba ha instado al Parlamento Europeo a que adopte una resolución en este sentido en su primera sesión plenaria en Estrasburgo esta semana. 

Según el vicepresidente de la Oficina de la Presidencia, Andrii Smyrnov, el plazo que estiman para la instauración del tribunal es de un año o un año y medio, y teniendo en cuenta los apoyos ya recibidos considera que “en comparación con los ejemplos históricos del establecimiento de tribunales relevantes, nos estamos moviendo a una velocidad hipercósmica”. 

Respecto a la Oficina de la Presidencia, hay que destacar como hemos adelantado en la entradilla que durante la jornada de hoy ha dimitido el asesor Oleksii Arestovych como consecuencia de las declaraciones -calificadas por Ucrania como falsas- en las que aseguraba que la defensa aérea ucraniana había alcanzado un misil ruso antes de que impactase contra el edificio residencial en la localidad de Dnipró, provocando una explosión que ha costado la vida al menos a 44 personas. 

Por otro lado, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha instado a los asistentes a seguir apoyando a Ucrania: “Es una oportunidad perfecta para emprender inversiones y reformas que allanen el camino de Ucrania hacia la Unión Europea. (…) Y mi llamamiento es: necesitamos toda la ayuda posible. Ucrania merece tener todo el apoyo posible”. Asimismo, ha aprovechado la ocasión para presentar un nuevo plan industrial de tecnología limpia a la luz de los desafíos planteados por Estados Unidos y China. 

Un discurso que coincide con el día en el que la Comisión Europea ha desembolsado el primer tramo de 3.000 millones de euros del paquete de asistencia macrofinanciera+ (MFA+) que ascenderá hasta 18.000 millones en 2023. Gracias a este instrumento Ucrania podrá seguir afrontando los pagos de salarios y pensiones, así como mantener en funcionamiento servicios públicos esenciales como hospitales, escuelas y viviendas para personas que han tenido que ser reubicadas. Además, estos fondos podrán destinarse a garantizar la estabilidad macroeconómica y restaurar la infraestructura crítica. 

A diferencia de las “operaciones de asistencia macrofinanciera estándar” la Comisión subraya que el MFA+ ofrece una mayor flexibilidad y condiciones de préstamo más favorables para Ucrania. En particular, Kiev deberá reembolsar los préstamos en un máximo de 35 años a partir de 2023. La UE se ofreció a cubrir los costes derivados de los tipos de interés, y los Estados miembros y terceros países pueden aportar más fondos al instrumento que posteriormente serán empleados como subvenciones. El objetivo sería poder canalizar los fondos a través del presupuesto de la UE y actuar de una forma más coordinada. 

Volviendo sobre la conferencia en Davos, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, también ha intervenido hoy y ha enfatizado que Occidente debe enviar el mensaje al líder ruso de que “apoyaremos [a Ucrania] todo el tiempo que sea necesario: 5, 10, 15 años, cueste lo que cueste, apoyaremos a Ucrania y esto no se detendrá”. 

También ha habido ocasión de discutir sobre la seguridad alimentaria. Al respecto, el jefe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas ha reiterado que 350 millones de personas están al borde de la inanición, cifra que dista mucho de la de 2017 en la ascendía a 80 millones.

Del lado ruso, tal y como se anticipó, el presidente Putin ha presentado el proyecto de ley a la Duma estatal en virtud del cual se propone terminar su participación en 21 acuerdos internacionales debido a que ya no es miembro del Consejo de Europa. Por tanto, entre los acuerdos que ya no serán aplicables a Rusia figuran el Estatuto del Consejo de Europa (1949), el Convenio Europeo par la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales (1950) o el Convenio Europeo para la Represión del Terrorismo (1997).

Por último, una misión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) se encuentra ya en la planta de energía nuclear de Pivdennoukrainsk, al sur de Ucrania, para “ayudar a garantizar la seguridad nuclear y la protección durante el conflicto en curso”. 

Relacionado con lo anterior y derivado del impacto de la guerra, la Unión Europea ha asignado 242 millones a Finlandia para establecer por primera vez una reserva contra las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares con acceso por parte de todos los Estados miembros. La reserva incluirá equipos de rescate y suministros, tales como antídotos y medidores de radiación y que podrá usarse a partir de 2024. Más concretamente, se prevé que los suministros lleguen al área afectada en un plazo de 12 horas desde que se acepte la oferta de asistencia. 

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply