Airbus y Dassault competirán por construir los futuros aviones franceses de Patrulla Marítima

Airbus A320Neo. Fuente - Airbus.
Airbus A320Neo. Fuente - Airbus.

La Direction Générale de l’Armement (DGA) francesa ha encargado a las empresas Airbus y Dassault sendos estudios relativos a la arquitectura del sistema de sus futuros aviones de Patrulla Marítima. Los estudios se realizarán sobre la base, respectivamente, de los Airbus A320neo y Falcon 10X, quedando abierto el programa a la colaboración con terceros países.

Eso es lo que se desprende de un tuit compartido por la agencia gala el pasado 12 de enero de 2023 en el que se explica también que cualquiera de las soluciones propuestas debe permanecer abierta a la cooperación con otros socios europeos, lo que pone en la diana a España, país que debe recuperar sus capacidades en el ámbito de la patrulla marítima tras dar de baja su último P-3 Orion recientemente.

La Patrulla Marítima francesa sigue basándose en la acción de 22 Breguet Br.1150 Atlantic, aparatos de largo alcance diseñados y fabricados por el fabricante aeronáutico francés Breguet Aviation y que han sido modernizados en diversas ocasiones, la última muy recientemente, pues el conocido como «estándar 6» apenas logró su certificado de operatividad el pasado mes de noviembre de 2018. Lejos de utilizarse únicamente por Francia, estos aparatos han sido adquiridos y operados también por la Marina Alemana, la Fuerza Aérea Italiana, la Marina de Pakistán y la Marina Real de los Países Bajos.

A pesar de que su primer vuelo se produjo en octubre de 1961, los Atlantic franceses en servicio no datan de esta época, sino que son los ejemplares que Dassault Aviation fabricó para la Marine Nacional gala en los 80, conocidos como Atlantique 2 o ATL2. Posteriormente, ya en la década de 1990 se propuso un modelo mejorado, el Atlantique 3, que finalmente nunca se construyó, pues la implosión soviética y el consiguiente descenso en la amenaza que planteaban los submarinos rusos, lo hizo innecesario.

El Breguet Br.1150 Atlantic es un monoplano bimotor con un fuselaje de «doble burbuja» que alberga, en el lóbulo superior un compartimento presurizado para la tripulación mientras que en el inferior se sitúa una bahía de armas de 9 m de longitud. Además cuenta con tubos para sonoboyas a popa de la bahía de armas. Además de lo anterior, los Atlantic cuentan con un radar alojado en un rádomo retráctil bajo el fuselaje, así como con un detector magnético de anomalías situado en la cola del aparato.

Respecto a la propulsión, esta se confía a una pareja de motores turbohélice Rolls-Royce Tyne que mueven sendas hélices de cuatro palas y permiten una velocidad máxima de 650 km/h que es de 315 km/h en el caso de la velocidad de crucero. Su radio de acción se extiende hasta los 4.400 km o 14 horas, persistencia suficiente como para abordar las largas misiones de Patrulla Marítima.

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply