Guerra de Ucrania – Día 323

Carros de combate T-90M. Fuente - @WarMonitors.
Carros de combate T-90M. Fuente - @WarMonitors.

Tras la caída de Soledar en manos de Wagner, desde donde los ucranianos parecen haber logrado evacuar a la inmensa mayoría de sus efectivos dada la ausencia de prisioneros e imágenes de material capturado, ahora la atención se centra en dos puntos: Rozdolivka y Kreminna. La toma de la primera podría servir a las tropas rusas para poner en peligro la línea ucraniana entre Siversk y Bilohorivka. La captura de la segunda permitiría a los ucranianos en el futuro ganar la espalda del despliegue ruso en la región.

Tras la reorganización efectuada ayer en el organigrama ruso y la toma de Soledar, son muchos los que creen que comienza una nueva fase en la guerra, otorgando a esta pequeña localidad un valor estratégico del que carece y obviando que, al menos por ahora, la situación de Bakhmut sigue sin ser de auténtico peligro.

Pese a ello, no cabe duda de que el control de Soledar permitirá a los efectivos de Wagner, pero también al Ejército ruso, explorar nuevas posibilidades en el futuro próximo, más allá del hecho obvio de intentar seguir cercando Bakhmut desde el norte dirigiéndose contra la carretera T0513. De todas ellas, la más cercana a sus intereses pasa por la toma de Rozdolivka, una pequeña localidad situada a 5,5 kilómetros al norte de Soledar.

Como se puede ver en la siguiente imagen, la localidad en sí está situada en una posición poco defendible, rodeada de alturas y con el río Bakhmutkova al oeste. Su toma permitiría a las fuerzas rusas rodear Vesele, una posición que se les ha atragantado desde hace tiempo y, lo que es más importante, amenazar desde el sur la línea de defensa ucraniana en torno a Siversk, en la que han aguantado desde que en verano perdiesen Severodonetsk y Lysychansk.

Se prevén combates duros en las próximas horas y días por el control tanto de Rozdolivka como de Vesele, por más que en fuentes profusas den por hecha su toma sin aportar pruebas por ahora.

Del lado contrario, los ucranianos siguen presionando a los rusos en Kreminna, solo un poco más al norte de Siverk, pero en este caso sí con verdadero valor estratégico, pues es la ciudad que protege el recodo que forma el río Donets. Su captura permitiría a Ucrania contar con un punto de partida inmejorable para amenazar todo el despliegue ruso al este del río, lo que incluye no solo Severodonetsk, sino la posibilidad de avanzar posteriormente bien hacia Lugansk, bien hacia Popasna.

Hablar de Rozdolivka y Kreminna no es casual. Generalmente se asume que Ucrania buscará romper las líneas rusas al sur, tratando de llegar a Crimea o, al menos, a localidades como Melitópol, dividiendo el despliegue ruso en Zaporiyia en dos como paso previo a la recuperación del sur del país, algo harto difícil ahora mismo por las razones que hemos ido comentando en los últimos meses, desde la llegada de Surovikin y el cambio de estrategia ruso.

Sin embargo, ocurra lo anterior o no, parece que de una forma u otra antes se producirá la tan esperada ofensiva rusa. Esta, independientemente de que lancen ataques desde más de una dirección para presentar dilemas al Estado Mayor ucraniano, lo más probable es que se centre en tomar la parte del Donbás que Rusia todavía no controla de ahí la importancia relativa de Bakhmut como punto de partida para un ataque en dirección a Sloviansk-Kramatorsk, así como la de Vuhledar.

Es por eso que la «guerra dentro de la guerra» que se está viviendo en la reducida distancia que separa Bakhmut de Kreminna (50 kilómetros exactos) sea tan importante y de ahí que los ucranianos, que sin lugar a dudas cuentan con más información que cualquier analista OSINT, estén tratando de aguantar las líneas al máximo, para estar en una situación lo más ventajosa posible de cara a lo que pueda venir.

Además, independientemente de dónde procedan los ataques, Ucrania sigue contando con la ventaja de poder operar por líneas interiores sobre un área muy reducida, lo que le permite tanto rotar unidades con relativa facilidad, como mover refuerzos a donde sea necesario, en función de las circunstancias.

Respecto a lo ocurrido hoy sobre el terreno, comenzamos como cada día por el sector más septentrional del frente o más exactamente, al norte del frente, concretamente en Bélgorod, en donde se ha producido un curioso incidente cuando un drone Forpost-RU ruso ha golpeado el tendido eléctrico, sin más consecuencia que la destrucción del aparato.

aquel que coincide con la línea Troits’ke-Svatove-Kreminna. Allí se han registrado combates en la zona de Stel’makhivka, que han sido rechazados por los ucranianos, mientras que estos han vuelto a atacar en dirección a Kreminna, en donde estarían a entre uno y dos kilómetros de las primeras casas al suroeste de la ciudad.

En el área de Bakhmut los combates se han extendido en dirección a Dozdolivka, Krasnopolivka, Blahotdane, Krasna Hora, el oeste de Pidhorodne, el este de Bakhmut y hacia Klischiivka. Los efectivos de Wagner están asegurando sus posiciones en Soledar, a donde tendrán que llevar suministros, mientras intentan progresar en distintas direcciones bajo el fuego de la artillería ucraniana. No se han producido cambios de posición.

En Donetsk los ataques rusos y milicianos se han dirigido hoy apenas contra pisky-Permovais’ke y en dirección a Krasnohorivka, al norte de Mariinka. Sin novedad.

Mapa de situación de la guerra de Ucrania actualizado a 12 de enero de 2023. Fuente – @War_Mapper.
Mapa de situación de la guerra de Ucrania actualizado a 12 de enero de 2023. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Comenzando por las noticias que llegan desde Rusia, el Kremlin ha decidido ampliar la “lista negra” (personal sancionado) incluyendo a un total de 36 políticos, funcionarios de seguridad y periodistas del Reino Unido. 

Según comunica el Ministerio de Exteriores esta decisión se debe al curso “antirruso del gobierno del Reino Unido que continúa empleando activamente un mecanismo de sanciones personales y libra una intensa campaña de propaganda con el objetivo de desacreditar y aislar a nuestro país en el escenario internacional”. 

De igual modo, desde Moscú subrayan que se ven obligados a “recordarles que las acciones hostiles y la retórica agresiva de los funcionarios del Reino Unido no se quedarán sin una respuesta adecuada, mientras que el apoyo al régimen neonazi de Kiev le costará muy caro a sus amos occidentales. La historia nos enseña que no todo el mundo es capaz de comprender hechos obvios”. 

Sobre la ayuda a Ucrania también se ha pronunciado Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, aseverando que “El suministro de armas de ataque a Ucrania no impedirá que nuestro país [Rusia] logre los objetivos declarados de la operación militar especial en Ucrania”. De igual modo, considera que los planes de países occidentales de enviar una mayor gama de armamento a Kiev únicamente son una continuación de una “política intencional de perpetuar y escalar el conflicto, que prolonga el sufrimiento del pueblo ucraniano”. Ha finalizado sus declaraciones reiterando como en ocasiones anteriores que los nuevos sistemas de armas que se entreguen “se convertirán en un objetivo legítimo para Rusia”.

Por otro lado, en la primera reunión del Consejo Permanente de la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE) en 2023 y en la que Macedonia del Norte inaugura su presidencia, el representante de Rusia ha expresado: “Esperamos que la OSCE se ocupe cuidadosamente y con la debida atención de los intereses de todas las partes del arreglo de las situaciones de crisis regional en su área de responsabilidad”. Asimismo, Rusia espera que el equipo de Macedonia del Norte actúe como un “gerente imparcial y transparente”.

Debe recordarse que el pasado 9 de enero, la secretaria de la OSCE, Helga Schmid, defendía tal y como recogimos en nuestro informe que “tiene sentido” que Rusia siga perteneciendo a la Organización para poder mantener los canales diplomáticos abiertos. 

Del lado ucraniano, el asesor de la presidencia de Ucrania, Mikhailo Podolyak, ha vuelto a realizar aclaraciones sobre la postura oficial de Ucrania: 

  1. “La Federación Rusa no debe esperar a que se repita el escenario de 2014: ‘los matamos, nos pagan con sus tierras, nos tomamos un descanso, luego venimos a matarlos de nuevo’.
  2. La guerra terminará en las fronteras de 1991 con un tribunal, reparaciones y cadenas perpetuas.”

Mientras tanto, el presidente Zelenski ha hablado por teléfono con el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, sobre los desafíos de seguridad actuales y le ha agradecido la ayuda humanitaria para Ucrania y la voluntad chipriota de apoyar el aumento de la presión de las sanciones contra Rusia. El día ha continuado con las llamadas al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, y al presidente de Kenia, Williams Ruto con quienes ha hablado sobre la situación en el frente y el apoyo a Ucrania también a través de la implementación de la Fórmula de Paz, y sobre el apoyo del país en Naciones Unidas y la Iniciativa Grano de Ucrania, respectivamente. 

Por su parte, el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, ha mantenido una conversación “fructífera” con su homólogo francés, Sébastien Lecornu, a quien le ha agradecido el apoyo continuado de Francia, así como la decisión de suministrar vehículos AMX-RC10 al Ejército ucraniano. Asimismo, Reznikov le ha trasladado la alta eficiencia de los sistemas Crotale

Oleksii Reznikov, continúa con su tweet diario dedicado a destacar las distintas situaciones que están dándose en Ucrania y que sustentarían la petición de Ucrania de crear un tribunal especial para enjuiciar los crímenes cometidos en Ucrania por Rusia. En esta ocasión, se ha pronunciado sobre el secuestro de niños señalando “Miles de niños ucranianos son deportados, trasladados por la fuerza y encarcelados desde territorios temporalmente ocupados. La política rusa estatal, incluida aquella sobre la adopción contiene una intención genocida contra los ucranianos y nuestro futuro”. 

De otro lado, Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores, ha conversado con su homólogo estonio, Urmas Reinsalu, acerca de las necesidades militares de Ucrania que pueden ser cubiertas por Tallin, enfatizando que espera buenas noticias al respecto. Asimismo, ha agradecido a su contraparte la iniciativa de Estonia para la creación de un mecanismo de compensación, pues es uno de los elementos contenidos en la Fórmula de Paz propuesta por el presidente Zelenski.  

Al respecto, el ministro estonio le ha comentado a Kuleba las opciones legales que Estonia está contemplando como base para que la incautación de activos rusos se emplee para ayudar a Ucrania. De igual modo, Reinsalu ha trasladado al gobierno ucraniano la decisión de Tallin de reducir el personal de la embajada de Rusia en Estonia. 

No obstante, estas no han sido las únicas conversaciones pues el primer ministro Denys Shmyhal ha recibido en Kiev al portavoz de la Saima de Letonia (el Parlamento), Edvards Smiltēns para discutir sobre la asistencia militar a Ucrania, el endurecimiento de las sanciones y también de las labores de desminado. De igual modo, Shmyhal ha aprovechado la ocasión para agradecer a Letonia su fuerte apoyo para que Ucrania se adhiera tanto a la UE como a la OTAN. 

Además, el primer ministro ucraniano ha anunciado que se están lanzando los primeros proyectos de reconstrucción a través de la plataforma United24. En particular “Rebuild Ukraine” tiene como objetivo restaurar 18 edificios de apartamentos en Irpin, Borodyanka y Hostómel, así como en los pueblos de Buzove y Myla que permitirán que 4.237 ucranianos regresen a sus hogares. Para lograr este propósito deberán recaudar un total de 719.000 grivnas (alrededor de 18.000 euros), pero por el momento gracias a donantes de 110 países ya se han recaudado 504.000 grivnas (aproximadamente 12.600 euros).

En las últimas horas, además, se ha mantenido un encuentro con los alcaldes de las ciudades fundadoras de la iniciativa internacional “Pacto de Ciudades Libres” lanzada en 2019, esto es, de Bratislava, Budapest, Praga y Varsovia. Durante la reunión han discutido sobre la situación de seguridad actual y las necesidades de Ucrania, así como una mayor cooperación y asistencia práctica por parte de las capitales mencionadas. 

Por último, Ucrania e Italia han suscrito una nueva asociación energética destinada a facilitar la implementación de tecnologías y proyectos modernos de eficiencia energética, de desarrollo sostenible y sobre descarbonización durante la fase de recuperación del país. En particular, el gobierno italiano ha decidido asignar 10 millones de euros para esta labor. 

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply