Guerra de Ucrania – Día 282

A los envíos de cartas incendiarias contra diversas instituciones en los últimos días se han unido hoy otras con restos de animales, en una campaña que parece dirigida a intimidar a los receptores. Mientras esto ocurre, en el frente la situación sigue siendo estática, se ha producido una llamada telefónica entre Scholz y Putin, el primer sistema antiaéreo Hawk español ha llegado a Ucrania y se ha anunciado nueva ayuda a este país. Lo más importante, no obstante, ha sido la aprobación por parte de los 27 de un precio máximo al barril de petróleo ruso, que se ha fijado en 60 dólares, muy a pesar de la intención de algunos socios, que buscaban una horquilla de entre 30 y 35 dólares.

Cuando todavía no se ha aclarado el origen de las misivas que, conteniendo material pirotécnico, han llegado en los últimos días a diversas instituciones relacionadas con el Gobierno o la Defensa en España, hoy se han recibido otras tantas en diversos países con restos animales en su interior. De esta forma, las embajadas ucranianas en Hungría, Países Bajos, Polonia, Croacia, Italia, Austria, así como los consulados ucranianos en Nápoles, Cracovia y Brno (aunque en este último caso no había nada peligroso en el paquete, por lo que parece una falsa alarma) han sido receptores de este tipo de paquetes.

Según el portavoz del ministerio de Exteriores ucraniano, Oleg Nikolenko, se está estudiando el significado de los mismos, aunque parecen evidentemente mensajes amenazantes, con la finalidad de intimidar. En cualquier caso, los ucranianos han calificado lo ocurrido, al menos en España, como «ataque terrorista» y hablan de una campaña organizada.

Pese a ello, por el momento no se puede afirmar que todos estos hechos estén relacionados, pues ya vimos ayer que todas las cartas y paquetes recibidos por instituciones en España habían sido enviados desde el interior del propio país –será determinante el análisis del sobre no detonado en Torrejón de Ardoz-. Es cierto que, unido a los ciberataques supuestamente sufridos por las webs del Vaticano o los ataques contra la residencia del embajador ucraniano en dicho Estado y en espera de lo que ocurra en los próximos días, parece que estamos ante una campaña organizada en la Zona Gris, algo que era de esperar y que seguramente vaya a más en los próximos meses. Con todo, es pronto para emitir un veredicto, al menos sin pruebas sólidas, estando todas las opciones sobre la mesa.

Lo interesante del caso será determinar -aunque difícilmente podrá asegurarse la atribución- si se trata de algo orquestado por el Kremlin, si se ha llevado a cabo a través de actores delegados o si simplemente son acciones llevadas a cabo por grupos prorrusos actuando de forma independiente. Por supuesto, ni siquiera se debe excluir la falsa bandera.

El otro aspecto clave de lo ocurrido tiene que ver con las consecuencias, ya que este tipo de ataques en principio buscarían incidir sobre la voluntad de apoyo a Ucrania por parte de sus socios o simplemente intimidar a los diplomáticos ucranianos en el extranjero y, sin embargo, no parecen suficientes ni mucho menos para lograr su objetivo. Demasiadas incógnitas.

Más relevante que lo anterior para el devenir del conflicto, es la cuestión de la defensa antiaérea ucraniana. En las últimas horas ha llegado a Ucrania el primer sistema antiaéreo Hawk procedente de España, entrega que se suma al anuncio del nuevo contrato estadounidense con Raytheon para producir nuevos NASAMS para Ucrania. Además, hoy se ha hablado del posible traslado de algunos de los sistemas de este tipo desplegados en Oriente Medio a Ucrania y Alemania ha anunciado que enviará hasta siete sistemas Gepard adicionales, todo lo cual sirve para mejorar la defensa aérea del país y no solo contra las oleadas de misiles rusos dirigidos contra la infraestructura energética.

Decimos esto, porque se lleva tiempo especulando con que la otra función de las oleadas de misiles y drones no tiene que ver tanto con erosionar la infraestructura ucraniana, como con desgastar su capacidad antiaérea, obligándoles a gastar un gran número de misiles interceptando a las amenazas entrantes. De hecho, se ha llegado a publicar que Rusia estaría lanzando sobre Ucrania misiles sin carga bélica, simplemente para acelerar el consumo de municiones y misiles antiaéreos en poder de las AFU.

Así las cosas, Rusia estaría intentando que Ucrania, de cara a la primavera, no estuviese en condiciones de infligir las mismas pérdidas a la Fuerza Aérea rusa que en otras fases del conflicto, permitiendo de esta forma que cuando lancen la ofensiva que se supone preparan, puedan contar con el apoyo de esta tanto para CAS como para otras funciones.

De ser cierto, estaríamos viendo cómo en lugar de utilizar capacidades SEAD de las que carece, Rusia opta por la saturación para terminar con la defensa antiaérea ucraniana, una de las novedades en este conflicto que se suma a otras como la sensorización del campo de batalla y el empleo de drones a gran escala o incluso el uso de sistemas MLRS como los HIMARS en funciones CAS, algo digno de estudio.

Respecto a lo ocurrido en el campo de batalla, en las últimas horas no se han producido grandes novedades. En el caso de Troits’ke-Svatove-Kreminna, se han producido ataques ucranianos en la zona de Kuzemivka, en Stel’makhivka y en Chernovopopivka. Los ucranianos, por su parte, siguen presionando hacia Kreminna desde el norte y el sur de la localidad. También habrían logrado un pequeño avance en la zona de Kupiansk al llegar a Yahidne.

En la zona entre Lysychansk y Bakhmut, hoy los ataques rusos se han concentrado en Bilohorivka, Spirne y Vernh’okam’yans’ke al norte, así como sobre el este de la ciudad. Al sur han sido Opytne, Klishchivka, Kurdyumivka y Druzhva las direcciones de los ataques.

En Donetsk, hoy se ha combatido en dirección al sureste de Permovais’ke, en dirección a Krasnohorivka y también en Mariínka. No hay cambios. Además de lo anterior, hoy ha ardido un depósito de combustible en la ciudad de Shakhtarsk, en la óblast de Donetsk.

Mapa de situación actualizado a 2 de diciembre de 2022. Autor – David Batashvili.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La noticia del día a nivel institucional no puede ser otra que la del acuerdo de los Veintisiete Estados de la UE a nivel del Consejo por el que se fija un tope al petróleo ruso, si bien se ha visto acompañada de otros acontecimientos como la llamada entre Scholz y Putin y los diversos anuncios en lo relativo a la ayuda militar a Ucrania. 

Los Estados miembros de la Unión Europea en el Consejo han logrado superar las divisiones existentes para lograr un acuerdo político que fija un tope al precio del petróleo ruso. Finalmente, se ha fijado en 60 dólares por barril, aunque la propuesta inicial era de 65 dólares.

Sin embargo, como ha señalado la primera ministra Kaja Kallas “no es ningún secreto que queríamos que el precio fuera más bajo. Nuestros expertos estiman que un precio entre 30 y 40 dólares es lo que perjudica sustancialmente a Rusia. Sin embargo, este es el mejor compromiso que pudimos conseguir hoy”. Este no era únicamente el reclamo estonio pues otros países vecinos se alineaban con la petición de Kiev de fijar el límite entre 30 y 40 dólares. 

Adicionalmente, se ha acordado que el precio máximo debe ser al menos un 5 por ciento inferior al precio medio del mercado del petróleo. No obstante, está previsto que el precio por barril se revise a mediados del mes de enero.

Esta decisión entrará en vigor de cara al próximo 5 de diciembre, día en el que, a su vez, entra en vigor el embargo de la UE sobre el petróleo ruso transportado por mar. 2 meses más tarde la prohibición será total. 

Junto con este acuerdo, también se han comprometido con las sanciones en el sentido de avanzar inmediatamente en el noveno paquete de sanciones de la UE. 

Continuando con la UE, la Comisión Europea ha presentado hoy la propuesta para armonizar los delitos y las sanciones penales por la infracción de las medidas restrictivas de la UE. Si hace unos días comunicaba su intención de tipificar la elusión de las sanciones como un delito en la UE, hoy ha concretado cuáles serían las consecuencias ofreciendo un listado de las infracciones penales que considera que violan las sanciones. Entre otras cosas, la Comisión propone penalizar a las empresas con un 5 por ciento de su facturación mundial y a los particulares con 5 años de prisión por violar las sanciones de Rusia

Otro hecho que debemos destacar es que el canciller alemán Olaf Scholz ha mantenido una llamada de una hora con el presidente Vladímir Putin en la que le ha instado a buscar una solución diplomática a la guerra que incluya la retirada de tropas rusas. Asimismo, según reza en el comunicado oficial el Canciller ha condenado los ataques aéreos contra la infraestructura civil en Ucrania y ha destacado “la determinación de Alemania de apoyar a Ucrania para garantizar su capacidad de defensa contra la agresión rusa”.

Sin embargo, aunque en el comunicado alemán no se recoge la respuesta que habría dado el presidente Putin a la propuesta de Scholz el Kremlin sí lo ha hecho. Putin habría aprovechado la petición de Scholz para denunciar la “línea destructiva” de Occidente sobre Ucrania al proveerles de armamento y dijo que los ataques contra la infraestructura energética ucraniana eran “necesarios e inevitables”. En particular, más allá de que Putin haya pedido a Scholz que “reconsidere su enfoque respecto a los acontecimientos en Ucrania”: 

“Se ha señalado que las fuerzas armadas rusas han evitado durante mucho tiempo los ataques con misiles de alta precisión contra ciertos objetivos en Ucrania, pero tales medidas se han vuelto necesarias e inevitables frente a los ataques provocadores de Kyiv.”

Sobre las negociaciones y relacionado con lo anterior, según el Kremlin “como resultado de todo esto, así como del amplio apoyo financiero a Ucrania, Kiev sigue rechazando rotundamente la idea misma de las conversaciones. (…) Además, alienta a los nacionalistas ucranianos radicales a cometer crímenes más atroces contra civiles.”

A colación, desde Naciones Unidas se está investigando si los ataques contra la infraestructura ucraniana por parte de Rusia equivalen a crímenes de guerra, idea que ya ha sido respaldada por la Comisión Europea. Las autoridades ucranianas desde hace semanas han venido calificando los ataques como “terrorismo energético”. 

Desde Moscú también se ha comentado que la negativa de Estados Unidos y otros países occidentales a reconocer los territorios que han anexado a Rusia en septiembre obstaculiza las negociaciones de paz. Esta habría sido la respuesta a la rueda de prensa ofrecida por el presidente estadounidense Joe Biden y su invitado, el presidente francés Emmanuel Macron, en la que señalaba que está dispuesto a discutir un acuerdo de paz con Putin si tiene interés en buscar una manera de terminar la guerra, pero que no ha mostrado su voluntad de sentarse en la mesa de negociaciones. 

Desde Ucrania, ha sido Mikhailo Podolyak, asesor de la presidencia de Ucrania, quien se ha pronunciado al respecto en su perfil de Twitter:

“La única forma real de un «acuerdo diplomático» — la retirada total e incondicional de las tropas de ocupación rusas de Ucrania. Si Rusia no entiende este axioma, lo hará con un «traductor» especial: Las Fuerzas Armadas de Ucrania ayudarán a allanar un camino conocido hacia la frontera.”

De otro lado, también han discutido sobre la situación alimentaria mundial y ambos han destacado el importante papel del Acuerdo de la Iniciativa de Granos del Mar Negro renovado recientemente. Por último, los dirigentes que no hablaban desde mediados de septiembre han acordado permanecer en contacto. 

En lo que concierne a la ayuda militar, hoy hay novedades procedentes de varios países. Continuando con Alemania, el Gobierno ha actualizado la lista de armamento enviado a Ucrania, así como el que está en fase de planeamiento y/o ejecución. Los cambios respecto de la semana pasada serían, de un lado, que Alemania ha entregado ya 3 lanzapuentes BEAVER a Ucrania, así como 10 USVs (anteriormente había entregado 2), 14.000 sacos de dormir (anteriormente 10.000 unidades), recambios para Mi-24 y 30 ambulancias. 

De otro lado, en cuanto al armamento que planean enviar y/o se encuentra en fase de ejecución, se espera que Berlín envíe 7 sistemas antiaéreos autopropulsados Gepard adicionales a Ucrania que se sumarían a los 30 que ya se entregaron. Estas últimas 7 unidades anunciadas deberían llegar a Ucrania en la primavera de 2023 pues en estos momentos se están reparando por la empresa fabricante Krauss-Maffei Wegmann en Munich. Asimismo, se incluyen en este apartado 100.000 kits de primeros auxilios. 

Este anuncio ya ha sido calificado como una forma de hacer que se rebajen las tensiones en lo que concierne al debate del envío o no de sistemas Patriot a Ucrania a través de Polonia.

Sin embargo, el suministro de municiones para los Gepard sigue siendo un tema espinoso pues Suiza se niega a proporcionarlas amparándose en su condición de neutral. Fuentes del Ministerio de Defensa alemán han comentado que el Gobierno está manteniendo conversaciones con varios fabricantes para tratar de adquirir más munición y llegar a una situación en la que no sea necesario el beneplácito suizo. 

Por su parte, el ministro Reznikov ha confirmado la recepción del primer Hawk español. Desde Bélgica, la ministra de Defensa Ludivine Dedondier ha confirmado que además de entregar ROV 7 a Ucrania también enviarán dos laboratorios médicos móviles. 

Bulgaria ha confirmado que donará armas pequeñas y munición a Ucrania como parte de su asistencia de defensa, según ha informado el ministro de Economía e Industria. No obstante, según él Ucrania no recibirá carros de combate. Por otro lado, el Consejo de Ministros búlgaro ha propuesto a la Asamblea Nacional aprobar la participación de personal militar búlgaro en la Misión de la UE de Asistencia a Ucrania (EUMAM Ukraine).

Luxemburgo ha hecho pública la lista de asistencia de defensa proporcionada a Ucrania que asciende a 75 millones de euros, el equivalente al 16 por ciento de su presupuesto de defensa para 2022. En particular, Luxemburgo ha enviado 28 vehículos HMMWV con 20 ametralladoras de 12,7 mm, si bien la lista también incluye: 

Italia por su parte ha decidido renovar la ley que permite que siga enviando suministro de armas a Ucrania durante el próximo año 2023 sin tener que lograr la aprobación parlamentaria para cada nuevo envío que se desee realizar. Por tanto, la nueva primera ministra Meloni estaría cumpliendo su promesa de seguir ayudado a Kiev. 

Desde Noruega, el ministro de Defensa Bjørn Arild Gram, ha anunciado que Oslo duplicará el número de instructores que entrena al Ejército de Ucrania pasando de 75 efectivos a 150 en 2023. Pese a no ser un país de la UE, Noruega ya había confirmado que también contribuirá con un apoyo financiero sustancial a EUMAM Ukraine. Estos anuncios deben combinarse con el último paquete de asistencia anunciado por Noruega en el que se incluye ropa de invierno, un M109 y repuestos.  

Por otro lado, Estados Unidos estaría negociando con países de Oriente Medio el traslado de algunos de sus sistemas de defensa aérea NASAMS a Ucrania según ha comentado el CEO de Raytheon Technologies. De igual forma, ha enfatizado que el objetivo es enviar NASAMS a Ucrania en los próximos tres a seis meses y esos sistemas serían reabastecidos en Oriente Medio por nuevos NASAMS durante los próximos 24 meses.

Desde el Departamento de Defensa americano también se ha publicado que Lockheed Martin recibió un contrato por importe de 430.930.711 dólares para la producción a pleno rendimiento de HIMARS para satisfacer una necesidad urgente de apoyar al Ejército y varios socios del programa de ventas militares en el extranjero. 

Hoy, además, el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, se ha reunido con la secretaria general del Departamento de Estado americano, Victoria Nuland, para hablar sobre la restauración del sistema energético ucraniano, incluido el suministro de generadores, la defensa y la asistencia financiera. 

Por otro lado, coincidiendo con la visita de Josep Borrell, Alto Representante y vicepresidente de la Comisión Europea a la Misión de Asistencia Militar de la UE a Ucrania (EUMAM Ukraine), se ha anunciado que la UE ha financiado y entregado equipos para montar un laboratorio cibernético, así como software y hardware de seguridad a las Fuerzas Armadas Ucranianas como parte de su apoyo a través del Fondo Europeo de Ayuda a la Paz (EPF). De hecho, hoy se ha inaugurado el laboratorio cibernético en Kiev. 

Ayer también se confirmó que el Parlamento de República Checa ha dado su visto bueno para que soldados ucranianos puedan recibir entrenamiento en su territorio, así como para enviar instructores a otros Estados miembros de la UE. 

Desde Serbia, el presidente Aleksandar Vučić ha afirmado que ha detenido a personas involucradas en eludir las sanciones contra Rusia. No obstante, el Presidente pretende evitar que Serbia reexporte productos rusos prohibidos aunque no impondrá directamente sanciones a Moscú. 

En lo que respecta a otro tipo de ayuda, pero también interesante tener en cuenta, Google brindará 2 millones de dólares a Ucrania para la educación digital de los ucranianos. Esta medida que ya se anticipó hace algunas semanas mientras se negociaba se complementa con la recepción por parte del gobierno ucraniano de 50.000 licencias de Google Workspace disponibles para usar de manera gratuita durante un año. Según el ministro ucraniano Fedorov esto “ayudará a las autoridades ucranianas a trabajar más rápido, a pesar de los ataques y la amenaza constante de los ciberataques rusos”.  

De otro lado, desde Ucrania se han aprobado sanciones contra sacerdotes que cooperan con Rusia mientras continúan las redadas en iglesias por parte del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU).

Cambiando de tercio, la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) espera lograr un acuerdo sobre la creación de una zona de protección y seguridad alrededor de la central nuclear de Zaporiyia para finales de 2022. Según el director de la Agencia, Rafael Mariano Grossi “hay una propuesta concreta para asegurar Zaporiyia y se han hecho importantes progresos”. 

En cuanto a las exportaciones de cereal, ha llegado a Odesa el tercer buque que transportará 25.000 toneladas de trigo para Somalia en el marco del programa Grano de Ucrania y en asociación con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas. Por otro lado, otro buque se ha cargado con 30.000 toneladas de trigo en Chornomorsk que tendrán como destino Etiopía.

Bajo la Iniciativa de Granos del Mar Negro hoy han zarpado 7 buques de los puertos de Gran Odesa que transportarán 287.000 toneladas de productos agrícolas ucranianos a países asiáticos. Entre ellos, se encuentra el granelero AL SAAD que llevará 55.000 toneladas de trigo a Indonesia para tratar de mitigar la crisis alimentaria que padece. En total, Ucrania ha logrado ya exportar 12,7 millones de toneladas de productos agrícolas.

A esto se suma que el presidente Zelenski ha hablado con su homólogo de Senegal y presidente de la Unión Africana, Macky Sall, sobre la implementación del nuevo programa “Grano de Ucrania” y la posible participación de los países africanos en la implementación de la Fórmula de la Paz.

Desde Naciones Unidas los comentarios han sido en otro sentido que también conviene destacar. El objetivo sería reanudar las exportaciones de amoníaco ruso a través del oleoducto Tolyatti-Odesa en el plazo de una a dos semanas, aunque las negociaciones aún están en marcha. La relación con lo anteriormente comentado con las exportaciones estriba en que en el marco del Acuerdo de Granos en las exportaciones de cereales y fertilizantes rusos se incluye el amoníaco.  

Por último, el Ministerio de Protección Ambiental y Recursos Naturales de Ucrania ha vuelto a pronunciarse sobre el daño ambiental causado por la agresión de Rusia contra Ucrania señalando que durante los nueve meses de guerra las hostilidades han afectado un área de 3 millones de hectáreas de bosques ucranianos. En total, el daño se estima en 1.419 millones de grivnas.  

Autor

Be the first to comment

Leave a Reply