Guerra de Ucrania – Día 274

Cuando se cumplen 9 meses de guerra en Ucrania, la situación sobre el terreno sigue estancada. Las únicas novedades importantes proceden del exterior del país, como el fondo de ayuda macrofinanciera de 18.000 millones de euros aprobado por el Parlamento Europeo a propuesta de la Comisión esta misma mañana. Dentro de las fronteras ucranianas, la gran preocupación continúa siendo la situación de la red eléctrica, que después de más de 600 misiles lanzados por parte rusa desde principios de octubre, es bastante complicada.

A media tarde, alrededor del 70 por ciento de la capital ucraniana continuaba sin suministro eléctrico, aunque se había logrado restablecer el flujo de agua corriente en la mitad de la ciudad. En otras ciudades de Ucrania la situación había mejorado notablemente respecto a ayer. Incluso varios cientos de mineros –hasta 3.000 según algunas fuentes– que habían quedado atrapados en las galerías subterráneas debido a los apagones en la zona de Krivói Rog, habían sido rescatados ya por la mañana. Lo más importante es, quizá, que las centrales nucleares, desconectadas por precaución y funcionando para la refrigeración y la alimentación de sistemas críticos con sus propios generadores, habían vuelto a conectarse a la red eléctrica del país.

Se cree que ayer pudieron ser lanzados alrededor de 70 misiles de crucero por parte rusa, en la que sería una de las oleadas más importantes en el último mes y medio. Según las fuentes ucranianas, la mayor parte de los mismos habría sido derribada. Sin embargo, estos ataques que buscan saturar las defensas antiaéreas ucranianas con bastante efectivos, ya que por pocos misiles que traspasen las defensas, son suficientes para causar daños importantes en la ya mermada red ucraniana.

En total, como hemos adelantado en la entradilla, Rusia podría haber lanzado más de 600 misiles en poco más de mes y medio, en oleadas bastante regulares dirigidas contra estaciones de bombeo de agua, centrales eléctricas, instalaciones hidroeléctricas, cables de alto voltaje alrededor de centrales nucleares y subestaciones críticas. Así, aun siendo una mínima fracción entre los miles y miles de ataques, enfrentamientos y bombardeos de todo tipo que se han producido en la guerra, su carácter estratégico los diferencia del resto, aunque todavía no está claro el efecto real que están teniendo sobre la voluntad ucraniana de resistir, en última instancia su objetivo.

Como resultado, además del sufrimiento de la población, su economía se paraliza, dependiendo más si cabe de la ayuda exterior, como la aprobada hoy por el Parlamento Europeo por valor de 18.000 millones de euros que permitirá, junto a la provista por los EE. UU. sostener las finanzas de una Ucrania que no puede financiarse en los mercados. También Europa se enfrenta a una crisis energética y geopolítica duradera, mientras introduce los cambios que le permitan salir de esta situación e intenta mantener la unidad interna. Sorprendentemente, lo está consiguiendo e incluso aumentando el apoyo y la ayuda a Ucrania, algo impensable meses antes del conflicto, incluso a pesar del freno que imponen socios afines a Rusia, como Hungría.

Mientras tanto, el campo de batalla sigue cobrándose cientos de vidas cada día y un precio inusitado en términos materiales. Según las fuentes OSINT, en el caso ruso estas se cifran ya en más de 1.500 MBTs, más de 700 VCIs, más de 1.700 APCs, 63 aviones, 71 helicópteros y casi 2.000 camiones. Del lado ucraniano, hablaríamos de 370 MBTs, 361 IFVs, 188 APCs, 55 aviones, 23 helicópteros y más de 400 camiones de todo tipo. Pese a todo, 274 días después la paz -o al menos el cese de las hostilidades- parece estar igual de lejos o más que el primer día, con ambos bandos hablando de condiciones totalmente inaceptables para el otro y a la espera de que, como hemos explicado en varias ocasiones ya, todo se decida en primavera.

Sobre el terreno, ha sido un día de intensos combates una vez más, pero sin cambios en las líneas del frente. Al norte, en la línea Troits’ke-Svatove-Kreminna, el único posible cambio sería la toma de Vil’shana por parte ucraniana, pues los rusos habrían bombardeado esta localidad. En cualquier caso es un cambio mínimo y sin confirmar gráficamente por el momento.

Más intensos han sido los enfrentamientos una vez más entre Lysychansk y Gorlóvka, con combates en Yakolivka, Bakhmut, Opytne, Odradivka y Ozarianivka. Es especialmente en los alrededores de la propia ciudad de Bakhmut en donde la picadora de carne sigue en marcha a un ritmo endiablado, con bajas constantes después de meses de enfrentamientos y sin que parezca que la ciudad vaya a caer a corto plazo. No más de lo que lo parecía en verano al menos, pese a que posiblemente desde entonces se hayan sumado varios miles de bajas entre ambos bandos.

En Donetsk, los combates hoy han sido en dirección a Mariínka nuevamente, con ataques rusos y milicianos desde el noreste, esto es, desde Novomykhailivka y desde el sureste, de la zona de Kreminet’s y Luhans’ke. Los enfrentamientos siguen parcela a parcela en toda la zona, sirviendo como muestra el caso de Nevels’ke, que ayer veíamos atacada con armas incendiarias y hoy con artillería, pese a lo cual los avances son prácticamente nulos como demuestra el hecho de que la posición del vídeo anterior siga en poder ucraniano después de meses de castigo.

Mapa de situación actualizado a 24 de noviembre de 2022. Fuente – @War_mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Pese a que la jornada de hoy marca el noveno mes desde que dio comienzo la invasión de Rusia en Ucrania, no ha habido declaraciones especiales a nivel institucional. No obstante, en las siguientes líneas abordaremos la última reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la situación energética de Ucrania o los pasos dados por el Parlamento Europeo, sin olvidar el plano humanitario.

Durante la reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que ha tenido lugar en las últimas horas tras la petición expresa de Ucrania, que la solicitó tras la nueva oleada de ataques, el presidente Zelenski ha propuesto la adopción de una resolución que condene el “terrorismo energético”. En su discurso ha señalado que espera una fuerte reacción del mundo ante los últimos ataques enfatizando que la respuesta de Rusia a la Fórmula de Paz de Ucrania es la “fórmula del terror”. Igualmente, subraya que “el Consejo de Seguridad debe proporcionar una evaluación clara de las acciones del estado terrorista de acuerdo con el Capítulo VII de la Carta de la ONU”.

Por otro lado, presidente Zelenski ha hablado con su homólogo israelí, Isaac Herzog, con quien espera profundizar la cooperación tras la formación del gobierno. De igual modo, le ha informado sobre las necesidades a las que se enfrenta la industria energética ucraniana y le ha invitado a unirse a la iniciativa “Grano de Ucrania”. 

Sobre Zaporiyia, Rafael Mariano Grossi, director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) ha publicado una declaración en la que comenta la situación actual, así como los recientes desarrollos en las centrales nucleares en Ucrania. Entre otras cuestiones, subraya que continúan los esfuerzos para lograr la creación de una zona de protección y seguridad alrededor de la central y que ayer por primera vez todas las plantas nucleares fueron desconectadas y dependieron de los generadores de emergencia. De igual modo, ha señalado que al inicio de la invasión de Rusia identificó los 7 pilares indispensables para la seguridad y protección, que incluyen que la integridad física debe mantenerse al igual que debe haber energía segura fuera de las instalaciones.

Continuando con la cuestión energética, Energoatom ha comunicado que las plantas nucleares comenzarían a reactivarse durante el día de hoy. Las operaciones estarían comenzándose en las centrales sitas en Rivne, al sur de Ucrania y Khmelnytskyi. De manera conjunta debe resaltarse que se ha reestablecido el suministro de agua en toda Kiev tras los ataques de ayer en los que también la población se quedó sin electricidad. Eso sí, como consecuencia de los cortes de electricidad, los puertos de control en las fronteras de Ucrania con Hungría y Rumanía han tenido que detener sus operaciones. 

El ministro de Energía ucraniano, German Galushchenko, se ha reunido con el embajador de Japón en Ucrania, Matsuda Kuninori, para analizar la asistencia destinada al sector energético de Ucrania. En el caso de Japón, el gobierno está destinando alrededor de 2,57 millones de dólares para la compra de generadores y farolas solares. A esto se suma que a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) se ha llegado a un acuerdo para el suministro de equipos para la restauración del sector energético ucraniano y, en virtud del cual, durante la primera etapa de asistencia se prevé el suministro de 242 generadores a empresas de energía ucranianas.

Asimismo, Galushchenko se ha dirigido hoy a los ministros de Energía de la UE durante la reunión de emergencia que ha tenido lugar en República Checa enfatizando que “Rusia destruye cínicamente la infraestructura de Ucrania durante la temporada de invierno” y que dada la magnitud de la destrucción el trabajo de restauración llevará tiempo. Ha destacado igualmente que “el mundo nunca ha visto tantas unidades de centrales nucleares apagadas simultáneamente”. En consecuencia, ha sido la propia comisaria europea de Energía, Kadri Simson, quien ha instado a los Estados miembros a que “participen de manera más eficaz en la prestación de asistencia al sector energético ucraniano”. 

A nivel de la UE sí cabe destacar que uno de los resultados de la reunión ha sido que los ministros de Energía han acordado el contenido de nuevas medidas sobre las compras conjuntas de gas y un mecanismo de solidaridad. Esto es, nuevas medidas que mejorarán la solidaridad en caso de una emergencia real y escasez de suministros, y garantizarán una mejor coordinación de las compras conjuntas de gas, limitarán la volatilidad de los precios del gas y la electricidad, y establecerán puntos de referencia fiables para los precios del gas. 

A colación, el Ministerio de Defensa británico ha señalado que Rusia está empleando drones iraníes para castigar la red eléctrica ucraniana y que es probable que tengan como objetivos también instalaciones médicas. En relación con esto último, destacan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado 703 ataques a instalaciones médicas y hospitales desde febrero. 

El primer ministro ucraniano, Denys Shymhal, ha agradecido a Estados Unidos su inquebrantable apoyo y, en particular, los 4,5 millones de dólares adicionales que han inyectado en su presupuesto y los 13.000 millones en total durante 2022. Señala precisamente que son una ayuda crucial para pasar el invierno y reforzar la estabilidad económica y apoyar los servicios estatales básicos. 

Sobre la ayuda financiera también debemos comentar que el Parlamento Europeo ha dado luz verde a la propuesta de la Comisión Europea en virtud de la cual se prevé el préstamo por un importe 18.000 millones de euros para Ucrania en 2023. 

Igualmente, los eurodiputados en Estrasburgo han votado para no aceptar los pasaportes emitidos por Rusia en los territorios ucranianos ocupados. La resolución ha sido aprobada finalmente por 531 votos a favor, 7 en contra y 34 abstenciones. 

En cuanto a la ayuda militar, pese a no haber grandes novedades sí es interesante comentar que Lituania ha logrado recaudar fondos para suministrar a Ucrania un tercer dron naval en el marco de la campaña “Army of Drones” lanzada por United24. En total, las donaciones han ascendido a 750.000 dólares. 

Por otro lado, 40 miembros de las Fuerzas Armadas de Canadá han comenzado a impartir el primer curso para zapadores ucranianos en Polonia, según ha informado la ministra de Defensa, Anita Anand. La capacitación estaría enfocada en detectar, identificar y limpiar explosivo, así como su uso para la demolición. 

Durante la jornada de hoy se ha producido, al igual que ayer, otro intercambio prisioneros. En particular, 50 soldados ucranianos han sido liberados, entre los que se encuentran 10 defensores de Mariúpol (12 de Azovstal), 15 prisioneros que se encontraban en la planta de Chernóbil y 7 procedentes de la Isla de las Serpientes. 

Continuando con el plano humanitario, según las últimas cifras disponibles en el portal de Naciones Unidas, 7.867.219 refugiados procedentes de Ucrania se han registrado a través de toda Europa. A nivel de la UE, 4.751.065 se han registrado en sistema de Protección Temporal o bien en sistemas nacionales de protección similares en los distintos estados. 

En lo que concierne al número de bajas civiles registradas por la misión de Naciones Unidas para el monitoreo de los derechos humanos en Ucrania, la cifra ya asciende a 16.784 entre el 24 de febrero y el 20 de noviembre de 2022. En particular, 6.595 personas han fallecido, incluidos 415 niños, mientras que 10.189 han resultado heridas, incluyendo 755 niños.

Por último, otra petición del gobierno de Ucrania estaría comenzando a ser satisfecha por parte de algunos socios. Así, Irlanda, Moldavia y Rumanía han adoptado decisiones en las que reconocen el Holodomor acaecido entre 1932-1933 como genocidio del pueblo ucraniano y un crimen contra la humanidad. En palabras del presidente Zelenski hacia estos países socios: “Juntos restauramos la justicia histórica y ganamos el futuro libre de Europa”. 

Be the first to comment

Leave a Reply