Guerra de Ucrania – Día 267

Rusia ha lanzado una nueva oleada de misiles y drones sobre territorio ucraniano, cuando todavía no se han disipado los efectos ni de la anterior, ni del incidente causado por el misil ucraniano caído en Polonia. Al mismo tiempo, han proseguido los combates en el este del país, a la vez que los rumores sobre el contenido de las negociaciones entre Rusia y los Estados Unidos, a pesar de que Valery Guerásimov no ha querido hablar con su homólogo estadounidense, Mark A. Rilley. Todo en un día en el que se ha hecho pública la sentencia por el derribo, en 2014, del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, del que se ha culpado tanto a Rusia, como a tres de los cuatro acusados, incluido Igor Girkin «Strelkov».

La última jornada hasta el momento de guerra en Ucrania apenas ha arrojado novedades en el campo de batalla. La más significativo ha sido la nueva oleada de misiles y drones lanzada por Rusia contra distintos objetivos a lo largo de Ucrania. Sin embargo, no ha sido en absoluto del calibre de la de hace unos días, sino que se ha limitado a media docena de misiles Kh-101/59 y cuatro drones Shaheed-136, de los que no todos han hecho blanco.

Entre los daños, se cuentan desperfectos en las instalaciones de Naftogaz al este de Ucrania, así como media docena de muertos en Vilniansk (Zaporiyia) y catorce heridos así como distintos daños materiales en la ciudad de Dnipró, en la que habría caído más de un misil o drone. También en Odesa habría caído al menos un misil, resultando herido un ciudadano. Los ucranianos, por su parte, habrían tratado de atacar una subestación eléctrica en Feodosia, Crimea, aunque sin que el drone llegase a causar daños. Además en el distrito de Bélgorod bombardeos ucranianos habrían dañado otra instalación eléctrica.

Las noticias sobre los misiles han estado sin embargo opacadas por los últimos coletazos de la crisis causada por el misil antiaéreo ucraniano caído en Polonia. Aunque todavía no se ha establecido ningún tipo de comisión que investigue el incidente, todos parecen tener clara la procedencia del mismo, aunque en Ucrania los medios han cerrado filas en torno a Zelensky, mientras algunos de sus aliados criticaban su empecinamiento, pues seguía afirmando a mediodía que no sabía qué había ocurrido mientras se anunciaba que técnicos ucranianos participarán en la investigación.

Esto nos lleva de nuevo a los rumores sobre negociaciones entre Rusia y los EE. UU., así como sobre el futuro de esta guerra y las intenciones de cada actor. Si ayer hablábamos sobre los contactos entre FSB y CIA, hoy la noticia ha sido que Guerásimov no responde a las llamadas de Mark A. Milley. De este último, por cierto, se ha corregido una noticia que publicamos ayer, según la cual habría dicho que era muy improbable que Ucrania lograse expulsar a Rusia de todos los territorios tomados, en referencia a Crimea. Lo que el general estadounidense dijo, en realidad, fue que esto era improbable a corto plazo, un matiz importante. Y es que si bien parece que los EE. UU. y Rusia han llegado a ciertos acuerdos que tendrían que ver con los límites de la escalada, como decíamos ayer no parece haber ninguna estrategia clara de salida al conflicto por el momento.

Las negociaciones entre Rusia y Ucrania, si se llegan a producir -y como hemos dicho, Ucrania no parece por la labor-, podrían ofrecer al Kremlin un tiempo precioso y una oportunidad de oro para reconstituir unidades, introducir a los movilizados y reorganizarse de cara a retomar la ofensiva en primavera. De ahí que desde Kiev se nieguen al diálogo, pues saben que parte de sus oportunidades pasan por seguir presionando a Rusia, ahora que ha perdido la iniciativa estratégica y antes de que pueda retomarla.

Tema diferente es que unos y otros estén en disposición de hacerlo. Para ello, entre otros, deberán solucionar el problema de las municiones. Actualmente se consumen alrededor de 20.000 disparos de obús por parte de Rusia cada día, que podrían ser entre 4.000 y 7.000 en el caso de Ucrania. Desde la OTAN, parecen estar preocupados no por el consumo de munición en la guerra, sino por la situación de los stocks de algunos Estados miembros. Del lado ruso, las reservas también estarían descendiendo de forma alarmante, pese a recurrir al suministro desde Bielorrusia o Corea del Norte, tanto a causa de los problemas de producción, como del daño causado por los HIMARS y demás MLRS ucranianos desde junio.

Así las cosas, si en junio Rusia era capaz de disparar unos 60.000 proyectiles al día y en agosto llegó a los 67.000, en noviembre esta cantidad se ha reducido a menos de un tercio. Aunque hay alternativas que se están demostrando muy eficaces, como los drones suicidas «Lancet», lo cierto es que la precisión de estos no puede por el momento suplir el efecto de la masa en el caso ruso. Para ser una alternativa viable, deberían ser introducidos en cantidad mucho mayor, aunque el daño que están haciendo es innegable. Sin embargo, estamos hablando de 40 ataques en un mes, mientras que a Ucrania, únicamente en los dos últimos paquetes de ayuda estadounidense, se le han suministrado 1.000 proyectiles guiados para su artillería de tubo, una diferencia abismal.

Respecto a lo ocurrido sobre el terreno, comenzando por Lugansk, hoy las tropas rusas han lanzado un pequeño ataque nuevamente sobre la localidad de Stel’makhivka, al sureste de Kypiansk y en la última línea de poblaciones antes de Svatove.

Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

En la zona de Bakhmut se han registrado combates en dirección a Bilohorivka, a la planta de Verkhn’okam’yans’ke y a Soledar. Los ucranianos, por su parte, siguen intentando avanzar por el sur de Kreminna en la zona de Dibrova. No hay novedades dignas de consideración.

Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

En el caso de Doneskt y su área circundante, lo más significativo es que hoy no se ha hablado de nuevos combates en Pavlivka. Por el contrario, se habrían concentrado en la zona de Pisky, tanto en dirección a Permovais’ke como hacia Nevels’ke. Además, se han podido ver vídeos en los que las tropas rusas combatían ligeramente al norte de la localidad de Opytne, que como explicamos había sido tomada días atrás. Estos vídeos no hacen sino confirmar este dato. También se han registrado explosiones en Illovaisk, en la retaguardia rusa al este de Donetsk durante la mañana y, hace unos minutos, en la propia capital regional.

Pese a las escaramuzas y el desgaste por ambas partes, el frente vuelve a estar casi totalmente estático. Obviando Járkov y Jersón, en donde los ucranianos lograron importantes avances, las ganancias territoriales más importantes las ha conseguido Rusia en la zona de Pisky y básicamente consisten en alrededor de 7 kilómetros desde inicios de agosto, lo que supone una misérrima cifra de unos 65-70 metros avanzados cada día, todo ello a un coste exorbitado en vidas.

Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

Respecto al sur de Ucrania, hoy no hay demasiadas noticias más allá del frustrado ataque ucraniano a Feodosia. Ni rastro de nuevos movimientos de las unidades SOF ucranianas al sur del Dniéper, ni tampoco se han reportado bombardeos importantes, aunque sí que la artillería rusa habría castigado varios puntos de la ciudad de Jersón. En Dzhankoi se habrían registrado explosiones, pero no hemos encontrado ninguna prueba fiable y el vídeo que ha trascendido, publicado por fuentes pro-ucranianas, en realidad se correspondía con un ataque a Bélgorod el pasado 18 de agosto.

Mapa de situación a 17 de noviembre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La jornada de hoy a nivel institucional ha estado marcada sin duda por la renovación de la Iniciativa de Granos del Mar Negro, los nuevos paquetes de ayuda militar que recibirá Ucrania y la sentencia sobre el derribo del MH17 de Malaysia Airlines. 

Antes de abordar estas cuestiones, sobre las posibles negociaciones entre Ucrania y Rusia, Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, ha afirmado que “los ataques masivos con misiles en Ucrania son la consecuencia de la negativa de Kiev a negociar”. De este modo, afirma que Rusia continuará su “operación militar especial” debido a la falta de voluntad para negociar de Ucrania y que esta “no depende de las condiciones climáticas o meteorológicas” pues “sus objetivos deben ser alcanzados”. 

Por su parte, Josep Borrell, Alto Representante y vicepresidente de la Comisión Europea, comentaba hoy:

“Me temo que Rusia no está lista para retirarse y mientras no lo haga, la paz no será posible. Es Rusia quien tiene que hacer posible la paz, el agresor tiene que retirarse si quiere una paz sostenible”. 

Pese a lo anterior, finalmente se ha logrado la continuación del acuerdo de exportación de grano durante 120 días más gracias nuevamente a la mediación de Turquía y Naciones Unidas. El secretario general Antonio Guterres ha dado la bienvenida a la renovación del acuerdo y subraya que Naciones Unidas se compromete a garantizar que “esta línea de suministro vital continúe funcionando sin problemas” y a eliminar los obstáculos a los que se estaría enfrentando Rusia para exportar sus productos agrícolas y fertilizantes. 

Borrell ha dado la bienvenida a la renovación del acuerdo en nombre de la UE enfatizando que sigue siendo fundamental reducir los precios mundiales de los alimentos y garantizar la seguridad alimentaria en todo el mundo y que “la comida nunca puede ser utilizada como arma de guerra”. 

En relación con la exportación de cereales, el jefe de la Oficina del Presidente, Andriy Yermak, ha celebrado una reunión del grupo de trabajo sobre la prestación de ayuda a los países que sufren una crisis alimentaria aguda. Yermak ha hecho hincapié en la iniciativa lanzada por Zelenski en el G20 sobre el programa humanitario Grano de Ucrania respecto de la cual varios socios y aliados ya han mostrado su apoyo y se convertirán en donantes. Bélgica, Alemania y Polonia han confirmado la financiación del envío de barcos con cereales que se dirigen o ya han llegado a su destino, mientras que Japón, Turquía y Estados Unidos han proporcionado “confirmaciones preliminares”. 

En lo que concierne a la ayuda militar, el gobierno de Finlandia ha anunciado el décimo paquete de ayuda militar a Ucrania por un importe de 55,6 millones de euros, el más cuantioso comprometido hasta la fecha.

Canadá, por su parte t tras la reunión de Ramstein, ha anunciado un nuevo paquete de ayuda militar adicional por valor de 34 millones de dólares aproximadamente, así como que extenderán su participación en el programa de entrenamiento de tropas ucranianas liderado por el Reino Unido hasta finales de 2023. En el nuevo paquete quedaría desglosado como sigue: 

  • Aproximadamente 5 millones de dólares para continuar proporcionando imágenes satelitales críticas a las Fuerzas Armadas de Ucrania.
  • Más de 18 millones de dólares para cámaras de drones adicionales de alta resolución.
  • Hasta 10 millones para proporcionar equipo de invierno adicional, incluidos calentadores portátiles, mantas térmicas y sacos de dormir de empresas canadienses a través de la Canadian Commercial Corporation.

Cabe comentar que estas cifras complementarán los 17,38 millones de dólares en imágenes satelitales y las 62 cámaras de drones para Ucrania que Canadá ya había comprometido. Asimismo, a su llegada a la Cumbre del G20 en Bali el primer ministro Trudeau anunció un paquete de 500 millones de dólares en asistencia militar. 

A colación del entrenamiento de las tropas ucranianas, la República Checa llevará a cabo la formación de 4.000 militares en su territorio. Este durará hasta finales de 2023 e incluirá cinco rotaciones de cuatro semanas. Se prevé, no obstante, que en un futuro este proceso de entrenamiento esté supervisado por la recién lanzada Misión de la UE de Asistencia Militar a Ucrania (EUMAM Ukraine).  

Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores ucraniano, ha hablado por segunda vez en menos de 24 horas con su homólogo estadounidense, Antony Blinken. Durante su llamada, Kuleba le ha agradecido el apoyo militar de EE. UU. y le ha solicitado más ayuda, enfatizando que las entregas de sistemas de defensa aérea a Ucrania deben acelerarse y que los NASAMS ya han demostrado su eficacia. Asimismo, le ha trasladado que está convencido de que ha llegado el momento de los sistemas Patriot. 

Asimismo, ambos representantes comparten la opinión de que Rusia “tiene toda la responsabilidad por su terrorismo con misiles y sus consecuencias en el territorio de Ucrania, Polonia y Moldavia”. Sobre lo sucedido en Polonia, también ha tenido ocasión de abordarlo con el ministro de Exteriores polaco, Zbigniew Rau, de modo que ambos países cooperarán en la investigación del incidente. Ha sido el propio ministro Kuleba quien ha confirmado que los expertos ucranianos ya se encuentran en Polonia y espera que tengan acceso rápido al lugar de los hechos en cooperación con la policía polaca.

Por otro lado, podemos comentar una noticia que es cuanto menos, interesante, y que también refleja otro tipo de ayuda necesaria relacionada con la guerra de Ucrania. Rafael Mariano Grossi, director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA), ha comunicado que Japón ha asumido el compromiso de brindar 800.000 dólares para adquirir cuatro vehículos que se utilizarán para apoyar las actividades de la Agencia en Ucrania. Señala además que Japón es un socio indispensable para la IAEA y ayuda a cumplir con su misión de no proliferación, seguridad y protección, y usos nucleares pacíficos. 

Por último, es obligado mencionar que hoy se ha emitido la sentencia relativa al derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines el 17 de julio de 2014. Finalmente, el tribunal de Países Bajos ha concluido que el MH17 fue derribado por un sistema antiaéreo Buk ruso. En consecuencia, tres de los cuatro acusados han sido condenados a cadena perpetua in abstentia mientras que uno de ellos ha sido absuelto por falta de pruebas. De manera más detallada, los condenados y prófugos son: Igor Girkin, ex ministro de defensa de la autoproclamada República de Donetsk y ex miembro del FSB, el general de brigada Sergey Dubinski y el ciudadano ucraniano Leonid Kharchenko, quien al parecer recibía órdenes directamente de Dubinski. Los sentenciados también deberán pagar al menos 16 millones de euros a los familiares de las 298 víctimas.  

Además del comunicado por parte del Ministerio de Exteriores, el presidente Zelenski ha comentado al respecto que es necesario que “hacer que los autores intelectuales rindan cuentan también es crucial, ya que la sensación de impunidad conduce a nuevos delitos”. Además, subraya que “el castigo por todas las atrocidades de la Federación Rusa entonces y ahora es inevitable”. 

4 Comments

  1. Hola, buenos días.

    Por favor, me podrían decir cuál es la situación actual de los HIMARS en Ucrania? Tiene 16 o ya cuenta con los 18 de la segunda tanda?

    Por otro lado, ¿Revista Ejércitos ha hecho una nota sobre la capacidad económica de Rusia comparativa con Europa, EEU y la OTAN? Creo que es tan reveladora la pobreza industrial y exportadora de Rusia que da para sacar buenas conclusiones de cuánto tiempo puede aguantar este pulso.

    Muchas gracias y felicitaciones por la alta calidad de la información.

  2. Muchas gracias por la respuesta, he aprovechado el fin de semana para leer los muy completos dosieres sobre Rusia. Pero permítame estar en desacuerdo con los datos brindados en lo referente a la economía rusa. La cifra de “4.168.000 millones de dólares” de exportaciones rusas debe ser (imagino que por un error) corregida por 416.000 millones. Pero sigo en desacuerdo cuando se utiliza la expresión “Por fortuna ésta es cada vez menos dependiente del sector primario” al referirse a la economía, ya que los números demuestran lo contrario. Los grandes números de la economía rusa dependen y cada vez más, del gas, el carbón, el petróleo, el oro y los diamantes. Y hago hincapié en esto porque es un detalle estratégico incapacitante para Rusia desde mi punto de vista. Rusia exporta (Exportaba) 0.4 billones, España 0.32, Alemania ¡1.4!, Francia 0.5. Su PBI es de 1.5 billones, el de Alemania 3.6. Y podríamos seguir, pero España tiene una economía más fuerte que Rusia. Por eso, y disculpe Usted la insistencia, creo que sería interesantísimo un estudio comparado de las economías de Rusia, China y la OTAN (y aquí lo de Rusia sería patético) y su influencia en las diferentes hipótesis.

Leave a Reply