Guerra de Ucrania – Día 246

La capital ucraniana, Kiev, ha sufrido durante las últimas horas problemas de suministro eléctrico tras nuevos ataques rusos a la infraestructura eléctrica de la región. Además, operativos de Wagner se habrían hecho nuevamente con la fábrica de cemento de Bakhmut. Las tropas ucranianas, por su parte, estarían atacando al norte de Kreminna y hacia Svatove, tratando de cortar las comunicaciones entre ambas localidades a la vez que anuncia un refuerzo de sus defensas al norte del país en previsión de un hipotético ataque procedente de Bielorrusia.

La última jornada de guerra de Ucrania hasta hoy ha sido relativamente tranquila, salvo por los ataques en las direcciones habituales tanto del lado ucraniano como del ruso y un nuevo ataque con drones que ha dejado a la ciudad de Kiev y a la región del mismo nombre con cortes puntuales de luz, después de perder una parte sustancial de su capacidad eléctrica.

El ataque, que no habría implicado a un número excesivo de drones iraníes Shaheed-136, ha complicado más si cabe la situación de la región, en un momento en el que todavía están llegando a Ucrania algunos de los equipos y repuestos pedidos a sus socios y en el que todavía no están desplegados todos los sistemas antiaéreos recibidos.

Otro punto interesante del día está en el norte de Ucrania, a donde según Oleksii Hromov, segundo de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ucraniano, estarían destinando más tropas en previsión de un posible ataque procedente de Bielorrusia, una amenaza que la comentamos días atrás que se tomaban en serio, aportando las correspondientes fuentes. Ahora, alegan que las Fuerzas Armadas de Bielorrusia están incrementando las patrullas de reconocimiento en las áreas fronterizas, a la vez que la amenaza de lanzamiento de misiles o de ataques aéreos procedentes de Bielorrusia se mantiene.

Esta última no es una amenaza trivial, pues Bielorrusia ha sido el punto de partida de muchos de los aviones rusos que han lanzado misiles de crucero sobre Ucrania. Además, la creación de la Fuerza Conjunta entre Ucrania y Bielorrusia obliga a Ucrania -y esa era una de sus intenciones, sin duda- a fijar tropas al norte del país. Ahora bien, se desconoce la cuantía de estas y por lo tanto, de ser ciertas las declaraciones del militar ucraniano, cuál es el impacto que la medida podría tener sobre las operaciones en otras zonas del frente, de tener alguno.

Es posible que Ucrania esté intentando algo parecido a esto, intentando cortar las comunicaciones entre Svatove y Kreminna, pero también entre Svatove y Starobilsk. Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de @Majakovsk73.

Pasando a lo ocurrido en el campo de batalla durante la jornada, hoy apenas hay información disponible. En la zona de Svatove y Kreminna los ucranianos estarían tratando de cortar la P-66 aislando ambas localidades. También de progresar de forma que la P-07 en dirección sureste, que une Svatove con Starobilsk, quedase a tiro en el futuro.

En la zona de Bakhmut, la única noticia relevante tiene que ver con la toma, una vez más, de la fábrica de cemento situada al sureste de la ciudad por parte de los efectivos de Wagner Group. Recordemos que apenas un par de días atrás habíamos visto imágenes de soldados ucranianos en las instalaciones y comentábamos cómo no había que magnificar este tipo de acciones, ya que la situación en la zona está totalmente estancada pese a estos tira y afloja periódicos. Lo ocurrido hoy no es pues más que un ejemplo de esto último.

Además de lo anterior, los milicianos, los chechenos y los hombres de Wagner Group han atacado durante el día en dirección a Opytne y a Soledar, aunque en estos casos no se han reportado progresos. Respecto a los intercambios artilleros, aunque llevamos tiempo sin comentarios, pues es una información tan repetitiva que llega a convertirse en irrelevante, por ejemplo hoy Rusia habría atacado en la zona Andriyivka, Bakhmut, Bakhmuts’ke, Soledar, Mayorsk, Nueva York, Yakovlivka, Zelenopillya y Ozaryanivka.

Respecto a Donetsk y a Jersón o Zaporiyia, no hemos encontrado ninguna información relevante o digna de mención, más allá de nuevas imágenes del ataque ucraniano a un tren de combustible ruso al este de la ciudad de Donetsk, en Shakhtars, que hoy se habría reproducido, después de la intervención de los servicios de extinción de incendios.

Por último, merece la pena dedicar unas líneas a comentar las últimas declaraciones del Secretario de Defensa de los EEUU, Lloyd Austin. En concreto, tras preguntarle uno de los reporteros asignados al Pentágono si se suministrarían misiles ATACMS a Ucrania, la respuesta del político estadounidense ha sido que «tienen todo lo que necesitan para tener éxito». De hecho, ha explicado que con los sistemas actuales los ucranianos pueden atacar «casi» todos los objetivos que quieran. Aunque puede parecer una declaración baladí, la respuesta tiene dicho en plata mucha miga.

  • En primer lugar, porque los Estados Unidos están preocupados, como hemos explicado en días anteriores, por el patrón de escalada que Rusia pueda seguir, en especial en relación con las armas nucleares. Dado que desde Rusia en más de una ocasión se han referido a los ATACMS como una «línea roja», se entiende que no quieran tensar mas la cuerda por el momento. Esto pese a las recientes declaraciones de Putin, que podrían entenderse como tranquilizadoras y teniendo también en cuenta el clima enrarecido a causa de las acusaciones de Rusia a Ucrania a propósito de los hipotéticos planes de esta última para utilizar una «bomba sucia» y sobre los que Rusia no ha aportado pruebas.
  • En tercer lugar, porque una vez mas no es una respuesta tajante, sino que deja abierta la puerta a una revisión de la postura estadounidense en el futuro. Es decir, que si bien ahora consideran que Ucrania dispone de los medios para alcanzar el éxito, esto es susceptible de cambiar con la introducción por ejemplo de nuevas armas por parte rusa.
Mapa de situación a 27 de octubre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Comenzamos la sección institucional y diplomática de la jornada 246 haciendo alusión a las últimas declaraciones del presidente de Rusia, Vladímir Putin, acerca del posible uso de armas nucleares en Ucrania. 

Durante una conferencia de expertos en política internacional, Putin ha aseverado que no tiene sentido que Rusia ataque a Ucrania con armas nucleares: “No vemos la necesidad de eso. Eso no tiene sentido, ni político, ni militar”. 

De igual modo ha precisado que sus advertencias anteriores sobre su disposición a usar “todos los medios disponibles para proteger a Rusia” no equivalía a un ruido de sables nucleares, sino que era una respuesta a las declaraciones occidentales sobre su posible uso de armas nucleares. 

También ha habido ocasión de dirigirse a Estados Unidos y otros aliados de Ucrania defendiendo que el mundo ha cambiado y que Occidente ya no puede dictar “su voluntad a la humanidad”, lo que considera a su vez un juego de dominación “peligroso, sangriento y sucio”. En este sentido sostiene que las políticas occidentales fomentarán más caos incidiendo en que “el que siembra viento cosechará torbellino” añadiendo: 

“La humanidad ahora enfrenta una elección: acumular una carga de problemas que inevitablemente nos aplastarán a todos o tratar de encontrar soluciones que pueden no ser ideales pero que podrían funcionar y podrían hacer que el mundo sea más estable y seguro”. 

Por supuesto, ha defendido la acusación de Moscú de que Ucrania estaría planeando un ataque con una bomba sucia. Todo lo anterior se combina también con las siguientes declaraciones: 

“En las circunstancias actuales de conflicto brutal, diré algunas cosas sin rodeos, Rusia, al ser una civilización independiente y autosuficiente, nunca se ha considerado y no se considera un enemigo de Occidente».

Desde el Ministerio de Exteriores ruso, su portavoz, Maria Zakharova, ha puntualizado que “cuanto más se sienta atraído Estados Unidos por apoyar al régimen de Kiev en el campo de batalla, más corre el riesgo de provocar una confrontación militar directa entre las mayores potencias nucleares cargada de consecuencias catastróficas”.

La respuesta del lado ucraniano ha venido de manos del ya conocido asesor de la presidencia, Mikhailo Podolyak:

“Cualquier discurso de Putin puede describirse como «para Freud». ¿El que invadió un país extranjero, anexó su tierra y cometió genocidio acusa a otros de violación de la ley internacional/soberanía de otros países? Una verdad: «Quien comenzó un viento, recibirá una tormenta». Se acerca la tormenta.”

Pasando a la ayuda militar, ayer nos hacíamos eco del nuevo paquete de asistencia de seguridad a Ucrania consistente en enviar 30 Bushmasters adicionales a Ucrania y ofrecer entrenamiento a las tropas. No obstante, el ministro de Defensa ha confirmado hoy que Australia se unirá al programa de entrenamiento de tropas ucranianas liderado por el Reino Unido. 

Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania, ha hablado con su homóloga alemana, Annalena Baerbock, para continuar trabajando juntos en el envío de más armas a Ucrania, “incluso a través de asociaciones con terceros países”. Kuleba, además, ha señalado que aprecia la predisposición de Alemania para restaurar la infraestructura energética de Ucrania dañada por los recientes ataques de Rusia. 

Por su parte, el ministro de Defensa, Oleksii Reznikov, ha vuelto a hablar con su contraparte española, Margarita Robles, a quien le ha agradecido el apoyo del gobierno, pero especialmente que España haya sido el primer país en proporcionar sistemas antiaéreos Hawk a Ucrania. Así señala que “esperan con ansias” el nuevo paquete de ayuda militar que llegará pronto.

De manera presencial además ha discutido con el embajador de Japón, Kuninori Matsuda, a quien le ha expresado su agradecimiento por la ayuda financiera y humanitaria brindada a Kiev. Asimismo, ha invitado al ministro de Japón a que visite Ucrania. 

La visita que han recibido hoy en Kiev ha sido la del presidente de República de Guinea-Bissau y de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (ECOWAS), Umaro Sissoco Embaló. El presidente Zelenski ha señalado que es el primer líder africano que visita Ucrania tras el inicio de la invasión y que permite que escuche la verdad sobre la situación del país. Durante su encuentro han acordado “un mayor apoyo a las resoluciones ucranianas sobre los mecanismos de compensación, el tribunal especial y Crimea ucraniana”. 

Un lugar especial durante su conversación ha tenido la seguridad alimentaria. Zelenski le ha asegurado al presidente de Guinea-Bissau que Ucrania “puede continuar asegurando alimentos y, por lo tanto, seguridad social y política en los países socios” y le ha agradecido que apoye la idoneidad de extender el acuerdo de exportación de cereal. Sin embargo, sí ha destacado que Rusia está bloqueando 170 barcos cargados con productos agrícolas ucranianos y, por ende, provocando demoras en las entregas como comentamos en informes anteriores.

Hoy sí han zarpado 7 barcos cargados con 102.000 toneladas de productos agrícolas ucranianos desde los puertos de Chornomorsk y Pyvdenny hacia África, Asia y Europa. El Ministerio de Infraestructura ucraniano sí señala que uno de los buques con 30.600 toneladas de maíz se dirige a Túnez. Desde el 1 de agosto han logrado exportar 9 millones de toneladas de productos agrícolas en 397 barcos. 

No obstante, hay que recordar que la vigencia del la Iniciativa de Grano o Acuerdo de Estambul finalizará el próximo 19 de noviembre salvo que se acuerde la extensión del mismo. Hay voces que ya apuntan que el presidente Putin usará este acuerdo también como palanca de cara a la -más que anunciada desde que comenzó la invasión- cumbre del G20 en Indonesia. En otras palabras, podría usar la prórroga de la iniciativa como una forma de ganar influencia y dominar la cumbre que comenzará el 15 de noviembre. 

Cambiando de tercio, el Senado de Polonia se ha unido a Ucrania, Letonia y Estonia, pero también a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) para calificar al régimen ruso como terrorista. 

Profundizando en el plano humanitario, las últimas cifras apuntan ya a un total de 16.150 bajas civiles. Entre el 24 de febrero y el 23 de octubre han fallecido 6.374 personas y 9.776 han resultado heridas. 

Otra cuestión de especial importancia es la relativa a las deportaciones forzadas, pero también a las adopciones ilegales de menores ucranianos en la Federación Rusa. El Ministerio de Exteriores ucraniano ha emitido un comunicado en el que se recoge la declaración de la Comisaria para los Derechos del Niño en Rusia, Maria Ivova-Belova, quien admite haber facilitado la adopción ilegal de 350 niños más de las regiones ocupadas en el Donbás. En consecuencia, el Ministerio anuncia que comenzará un caso “ante los organismos encargados de hacer cumplir las leyes de Ucrania contra la ciudadana Ivova-belova, cuyas acciones se consideran signos de un delito penal”. En las siguientes líneas del comunicado instan a la comunidad internacional para que se condenen enérgicamente los crímenes cometidos por Rusia y sus funcionarios contra los niños en los territorios ucranianos temporalmente ocupados. 

Por último, el jefe de la Presidencia de Ucrania, Andriy Yermak, ha presentado un plan de acción para la protección de los presos ucranianos en manos de las tropas rusas en la Conferencia de Defensores del Pueblo y INDH “Batalla por los Derechos Humanos. Crimea. Ucrania. Mundo”. Durante su intervención en la conferencia ha puesto el acento en que los representantes tanto de Naciones Unidas como del Comité Internacional de la Cruz Roja no pueden visitar a los prisioneros de guerra ucranianos y que “Rusia está bloqueando el trabajo de la Misión de la ONU que investiga el ataque terrorista contra los defensores de Mariupol recluidos en el centro de detención de Olenivka”. Sostiene que en esta localización al menos “los terroristas uniformados rusos mataron sin piedad” a unas cinco docenas de soldados ucranianos.  

El plan que ha presentado se erige sobre los siguientes puntos: 

  • Elevar la cuestión de Olenivka, el acceso a los prisioneros de guerra ucranianos y la protección de sus derechos a nivel mundial adoptando una declaración conjunta de los defensores del pueblo en la que se condenen los crímenes de guerra, los crímenes de lesa humanidad y el genocidio que Rusia comete contra los ucranianos. 
  • Enviar una gran misión conjunta que aúne defensores del pueblo de diferentes países. 
  • Publicación periódica de informes temáticos que consistan en testimonios de testigos presenciales. 

Be the first to comment

Leave a Reply