Guerra de Ucrania – Día 237

Un día más, la actualidad de la Guerra de Ucrania continúa marcada por los ataques rusos mediante drones iraníes a diversas infraestructuras tanto relacionadas con la electricidad, como con los hidrocarburos. La efectividad de los drones iraníes está provocando serios daños a la economía ucraniana, aunque por el momento no hay una valoración fiable de los mismos. Desde Ucrania aseguran estar trabajando en una respuesta, en forma de drones de largo alcance preparados para atacar el interior del territorio ruso, mientras sus aliados continúan acelerando las entregas de medios de defensa aérea.

Al igual que en los días previos, han sido los ataques con drones los que han protagonizado la jornada en Ucrania. Pese a que Irán oficialmente sigue sin saber nada del envío de drones a Rusia y que el mismo Ministerio de Defensa ruso asegura no tener información sobre su uso, continúan impactando contra objetivos en Ucrania decenas de drones al día. Lo hacen cebándose con la infraestructura eléctrica y también la relacionada con los hidrocarburos, buscando llevar al colapso a la economía y la sociedad ucranianas. De hecho, en algunos casos también están atacando otro tipo de infraestructuras, como las que permiten el suministro de agua a los hogares, lo que deja claras las intenciones rusas.

Por el momento no hay acuerdo sobre el grado de destrucción infligido. Es cierto que el Gobierno ucraniano ha hablado de situación crítica y de alrededor del 30% de la infraestructura eléctrica destruidasi hacemos memoria, la cifra no habría cambiado desde días atrás, lo que resulta extraño-. No obstante, que el 30% de esta haya sido atacada o haya sufrido un impacto no significa necesariamente que haya quedado irreparable o que los daños sean mayores en todos los casos. Sea como fuere, la situación es grave y desde Kiev como es lógico tratarán de pintar una situación todavía peor de la real, para que se aceleren las entregas de armas por parte de sus socios, de entre los cuales los EEUU y el Reino Unido se han reunido hoy al respecto.

Por otra parte, Irán se ha comprometido con Rusia a enviar misiles superficie-superficie, en virtud de un acuerdo que habría sido alcanzado el pasado día 6 de octubre. Es decir, que Rusia contará con medios como para seguir castigando de forma importante la infraestructura civil ucraniana, mientras con pequeños drones suicidas como los Lancet busca objetivos militares clave, como los radares de exploración o los vehículos lanzadores de los sistemas antiaéreos en servicio con las Fuerzas Armadas ucranianas.

Es difícil evaluar hasta qué punto las defensas antiaéreas ucranianas pueden hacer frente a esta amenaza. Por supuesto, hay testimonios de derribos tanto de misiles de crucero como de drones suicidas. Incluso cifras ofrecidas por el Ministerio de Defensa de Ucrania. Sin embargo, incluso aceptando que fuesen buenas, no parecen suficientes como para frenar el daño a su infraestructura. Tomemos como ejemplo la cifra de un 70% de drones derribados.

Eso permitiría el paso, pese a la alta tasa de derribos, de cientos de drones. Además, sabiendo que cada uno de ellos -en el caso de los drones, no así en el de los carísimos misiles de crucero como los Kh-101- son más baratos que los misiles antiaéreos con los que intentan derribarlos los ucranianos. Es decir, que se trata de una competición que obligará seguramente a cambiar la forma en la que se ha concebido la defensa antiaérea ucraniana, en base a sistemas donados con características muy diferentes y en muchos casos incompatibles, con lo que es imposible formar con todos ellos una IADS.

Se necesitarán drones interceptores o antidrones, como el Coyote, más sistemas antiaéreos de todo tipo incluyendo C-RAM y también capacidad de detección y mucha inteligencia para prever las rutas de aproximación y en su caso los puntos de lanzamiento. También obligará a responder. Desde Ucrania afirman estar trabajando en drones de largo alcance capaces de llegar a zonas al interior de Rusia -entiéndase a distancias de 1.000 kilómetros, no a Siberia-, transportando una carga bélica de 75 kilogramos.

Cambios sobre el terreno entre el 15 de septiembre y el 18 de octubre. Fuente – @DefMon3.

Pasando al campo de batalla, se han producido combates al norte, en Járkov. En primer lugar, las Fuerzas Armadas rusas habrían tratado de atacar en la zona de Vovchansk, sin éxito. También en dirección a Sen’kove y hacia Berestove. Los ucranianos, por su parte, siguen tratando de romper la línea rusa que defiende Járkov. Además, habrían bombardeado distintos puntos en el distrito fronterizo de Grayvoron, en la región rusa de Bélgorod, aunque no está claro el motivo.

Más tranquila ha sido la jornada en la zona de Bakhmut, en donde los ataques rusos y milicianos se han dirigido contra Bakhmuts’ke y contra Klishchivka desde la zona de Kodema/Odradivka. No se han reportado cambios, manteniéndose por ahora el frente estable y al parecer sin amenaza inmediata sobre Bakhmut que, no obstante, continúa sufriendo bombardeos a diario.

En Donetsk el día ha vuelto a dejar combates en dirección a Permovais’ke y a Mariínka, sin cambios perceptibles.

En el sur se ha producido la noticia más sorprendente del día, con el anuncio por parte de las autoridades prorrusas en Jersón de la evacuación de la región ante el supuesto riesgo de que Ucrania decida volar la presa de Nova Kakhovka con misiles, provocando una inundación que podría tener consecuencias catastróficas. Más allá de que pudiese ser o no verdadera esta intención, algo bastante discutible, cuesta ver cómo podrían lograrlo, toda vez que las únicas armas de que disponen se han mostrado incapaces hasta ahora de causar daños definitivos al puente de Antonovsky, por ejemplo, un objetivo mucho menos resistente.

En este sentido, parece difícil que los misiles en el arsenal ucraniano pudiesen provocar un derrumbe en la presa. Para ello deberían recurrir más bien a bombardeos aéreos con bombas de caída libre de gran potencia y seguramente en cantidad, algo que no parece factible. Por otra parte, es un anuncio curioso, pues dada la orografía de la región, la única forma de salvar a la población pasaría por evacuar a la población hacia el norte y no hacia el sur, dado que la zona más meridional tiene una altura media sobre el nivel del mar muy inferior a la septentrional.

Mapa de situación actualizado a 18 de octubre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Durante la jornada 237 del conflicto han continuado las idas y venidas con Irán. Así pues, Dmytro Kuleba, ministro de exteriores de Ucrania, ha presentado una propuesta al presidente Zelenski para cortar formalmente las relaciones diplomáticas con Teherán. Propuesta en línea con su comunicado de ayer en la que subraya “la complicidad de Irán en los crímenes de Rusia contra Ucrania” y hace un llamamiento a Teherán para que deje de suministrar armas a Rusia “de inmediato”. 

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ante la pregunta de si Rusia ha empleado drones iraníes en Ucrania ha respondido que el Kremlin no tenía información sobre su uso, agregando que: “Se utiliza equipo ruso con nomenclatura rusa”. 

Al mismo tiempo, varias fuentes iraníes en exclusiva para Reuters aseveran que Teherán ha prometido proporcionar a Rusia misiles tierra-tierra, además de más drones. 

También conviene subrayar que el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, habría tratado de concertar una llamada con su homólogo israelí, Benny Gantz, durante semanas, pero esta ha sido pospuesta en cinco ocasiones. Además, a esto se añade que Rusia advirtió ayer que si Israel suministra armas a Ucrania “destruiría las relaciones políticas entre los dos países”. 

De otro lado, el primer ministro Denys Shmyhal ha confirmado que Ucrania ha recibido hoy los primeros 2.000 millones prometidos en el marco de la ayuda macrofinanciera excepcional por un valor total de 5.000 millones de euros. Desde que comenzó la invasión Ucrania ha recibido un total de 4.200 millones de euros en ayuda financiera por parte de la UE. 

En lo que concierne a la ayuda militar, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha confirmado que la OTAN está planeando el envío de sistemas de defensa antidrón a Ucrania en los próximos días. No obstante, por el momento no se han ofrecido más detalles. El ministro de Exteriores de Ucrania ha mostrado su agradecimiento y ha subrayado que “para Ucrania esto significa más vidas salvadas y una infraestructura energética mejor protegida”. 

También se han reunido hoy en el Pentágono los representantes de Defensa de Estados Unidos y Reino Unido, Lloyd Austin y Ben Wallace, respectivamente, con el objetivo de discutir el apoyo continuo a Ucrania por parte de ambos países.

Del lado ruso, el enviado a Alemania, Sergey Nechayev, ha enfatizado que las autoridades alemanas no deberían haber cruzado la línea roja con el suministro de armas a Kiev: 

“Las armas letales de fabricación alemana, suministradas al régimen de Kiev, se utilizan no solo contra militares rusos, sino también contra civiles. Sin duda, es una línea roja que las autoridades alemanas no deberían haber cruzado, dada la responsabilidad histórica de Alemania con nuestro pueblo por crímenes nazis durante la Gran Guerra Patria. (…) Sin mencionar nuestra contribución a la reunificación de la posguerra de Alemania”.

Cambiando de tercio, el presidente Zelenski ha puesto de relieve que desde el 10 de octubre el 30 por ciento de las centrales eléctricas de Ucrania han quedado destruidas ocasionando apagones masivos en todo el país. El líder ucraniano califica estas acciones como “otro tipo de ataques de terroristas rusos” enfatizando que “no queda espacio para negociaciones con el régimen de Putin”. No obstante, téngase en cuenta lo comentado en la primera parte de este informe acerca del porcentaje de la infraestructura eléctrica realmente afectado.

En este sentido, conviene destacar que el Riigikogu – el Parlamento de Estonia – ha declarado que el “régimen ruso es un régimen terrorista y la Federación Rusa un estado que apoya el terrorismo” al adoptar una declaración por 88 votos a favor en la que también se condena la anexión ilegal de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. Asimismo, el Parlamento estonio hace un llamamiento a la comunidad internacional para que más países adopten declaraciones similares que, por el momento, únicamente habrían adoptado sus vecinos Letonia y Lituania. 

De igual forma está previsto que el Parlamento Europeo responda a la petición ucraniana y en su próxima sesión declare oficialmente a Rusia como estado terrorista. 

A colación de lo anterior, Naciones Unidas ha apuntado a las fuerzas armadas rusas como “responsables de la gran mayoría de las violaciones [de derechos humanos] identificadas, incluidos los crímenes de guerra” en las regiones de Kiev, Chernígov, Sumy, Járkov y Sumy en su informe que analiza los hechos ocurridos entre finales de febrero y marzo de 2022. 

Por último, volviendo sobre cuestiones energéticas, en primer lugar, es obligado comentar que la Comisión Europea ha presentado hoy su paquete de medidas para hacer frente a los altos precios de la energía y garantizar la seguridad del suministro en la UE. De manera muy somera, se proponen: 

  • Compra conjunta del gas con un enfoque en dos pasos. De un lado, agregando la demanda y poniendo en común las necesidades de gas de las empresas dispuestas a participar. De otro, subrayan la necesidad de contar con un nuevo punto de referencia de precios que refleje mejor la realidad del mercado actual. Mientras tanto aplicarán un mecanismo temporal para limitar los precios.
  • “La solidaridad no debe ser negociable” entre los Estados miembros llegado el caso. Por tanto, las normas de solidaridad previstas se aplicarán de manera automática para garantizar el suministro de gas. Esta obligación de solidaridad también se aplicará a las centrales eléctricas críticas. 
  • Reducción de la demanda de gas. 
  • Aumento de la eficiencia energética. 

En segundo lugar, sobre las investigaciones de las fugas en el Nord Stream en el Mar Báltico, las autoridades danesas han comentado que la investigación preliminar de los daños muestra que fueron causados por “poderosas explosiones”. Estos hallazgos serían similares a los señalados por las autoridades de Suecia. 

En tercer y último lugar, Energoatom, compañía estatal de energía nuclear de Ucrania, sostiene que dos funcionarios de la central nuclear de Zaporiyia han sido secuestrados por las tropas rusas al igual que lo fue anteriormente el director de la planta.

Autor

1 Comment

Leave a Reply