Guerra de Ucrania – Día 221

Tras la caída de Limán, los avances ucranianos han proseguido en Járkov, tomando en las últimas horas Tors’ke y ampliando la cabeza de puente en Kupiansk. Al sur, son cada vez más las noticias -en muchos casos poco más que rumores basados en conversaciones en canales rusos de Telegram- referentes a una ruptura ucraniana al noreste de Jersón en dirección a Dudchany o incluso a un repliegue ruso en esta zona. Desde Rusia, mientras tanto, continúa el trasiego de material en dirección a Ucrania sin que por el momento la movilización se haya transformado en fuerzas sobre el terreno.

Después de Limán, parecía claro que el Ejército ucraniano, necesitado o no de una pausa, estaba en la obligación de seguir presionando a los rusos, en vista de su debilidad en Járkov. Así ha sucedido, lo que ha llevado en el plazo de pocas horas a la recuperación por parte de las Fuerzas Armadas ucranianas de Tors’ke, lo que augura la caída de Zarichne en un plazo breve, salvo sorpresa. Es así, porque no tendría demasiado sentido mantener dicha posición aislada.

De hecho, es posible que a estas horas las tropas ucranianas controlen ya la parte oriental de la localidad, manteniendo Rusia el control sobre las carreteras en dirección a Kreminna y a Makiívka, aunque en ambos casos dichas rutas están al alcance de la artillería y los golpes de manos ucranianos. Es pues factible que en los próximos días Ucrania alcance la P66.

De hecho, las unidades SOF ucranianas sin duda llevan días realizando incursiones hacia dicha vía para tratar de confirmar si los datos recopilados por medios satelitales, drones y SIGINT están en lo cierto y las evaluaciones sobre las defensas rusas son correctas para proceder posteriormente en consecuencia.

Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

Más al norte, en Kupiansk, los ucranianos han proseguido durante esta última jornada ampliando su cabeza de puente tanto hacia el este como en dirección sur. En la zona controlan ya con firmeza Kisharivka, mientras tratan de avanzar por la P07 y de enlazar con la P79.

El otro punto en el que deberían alcanzar para aumentar los dilemas rusos en la defensiva, sería Borova, aunque por el momento no hay constancia de que hayan logrado expandir aquí su control, pese a que las tropas rusas corren el riesgo de quedar aisladas allí si los ucranianos alcanzan Pershotravneve. En cualquier caso, el punto final de su esfuerzo, a lo que parece y como venimos defendiendo, sería Svatove, una ciudad con poco más de 15.000 habitantes antes de la guerra, con pocas defensas naturales y sin embargo crucial para ambos.

Ocurra lo que ocurra en los próximos días, Ucrania ha recuperado en el mes de septiembre más de 10.600 kilómetros cuadrados de territorio hasta ahora ocupado por los rusos, lo que supone aproximadamente el 10% del total bajo control del Kremlin hasta el inicio del mes. En comparación, Rusia había ganado 1.500 kilómetros cuadrados de territorio ucraniano en junio, 165 en julio y 460 en agosto. Una vuelta de tuerca que habla a las claras del desgaste sufrido por sus tropas.

Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

El otro punto caliente del día es Jersón. Allí, después de varias jornadas de rumores, los ucranianos han logrado con la toma de Khreschenivka el primer avance de mención en mucho tiempo. Además, en los canales y cuentas prorrusos se habla de una retirada rusa a líneas más defendibles.

No obstante, no son pocos los que especulan con una ruptura ucraniana mucho mayor, habiendo aparecido en más de una ocasión citada la localidad de Dudchany, a unos 30 kilómetros al suroeste de donde se suponía la línea de frente, sin que por el momento haya documentos gráficos que apoyen la idea y no todas las fuentes y canales estén de acuerdo.

En cualquier caso, ya que hablan de Dudchany, merece la pena comentar que en caso de que realmente los ucranianos hubiesen llegado allí, Chaplinka comenzaría a estar a tiro de los GMLRS (90 kilómetros), con todo lo que ello supone, ya que es uno de los nodos cruciales para la logística rusa en todo el sur de Ucrania.

Han aparecido rumores en las redes sobre la llegada de Ucrania a Dudchany, aunque no hay documentos gráficos que lo confirmen. Por el momento, la última localidad tomada por las tropas ucranianas en esta zona es Khreshchenivka, más al norte. Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de David Batashvili.

Más allá de esto, hoy han ocurrido muchas otras cosas en el campo de batalla, empezando por un ataque ruso en la zona de Kozacha Lopan’, al norte de Járkov. Puede que se haya tratado de un choque entre unidades fronterizas o de una acción destinada a desviar la atención de los ucranianos, aunque difícilmente será efectiva, pues estas se han producido durante meses y no han servido para evitar la contraofensiva. De hecho, parece evidente que para frenar acciones de este tipo con las Fuerzas de Defensa del territorio Ucrania tiene más que suficiente. Además de esto se han reportado bombardeos en cuatro localidades de la región de Sumy y en un par de poblados también al norte de Járkov, que casi podríamos tachar de rutinarios.

En dirección a Bakhmut, aunque sea uno de los mayores sinsentidos de esta guerra, las tropas rusas, los milicianos de Donetsk, Wagner y los chechenos continúan lanzando ataques en múltiples direcciones sin avances un día más, salvo por el número de bajas propias y ajenas. Hoy sin ir más lejos habrían tratado de avanzar desde Berestove, por Soledar y Pokrovs’ke, hacia Bakhmut este, hacia Zaitseve y en la zona de Kodema. Todo ello acompañado de bombardeos sobre Soledar, Bakhmut, Bakhmutske, Odradivka, Opytne, Yakovlivka, Yuryivka y Novoselivka.

Lo mismo ocurre desde Donetsk, con un ataque registrado en dirección a Nevels’ke, al sur de Pisky, con el resultado habitual en las últimas semanas. En esta zona, además, la artillería rusa ha golpeado Avdiivka, Krasnohorivka, Opytne, Pervomaiske, Maryinka, Novomykhailivka y Vodiane.

Al sur, además de lo que ya hemos explicado sobre el frente al norte del río Dniéper, se han registrado explosiones en Dariivka y en Skadovsk, en ambos casos en la región de Jersón y al sur del río. Es posible que sea obra de los HIMARS, aunque no está del todo claro. Rusia por su parte ha atacado un día más Nikolayev, Krivói Rog y Zaporiyia, además de producirse intensos intercambios artilleros en toda la línea de frente.

Más allá de todo esto, Rusia continúa moviendo material y plataformas en dirección a Ucrania. Desde trenes cargados de carros de combate, camiones y obuses, hasta noticias relativas a material de nuevo cuño, como blindados 4×4 dotados con cañones de 30mm o incluso material especial, aunque en este caso el movimiento podría esconder otras razones diferentes a la guerra.

Mapa de situación actualizado a 2 de octubre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La jornada dominical ha dejado a nivel institucional y diplomático una declaración de lo más significativa sobre la petición de adhesión de Ucrania a la OTAN. Los presidentes de los Estados miembros de la OTAN de Europa Central y del Este, -esto es, República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Macedonia del Norte, Montenegro, Polonia, Rumanía y Eslovaquia-, han firmado una “Declaración conjunta sobre los intentos rusos de anexar ilegalmente territorios ucranianos”.

Además de subrayar que apoyan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y que no reconocen ni nunca reconocerán los territorios ucranianos anexados ilegalmente, han aseverado que respaldan “firmemente la decisión de la Cumbre de la OTAN de Bucarest de 2008 sobre la futura membresía de Ucrania”. Por tanto, estos son los primeros nueve aliados que han dado un paso al frente apoyando la solicitud de adhesión de Kiev a la OTAN. 

Al respecto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha hecho hincapié en que “toda nación tiene derecho a elegir su propio camino” aunque sí es cierto que “la decisión sobre la membresía tiene que ser adoptada por consenso, los 30 aliados tienen que estar de acuerdo”. 

El presidente Zelenski, como no podía ser de otro modo ha dado la bienvenida a dicha declaración y durante la jornada de hoy también ha hablado con su homólogo francés, Emmanuel Macron. Han hablado sobre la celebración de los referéndums en Ucrania por parte de Rusia y coinciden que se debe dar “una respuesta firme y consolidada de la comunidad mundial a este último crimen de la Federación Rusa” a través del aumento de las sanciones. Asimismo, han discutido sobre la situación en el frente y la liberación de los territorios ucranianos, y la petición de Ucrania de adherirse a la OTAN. 

Asimismo, los presidentes coinciden en la necesidad de desmilitarizar la central nuclear de Zaporiyia. A este respecto conviene reseñar que Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores ucraniano, ha hablado con el director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, para comunicarle que Ucrania está lista para facilitar la rotación de expertos en la central nuclear. Ha hecho que hincapié en que Rusia debe retirar las tropas, así como el equipo militar de la planta. Por su parte, Grossi le ha garantizado que la AIEA no escatimará esfuerzos para garantizar la liberación del director de la central nuclear que ha sido secuestrado por Rusia. 

En lo concerniente a la ayuda militar, si ayer comentábamos el acuerdo político que Francia está ultimando con Dinamarca para entregarle a Ucrania entre 6 y 12 sistemas CAESAR, hoy la ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, ha anunciado la entrega de 16 obuses autopropulsados Zuzana producidos en Eslovaquia a Kiev en 2023. No obstante, estos no serán únicamente financiados por Alemania, sino que también contribuirán por igual Dinamarca y Noruega al pago de los alrededor de 92 millones de euros que costará el envío. 

También es posible que se establezca un mecanismo de ayuda financiera a Ucrania que contemple transferencias regulares. Estados Unidos estaría dispuesto a proporcionar 1.500 millones de dólares al mes durante la guerra y estaría presionando a la UE para hacer más. A nivel de la Unión Europea sí es cierto que se había puesto sobre la mesa la posibilidad de crear una suerte de fondo solidario dentro del propio Fondo Europeo de Ayuda a la Paz (European Peace Facility) para agilizar la entrega de ayuda militar a Ucrania. No obstante, se desconoce en qué punto se encuentra esta iniciativa. 

Por otro lado, la imposición de sanciones ha continuado tras proclamación por parte de Rusia de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. Australia ha impuesto durante la jornada de hoy nuevas sanciones financieras a Moscú, así como prohibición de viaje a 28 separatistas, ministros y altos funcionarios designados por Rusia que según el gobierno australiano estaban violando el derecho internacional al legitimar las acciones de Moscú en Ucrania a través de “referendos falsos, desinformación e intimidación”. 

En relación con los referéndums, la Duma estatal rusa considerará mañana lo proyectos de ley y tratados de ratificación para absorber las cuatro regiones ucranianas y cerrar así el proceso de anexión. Sin embargo, el Tribunal Constitucional de Rusia ha dictaminado que dichos tratados deben cumplir con la Constitución rusa por lo que el periodo de transición sobre la integración de dichas regiones duraría hasta el 1 de enero de 2026. 

Por último, podemos comentar que Polonia ha completado la construcción de una barrera física en su frontera con Bielorrusia para impedir la entrada ilegal al país mediante esa ruta. Según el director del Departamento de Seguridad Nacional “la frontera polaca es la mejor defendida en Europa hoy”. 

Be the first to comment

Leave a Reply