Guerra de Ucrania – Día 220

Limán ha sido recuperada por las Fuerzas Armadas de Ucrania. Es posible que la retirada rusa, en condiciones muy peligrosas, haya dejado un gran número de bajas. Las tropas ucranianas tienen ahora vía libre para dirigirse hacia el norte, intentando conectar hacia Borove y Kupiansk por la ribera este del Oskil para avanzar posteriormente hacia Svatove. Algunas unidades, no obstante, necesitarán una pausa logística, aunque intentarán mantener el impulso. Más allá de esto, desde los EEUU han afirmado que no es el momento de considerar la entrada de Ucrania en la OTAN, tal y como cabía esperar.

Desde primera hora de la mañana han comenzado a inundar las redes vídeos en los que soldados ucranianos aparecían en la entrada sureste de Limán y posteriormente en otras. Documentos que dejaban claro no solo que la caída de la ciudad estaba pronta, sino que sería relativamente rápida, dado que la actitud era relajada, no se escuchaban explosiones o disparos de fondo y por lo tanto, no parecía haber resistencia.

En el caso de las tropas rusas, ya desde ayer se habían publicado imágenes de convoyes tratando de abandonar la bolsa a través de Zarichne y Tors’ke. Hoy han seguido apareciendo vídeos, en algunos de los cuales se podían ver una buena cantidad de vehículos destruidos, algo lógico en tanto las rutas de escape estaban al alcance de la artillería ucraniana y cada vez más de su infantería y unidades motorizadas, que completaban el cerco de la ciudad durante la mañana. Además, llegaban nuevas pruebas de la toma de Sandryholove e incluso los medios más cercanos al Kremlin daban el cerco por hecho, reconociendo poco después que la pérdida de la localidad era un hecho.

Todavía se desconoce si el número de soldados rusos, cosacos y milicianos capturado o abatido es alto. Aunque según algunas fuentes el número de defensores podría ser de varios miles, seguimos pensando que la mayoría de ellos han podido escapar y que, aunque el número de bajas es elevado, ya que muchos han sido abatidos por el camino, no veremos imágenes con largas columnas de cautivos. Lo que sí será inevitable, dado que difícilmente habrán podido huir empotrados en los convoyes militares, será la búsqueda y captura de los colaboracionistas que hayan quedado en Limán y que ahora quedarán a merced del SBU.

Una vez caída Limán, están por ver cuáles son los próximos pasos de Ucrania, aunque seguimos pensando que el paso lógico es dirigirse hacia Svatove. Esta localidad, que está siendo atacada por los HIMARS con una crudeza y frecuencia inusitadas, es la clave de bóveda a la hora de desarticular todo el dispositivo defensivo ruso en la región. Si consiguen en las próximas semanas tomar Svatove y avanzar desde ahí hacia Starobilsk, virtualmente se pondrían en situación de poder virar hacia el sur contando en el flanco inferior con el río Donetsk como protección para los ucranianos y yunque para las tropas rusas, pudiendo amenazar no solo Severodonetsk y Lysychansk, sino también la propia capital regional, Lugansk.

La línea defensiva rusa, que se supone se sitúa entre Pokrovs’ke, al norte y Kreminna, al sur, es demasiado larga y difícil de defender. Si los ucranianos logran reconstituir rápidamente las unidades que hayan sufrido mayor desgaste en la ofensiva de las últimas semanas y consiguen romper desde Kupiansk hacia Svatove, estarían en posición de descoyuntar al Ejército ruso en toda la región. Fuente – Elaboración propia a partir de un mapa de Suriyak.

Claro está, para ello Ucrania necesitaría concentrar más fuerzas, ser capaz de mantener unas líneas logísticas extensas y del lado ruso la movilización debería ser un fracaso absoluto. Sin embargo, al menos potencialmente la situación tras la toma de Limán da vía libre a Ucrania para centrarse en romper las defensas rusas en los alrededores de Kupiansk, lo que supone una oportunidad demasiado jugosa como para desaprovecharla.

En este sentido, lo más probable es que sigan presionando y buscando avanzar, reduciendo al mínimo la pausa logística y tratando de conseguir rupturas antes de que el mal tiempo -más el barro que el frío- se conviertan en un gran problema. En cualquier caso, a diferencia de la zona boscosa en los alrededores del río Donetsk, el terreno desde Kupiansk hacia Svatove es más regular y abierto, lo que supone un problema al quedar al descubierto, pero facilita la movilidad.

La otra opción es asegurar la zona y liberar tropas para descargar sobre las zonas de Jersón y Zaporiyia bajo control ruso al norte del Dniéper, aunque es dudoso que los ucranianos cesen en su empeño de avanzar hacia Lugansk. En cualquier caso, sobre la zona sur, pese a que no hay nada en claro, no dejan de aparecer rumores basados en información de canales de Telegram rusos sobre un redoblamiento de la ofensiva, aunque tendremos que esperar todavía para saber si hay algo tangible.

Lo más preocupante de los éxitos ucranianos es, una vez más, el problema de la escalada. Un Putin que pese a las celebraciones de ayer con motivo de la adhesión, tiene cada vez menos opciones, podría convertirse en pocas semanas o meses en el primer líder desde los años 40 en romper en tabú nuclear. La incapacidad convencional rusa, que ha quedado al descubierto, la dificultad de transformar a los reclutas movilizados en una fuerza militar creíble y decisiva y la posibilidad de perder en los próximos meses el control de los territorios conquistados, apuntan en esta dirección. Pero es que además hay causas profundas, que hemos explicado recientemente, relacionadas con el paso a la Segunda Era Nuclear así como con la normalización del uso de las armas nucleares para ejercer una disuasión ofensiva.

Por lo demás, ha sido un día en el que se han vuelto a registrar combates en dirección a Bakhmut, concretamente en Soledar, Zaitseve y Niu-York, acompañados de bombardeos sobre Hryhorivka, Bilohorivka, Ivano-Daryivka, Zakitne, Rozdolivka y Spirne, así como sobre Bakhmut, Zaitseve y Mykolaivka Druha. Pese a todo ello, la situación continúa sin cambios y resulta evidente que rusos, milicianos, chechenos y efectivos de Wagner continúan asumiendo pérdidas por un objetivo incomprensible mientras Rusia cede cada vez más terreno en Járkov.

Es más o menos lo mismo que ocurre desde la ciudad de Donetsk, en donde no solo han perdido posiblemente centenares de hombres en los últimos dos meses tratando de crear una zona de búfer entre el territorio controlado por Ucrania y la capital regional sin conseguirlo, pues los avances y la toma de localidades como Pisky han sido marginales y no han contribuido a la seguridad de la ciudad.

Más allá de esto, al sur hoy se han registrado importantes explosiones en la base aérea de Belbek, causadas por un cazabombardero ruso que se ha salido de pista. Por lo tanto, pese al revuelo causado y las imágenes espectaculares que han recorrido la red, no habrían tenido relación con ningún ataque ucraniano. Por su parte, Rusia habría lanzado dos misiles Iskander contra Odesa, causando daños en infraestructuras industriales y en viviendas civiles. Salvo por los rumores a los que ya hemos hecho referencia, de un redoblamiento de la ofensiva ucraniana, no hay noticias de cambios en la zona.

Mapa de situación actualizado a 1 de octubre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto, internacional, diplomacia y sanciones

Aún con la vista puesta en los acontecimientos que tuvieron lugar ayer -esto es, la proclamación de anexión de las regiones de Donestk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia a Rusia y la solicitud de adhesión de Ucrania en la OTAN-, a nivel institucional y diplomático siguen llegando reacciones. 

Entre otras, las de la propia Ucrania. El asesor de la presidencia, Mikhailo Podolyak, ha subrayado que las negociaciones pueden reanudarse si el Ejército ruso abandona todo el territorio de Ucrania, incluida Crimea. Asimismo, al comentar que los referéndums no tienen fuerza legal según el derecho internacional ha dejado sumamente claro que “Ucrania está dispuesta a hacer cualquier cosa para devolverlos”. 

También se ha pronunciado sobre el posible empleo de armas nucleares por parte de Rusia afirmando que “las posibilidades de un conflicto nuclear no son altas, pero existen”. Pese a lo anterior, en caso de ataque con armas nucleares la respuesta global debería darse en el marco de la UE y la OTAN. 

Por otro lado, desde Washington se han pronunciado sobre la petición de adhesión de Ucrania a la OTAN bajo el procedimiento acelerado poniendo el acento en que esta solicitud “debería abordarse en un momento diferente”. A esto, el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, agrego que en opinión de EE. UU. “la mejor manera de apoyar a Ucrania es a través de un apoyo práctico sobre el terreno”.  

Sobre este asunto ha hablado Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania, con Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN durante el día de hoy. Han acordado lo que cabía esperar en esta situación: mantenerse en contacto sobre el asunto. Además, han discutido sobre los próximos pasos de la OTAN para seguir ayudando a Ucrania.

En las últimas horas el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, se ha reunido con la ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, al sur de Ucrania. El representante ucraniano ha señalado que su homóloga ha llevado buenas noticias “y más herramientas para fortalecer al Ejército ucraniano”. Sin embargo, por el momento no han trascendido más detalles sobre la nueva ayuda que brindaría Alemania a Kiev. 

Sin embargo, sí se ha conocido que Alemania apoyará militarmente a Moldavia a través del suministro de drones, pero también ayudándoles a destruir y asegurar las municiones que ostentan de era soviética.

De otro lado, ha hablado por teléfono con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, sobre la situación en el frente de batalla, las vías para fortalecer las capacidades de las tropas ucranianas y la sexta reunión bajo el formato de Ramstein. Este encuentro que ha venido auspiciando Estados Unidos para reunir a los socios de Kiev a través del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania tiene su próxima cita el 12 de octubre, por lo que ese día cabría esperar nuevos anuncios de ayuda militar. 

Sobre la ayuda militar, hoy se ha conocido que Francia está ultimando el acuerdo político que permita la entrega de entre 6 y 12 obuses autopropulsados sobre ruedas CAESAR a Ucrania que inicialmente estaban destinados a Dinamarca. 

Asimismo, el Ministerio de Defensa de España ha confirmado que un avión C-295 medicalizado despegó ayer con destino Polonia cargado con 300 kg de material sanitario (botiquines individuales de combate y respiradores) para recoger a ocho heridos de guerra ucranianos que serán tratados en España. 

En lo que concierne a la cuestión energética, se confirma que las fugas de gas en el Nord Stream no han ocasionado retrasos en los flujos de gas a través del nuevo gasoducto Baltic Pipe desde Noruega a Polonia, pasando por Dinamarca. Sin embargo, las entregas de gas ruso a Austria se han suspendido debido a la negativa del operador austriaco a aceptar los últimos cambios normativos, según Gazprom. Esto además no solo afecta a Austria, pues su negativa imposibilita el tránsito de gas hasta Italia. Según la gasística rusa ya están trabajando con sus clientes austríacos e italianos de manera conjunta para resolver este problema. 

Asimismo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha inaugurado hoy el nuevo interconector de gas entre Bulgaria y Grecia financiado por la UE. Esto supondría un punto de inflexión al ayudar a Sofía “en su camino hacia la liberación del gas ruso”.

Por último, la Comisión Europea ha presentado las directrices actualizadas a los Estados miembros en las que se prevén los procedimientos de expedición de visado, así como los controles fronterizos para los ciudadanos rusos en las fronteras exteriores de la UE. Se insta a los Estados miembros y sus consulados a que realicen controles coordinados y exhaustivos, así como la adopción de un enfoque estricto con respecto a la reevaluación de los visados ya emitidos. En palabras de la vicepresidenta Margaritis Schinas: 

“La Unión Europea es y seguirá siendo siempre un lugar de asilo. Pero esto ahora es, ante todo, un problema de seguridad: un mayor escrutinio sobre la emisión de visas y controles fronterizos más estrictos garantizarán que nos protejamos a nosotros mismos y a nuestra unidad”.

Entre otras cosas, se prevé que en el caso de visados de corta duración los consulados apliquen cualquier excepción humanitaria de manera restrictiva, pero corresponderá a los Estados miembros con base en un examen individual determinar si las solicitudes de los ciudadanos rusos quedarían subsumidas en la categoría de razones humanitarias. 

Be the first to comment

Leave a Reply