Guerra de Ucrania – Día 215

Mientras prosigue el debate en torno a las opciones rusas de cara a evitar que la ayuda de Occidente a Ucrania le cueste una derrota, la ofensiva de Járkov está volviendo a recuperar impulso, ahora avanzando hacia el noreste de la presa de Oskil. Tras una pausa operativa de unos días, todo indica que las Fuerzas Armadas ucranianas podrían alcanzar la frontera de Lugansk en las próximas horas, llegando a la línea del río Zherebets’, a menos de diez kilómetros de la carretera P66.

Según pasan las horas y llegan más testimonios del noreste de Ucrania, más evidente parece que sus Fuerzas Armadas han dejado en segundo plano por el momento en su intento de avanzar directamente hacia Svatove desde Kupiansk e Hryanykivka, para concentrarse en el sur del Oskil. Por esta zona no solo pueden aspirar a rodear Limán por completo, sino también a alcanzar la P66, una ruta fundamental que comunica a través de diversos puntos Severodonetsk y Lysychansk con Svatove, Troits’ke, Valuyki e incluso Bélgorod.

No está del todo claro -muchas de las informaciones parten de canales prorrusos de Telegram que son difíciles de contrastar-, qué está está haciendo exactamente el Ejército ruso para oponerse a los avances ucranianos. En algunos casos, se habla de que habrían enviado las reservas a la zona, pero ayer ya vimos cómo los ataques hacia Kupiansk y otras zonas podrían no estar marchando como se espera en el Estado Mayor ruso.

Lo más probable, como explicamos días atrás, es que traten de montar una línea sólida entre Svatove y Limán, con los restos de las unidades que hay en la zona, como la 144ª GMRD, la 201ª o los refuerzos que lleguen del 3º Cuerpo de Ejército, así como las reservas puedan enviar desde Bélgorod y Voronezh, a la espera de los efectivos que reciban tras la movilización.

Es decir, que a pesar de que los avances ucranianos parecen consistentes, les será más complicado romper la línea rusa en la P66. Además, para hacerlo con seguridad, necesitarán lograr algún avance desde la zona de Kupiansk que sirva como protección al resto de avances desde más al sur para evitar ataques rusos en dirección norte-sur.

Todavía se espera que el Ejército ruso sea capaz de montar una línea defensiva en la línea Zarichne-Pokrovs’ke. Respecto a los ucranianos, si pretenden evitar que en el futuro los rusos puedan lanzar un ataque desde el norte, deberían lograr avances desde Kupiansk en dirección a Svatove o incluso hacia Pokrovs’ke que sirvan de protección a la penetración que están logrando más al sur. Autor – Elaboración propia a partir de un mapa de Suriyak.

Lo que sí está claro es que en los últimos días (recordemos que la información llega con un desfase de 24/48 horas, por lo que los avances podrían ser mayores), Ucrania ha logrado avanzar una decena de kilómetros en algunos puntos, llegando tan al noreste como a Cherneshchyna, tan al este como a Novomykhailivka y según algunas fuentes, incluso tomando Sandryholove y atacando Zelena Dolyna. Es decir, que en lugar de buscar una rápida penetración, están intentando proteger sus flancos en la medida de lo posible, expandiéndose a norte y sur del eje de avance.

Está siendo además una ofensiva interesante, ya que aunque evidentemente se están empleando carros de combate, el peso de las operaciones está recayendo sobre la dupla vehículos ligeros-artillería. Gracias a los HIMARS y a la munición de 155mm de alcance extendido y con sistema de guiado, se están castigando constantemente las posiciones rusas, aprovechando el desconcierto y el desgaste las tropas ucranianas para avanzar.

En su mayor parte, lo hacen sobre vehículos muy ligeros, desde 4×4 tipo Toyota Hilux a HMMVV dotados con ATGM BMG-71 TOW. Además, aunque avanzan sin apenas -o con ningún- apoyo aéreo, sí están disfrutando de cierta cobertura antiaérea, lo que como vimos ayer, está costando importantes bajas a la Fuerza Aérea rusa y limitando sus opciones de hacer CAS e interdicción.

Más allá de los avances ucranianos, han ocurrido muchas otras cosas en el frente a lo largo de las últimas 24 horas. Para empezar, los ucranianos habrían lanzado drones sobre Bélgorod, lo que habría activado las defensas antiaéreas en la ciudad, mientras que la artillería rusa habría bombardeado hoy Strilecha, Odnorobivka, Veterynarne, Hatysche, Kamyanka, Holubivka y Senkove en Járkov. También Oleksandrivka, en Sumy.

En dirección a Bakhmut y Siversk, la situación es similar a la de ayer. Los ataques rusos tratan de incidir en la zona sur de la ciudad, sin que se hayan registrado avances. Los ataques se habrían concentrado hoy sobre Soledar, Mayorsk, Spirne, Vesela Dolyna y Zaitseve, sin éxito. Por su parte, los bombardeos en este sector del frente habrían afectado a Soledar, Bakhmut, Bakhmutske, Odradivka, Zaitseve, Klishivka, Vesela Dolyna, Yakovlivka, Mayorsk, Nelipovka, Vyimka y Bilohorivka.

Como curiosidad, aunque es muy relevante, hoy se ha sabido que Progozhin, el fundador de la PMC Wagner Group, habría reconocido precisamente esto último: haber fundado la empresa de mercenarios en mayo de 2014. Puede parecer un asunto baladí, pero lo cierto es que hasta ahora había negado su implicación y al hacer estas declaraciones termina con la «negación implausible» y con la posibilidad por tanto de que el Kremlin niegue estar detrás de algunos hechos cruciales tanto en Ucrania como en otros países como Mozambique o Libia.

En el caso de Donetsk, un día más la situación permanece sin cambios. Las tropas rusas y milicianas siguen estancadas en Nevels’ke, ligeramente al sur de Pisky, localidad cuya toma fue celebrada con gran entusiasmo por los partidarios de Moscú pero que a la postre marcó un límite infranqueable dada la escasez -por el momento-, de uniformados. También se ha reportado un choque entre rusos y ucranianos algo más al sur, en dirección a Povieda (alr sur de Mariínka) y otro en la zona de Novomykhailivka, así como en Pavlivka.

Respecto al sur de Ucrania, un día más las únicas novedades importantes tienen que ver con los bombardeos. Ucranianos sobre Jersón o Chulaivka y rusos contra Odesa, así como contra Zaporiyia. También contra Krivói Rog, en donde el aeropuerto habría quedado fuera de servicio tras un ataque con misiles Kh-59. Por lo demás, aunque se sigue combatiendo con intensidad, el Ejército ruso parece haber absorbido la ofensiva ucraniana en distintos puntos, con lo que los avances son mucho más lentos que en Járkov, pese a las carencias logísticas y los problemas de personal rusos.

Por último, un pequeño apunte sobre la situación en la frontera de Georgia, imagen con la que abrimos este informe. Allí, centenares de rusos se agolpan para buscar cobijo en un país con el que han estado en guerra hace poco más de una década, y con el que mantienen una tensa relación, con tal de evitar la movilización. Se habla de más de cien mil rusos huidos al país caucásico desde la llamada a filas, una cifra alta por más que en el cómputo global, no vaya a evitar que Rusia reúna las fuerzas previstas. Además, los incidentes en los centros de movilización han seguido produciéndose, incluyendo desde incendios al asesinato de un comisario encargado de la recluta, lo que da idea del clima en algunos puntos de Rusia.

Mapa de situación actualizado a 26 de septiembre de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional, el inicio de semana nos ha dejado algunos anuncios respecto de la próxima ayuda que recibirá Ucrania, así como de las nuevas sanciones adoptadas por Reino Unido y Japón. 

Sobre el apoyo a Kiev,  ha discutido hoy el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, incluyendo la situación en el frente y cómo brindar un mayor apoyo a Ucrania. Ambos dirigentes coinciden en que “el mundo debería reaccionar con decisión a los falsos referéndums y aumentar la presión de las sanciones sobre la Federación Rusa”. 

De otro lado, ha sido el asesor de la presidencia ucraniana, Mikhailo Podolyak quien en una entrevista en el medio alemán Tagesschau ha insistido en la necesidad de que los socios de Ucrania les apoyen, incluyendo el suministro de armamento moderno, refiriéndose en particular a Alemania: 

“Si rompemos intensamente la línea de defensa del ejército ruso, el próximo paso será la devolución de territorios y la destrucción de las fuerzas armadas de la Federación Rusa. Y esto requiere una cierta cantidad de vehículos blindados y carros de combate. Pero estos no deberían ser carros soviéticos ineficaces, ya sea T-55, T-64 o incluso T-72. Por eso les decimos a nuestros socios, especialmente a Alemania: si quieren tomar la iniciativa, si quieren que tengamos menos bajas, y si quieres que esta guerra termine antes, danos el Leopard 2”. 

Podolyak también se ha mostrado convencido de que el hecho de que Rusia sea una potencia nuclear no debe impedir a Ucrania proteger su territorio:

“Si nos detenemos, en algún momento llevarán sus tanques a Dnipro, luego a Kiev y declararán estas ciudades como Rusia también. De esta manera, perderemos por completo a Ucrania. No habrá una escalada. Está Ucrania, que tiene derecho a defenderse.”

Reino Unido, por su parte, ha anunciado hoy un nuevo paquete de sanciones contra Rusia en respuesta a los referéndums celebrados en los territorios ocupados en 4 regiones ucranianas. Han adoptado medidas restrictivas contra 92 personas y entidades, en particular, dirigidas a “los que están detrás de estos votos simulados, así como a los individuos que continúan apuntalando la guerra de agresión del régimen ruso”.

Entre estos destacan 55 miembros de la junta de organizaciones vinculadas al estado que continúan financiando a Rusia como, por ejemplo, de Gazprombank y Sberbank, la compañía Goznak conocida por su monopolio en la producción de documentos estatales rusos, IMA Consulting –“la agencia de relaciones públicas favorita de Putin”-, oligarcas y élites asociados con grandes compañías, o representantes designados por Rusia en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. Hasta la fecha, Reino Unido ha sancionado a más de 1.200 personas y más de 120 entidades. 

Desde Estados Unidos, el secretario de Estado Antony Blinken, ha anunciado 457,5 millones de dólares en asistencia de seguridad civil adicional que se destinarán a mejorar los esfuerzos de las agencias ucranianas de aplicación de la ley y justicia penal, incluida la Policía Nacional de Ucrania y el Servicio Estatal de Guardia de Fronteras. 

Asimismo, ha comenzado a trascender información acerca de la ayuda a Ucrania. Concretamente, los negociadores del proyecto de ley relativo a los gastos provisionales en el Congreso habrían acordado incluir 12.000 millones de dólares en ayuda adicional tras la petición del gobierno de Biden en la que se habían solicitado 11.700 millones en ayuda militar y económica de emergencia para Ucrania. Debido a los plazos que manejan en el Congreso la confirmación oficial llegaría como tarde el viernes a medianoche. 

Japón, por su parte, ha decidido prohibir las exportaciones de productos susceptibles de ser empleados en la fabricación de armas químicas a Rusia debido a que el gobierno está “profundamente preocupado” por el posible uso de las armas nucleares en Ucrania. Asimismo, ha incluido a 21 organizaciones rusas tales como laboratorios científicos entre los nuevos sancionados. Cabe recordar que Japón se ha alineado por completo y en todo momento con las sanciones de la Unión Europea a Rusia.

Mientras tanto el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, se ha dirigido al Consejo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) debido a que en la reunión se ha considerado la solicitud de adhesión de Ucrania. Por el momento no se ha tomado una decisión, pero las autoridades ucranianas esperan que la OCDE apoye su solicitud y acuerden una hoja de ruta para la membresía del país. Además, están esperando la apertura de la oficina de la OCDE en Ucrania. 

Por otro lado, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha recibido a su socio y homólogo, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukanshenko en Sochi. Según medios estatales bielorrusos, Lukashenko ha afirmado que “Rusia y Bielorrusia no tolerarán la humillación de los países occidentales” y que ambos países “están trabajando con éxito, y no hay miedo”. Entre otras cosas se esperaba que discutiesen sobre cooperación económica, así como con cuestiones de carácter sectorial como la industria química, los fertilizantes y los alimentos rusos, aunque por el momento no ha trascendido más información de la reunión. 

En relación con los alimentos, pero ucranianos en este caso, debemos comentar que han zarpado cuatro buques adicionales desde los puertos de Odesa y Pivdenny cargados con 88.170 toneladas de productos agrícolas. En total, se han exportado ya un total de 4,9 millones de toneladas transportadas en 222 barcos. 

Además, hoy se han reunido los ministros de Agricultura de los Estados miembros de la UE con el ministro ucraniano del ramo para continuar coordinándose para contrarrestar las consecuencias de la agresión de Rusia. Han discutido sobre la situación actual de la producción agrícola y la logística ucraniana junto con la implementación de los “corredores solidarios” en la UE. Pese a que se han reanudado las exportaciones, los representantes de la UE han subrayado que la situación sigue siendo difícil tanto en Ucrania como a nivel mundial. No obstante, están decididos a continuar con su asistencia al país para satisfacer mejor la oferta y la demanda de producción agrícola de Ucrania. 

Por último, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se han reunido como preludio a la firma de la tercera Declaración conjunta UE-OTAN el próximo viernes. Durante su encuentro han discutido la agresión de Rusia contra Ucrania y el aumento del apoyo a Kiev. 

Ha sido también hoy cuando representantes de la UE -incluidos los embajadores- han comenzado las discusiones a puerta cerrada en Bruselas sobre qué trato ofrecer a los rusos que intentan acceder a la UE ante la movilización convocada por Putin. Otro tema en el que hay discrepancias y que comentábamos en un informe anterior debido a la postura de Alemania o del propio presidente del Consejo Europeo, por ejemplo, frente a la de Chequia o Finlandia que se oponen a acoger a los ruso que abandonen su país. 

Pese a esta reunión, desconocemos cuáles serán los siguientes pasos del bloque en las negociaciones del octavo paquete de sanciones, así como de las medidas que incluirá, y de la aprobación del siguiente tramo de ayuda militar. Mientras llegan estas decisiones, Hungría ha decidido que celebrará “consultas nacionales” para averiguar qué piensan realmente los ciudadanos húngaros sobre las sanciones impuestas por la UE a Rusia. 

“Las sanciones [contra Rusia] se introdujeron de una manera antidemocrática. Fue una decisión de los burócratas de Bruselas, por la que ahora pagan los pueblos europeos. Necesitamos conocer la opinión de la gente. Por primera vez en Europa, en Hungría, pediremos la opinión de la población sobre las sanciones. (…) se iniciarán consultas nacionales. El pueblo húngaro podrá expresar su opinión si los apoya y si está a favor de introducir otros nuevos”.

Be the first to comment

Leave a Reply