Guerra de Ucrania – Día 205

Con un ojo puesto en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, la guerra de Ucrania sigue su curso, con los analistas pendientes de la orilla este del río Oskil, en donde comienzan a aparecer las primeras pruebas sólidas de presencia ucraniana, mientras los HIMARS atacan las GLOC rusas en Valuyki. También al sur, en Jersón, se han producido movimientos interesantes, especialmente en dirección a la capital regional. Todo en un día en el que los Estados Unidos han confirmado un nuevo paquete de asistencia militar y en el que han comenzado a exhumarse las más de 400 tumbas encontradas en Izium.

En las últimas horas hemos podido ver los primeros testimonios claros de presencia ucraniana al este del río Oskil, en la óblast de Járkov. Concretamente ha sido en una de las carreteras al este de la ciudad, en dirección hacia Podoly de la ciudad de Kupyansk, lo que supone que los ucranianos cuentan con una cabeza de puente sólida en la zona. Recordemos que el viaducto sobre el río Oskil fue destruido al inicio de la ofensiva, pero también que existe un puente ferroviario muy cerca y que los ucranianos tienen algunos medios como lanzapuentes disponibles, así como ingenieros.

Según parece, en cualquier caso, las acciones que se estén llevando en la ribera oriental del Oskil estarían protagonizadas por unidades de operaciones especiales o, al menos de élite (Kraken) y en todos los casos se trataría de infantería ligera, con lo que podrían cruzar el río con mucha más facilidad que si de unidades mecanizadas o acorazadas se tratase. Por el momento, ya que no hay confirmación de localidad alguna tomada, parece que a lo que se dedican es a reconocer el terreno y hostigar a las tropas rusas mediante golpes de mano y emboscadas.

Lo interesante del caso es saber cuál es la intención real de los ucranianos, si embarcarse en un avance hacia el este, en dirección a Svatove, o bien dedicar un tiempo a seguir efectuando reconocimientos y consolidar otros puntos de paso mientras prosigue el castigo a las líneas terrestres de comunicación rusas (GLOC), una opción más probable que la primera.

De esta forma, en los próximos días y semanas, tratarían de «limpiar» toda la orilla oriental del Oskil, de forma que pudiesen controlar completamente la carretera entre Kupyansk y Borova. Una vez consolidadas las cabezas de puente y con los depósitos de suministros o las agrupaciones de refuerzo rusas batidas por los HIMARS y por la artillería de 155mm con municiones de alcance extendido, entonces sí podrían plantearse llega a la siguiente línea, que podría ser la carretera P66.

Esta noche, sin ir más lejos, los ucranianos han atacado con sus HIMARS una serie de instalaciones rusas en la localidad de Valuyki, un importante nudo logístico por el que pasan las carreteras que conducen a Svatove y Starobilsk entre otros. De esta forma, en Ucrania buscarían reducir al mínimo cualquier posibilidad de que la artillería rusa, sin abastecimientos, destrozase cualquier intento de avance que puedan llevar a cabo en el futuro.

El otro punto interesante es Jersón, en donde también los ucranianos están inmersos en una contraofensiva que si bien en términos generales, parece no avanzar en demasía, lo cierto es que en los últimos días sí se han producido algunas pequeñas ganancias y movimientos que poco a poco van cambiando el balance a su favor.

Por supuesto, la toma de un par de localidades (Oleksandrivka, Sofivka, Ternovi Pody…) en sí misma no cambia el curso de la ofensiva. Pero si atendemos a la situación general y a las cuñas que las Fuerzas Armadas ucranianas han logrado clavar entre algunas localidades y unidades rusas -con cada vez más problemas de abastecimiento-, se refuerza la idea del cambio. De lo que no se han vuelto a producir rumores es de las supuestas negociaciones destinadas a la rendición de las unidades rusas que defienden el norte del Dniéper.

Mientras tanto, Rusia parece estar concentrándose más y más en el refuerzo de Melitópol y toda la zona de Zaporiyia y Jersón al sur del río, en previsión de la ofensiva. Sin embargo, también se ha sabido que en los últimos días los ingenieros rusos habrían logrado reparar la sección del puente sobre la presa de Nova Kakhovka caído tras un ataque ucraniano con cohetería. Añadiendo posiblemente una sección prefabricada, el puente vuelve a estar en servicio, al menos de forma provisional, lo que podría aliviar en parte la situación de sus tropas hacia Krivói Rog.

Por otra parte, siguen apareciendo noticias que podrían indicar que Rusia piensa en una movilización futura, independientemente de que luego nunca llegue a implementarse. Por ejemplo, hoy han aparecido supuestas citaciones para ciudadanos rusos, destinadas a aclarar los «antecedentes militares» de los receptores. Por supuesto, conviene siempre ser escéptico con este tipo de «noticias», ya que podrían ser documentos falsos. De lo que sí continúan llegando pruebas es del creciente problema ruso con los «refutniks», esto es, los militares en servicio que se niegan a combatir en Ucrania.

Además de esto, sí en las últimas horas desde el Gobierno ruso advertían que de enviar ATACMS –poco rentables en relación a los GMLRS, por cierto– los EEUU serían considerados parte del conflicto, desde la televisión rusa -y al parecer también desde canales españoles- no tienen empacho en vender el relato de la participación de tropas OTAN en la ofensiva de Járkov, algo que sería un casus belli de libro.

Por último, han comenzado las exhumaciones de cadáveres en Izium. Allí han aparecido más de 400 tumbas, algunas de ellas con nombre y otras numeradas, en las que habrían sido enterrados por las tropas rusas tanto militares ucranianos muertos en combate y ejecutados, como civiles. En cuestión de horas toda una legión de forenses y periodistas se ha desplazado a la zona, en una repetición de lo visto en su día en Irpin y Bucha. Independientemente de que cualquier crimen de guerra -proceda el bando que proceda- deba ser investigado y perseguido, hay que plantearse hasta qué punto algunas de estas cosas forman parte de la batalla por el relato y terminan convertidas en una suerte de circo mediático.

Dejando todo esto al margen, pasamos a hacer como cada día un repaso somero de lo ocurrido en los distintos sectores del frente, siguiendo como es habitual la dirección de las agujas del reloj y comenzando por la región de Járkov. Si ayer veíamos cómo los ucranianos bombardeaban un puesto fronterizo ruso, hoy ha sido la artillería rusa, operando desde su territorio, la que ha atacado las localidades de Hoptivka, Kozacha Lopan, Mala Vovcha, Zybyne y Strilecha. Este tipo de bombardeos, por más que en su mayoría sean inútiles, ya que no cuentan con precisión suficiente como para atacar objetivos concretos, sí son una molestia con la que Ucrania tendrá que convivir durante mucho tiempo, generando además un goteo continuo de bajas, en muchos casos civiles.

En la zona de Izium continúan como hemos explicado los intentos ucranianos por asegurar cabezas de puente sobre el Oskil, pero también sobre el río Donets. Por el momento dispondrían de tres, la de Kupyansk, otra sobre Sviatohirsk y otra en Dibrova. Además, intentan progresar en dirección norte desde Yarova, mientras continúan los combates en los alrededores de Limán, todavía en poder ruso.

Desde Lysychansk a Sloviansk, hoy se han producido numerosos bombardeos, incluyendo las localidades de Pryshyb, Tetianivka, Kryva Luka, Ozerne, Piskunivka, Raihorodok, Starodubivka, Bilohorivka, Sieversk, Rozdolivka y Spirne. Sin embargo, aunque continúan en disputa zonas como Verkh’okam’yans’ke, no hay movimientos.

Tampoco los hay en dirección a Bakhmut. Por supuesto, las tropas rusas, los milicianos, Wagner y los voluntarios chechenos de Kadyrov continúan lanzando ataques en las direcciones habituales, pero siguen siendo rechazados por las defensas ucranianas. Hoy, una vez más, han atacado el este de Bakhmut en dirección a la intersección M03/T0504. Los ataques más intensos, no obstante, siguen produciéndose al sur de la ciudad, en dirección a la carretera T0513 a la altura de Vesela Dolyna, Zaitseve y desde Kodema a Odradivka.

Desde Donetsk, los ataques hoy han seguido dirección norte, hacia Avdiivka, mientras que desde el sur han tratado de asaltar una vez más Novomikhailivka, en ambos casos sin éxito. En otros puntos como Krasnohorivka, Permovais’ke, Nevels’ke o Mariinka la situación ha estado relativamente calmada, aunque sí se han reportado bombardeos.

Respecto al sur, más allá de lo que ya hemos comentado más arriba, se han reportado bombardeos ucranianos sobre Nova Kakhovka y Melitópol. También se han producido bombardeos sobre Energodar, aunque ambos bandos se acusan mutuamente, como viene siendo habitual. Además, en el caso de Berdyansk se ha producido un atentado con bomba que ha costado la vida al «Jefe adjunto de la Administración Militar para la Vivienda y los Asuntos Comunales», puesto por Rusia, así como a su adjunto. Por otra parte, del lado ruso han continuado los ataques son misiles contra Krivói Rog, que se han sumado a los sufridos por Dnipró y Syneknykove.

Mapa de situación actualizado a 16 de septiembre de 2022. Autor – Andrew Perpetua.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Durante la jornada 205 la atención ha estado centrada en Izium, aunque ha habido otras noticias destacables como el nuevo paquete de ayuda militar estadounidense a Ucrania, o el encuentro de Vladímir Putin con sus homólogos indio y chino. 

Por el momento, el descubrimiento de la fosa común ha permitido la localización de aproximadamente 450 cuerpos en las inmediaciones de Izium. Las autoridades ucranianas sostienen que “este es solo uno de los sitios de entierro masivo descubiertos cerca de Izium” y que, además, hay pruebas de la existencia de al menos una decena de “centros de tortura” en el territorio recuperado por las tropas de Ucrania. El jefe de policía de Ucrania con base en una estimación preliminar ha aseverado que la mayoría de las personas enterradas en esta localización son civiles. 

Además, el presidente Zelenski a raíz del descubrimiento ha reiterado que “Rusia es un estado terrorista” y que no sabe “por qué el mundo tarda en reconocerlo”. 

En términos generales, la cifra de víctimas civiles asciende ya a 14.248, según los últimos registros de la misión de Naciones Unidos para el monitoreo de los derechos humanos en Ucrania. De un lado, 5.827 personas han fallecido, incluidos 375 niños, y 8.421 han resultado heridas, incluidos 647 niños. 

Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania, ha dado la bienvenida a la resolución del Parlamento Europeosobre las violaciones de derechos humanos, deportaciones forzadas, y adopción forzada de menores ucranianos en Rusia. En dicha resolución se hace expresa referencia a que en la Convención de Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio se contempla que “el traslado forzoso de niños de un grupo a otro grupo, con la intención de destruir, total o parcialmente, un patrimonio nacional, étnico, racional o grupo religioso, constituye genocidio”. No obstante, todos los casos deberán investigarse y perseguir a los autores de los crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como los posibles genocidios o intentos de genocidio como bien señala el Parlamento Europeo. 

En este sentido se ha pronunciado el Alto Representante y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell,al expresar que la Unión Europea “está profundamente conmocionada por las fosas comunes descubiertas por las autoridades ucranianas” e insiste en que Rusia, sus líderes políticos y todos los involucrados en las continuas violaciones del derecho internacional y el derecho internacional humanitario en Ucrania rendirán cuentas”.

Debe comentarse además que hoy el fiscal general de la autoproclamada república de Lugansk impuesto por Rusia, así como su adjunto, han fallecido como consecuencia de un atentado con bomba. 

Además, todas estas noticias en un día en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha comunicado de manera oficial que Rusia deja de ser parte en el Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950) toda vez que el 16 de marzo también cesó su membresía en el Consejo de Europa. 

Moviéndonos al lado ruso, el presidente Vladímir Putin se ha reunido con el primer ministro de India, Narendra Modi, en el marco de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en Samarcanda (Uzbekistán). Concretamente, ha sido Modi quien ha dejado uno de los comentarios de la jornada de hoy al trasladarle a Putin que “no es el momento de hacer la guerra”. 

En respuesta, el dirigente ruso ha aseverado “nosotros [Rusia] queremos que todo esto termine lo antes posible”, pero hay una diferencia entre “querer” y “poder». 

Sobre estos comentarios también se ha pronunciado el secretario de Estado americano Antony Blinken que “piensa que esto incrementa la presión sobre Rusia para terminar con la agresión”. 

Ayer, al margen de la OCS el presidente Putin se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, por primera vez desde que comenzase su “operación militar especial”. Durante el encuentro Putin señaló: “Valoramos mucho la postura equilibrada de nuestros amigos chinos cuando se trata de la crisis de Ucrania. Entendemos sus preguntas y preocupaciones sobre esto”. Ya antes de que comenzase la invasión habían firmado una declaración conjunta en la que afirmaban que la asociación entre ambos países “no tenía límites”. 

En lo concerniente a la ayuda militar, anoche se confirmó el contenido del próximo paquete estadounidense que supondría el vigésimo primer retiro presidencial y por valor de 600 millones de dólares. Por supuesto, una decisión que ha sido nuevamente bienvenida por el presidente ucraniano.

Hasta la fecha Estados Unidos ha comprometido asistencia militar por 15.800 millones de dólares desde la llegada de la Administración Biden, de los cuales 15.100 millones de dólares se han aprobado desde el 24 de febrero. Esta ayuda se traduciría en lo siguiente

También merece la pena comentar que los NASAMs comprometidos podrían llegar a Ucrania antes de lo previsto, pues si originalmente se esperaba que fuesen recibidos por Ucrania en 2023, ahora se habla de noviembre de este año.

Por otro lado, aunque ayer solo trascendiese el envío que realizará Grecia de 40 BMP-1 a Ucrania como parte del acuerdo con Alemania, o el envío por parte del Bundestag de dos MARS-2 adicionales y 200 cohetes, lo cierto es que además suministrarán 50 vehículos blindados Dingo. 

En otro orden de cosas, la junta de 35 miembros de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) ha aprobado una resolución por 26 votos a favor, 2 en contra y 7 abstenciones en la que instan a Rusia a “cesar de inmediato todas las acciones contra y en la planta de energía nuclear de Zaporiyia y cualquier otra instalación nuclear de Ucrania”. Por su parte la misión de Rusia ante la IAEA ha comentado que “el talón de Aquiles de esta resolución” es que no se pronuncia sobre el bombardeo sistemático de la planta”. La razón para Rusia estribaría en que “el bombardeo lo lleva a cabo Ucrania, que cuenta con el apoyo y la protección de los países occidentales de todas las formas posibles.” 

Por último, conviene destacar que Naciones Unidas advierte que hasta 345 millones de personas caminan hacia la inanición y 70 millones están empujadas al borde de esta situación como consecuencia de la guerra en Ucrania. Así pues, la ONU considera que el mundo se enfrenta a “una emergencia global de una magnitud sin precedentes”. Recordemos además que la Organización se enfrenta a un déficit récord de 32 millones de dólares en fondo de ayuda humanitaria y está recurriendo a su fondo de emergencia para apoyar los programas en 11 países, entre los que destacan Myanmar y Malí.

Be the first to comment

Leave a Reply