Guerra de Ucrania – Día 204

En las últimas horas el bando ruso está, al menos en lo que concierne a Internet, realizando una pequeña cura de moral. Han aparecido multitud de vídeos de tropas dirigiéndose a distintos puntos del frente, de ataques a posiciones ucranianas y de presencia en localidades sobre las que había dudas. Además, a lo largo del día Rusia ha continuado con su campaña de lanzamiento de misiles, incluyendo nuevamente la presa sobre el Inhulets en Krivoy Rog. Los ucranianos, por su parte, han destruido una base rusa en Nova Kakhovka, un depósito de municiones en Mospyne y un puesto fronterizo en Nekhoteyevka, al norte de Járkov, entre otros objetivos.

Según se va despejando la niebla de la guerra, provocada por la avalancha de informaciones contradictorias al albur de la ofensiva ucraniana en Járkov, parece más claro que Ucrania ha perdido en la zona buena parte de su ímpetu. Por el momento, sigue estancada en los alrededores de Limán, una zona con una orografía complicada, como advertimos días atrás, y en la que los cosacos y los milicianos de Donetsk por el momento resisten, entre otras cosas gracias a que Rusia controla la P66 que va desde Starobilsk hasta Kreminna y que de ahí conecta con Tors’ke y Limán.

Mientras tanto, las tareas de consolidación siguen su curso, lo que hoy ha implicado un ataque ucraniano contra un puesto fronterizo ruso al norte de Járkov. Es una zona compleja, pues aunque los ucranianos alcancen la frontera y dejen en buena parte la capital regional fuera del alcance de la artillería rusa, seguirán sometidos a bombardeos desde la línea de demarcación y por supuesto devolverán el fuego, lo que mantendrá a la zona en permanente tensión seguramente.

También en la zona, aunque más al norte, parece que después de la salida masiva de ciudadanos desde Svatove hacia Rusia, ahora que el frente parece estabilizado en el Oskil, se están animando a volver. Siguen los rumores de maniobras ucranianas al este de dicho río, pero sin confirmación alguna. Lo que está claro es que los combates se han recrudecido en las últimas horas con las tropas rusas presionando desde el este a lo largo de toda la línea de frente entre Verkh’okam’yans’ke al suroeste de Lysychansk y Novomikhailivka, al suroeste de Donetsk.

Se trata de un frente de algo más de 120 kilómetros de longitud en el que participan desde militares rusos a milicianos tanto de Lugansk como de Donetsk, voluntarios chechenos y operativos de Wagner, una PMC que hoy ha sido protagonista a raíz de un vídeo en el que Eugeni Prigozin, su CEO, visitaba una cárcel ofreciendo contratos de seis meses a cambio de conmutación de penas a los reclusos. Habrá que ver si las nuevas reclutas que logre Wagner dan el mismo resultado que los que han estado combatiendo hasta ahora, pues es previsible que su calidad decaiga tanto por falta de entrenamiento y experiencia, como por la procedencia de algunos de ellos.

Por supuesto, Wagner es una gota de agua en una guerra en la que participan centenares de miles de combatientes (no entramos en el estatus de cada uno) especialmente de parte ucraniana, país que sí ha movilizado a su población. Sin embargo, es significativo el caso, pues pone sobre el tapete una vez más la escasez de personal del lado ruso, que en última instancia está detrás también de la retirada de Járkov o de los problemas para avanzar en el este. De ahí que el ala dura, dentro de la política rusa, siga presionando de cara a una posible movilización. Algunos, como Kadyrov, van incluso más allá y anuncian una movilización en su región, aunque no está muy claro todavía si se llevará a afecto, ni en qué forma.

Más allá de esto, hoy se ha combatido como hemos dicho en dirección a Sloviansk. Las tropas rusas han intentado progresar en dirección a Zvanivka desde la zona de Toshkivka. Hemos visto también cómo su aviación actuaba en la zona al modo tradicional, con bombas de caída libre sobre las posiciones ucranianas. En cualquier caso, este frente sigue estancado y salvo que lleguen importantes refuerzos al lado ruso, parece complicado que puedan romper las líneas ucranianas.

Algo parecido ocurre en dirección a Bakhmut. Después de meses, pese a que las tropas milicianas, los kadyrovitas, los operativos de Wagner y los regulares rusos logran pequeños avances de forma recurrente, son tan nimios que el frente cambia y cambia para que en realidad nada cambie. Hoy, sin ir más lejos, han intentado una vez avanzar en Soledar, hacia Opytne, hacia Zaitseve y desde Kodema, pero una vez más, el frente se mantiene estático.

Desde Górlovka también han tratado de avanzar hacia Toresk, mientras que desde Donetsk han hecho lo propio hacia Vodiane y desde Olenivka hacia Novomikhailivka, en todos los casos sin avances. No hay más que ver cómo son algunas de las posiciones que las tropas rusas y milicianas deberán afrontar apenas avancen unos metros por ejemplo desde Staromikhailivka hacia Krasnogórivka, para entender que es un reto mayúsculo y que por mucho apoyo artillero del que se disponga, sin una buena cantidad de infantería será difícil de lograr. Además, desde la llegada de los HIMARS la artillería rusa ha reducido su actividad, dado el castigo sobre los depósitos de munición –hoy Ucrania ha destruido uno en Mospyne, al sureste de Donetsk-, lo que dificulta más si cabe cualquier ruptura.

Respecto al frente sur, la ofensiva ucraniana continúa estancada. La actualidad sigue marcada por los ataques rusos a la presa sobre el Inhulets en Krivói Rog, que hoy ha sido alcanzada dos veces más, liberando buena parte del caudal del río aguas abajo. También hemos podido ver un vídeo de un misil ruso impactando contra un puente de pontones ucraniano en este río, así como movimientos de material en dirección a ciudades como Melitópol y Mariúpol, en donde se sigue especulando con un hipotético ataque ucraniano. Además, Ucrania ha logrado destruir una base rusa en Nova Kakhovka.

Por último, hoy también se ha vuelto a ver a Rusia extraer carros de combate T-90A de los depósitos, formaciones de tropas cosacas en marcha, así como mover material en dirección a Donetsk y al sur, a Jersón y Zaporiyia, lo que es una señal muy clara para todos aquellos que pensaban que la ofensiva de Járkov, por más que marque un antes y un después en la guerra, nos acercaba a un fin relativamente rápido.

Mapa de situación actualizado a 15 de septiembre de 2022. Autor – Andrew Perpetua.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional y diplomático el día ha estado marcado nuevamente por el protagonismo de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Si ayer fue por el discurso del Estado de la Unión Europea, hoy se debe a su visita a Kiev. 

A su llegada ha hecho hincapié en que es su tercera visita desde que comenzó la guerra, pero que muchas cosas han cambiado desde la última dado que ahora Ucrania es un país candidato a la adhesión a la UE. Sobre esta cuestión ha discutido tanto con el presidente Zelenski como con el primer ministro Shymhal con el objetivo de seguir acercando tanto las economías de ambas partes como a la ciudadanía al tiempo que Ucrania avanza en su camino hacia la membresía. 

Por su parte, el presidente Zelenski ha hecho hincapié en que la adhesión de Ucrania al sistema energético común de la UE permitirá que el país reciba ingresos presupuestarios para hacer frente a sus obligaciones sociales (pago de pensiones y salarios). 

Han discutido además sobre el que será el octavo paquete de sanciones de la UE a Rusia. La presidenta ha incidido, como ya hizo ayer, en que la Unión Europea seguirá apoyando a Ucrania mientras sea necesario.

Asimismo, Shmyhal se ha reunido con la presidenta Von der Leyen y han discutido acerca d ellos próximos pasos relacionados con la integración sectorial (por ejemplo, roaming gratis, comercio de electricidad, suspensión de las tarifas arancelarias), ayuda macrofinanciera, desafíos energéticos y reconstrucción rápida de Ucrania. De hecho, han comenzado ya los trabajos preparatorios de la cumbre sobre reconstrucción que tendrá lugar el próximo 25 de octubre auspiciada por la presidencia alemana del G7. 

También cabe recordar que el anuncio más reciente relacionado con la reconstrucción también lo realizó Von der Leyen ayer y consistirá en destinar 100 millones de euros a la reconstrucción de 74 escuelas ucranianas. 

Por añadidura, el líder ucraniano le ha concedido a la presidenta la Orden de Yaroslav el Sabio de Primera Clase.

Continuando con la ayuda, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha desembolsado el primer tramo por valor de 500 millones de euros de su paquete de 1.590 millones.  En palabras de Denys Shmyhal, primer ministro, “esto es de importancia crítica para financiar el déficit presupuestario y garantizar la estabilidad macroeconómica” de Ucrania. No obstante, hoy también ha reiterado que Ucrania necesita 3.400 millones de dólares para cubrir los gastos asociados a infraestructuras este año. 

Igualmente, el Parlamento Europeo ha aprobado una ayuda adicional por un montante de 5.000 millones de euros. 

En lo concerniente al apoyo militar, Grecia suministrará 40 BMP-1 a Ucrania como parte del acuerdo logrado con Alemania en virtud del cual Grecia recibirá igual número de Marder. Además, pese a las críticas, Alemania ha anunciado el envío de dos lanzacohetes MARS-2 adicionales y 200 cohetes a Ucrania. 

En paralelo, pero relacionado con Grecia, hoy el Parlamento heleno ha ratificado por una amplia mayoría los Protocolos de Adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN. No obstante, aún restan las ratificaciones de España, Hungría, Eslovaquia, Portugal y Turquía.

Desde Washington continúan preparando el próximo paquete de ayuda, si bien hoy han anunciado la imposición de sanciones a 22 personas y 2 entidades rusas, entre los que destacan altos cargos de entidades bancarias rusas. Según informa el Tesoro estadounidense también estarían incluidos miembros de la Task Force Rusich, un grupo paramilitar neo-nazi, que han combatido con las tropas rusas en Ucrania.

Por otro lado, el debate sobre la designación o no de Rusia como estado patrocinador del terrorismo ha vuelto a ponerse sobre la mesa. Hace unos días el presidente Joe Biden confirmó que no calificaría a Rusia como tal, aunque los senadores estadounidenses estarían trabajando en “medidas análogas” para imponer a Moscú teniendo en cuenta las implicaciones económicas, entre otras. De hecho, el portavoz del Departamento de Estado insistía en que tienen que tener en cuenta las consecuencias intencionadas y las no intencionadas.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso Sergei Lavrov ha declarado que si Estados Unidos suministran a Ucrania misiles de un mayor alcance – es decir, ATACMS – cruzarían una “línea roja” y se convertiría en “una parte en el conflicto”, marcando una vez más una línea roja al respecto.

De otro lado, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha recibido a sus homólogos de Moldavia y Rumanía en Odesa para lanzar un nuevo formato trilateral de cooperación esencialmente pensado para la seguridad energética. En este sentido, han acordado implementar una serie de proyectos que aumentarán el suministro de electricidad de Ucrania a estos países vecinos. 

Por último, conviene destacar que 82 barcos seguirían atrapados en los puertos ucranianos debido a que la iniciativa de exportación de grano solo se centró en involucrar a buques graneleros, por lo que otros – como los petroleros – no pueden acceder al corredor marítimo seguro. 

Be the first to comment

Leave a Reply