Guerra de Ucrania – Día 189

Prosiguen la ofensiva ucraniana al sur y son cada vez más los indicios relativos a rupturas, especialmente en la zona de Davydiv Brid, aunque distan todavía mucho de alcanzar los objetivos operacionales y estratégicos de Kiev.

Las últimas horas han sido tan intensas como las anteriores. Continúa sin haber información fidedigna -es decir, confirmada gráficamente- acerca de los posibles avances ucranianos. Ahora bien, los indicios apuntan a posibles rupturas del frente, al menos en la zona de Davydiv Brid, en dirección a la carretera T2207 que conduce desde allí hasta Nova Kakhovka. Tan es así que incluso fuentes prorrusas como Rybar se hacen eco de la situación.

Por supuesto, un día más el Ministerio de Defensa ruso niega la mayor y tanto en su informe matutino como en el verpertino hablaba del gran número de bajas sufrido por los ucranianos, así como de su derrotada ofensiva. Los ucranianos, al igual que ayer, siguen apelando a la responsabilidad de sus tropas y a la colaboración de los internautas para mantener el «apagón informativo», aunque siguen apareciendo vídeos pese a todo. De hecho, ni siquiera hacían referencia a la ofensiva en su parte, lo que es indicativo de su intención de mantener el máximo secreto, tanto por seguridad de sus militares, como para mantener la incertidumbre en el bando ruso. Además, también hablan de grandes bajas rusas, como es obvio.

Hablando de incertidumbre, aunque hay cosas que parecen claras, no todo es evidente en los planes ucranianos. A tenor de las informaciones que van apareciendo, se diría que están tratando de quebrar las defensas rusas por cuatro o cinco áreas, tal como se puede apreciar en este mapa de Nathan Ruser, hasta ahora de los autores más fiables.

En el mapa se ven los puntos por los que los ucranianos estarían intentando romper las líneas rusas. Por supuesto, no en todos los ejes el esfuerzo es similar, sino que algunos serán para no dejar ver sus verdaderas intenciones, otros para fijar al enemigo, etc. El mapa, como explica el propio autor, no puede darse por cien por cien fiable, ya que hay posiciones no confirmadas, pero sí sirve como orientación. Autor – Nathan Ruser.

Esto tiene varias explicaciones. En primer lugar, como es lógico, hay ataques de diversión, que simplemente pretenden plantear dilemas a los defensores, de forma que no sepan cuál es el eje principal. Por otra parte, deben tentar las defensas en varios puntos, para detectar debilidades. También han de evitar concentrar el grueso de los medios por una única vía, lo que además de hacerles vulnerables, provocaría cuellos de botella como les ocurriera a los rusos en febrero y marzo, al inicio de la guerra. En este sentido, han de encontrar el equilibrio adecuado entre la concentración de fuerzas necesaria para poder abrir y explotar las brechas y los límites físicos de las vías de avance. Respecto a las verdaderas intenciones, hay varias teorías ahora mismo:

  • Hay quien sostiene que los ucranianos estarían buscando realmente dirigirse contra Jersón, haciéndose con la mayor ciudad de esta zona del país y de paso alejando a la artillería ucraniana de Nikolayev y de cualquier intento futuro en dirección a Odesa.
  • Hay quien cree que lo de Jersón es una operación de diversión y que el esfuerzo principal se hará sobre Nova Kakhovka, ya que de triunfar no solo permitiría a los ucranianos amenazar posteriormente Jersón, sino también poner a salvo Krivói Rog, Dnipró, Zaporiyia, etc. Pero es que además, de lograr esto y controlar toda la ribera norte del Dniéper, puntos importantes para Rusia como Armiansk o especialmente Genichesk, en donde confluyen algunas de las principales rutas de suministro que van de Crimea hacia Nova Kakhovka, hacia Melítopol y hacia Berdiansk y Mariúpol quedarían posiblemente al alcance de los HIMARS (110 km).
  • Hay quien piensa que el ataque principal tendrá lugar desde el este. En este caso, los ucranianos no buscarían tomar las ciudades importantes al asalto sino acercarse lo máximo posible a Jersón, fijar a las tropas rusas en la carretera T2207 entre Nova Kakhovka y Davydiv Brid y asestar el verdadero golpe desde el este, aprovechando el curso del Dniéper como flanco.
  • También hay quien sostiene que los ucranianos no persiguen ningún objetivo físico concreto, es decir, que no han diseñado una operación como tal -entendida como sucesión lógica de acontecimientos tácticos- sino que buscan simplemente llevar a los rusos a una situación en la que tengan que elegir entre replegarse al sur del río salvando lo posible u optar por una defensa a ultranza sin suministros dado lo comprometido de sus líneas logísticas.

Por supuesto, hay muchas opiniones «híbridas», es decir, que son de una forma u otra variaciones o combinaciones de las anteriores. En cualquier caso, en términos estratégicos es evidente que Ucrania está apostando el material donado durante estos meses y los millares de hombres entrenados en el extranjero en una ofensiva que busca expulsar a los rusos de la zona norte del Dniéper -aunque posiblemente no de forma inmediata-.

De conseguir esto, el siguiente escenario central de la guerra sería Zaporiyia, quizá por eso los ucranianos creen que el 3º Cuerpo de Ejército ruso se dirige hacia allí, aunque por el momento es mucho especular y todavía deben ocurrir muchas cosas para que Ucrania llegue a estar en una posición tan ventajosa. De hecho, ni siquiera está claro hasta qué punto han avanzado en la ofensiva ni tampoco hasta qué punto están exponiéndose a ataques de flanco, por ejemplo o tienen pensado arriesgarse. Es más, han aparecido informaciones según las cuales sus objetivos, por consejo de los Estados Unidos, podrían ser bastante más limitados de lo que se piensa.

Los ucranianos podrían tener objetivos más limitados de lo que se cree y estar intentando hacerse con la línea férrea que va de Nikolayev a Zaporiyia como apoyo a una segunda ofensiva en el futuro.

De ser así, es posible que se conformen por ejemplo con controlar la línea de tren que va de Nikolayev a Zaporiyia, para en un futuro poder contar con este activo en una segunda ofensiva y con presionar Jersón lo máximo posible mientras siguen golpeando asiduamente la logística rusa. Sea como sea, todavía es demasiado pronto para afirmar cuáles son los planes ucranianos y si están teniendo o no éxito en ellos.

Respecto al resto del frente, la actividad ha seguido la línea de las jornadas previas. En la zona más norteña, han sufrido ataques rusos la localidad de Hai, en Chernígov y las aldeas de Dmytrivka y Kindrativka, en Sumy. Más complicado ha sido el día en Járkov, en donde más de una quincena de localidades han sido alcanzadas por la artillería rusa. Los ucranianos, por su parte, han atacado Bélgorod, en donde la defensa aérea ha estado activa. El único combate habría tenido lugar en dirección a Prudyanka, al norte de la ciudad de Járkov, siendo repelidas las tropas rusas.

Incendios en las inmediaciones de Járkov y Bélgorod captados por FIRMS en la última jornada. Fuente – NASA.

En los alrededores de Izium la artillería habría batido Dolyna, Krasnopillia, Bohorodychne, Virnopillia, localidad esta última que también ha sido objetivo de la aviación rusa. No se han registrado intentos de avance por ninguna parte.

Algo parecido ha ocurrido en el eje Lysychansk-Sloviansk, en donde a pesar de haber sido alcanzadas por la artillería una decena de localidades en poder de Ucrania, no se han producido combates.

No ha sido así en dirección a Bakhmut, en donde las tropas rusas, las milicias, Wagner y los chechenos continúan tratando de entrar en esta ciudad por el este, así como de rodearla por el sur, toda vez que los intentos en Soledar se están demostrando inútiles. Hoy se ha combatido en la intersección entre la M03 y la T0504, al este de la ciudad, así como más al sur en dirección a Vesela Dolyna, Zaitseve y Kodema. Desde Górlovka, igual que ayer, las tropas rusas y las milicias han intentado avanzar en dirección nornoroeste. En todos los casos habrían sido detenidos por las defensas ucranianas. La artillería, por su parte, habría alcanzado Bakhmut, Bakhmutske, Soledar, Yakovlivka, Zaitseve, Mayorsk y Kodema.

En el caso de Donetsk, los combates han sido una vez más en dirección hacia Avdiivka desde Kruta Balka, hacia Permovais’ke desde el sur de Pisky, hacia Mariinka desde Oleksandrivka sin avances claros. La artillería y la aviación rusa por su parte han estado actuando sobre Avdiivka, Opytne, Umans’ke, Pervomais’ke, Staromykhailivka y Niu-York.

Respecto al sur del país, y aunque ya hemos dedicado espacio al inicio del informe para explicar lo que se sabe de la ofensiva ucraniana, conviene aclarar que en toda la línea de frente la región de Zaporiyia, por más que pase desapercibida pues no hay movimientos, se siguen produciendo intensos intercambios artilleros. De hecho, según los informes del Estado Mayor de Ucrania, el 3º Cuerpo de Ejército ruso podría actuar en esta dirección en el futuro. Además de esto, en Berdyansk se ha producido una acción partisana consistente en volar uno de los puntos de voto que Rusia estaba preparando de cara a un futuro referéndum de adhesión de esta región.

Por último, ya en Crimea, ha sido atacada bien mediante sabotaje, bien mediante drones, la localidad de Krasnogvardeyskoye, en el centro de la península y en una posición clave al dominar la línea Simféropol-Dhzankoy-Melítopol. Desde Rusia afirman que están reestructurando las defensas aéreas en la región después de los últimos varapalos.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos confirmados.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 31 de agosto de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional, lo más destacable de la jornada de hoy es que han continuado las reuniones en Praga y que la misión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica ha llegado a Zaporiyia.

A la reunión de los ministros de Defensa ayer le siguió el inicio de las de los representantes de Exteriores de los 27 para discutir entre otras cosas la propuesta que lleva sobre la mesa varias semanas: la pertinencia de prohibir o no la expedición de visados Schengen a ciudadanos rusos.

El Alto Representante y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, a su llegada a la reunión señalaba que la UE tiene que continuar haciendo tres cosas: apoyar a Ucrania, presionar a Rusia y abordar las consecuencias más amplias de la guerra que afectan a todo el mundo.

Como resultado principal, los ministros de Exteriores han acordado suspender el Acuerdo de Facilitación de Visados Unión Europea-Rusia en vigor desde 2007. Esto significará que el número de nuevos visados emitidos por los Estados miembros de la UE se “reducirá significativamente” dado que “el proceso va a ser más difícil, más largo”. Cabe puntualizar que desde que comenzó la guerra el acuerdo se encontraba suspendido parcialmente para dirigirse contra ciudadanos cercanos al Kremlin.

Al tratarse de un enfoque común, esto evitará que los ciudadanos rusos puedan “comprar visas” en el sentido de presentar sus solicitudes en aquellos Estados de la UE con reglas más flexibles. Cabe recordar que cuando a un ciudadano de un tercer país se le concede un visado Schengen por parte de un Estado miembro el titular del mismo puede circular libremente dentro de todo el Espacio Schengen.

En segundo lugar, Borrell ha trasladado que existe un entendimiento común de que esto permita evaluar de manera exhaustiva cada caso individual teniendo en cuenta especialmente los grupos específicos de personas. Por ejemplo, en las últimas semanas se ha venido insistiendo en que por supuesto las restricciones se entenderán sin perjuicio de la protección humanitaria.

Hay Estados miembros que tienen completamente definida su postura al respecto además de Estonia, Lituania o Finlandia que han promovido la medida. Por ejemplo, es el caso de Bélgica, cuya ministra de Exteriores, Hadja Lahbib, se ha reunido hoy con su contraparte ucraniana en Praga y ha declarado que su país no puede emitir visas a los ciudadanos rusos como “solía hacerlo” dado que Moscú expulsó a un tercio de su personal diplomático.

En tercer y cuarto lugar, han acordado no reconocer los pasaportes emitidos por las autoridades rusas en los territorios ocupados de Ucrania, así como debatido sobre la preocupación existente sobre los millones de visados que existen actualmente dado que deben encontrar un enfoque común.

En último lugar, los representantes de Exteriores son conscientes del desafío que la situación supone para los países limítrofes con Ucrania por lo que han reconocido que estos países pueden adoptar medidas a nivel nacional para restringir la entrada a la Unión Europea a través de sus fronteras. Por ejemplo, Estonia y Finlandia ya habían adoptado medidas en este sentido.

Reunidos en Gymnich también han discutido sobre otras cuestiones como el impacto de la guerra en África, la preocupación sobre Zaporiyia, y la situación sobre el terreno. Esto último ha sido discutido con los representantes de Ucrania, Moldavia y Georgia (el “Trío Asociado”) con quienes también han debatido sobre la Asociación Oriental.

No obstante lo anterior, hay una cuestión a la que no se le ha dado demasiada difusión y resultaría interesante destacar. Hace algunos días se puso sobre la mesa la posibilidad de incluir dentro del Fondo Europeo de Ayuda a la Paz (EPF) una especie de fondo especial dedicado a Ucrania. Todo ello con el objetivo de lograr que el EPF sea sostenible y “poder responder mejor a las necesidades cambiantes del ejército ucraniano”. Así pues, hoy han acordado acelerar los trabajos en este sentido.

Aun así, no se ha acordado por el momento aumentar el montante dedicado a ayuda militar letal y no letal por parte de la UE a través del propio Fondo.

Del mismo modo, tampoco se ha anunciado ningún tipo de ayuda adicional mientras que el gobierno ucraniano comenta que espera recibir en los próximos meses los 8.000 millones restantes comprometidos en ayuda macrofinanciera.

La delegación de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA) ha llegado a Zaporiyia por lo que se espera que mañana puedan comenzar sus labores de inspección de la central nuclear. El director de la IAEA, Rafael Mariano Grossi, ha enfatizado que la misión es una “misión técnica” teniendo como objetivo el de prevenir un accidente nuclear. Por tanto, no se trata de una misión política centrada en otras cuestiones como lograr la desmilitarización de la planta, si bien el gobierno ucraniano y la UE han expresado en varias ocasiones que esperan que la visita reporte resultados en este sentido.

Continuando con la cuestión energética, tal y como estaba anunciado, Gazprom ha suspendido el suministro de gas a través del Nord Stream 1 hasta el próximo 3 de septiembre por labores de mantenimiento de una de las turbinas. El presidente regulador de la red alemana, Klaus Mueller, comentaba que supone que serán capaces de hacer frente a esta interrupción siempre que los flujos se reanuden el sábado, y que confía en que Rusia volverá a suministrar al menos al 20 por ciento – como hasta ahora tras las reducciones -, “pero nadie puede decirlo”.

Por otro lado, Noruega proporcionará gas a Ucrania para ayudarles a encarar el próximo invierno asignando, al menos, 200 millones de euros para el apoyo al país. El primer ministro, Denys Shmyhal, ha subrayado que el gobierno ucraniano ha acordado los volúmenes fijos de gas para calefacción y suministro de agua caliente con 605 productores para el periodo que comprende desde el 1 de agosto de 2022 al 31 de marzo de 2023. Del mismo modo, a finales de este mes de agosto Ucrania ha alcanzado un total de 13.000 millones de metros cúbicos de gas en sus instalaciones de almacenamiento subterráneas.

Moviéndonos al plano humanitario, la misión de Naciones Unidas para el monitoreo de los derechos humanos en Ucrania ha actualizado las cifras de bajas civiles desde el 24 de febrero. De este modo, hasta el 28 de agosto se han registrado un total de 5.663 fallecimientos, incluidos los de 365 niños, y 8.055 heridos, incluidos 623 niños.

Por último, UNICEF ha entregado diez de treinta camionetas refrigeradas dedicadas al mantenimiento de la eficacia de las vacunas mientras se suministran a los menores en Ucrania. Asimismo, ha hecho entrega de 1,5 millones de dosis de diversas vacunas contra la poliomielitis, el sarampión o la rabia entre otras.

Be the first to comment

Leave a Reply