Guerra de Ucrania – Día 184

Día protagonizado por la artillería ucraniana, que ha alcanzado en varios puntos de Jersón, incluyendo una vez más el puente de Antonovsky, además de destruir una base rusa en Kadiivka y alcanzar otras en Chernihivka y Tokmak. Rusia, por su parte, continúa presionando las defensas ucranianas hacia Barvinkove, Bakhmut y el oeste de Donetsk. También ha sido un día de polémica, concretamente en torno al ataque sobre la estación de Chaplino por parte rusa y a quiénes ocupaban los trenes allí estacionados en el momento del impacto de los misiles.

Las últimas horas nos han dejado varios ataques ucranianos tras las líneas rusas. Los más impactantes han sido los que han afectado a la ciudad de Jersón, en la que se han registrado impactos tanto en el puente de Antonovsky una vez más, como en el barrio norteño de Chornobaivka, junto a la base aérea, y en donde han aparecido elementos del 47º GTD llegados desde Izium. También en Inzhenerme, al noreste de la localidad. Además de estos, y también en el sur, aunque esta vez en Zaporiyia, ha sido alcanzada una base militar en Verkhniy Tokmak, cerca de Chernihivka y a medio camino entre Berdyansk y la línea de frente. En Donetsk, por su parte, ha sido bombardeada otra base en Kadiivka.

La polémica del día ha estado centrada en Chaplino. Allí, como sabemos, el día 24 un ataque ruso dejó un buen número de muertos y heridos. Los ucranianos, como es habitual, denunciaron el ataque y hablaron de decenas de civiles fallecidos. Los rusos, por su parte, aseguraban que se trataba de un objetivo militar. Ciertamente, en el ataque murieron civiles, pues la estación estaba abierta al público. No obstante, han aparecido vídeos que demostrarían que había militares allí, posiblemente llegados en algún tren de pasajeros, además de un tren de carga con material militar, tal y como puede verse en la siguiente imagen, extraída de uno de los vídeos que hemos comentado. Si bien persisten dudas sobre si los vagones de pasajeros bombardeados son los mismos que se ven en el primer vídeo, en cualquier caso es perfectamente habitual que en una estación de tren cercana al frente y en tiempo de guerra haya militares allí.

Respecto a los combates, durante el día de hoy la zona noreste del país ha estado exenta de estos, aunque no de intercambios artilleros. Se han visto afectadas, entre otras localidades, Shalyhine, Shevchenkove y Katerynivka de la región de Sumy. En el caso de Járkov, la artillería rusa habría alcanzado la capital regional, así como Sosnivka, Dementiivka, Slatyne, Borschova, Peremoha, Ruski Tyshky, Rubizhne, Lebyazhe, Mospanove y Husarivka, además de Derhachi y Chuhuiv.

En la zona de Izium la artillería rusa también estaría recuperando su actividad, atacando en este caso Nortsivka, Dmytrivka, Dolyna, Mazanivka y Bohorodychne. Los únicos combates registrados oficialmente habrían tenido lugar en dirección a Karnaukhivka, localidad al norte de Barvinkove, aunque han aparecido vídeos tomados supuestamente en las inmediaciones de la propia Izium en los que aparecen tropas ucranianas. Dada la imposibilidad de geolocalizarlos, hay que tomarlos con cautela. La impresión al ver a las tropas rusas atacando indistintamente, pero sin mucha convicción ni medios lo mismo en dirección hacia esta última localidad, que hacia Borohodychne es que las unidades sobre el terreno se turnan para testear las posiciones ucranianas y mantener la tensión. De esta forma fijan tropas ucranianas sobre el terreno y detectan posibles debilidades por si en un futuro fuese posible explotarlas. En cualquier caso, no se espera que intenten nada serio en fechas próximas.

En el eje Lysychansk-Sloviansk hoy no se han producido tampoco combates. Sí bombardeos que han afectado a las localidades habituales, principalmente Siversk, Ivano-Darivka, Serebrianka o Hryhorivka.

Un día más, en dirección a Bakhmut se han producido combates tanto al noreste como al sureste de dicha localidad. En la zona norte, además de hacia el oeste de Soledar y hacia Bakhmuts’ke, las tropas rusas, los milicianos, los chechenos y los operativos de Wagner, han tratado de alcanzar Bakhmut desde el este, en dirección a la intersección entre la M06 y la T0504. En el sur los intentos han ido dirigidos a progresar hacia Kodema. Hasta donde se sabe, no se han producido avances de ningún tipo, siendo en términos generales la situación la misma desde hace semanas.

En Donetsk hoy se ha rebajado la intensidad de los enfrentamientos, habiéndose centrado las tropas rusas en llegar a Nevelske, por el momento sin haber tomado este pequeño asentamiento que hemos marcado en azul en el mapa. La artillería en este caso habría atacado en las últimas horas las localidades ucranianas de Nevelske, Vodiane, Netailove, Krasnohorivka, Novobakhmutivka, Niu-York, Zalizne y Opytne.

Al sur del país, más allá de los ataques a Jersón y al puente de Antonovsky, así como a las bases militares que hemos citado al principio, han sido pocas las novedades. Conviene señalar que Rusia ha desplegado sistemas antiaéreos y reflectores adicionales en defensa del puente de Crimea. También que en las últimas horas la defensa antiaérea de Eupatoria, al sur de esta península, ha estado activa.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 26 de agosto de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Casi cinco meses desde que las conversaciones de paz quedaron estancadas, el gobierno ucraniano como comentábamos ayer no considera que sea el momento de lograr una tregua y Rusia “promete reanudar las conversaciones cuando Kiev esté lista”.

En este sentido se ha pronunciado Leonid Slutsky, miembro del grupo de negociación y presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma rusa: “Podemos ver que Zelenski no está de humor para reuniones o conversaciones hoy. Si la parte ucraniana declara que está lista para conversaciones en cualquier nivel, en cualquier formato, entonces discutiremos y reaccionaremos. Hasta ahora esto no está sucediendo”.

Ya en mayo el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov también aseveró que las conversaciones estaban bloqueadas debido a que Kiev cambiaba su posición negociadora constantemente. Ucrania ha venido dejando clara su postura que, además de que las tropas rusas se retiren del país respetando las fronteras internacionalmente reconocidas, querían que ambos presidentes se sentasen directamente a negociar. Una posición que desde el comienzo de la guerra fue rechazada por Moscú argumentando que Zelenski y Putin se sentarían cuando hubiese un verdadero borrador de acuerdo.

En las últimas semanas más que en las negociaciones las miradas han estado centradas en la central nuclear de Enerdogar en Zaporiyia. Ayer por primera vez se desconectó la planta de la red eléctrica de Ucrania y se logró reanudar la conexión, sin embargo, hoy ha vuelto a desconectarse.

Por el momento se desconoce la fecha en la que la delegación de la Agencia Internacional de la Energía Atómica viajará a la planta nuclear, aunque el ministro de Energía de Ucrania ha comentado que “llegará a más tardar a principios de septiembre”. Pese a esto, y como señalaba ayer el director de la Agencia, Rafael Mariano Grossi, aún resta recibir la aprobación para poder acceder.

Mientras esto ocurre en Zaporiyia, Rusia está quemando grandes volúmenes de gas natural en la frontera con Finlandia. Según analistas de la consultoría energética noruega Rystad la cantidad que se estaría quemando equivaldría en torno al 0,5 por ciento de las necesidades diarias de la Unión Europea. A modo de recordatorio y teniendo en cuenta que en unos días el Nord Stream 1 volverá a detenerse durante tres días, Moscú ha reducido los flujos a través de este gasoducto al 20 por ciento de su capacidad.

El primer ministro de República Checa, Petr Fiala, convocará una reunión urgente de los líderes de Energía de los 27 para debatir sobre medidas de emergencia específicas ante la situación energética actual.

En lo concerniente a la asistencia de seguridad, Bélgica ha anunciado que suministrará ayuda “no letal” por valor de 8 millones de euros a Ucrania. Concretamente, esta partida pasará a integrarse como contribución voluntaria al Fondo Fiduciario del Paquete de Asistencia Integral de la OTAN encargado de proporcionar ayuda no letal a Ucrania como, por ejemplo, suministros médicos y de primeros auxilios, ropa de invierno y si fuese necesario otros equipos como los de visión nocturna. El ministerio de Exteriores de Italia, Luigi Di Mario tras su reunión con el ministro del Interior de Ucrania ha anunciado que destinará 2 millones de euros para labores de desminado en los territorios desocupados.

Por otro lado, el Departamento de Defensa de Canadá ha decidido que dos de sus aviones de carga C-130J y su tripulación de apoyo en tierra asociada se reubiquen en Reino Unido para entregar armas a Ucrania. El objetivo sería también poder brindar apoyo episódico en Medio Oriente -anteriormente el destacamento se encontraba en Kuwait- y África.

Antes de pasar al plano energético pueden destacarse las declaraciones por parte del CEO de la empresa turca Bayraktar en las que ha mostrado abiertamente su apoyo total a Ucrania y negándose al mismo tiempo a vender sus drones a Rusia: “No importa cuánto dinero nos ofrezcan francamente, no se trata de entregarles drones”.

Podemos recordar que la empresa ante la campaña de recaudación de fondos iniciada por Ucrania en junio decidió donar finalmente tres de sus drones. En el caso de la iniciada por Lituania se acordó que 1,5 millones del total recaudado se destinasen efectivamente a la compra de un Bayraktar TB2 y la suma restante hasta los aproximadamente 6 millones logrados a través de donaciones se invirtiesen en ayuda humanitaria.

En otro orden de cosas, la embajada de Rusia en Estados Unidos afirma que las acusaciones de Washington sobre los crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas serían “otra falsificación destinada a desacreditar la operación militar especial rusa”, refiriéndose especialmente a los “campos de filtración” y la destrucción de instituciones educativas, médicas y culturales en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

Asimismo, Mikhail Mushistin, primer ministro ruso, ha reiterado que los países occidentales liderados por Estados Unidos están tratando de culpar a Rusia por la crisis alimentaria mundial en ciernes, “siendo muy conscientes del hecho de que la situación actual es una consecuencia directa de sus acciones”. En otras palabras, de las sanciones impuestas contra Rusia.

A esto agrega que los miembros de los “cinco” (Unión Económica Euroasiática, o países de la EAEU, que incluyen a Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajstán y Kirguistán) tienen ventajas obvias y que han “alcanzado un alto nivel de autosuficiencia en productos agrícolas básicos”. En este sentido, ha instado a sus socios a seguir en esta dirección y “a tomar decisiones consistentes para la creación de un mercado agrario único”.

Por último, las autoridades ucranianas están planeando ampliar el número de zonas en las que la evacuación de civiles será obligatoria debido a que podrían estar ocupadas y enfrentarse a problemas con la calefacción el próximo invierno. Por ejemplo, áreas concretas de Járkov, Zaporiyia y Nicolayev. Ya en el mes de julio se lanzó una campaña para evacuar de manera obligatoria a las personas que permanecían en la óblast de Donetsk.

Be the first to comment

Leave a Reply