Guerra de Ucrania – Día 177

Cuando está cerca de cumplirse el primer medio año de conflicto, la actividad prosigue a pesar de los escasos avances por una y otra parte en el último mes. En Izium, en donde Rusia había retirado buena parte de sus tropas, en los últimos días está poco a poco volviendo la acción, que se mantiene en todo el este del país. También son actualidad hoy los vuelos de drones ucranianos sobre Crimea y una vez más la posibilidad de que los Estados Unidos suministren ATACMS a Kiev, así como la visita del secretario general de las Naciones Unidas a Odesa.

En las últimas horas, después de la inusitada actividad de ayer en forma de ataques ucranianos a la retaguardia rusa, se ha recuperado ligeramente la tranquilidad. Sin embargo, a media tarde se activaba la defensa aérea primero en Eupatoria –en donde se encuentra el famoso radar de comunicaciones del espacio profundo– y más tarde en la propia Sebastopol, posiblemente a causa de drones ucranianos. Ayer a última hora, como vimos, ocurrió algo parecido en Kerch, al otro extremo de la península.

Por supuesto, puede que no exista ningún drone y que el nerviosismo de los operadores de los sistemas antiaéreos rusos -algo totalmente lógico- haya provocado que ante el más mínimo indicio de que algo sobrevuele la zona bajo su responsabilidad, decidan lanzar misiles antiaéreos. Al fin y al cabo, el número de ataque ucranianos cada vez es mayor y a más distancia, mientras Kiev presiona con fuerza para que los Estados Unidos se decidan a aprobar el envío de misiles ATACMS. Por ahora, no obstante, no parece ser el caso, pues lo previsto en el próximo paquete no incluye ninguna novedad reseñable (hablamos sobre ello en la segunda mitad del informe), aunque parece claro que el tabú de atacar Crimea por miedo a una escalada, hace tiempo que ha dejado de ser tal cosa.

Más allá de esto, el día ha dejado escasas novedades. Una vez más, la artillería rusa ha atacado Pavlivka, en Sumy. En Járkov por su parte habría sido alcanzada en varias ocasiones la capital regional, en donde han alcanzado el Instituto Politécnico de Járkov en un ataque con misiles entre otros puntos de la ciudad, así como las localidades de Chuhuiv, Zolochiv, Protopopivka, Sosnivka, Korobochkyne, Shestakove, Milova, Duvanka, Husarivka y Prudianka. Los únicos combates habrían sido en dirección a Pytomnyn, sin que hayan supuesto cambio alguno.

La zona de Izium ha estado hoy mucho más interesante, si es que puede emplearse este adjetivo teniendo en cuenta que estamos hablando de una guerra terrible. Si en los últimos días, después de un parón de semanas, las tropas rusas habían comenzado a hacer algunas pequeñas incursiones en dirección sur/sureste, tentando las defensas ucranianas, hoy los ataques han sido más numerosos.

En efecto, en lugar de atacar desde un único punto, en las últimas 24 horas habrían tratado de dirigirse hacia Karnaukhivka, Dibrovne, Nova Dmytrivka, Dolyna y Virnopillya. Según parece, en ninguno de estos intentos se habrían hecho con nuevos territorios, demostrándose la defensa ucraniana firme. Ahora bien, del mismo modo se demuestra que Ucrania no posee los medios adecuados para progresar en una zona plagada de bosques y en la que el único eje de avance evidente, la carretera E-40 hacia Izium, está demasiado protegida.

En el eje Lysychansk-Sloviansk los únicos combates se han registrado en dirección a Spirne y Vyimka, sin éxito. La artillería, por su parte, ha golpeado Siversk, Hryhorivka, Sydorove o Rozdolivka.

En dirección a Bakhmut sí se han producido combates más intensos, caso de Soledar y Bakhmuts’ke en la parte más norteña de la región, así como desde Pokrovks’ke hacia la propia Bakhmut, en donde la intersección T0504/M03 continúa siendo inexpugnable para los rusos después de ya varias semanas de intentos.

Al sur de la ciudad, desde los alrededores de Svitlodarsk y Górlovka, las incursiones rusas han tratado de llegar a Zaitseve, Vesela Dolyna, Kodema y Druzhba. Los ataques artilleros, por su parte, habrían afectado a Bakhmut, Soledar, Berestove, Vesele, Zaitseve, Yakovlivka, Kodema, Spirne, Ivano-Daryivka, Bilohorivka y Zalizne.

Al oeste de Donetsk, un día más, han continuado los combates de norte a sur en dirección a Opytne y entre Pisky y Permovais’ke. También se han reportado enfrentamientos en Novomykhalivka, al suroeste de la ciudad. Los bombardeos rusos se han dirigido contra las localidades habituales, incluyendo Avdiivka, Mariinka, Pisky, Opytne, Nevelske o Netaylove. Además, como casi cada día, los ucranianos han atacado Donetsk, en donde se ha registrado un importante incendio en la zona de la estación de ferrocarriles.

Respecto al sur del país, se han producido enfrentamientos en el extremo occidental de Jersón, en Oleksandrivka y en Tavrisj’ke, mientras sigue en disputa Blahodatne. Además de los bombardeos habituales sobre la práctica totalidad de la línea de frente, hoy los misiles rusos habrían alcanzado la ciudad de Zaporiyia mientras que los HIMARS ucranianos habrían lanzado sus cohetes un día más sobre Nova Kakhovka, algo que se está convirtiendo en rutina.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 18 de agosto de 2022. Fuente – Military Land.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Pese a que ayer el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, dijese abiertamente en su reunión con el presidente Zelenski y el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que le gustaría que se reanudasen las conversaciones de paz, poco o nada se ha declarado hoy al respecto.

Erdoğan a su regreso a Turquía también ha comentado que está planeando discutir la situación en Zaporiyia con el presidente Putin advirtiendo que “no queremos otro Chernóbil”. En la próxima conversación el presidente turco le trasladará la petición del gobierno ucraniano que no es otra que la de que Kiev quiere que Moscú se encargue de desminar al área alrededor de la central nuclear.

Por su parte, el viceministro de Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, ha aseverado que la presencia de las tropas rusas en la planta de energía nuclear es una garantía contra lo que ha denominado un “escenario de Chernóbil”.

Esta cuestión sí la han abordado hoy el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, en una conversación telefónica tras casi tres meses sin contacto. Macron ha subrayado su preocupación por la situación en el área y le ha traslado a Putin que apoya el envío de una misión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA). El presidente ruso ha reafirmado que “está de acuerdo con el despliegue de esta misión y los métodos mencionados”. Asimismo, en los próximos días volverán a hablar sobre esta cuestión una vez hayan discutido los equipos técnicos y antes del despliegue.

Del mismo modo, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, en su visita hoy al puerto de Odesa como estaba previsto -coincidiendo además con el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria- ha insistido en que si logran desmilitarizar la planta el problema se resolverá, aunque Rusia ya rechazó ayer esta iniciativa. Por otro lado, ante la pregunta de la prensa acerca de la acusación de Kiev a Moscú de que estarían planeando desviar la electricidad de la planta a la red rusa ha subrayado que “la electricidad de Zaporiyia es electricidad ucraniana, y es necesaria, especialmente durante el invierno para el pueblo ucraniano, y este principio debe respetarse plenamente”.

El objetivo de esta visita antes de viajar mañana hasta el Centro de Coordinación Conjunto en Estambul era ver en primera persona cómo se están cargando los barcos con cereal ucraniano en aplicación del Acuerdo de Estambul. También ha hecho hincapié en que los altos precios impiden que aun pudiendo ser exportado el cereal, haya países que no puedan pagarlo. Asimismo, ha insistido en que se sigue trabajando en proporcionar un acceso sin obstáculo a los mercados mundiales de alimentos y fertilizantes rusos que no están sujetos a sanciones: “Sin fertilizantes en 2022, es posible que no haya suficientes alimentos en 2023”.

Cambiando de tercio, ayer ya pusimos de manifiesto la situación en torno a los envíos de armamento por parte de la UE y, en particular, del silencio que hay al respecto.

Sin embargo, como hemos recogido en los informes más recientes Dinamarca y Estonia sí han comprometido nueva asistencia militar.

Al otro lado del Atlántico se estaría preparando un nuevo paquete de ayuda militar por un valor de 775 millones de dólares. Pese a que la administración Biden aún no ha confirmado qué contendrá el nuevo envío, un alto funcionario de defensa sí ha adelantado que podría incluir:

  • Munición para HIMARS.
  • 16 obuses de 105 mm y 36.000 disparos de artillería
  • 15 drones Scan Eagle
  • 40 MRAPs
  • HARMs
  • Misiles contracarro TOW
  • 1.000 Javelins
  • 2.000 municiones antiblindaje

Por el momento, los esperados ATACMS por Ucrania no parecen estar en este listado inicial, pero habrá que esperar a al anuncio oficial. Asimismo, el funcionario ha afirmado que los NASAMS previamente anunciados se entregarán a Ucrania en los próximos 2 o 3 meses debido a que estas armas no proceden de las existencias estadounidenses. Es decir, deben fabricarse y comprarse para Ucrania.

En relación con Alemania, el Bundestag ha actualizado la ayuda militar entregada a Ucrania y la que está en proceso de ejecución. Sí hay que destacar que se confirma la entrega de 15 sistemas antiaéreos GEPARD (teníamos constancia de 12), 44 vehículos blindados de transporte de personal M113 (anteriormente se habían constatado 33) especificando que los sistemas son de Dinamarca, pero las actualizaciones han sido financiadas por Alemania y en lugar de 402.000 raciones militares se han entregado 1.000 más.

A continuación, se muestra el armamento que se estaría planeando entregar:

Sobre la cuestión energética, pero dejando al margen la situación en Zaporiyia, Gazprom ha comunicado que el gasoducto Nord Stream 1 se detendrá por completo del 31 de agosto al 2 de septiembre para llevar a cabo “el mantenimiento y trabajo preventivo programado” de la única unidad comprensa de gas Trent 60 en funcionamiento.

Por tanto, “en ausencia de fallas técnicas” la interrupción durará únicamente tres días y posteriormente se reanudará el suministro reducido por Rusia a un volumen de 33 metros cúbicos. Debe recordarse además que no es la primera interrupción del suministro pues debido a las sanciones hubo problemas con la reparación y devolución de una de las turbinas desde Canadá a Alemania, y posteriormente se detuvo otro motor de la turbina.

Por último, la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vershchuk, ha anunciado que el gobierno planea evacuar al menos a 200.000 civiles más de la óblast de Donetsk y que desde el 1 de agosto más de 7.000 personas han utilizado el tren de evacuación gratuito desde Pokrovsk a Kropivnitsky.

Be the first to comment

Leave a Reply