Guerra de Ucrania – Día 170

Día de combates en buena parte del este de ucrania, con movimientos rusos en dirección a Siversk, Soledar, Bakhmut, Pisky o Avdiivka entre otros, aunque sin toma de nuevas localidades por el momento. Del lado contrario, hay indicios de avances ucranianos en dirección a Izium. La polémica del día está relacionada una vez más con la central nuclear de Zaporiyia, que unos y otros utilizan para acusarse de poner en peligro a todo el continente.

La última jornada de guerra ha visto, además de los bombardeos rusos habituales, que han llegado a alcanzar Zaporiyia, ataques ucranianos sobre Nova Kakhovka y Vesele -los dos extremos de la presa de Nova Kakhovka sobre el Dniéper- y posiblemente Gorlovka, en donde ha ardido la empresa Stirol. También se habría producido una acción partisana en Starobilsk, que habría terminado con un miembro de la administración prorrusa herido.

La polémica del día, no obstante, ha tenido que ver un día más con la central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, en la que hay tropas rusas y que unos y otros utilizan para acusar al contrario de las explosiones registradas en las inmediaciones, de poner al continente entero al borde de una catástrofe peor que la de Chernóbil, etc. Las Naciones Unidas, por su parte, continúan exigiendo que se demarque una zona desmilitarizada alrededor de la central y que los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica puedan acceder a las instalaciones, algo a lo que el organismo ucraniano encargado de las centrales nucleares se ha negado hasta ahora para no «legitimar la presencia rusa» en la planta, pese a la presión de algunos de sus socios y que habría cambiado hoy, como explicamos en la segunda parte del informe.

Sea como fuere, casi a diario continúan reportándose ataques sobre las localidades y asentamientos cercanos a la central, acusando Ucrania a Rusia de que se trata de ataques de falsa bandera y de utilizar la central para situar artillería que le permita bombardear pueblos bajo su control. Del otro lado, en Rusia afirman que los ataques ucranianos a las instalaciones de la central podrían terminar con una parada de emergencia o algo peor si el suministro eléctrico llega a cortarse. Una situación complicada para la que difícilmente habrá salida sin una negociación ex profeso.

Cambiando de tercio, a lo largo de las últimas 24 horas y en el noreste de Ucrania la artillería rusa habría seguido castigando las posiciones ucranianas en la óblast de Járkov, fijando así tropas y evitando cualquier posible avance en dirección a las fronteras de Rusia. A lo largo del día se han reportado explosiones en Lebyazhe, Sosnivka, Ukrainka, Dementiivka, Pytomnyk, Ruski Tyshky, Cherkaski Tyshky, Shevelivka, Protopopivka, Verkhniy Saltiv, Tsyrkuny, Stara Hnylytsa, Husarivka y Korobochkyne.

En el área de Izium, ha aparecido un vídeo que podría haber sido grabado en la zona de Kamyanka, al sur de esta ciudad y en el que se aprecian combates. Esto no quiere decir que los ucranianos tengan un control efectivo del territorio tan al norte de localidades como Mazanivka o Borohodychne, pero al menos indica que aunque a veces no trasciendan, sí hay más movimiento en la zona del que comúnmente se asume. Hoy sin ir más lejos, las tropas rusas habrían tratado de dirigirse hacia Krasnopillya y Borohodychne siendo rechazados, según el informe del Estado Mayor ucraniano. Independientemente de la credibilidad que nos merezca esta fuente, sí hay indicios de movimientos consistentes por parte de Ucrania en dirección norte, en gran parte debido a la escasez de fuerzas rusas en el área.

En las últimas semanas, tal y como hemos ido compartiendo, han aparecido vídeos e imágenes que hacen pensar que Ucrania controla Borohodychne o Dovhenke y se sabe que habría intentado extender su control hacia Pasika y Studenok. El vídeo que hemos enlazado hoy se habría grabado en la zona más cercana a Kamyanka, lo que es indicativo de que Ucrania está tratando de avanzar en dirección a Izium. Se puede concluir que la situación ahora que hay menos tropas, es más fluida que hace tan solo un mes, careciendo Ucrania en cualquier caso por el momento de la capacidad de barrer a las tropas rusas de este área.

En el eje Lysychansk-Sloviansk, hoy se han producido combates en los mismos puntos que ayer, con las tropas rusas y milicianas tratando de avanzar en dirección oeste hacia Ivano-Darivka, Spirne, Hryhorivka o Vyimka. Hay que decir que, pese a que los partes ucranianos siempre hablen de que «el enemigo ha sido rechazado», esto no quiere decir que las tropas rusas no logren ningún avance. Con muchísima lentitud, midiéndose los avances por decenas de metros al día, poco a poco irían tomando pequeñas posiciones más cercanas a las localidades que pretenden asaltar antes de lanzarse a por Siversk.

En cualquier caso, dado que no parece que ahora mismo tengan personal suficiente en la región, los objetivos importantes deberán esperar a más adelante, si un cambio en la guerra o el éxito en las campañas de reclutamiento permiten retomar la ofensiva en condiciones.

Pese a los ataques recurrentes, especialmente sobre Ivano-Darivka, Verkh’okam’yanske y hacia Serebrianka, la falta de personal necesario para lanzar asaltos y de una cortina artillera suficiente como para destrozar las posiciones ucranianas, impide a las tropas rusas y las milicias de Lugansk tomar desde hace semanas ninguna localidad en el eje Izium-Lysychansk.

En dirección a Bakhmut tampoco se ha registrado ningún cambio de posición. No obstante y de forma consistente, las tropas rusas, los mercenarios de Wagner, los voluntarios chechenos y las milicias, han ido ganando terreno en dirección oeste y noroeste, acercándose a Dacha y Kodema tras la entrada en Hadlove, en donde se estaría combatiendo.

En el caso de Soledar, en donde habían tomado la fábrica Knauf e intentado avanzar hacia el oeste de la localidad, no han aparecido pruebas de nuevos avances, por lo que probablemente hayan topado con la siguiente línea defensiva ucraniana en una localidad que está plagada de trincheras y posiciones reforzadas.

Respecto a la propia Bakhmut, parece que después de algunas misiones de reconocimiento, por el momento no han logrado pasar de la intersección entre las carreteras M03 y T0504, justo en el punto que marca la flecha roja hacia esta localidad que hemos dibujado sobre el siguiente mapa.

En la zona de Donetsk, han continuado los combates y bombardeos sobre Pisky, Mariinka, Spartak y Avdiivka. Teniendo en cuenta que en la última semana el avance ruso y miliciano máximo se ha logrado en Pisky y que ha sido de alrededor de 1,5 kilómetros, parece difícil que en los próximos días veamos alguna ruptura y que, incluso aunque esta localidad caiga, el proceso no se repita posteriormente en dirección a Pervomais’ke.

Al sur del país, por último, se habrían reportado combates en dirección a Pavlivka, sin cambios de posición. Continúan eso sí los bombardeos incesantes por ambas partes, resultando afectadas desde ayer más de una veintena de localidades. Por el momento sigue sin producirse ningún hecho que permita suponer que la tan manida contraofensiva ucraniana esté en marcha, pese a los rumores que afirmaban que el ataque sobre Saki marcaba el pistoletazo de salida de la misma.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Registro de incendios detectado por FIRMS en las últimas 24 horas. Fuente – NASA.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Con la llegada del fin de semana la actividad institucional comienza a decaer, pero duranta la jornada 170ª las miradas y las declaraciones principales giran en torno a la situación en Zaporiyia.

El embajador de Ucrania ante Naciones Unidas, Sergiy Kyslytsya, ha presentado tres peticiones para Rusia en Zaporiyia: permitir una inspección inmediata de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (IAEA), desminar la planta y retirada del personal militar, así como del armamento. Asimismo, culpa a Rusia por las “condiciones injustificadas” que han llevado a un retraso en enviar los expertos de la IAEA a Zaporiyia.

Sin embargo, esto chocaría con la postura mantenida por la propia empresa estatal a cargo de la central que ha venido defendiendo que cualquier visita a la planta para su inspección legitimaría la presencia de las tropas rusas a nivel internacional.

Por su parte, el embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vassiily Nebenzia, alega que Moscú apoyó una visita de la IAEA en junio y que están listos para brindar “toda la asistencia posible” para resolver cualquier obstáculo y organizar la visita “incluso antes de finales de agosto”. En este sentido, el funcionario designado por el Kremlin de manera temporal en Zaporiyia, Yevhen Balytskyy, ha afirmado en una entrevista que están listos para garantizar la seguridad de cualquier delegación de la IAEA que se envíe a la localidad.

Mientras tanto, la evaluación preliminar llevada a cabo por los expertos de la Agencia ha concluido que no hay una amenaza inmediata para la seguridad nuclear tras los bombardeos sucedidos en sus alrededores, pero advierten que esto “podría cambiar en cualquier momento”.

A nivel de la UE, el Alto Representante y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, ha apoyado abiertamente el llamamiento para proceder a la desmilitarización de la zona comenzando con la retirada total de las fuerzas rusas e insta a la IAEA a que visite el lugar. Nuevamente, insiste en que “Rusia debe devolver de inmediato el control total a Ucrania, legítimo propietario soberano”.

En paralelo, Borrell también ha reafirmado al ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, la “determinación de la UE de continuar apoyando a Ucrania en todas las formas posibles”. No obstante, por el momento no ha habido nuevos anuncios ni sobre la próxima ayuda militar a nivel de la UE, ni sobre el desbloqueo de los 8.000 millones de fondos restantes como parte de la ayuda macrofinanciera excepcional comprometida.

Volviendo sobre los temas energéticos, según el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, desde la UE se está considerando la posibilidad de establecer un gasoducto de gas natural licuado (GNL) desde España a Italia como medio de eludir la oposición francesa a que se establezca la conexión desde la península ibérica hasta Europa central a través de Pirineos. Costa defiende que “la península ibérica tiene capacidad para reponer gran parte del gas natural licuado que hoy Europa central importa de Rusia”.

Estas declaraciones han llegado tras las del canciller alemán Olaf Scholz ayer que insistió en que había pasado mucho tiempo “lidiando con un oleoducto que debería haber sido construido entre Portugal, España a través de Francia hasta Europa central” y que “ahora haría una contribución masiva para aliviar la situación en el suministro”. Además, Scholz afirmó que ha estado discutiendo sobre estos temas con España y Portugal, así como con la Comisión Europea por lo que cabe esperar que esta cuestión se ponga sobre la mesa en próximas reuniones pronto.

Por otro lado, República Checa verá de manera inminente sus flujos de petróleos reanudados a través del oleoducto de Druzhba. Concretamente, hoy a partir de las 20:00 horas se esperaba que se produjese, toda vez que han solventado los problemas derivados del pago de las tasas de tránsito. El suministro cesó el pasado 4 de agosto si bien Hungría y Eslovaquia lograron hace días que se reestableciese en sus países.

Sobre exportaciones conviene subrayar que Rusal, gigante ruso del aluminio, ha anunciado que ha sufrido un aumento del 33 por ciento en los costes de producción en el primer semestre debido a la guerra. Entre otras razones, esto es el resultado de la interrupción de la actividad en una refinería de alúmina en Nicolaiev y de la decisión de Australia de prohibir las exportaciones de alúmina y bauxita a Rusia. 

Siguiendo con Rusia, el Banco Central está considerando comprar las monedas de países “amigos” como China, India y Turquía para conservarlas en su Fondo Nacional de Riqueza (NWF) toda vez que Moscú ha perdido la capacidad de comprar en dólares y euros como consecuencia de las sanciones occidentales.

En lo que concierne a la asistencia de seguridad, tras la Conferencia de Donantes que tuvo lugar ayer y en la que se recaudó 1.500 millones de euros para ayuda militar y entrenamiento, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, ha confirmado que han recibido más MLRS por parte de Reino Unido y que más “regalos” llegarán pronto. En particular, se refiere a los tres MLRS adicionales que prometió el secretario de Defensa, Ben Wallace.

En otro orden de cosas, debe destacarse una noticia sobre los países bálticos que ayer no trascendió. Letonia y Estonia se han retirado de un grupo de cooperación con China y otros países de Europa Central y Oriental como, por ejemplo, Bulgaria, Croacia, República Checa, Grecia, Hungría Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia. Los gobiernos letón y estonio han seguido los pasos del país vecino, Lituania, y han optado por quedarse al margen de este foro de cooperación, aunque sostienen que continuarán trabajando “para lograr relaciones constructivas y pragmáticas con China”. El Ministerio de Exteriores de Letonia sí ha afirmado que la participación continua de su país en el grupo de China “ya no estaba en línea con nuestros objetivos estratégicos en el entorno internacional actual”.

A nivel humanitario hemos de hablar nuevamente de lo que sucedió en Bucha a principios de la guerra. Lejos de conocer el número total de víctimas civiles en la masacre que tuvo lugar en la localidad -también en Irpin-, hoy se han enterrado otros once cadáveres no identificados mientras que el pasado 9 de agosto, fueron quince. Por el momento las autoridades municipales de Bucha afirman haber encontrado 458 cuerpos tras los 33 días de ocupación rusa, incluidos 50 cuerpos que siguen sin identificar. Así, expresan que esperan que los números que hoy identifican sus tumbas se conviertan en nombres.

Por último y cambiando completamente de tercio, la Agencia Especial Europea (ESA) ha iniciado discusiones técnicas con SpaceX, la compañía liderada por Elon Musk, que podrían llevar al uso temporal de sus lanzadores, ya que a raíz de la guerra en Ucrania el acceso occidental a los cohetes Soyuz de Rusia está bloqueado. No obstante, confiar en Japón o India también estaría entre las opciones que se barajan.

Be the first to comment

Leave a Reply