Guerra de Ucrania – Día 168

La jornada de hoy estado marcada en buena medida por las consecuencias del incidente de ayer en la Base Aérea de Saki, Crimea. Con el gobierno ucraniano jugando con la negación plausible y escasas evidencias con las que tratar de reconstruir lo sucedido, todo son especulaciones. El gobierno ruso, por su parte, intenta que el suceso tenga un perfil lo más bajo posible, mientras responde lanzando misiles de crucero y trata de que los ataques en el este se traduzcan en avances.

La destrucción ayer de una parte considerable de la Base Aérea de Saki, en Crimea, continúa sin esclarecerse. No solo Rusia no aporta información alguna sobre el número de víctimas o de aeronaves perdidas, sino que desde Ucrania han estado centrados en dispersar diversas teorías mientras oficialmente negaban cualquier participación. Se trata de una táctica inteligente, pues al negar cualquier implicación por una parte dejan abierta la puerta a la explicación rusa (accidente al manipular municiones) y por otra, evitan que Rusia se vea obligada a lanzar ataques de represalia proporcionales.

Además, esto deja en muy mal lugar a Moscú, pues al no haber una explicación unívoca, quedan como incompetentes al: 1) no saber manejar municiones, explicación que se dio a la pérdida de un buque de desembarco en Berdiansk y al hundimiento del Moskva, o; 2) no ser capaces de defender sus propias bases aéreas y espacio aéreo de los misiles/cohetes/aviación ucraniana, o) 3) no poder proteger algunas de las instalaciones más sensibles de los saboteadores. En resumen, independientemente de cómo iniciaran las explosiones, Ucrania logra un gran impacto mediático y también un golpe estratégico.

Más allá de esto, la especulación de los medios seguramente azuzada desde algunos despachos gubernamentales, nos ha dejado hoy toda una ristra de posibles explicaciones a lo acaecido ayer. Desde una acción de unidades de Operaciones Especiales a un ataque con ATACMS, pero de producción local, pues los estadounidenses según esta teoría habrían proporcionado medios y conocimiento a los ucranianos para su fabricación, evitando así implicarse directamente.

Respecto de las consecuencias, indudablemente el número de bajas ha debido exceder con creces las reconocidas oficialmente (0). La magnitud de las explosiones o el hecho de que los rusos no tengan las cargas paletizadas y dependan de la fuerza muscular para su transporte permiten sospechar que han sido cuantiosas. Además, por pura lógica, incluso aceptando las tesis rusas (accidente), al menos quien o quienes lo causaron, han debido fallecer a causa de la deflagración inicial…

Hay fuentes ucranianas -por lo que es necesario tomarlas con escepticismo ya que son parte interesada- que hablan de decenas de aeronaves perdidas. En algunos de los casos citados, es poco factible, pues no son el tipo de aparatos destinados habitualmente en esta base, caso de los Su-27 sin ir más lejos. Además sería imposible, pues se cree que únicamente había 23 aviones en la base en el momento de la explosión sumando los distintos modelos, de los cuales 9 habrían sufrido daños según el Estado Mayor Ucraniano.

Las imágenes por satélite aparecidas, avalan como mínimo esas cifras, como podéis ver a continuación. Además, al menos a nuestro juicio, hacen pensar en un ataque de precisión, ya que de producirse las explosiones a ras de suelo, los taludes de tierra deberían haber protegido a las aeronaves y, salvo que estas fotografías hayan sido retocadas con un programa de edición de imágenes, la impresión que dan es la de que las zonas en las que los aviones estaban estacionados han sido atacadas deliberadamente. De hecho recuerdan al resultado de operaciones como El Dorado Canyon o a la Autopista de la Muerte de Kuwait más que a otra cosa y se aprecian varios cráteres que no parecen casuales. Aun así, el tema está sujeto a debate por el momento y falta de más pruebas.

Respecto a las pérdidas humanas, se han dado cifras de hasta 60 muertos, por parte de fuentes oficiales ucranianas, pero sin pruebas que lo respalden. Desgraciadamente, no parece que el Ministerio de Defensa de Rusia vaya a aportar datos con los que poder contrastar los rumores en cuanto a vidas y aviones perdidos.

Dejando esto a un lado, otro punto interesante de la jornada se ha producido a raíz de las declaraciones de Mykhailo Podolyak el asesor jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, un sujeto que nunca deja indiferente con sus declaraciones, en las que mezcla a partes iguales verdades, mentiras y exageraciones. El caso es que hoy habría afirmado que la tan anunciada contraofensiva ucraniana sería parte de una PSYOP (operación psicológica) destinada a desmoralizar a las tropas rusas. Esto no quiere decir que no vaya a llevarse a efecto, sino que todos los anuncios hechos hasta ahora tenían como objetivo afectar a la moral de las tropas rusas enviadas al frente sur.

Por otra parte, en relación con esa contraofensiva que no termina de llegar, funcionarios ucranianos habrían declarado que el ataque a Saki sería en realidad el pistoletazo de salida de la misma. Habrá que esperar a ver si estas afirmaciones llevan una parte de verdad o son más bien desinformación o parte de la campaña PSYOP a la que hacía referencia Podolyak.

Pasando al análisis de lo ocurrido hoy por sectores del frente y empezando como es habitual por el norte, se han producido bombardeos sobre Kotyn, en Sumy, resultando dañado un gasoducto. Más al oeste, en Vinnytsia, se han reportado varias explosiones sin aclarar, pero que probablemente se deban al lanzamiento de misiles de crucero por parte rusa. En el caso de Járkov se han producido explosiones en Bohodukhiv y combates tanto en Udy como en Husarivka, sin que se hayan reportado ganancias por una u otra parte. También habrían sufrido fuego de mortero y obús Dementiivka, Nove, Pytomnyk, Ruski Tyshky, Peremoha, Verkhniy Saltiv, Mospanove, Stara Hnylytsa, Husarivka, Korobochkyne, Pyatyhirske y Shevelivka.

En Izium la artillería rusa ha atacado Velyka Komyshuvakha, Dmytrivka, Karnaukhivka, Dovhenke, Virnopillia, Nova Dmytrivka, Bohorodychne y Dolyna. Se habrían producido combates en Komyshuvakha y Husarivka, en dirección oeste y no sureste desde Iziuam como es lo habitual, manteniéndose la situación estable.

En el eje Lysychansk-Sloviansk se ha informado de bombardeos sobre Siversk, Hryhorivka, Verkhniokamyanske, Sydorove y Raihorodok. Los más intensos se habrían producido en la primera de estas localidades, cerrándose la jornada sin combates un día más en la zona.

Desde Popasna y Svitlodarsk hacia Kramatorsk-Lysychansk se ha combatido en los ejes Novoluhanske-Spirne, Volodymyrivka-Yakovlivka, Striapivka-Soledar y Travneve-Hladosove. En Soledar las tropas rusas y aliadas habrían intentado progresar desde la planta de Knauf en dirección oeste, hacia una de las minas a cielo abierto, por el momento sin más información. Además, es muy posible que hayan entrado en la villa de Hladosove, aunque el único vídeo que hemos visto hasta el momento no permite la geolocalización. Entre las localidades afectadas por los ataques artilleros se encuentran Kostiantynivka, Bakhmut, Ivano-Daryivka, Pokrovske, Zaitseve, Kodema, Kurdyumivka, Bakhmutske, Soledar, Yakovlivka y Vershyna.

En las inmediaciones de Donetsk continúan los enfrentamientos en Pisky y Avdiivka, sin cambios por ahora. Los ucranianos han bombardeado al menos dos distritos de la ciudad de Donetsk a lo largo de las últimas 24 horas. Las tropas rusas y milicianas, por su parte, habrían atacado con su artillería Mariinka, Avdiivka, Opytne, Pisky, Pervomaiske, Nevelske, Petrivske, Netailove y Krasnohorivka.

Al sur, por último, ha sido una jornada relativamente tranquila, con una docena de localidades afectadas por el fuego artillero, pero sin que hayan trascendido combates.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Las tropas rusas habrían entrado en Hladosove.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa en el que se recogen los intercambios artilleros y ataques de aviación en los últimos 7 días. Fuente – Datastudio.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La semana sigue presentándose intensa a nivel institucional y diplomático, prueba de ella son la gran variedad de temas a tratar.

Comenzando por una de las noticias más recientes de esta tarde, Kiev y Berna han concluido las negociaciones sobre un mandato para que Suiza pueda representar los intereses consulares de Ucrania en Rusia. El objetivo primordial sería el de poder garantizar que lo ciudadanos ucranianos que viven en Rusia puedan acceder a los servicios consulares a través de la Embajada de Suiza en Moscú.

No obstante, pese a que puedan parecer buenas noticias, solo lo serán si finalmente el Ministerio de Exteriores ruso decide adherirse al acuerdo. De hecho, esto colisionaría con la posición adoptada por Suiza desde que comenzó la invasión que le ha llevado a imponer sanciones contra Rusia alineándose con la Unión Europea y otros socios internacionales, así como con la decisión de Moscú de incluir al estado en la lista de “países hostiles”. Pese a lo anterior, Suiza sí se negó a ofrecer ayuda a la OTAN en el tratamiento de soldados ucranianos heridos por considerar que esta decisión sí violaría su neutralidad, ya que los soldados volverían al campo de batalla una vez recuperados.

Así pues, la Embajada de Rusia en Berna le ha trasladado a la emisora suiza RTS que aún no han recibido una solicitud formal pero que, en cualquier caso, “no está lista para examinar ofertas de buenos oficios de países que aplican sanciones [occidentales]”.

También relacionado con asuntos consulares, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha hecho un llamamiento hoy a todos los Estados miembros de la UE y países del G7 para que dejen de expedir visados a ciudadanos rusos: “El presidente Zelenski tiene toda la razón en insistir en esto. Los rusos apoyan abrumadoramente la guerra contra Ucrania. Deben ser privados del derecho a cruzar las fronteras internacionales hasta que aprendan a respetarlas”.

Por el momento, Bélgica, Estonia, Lituania, Letonia, República Checa, Eslovaquia, Países Bajos, Malta y Dinamarca han dejado de emitir las conocidas “visas Schengen” a nacionales rusos. Está pendiente de que se confirmen las restricciones por parte de Finlandia. La portavoz de la Comisión de Asuntos Internos de la UE, Anitta Hipper, ha declarado que no se debe tener la emisión de visas a corto plazo. Aun así, un portavoz del gabinete alemán ha comentado hoy que la propuesta para prohibir los visados a ciudadanos rusos se ha presentado ya a la UE y su discusión podría llegar en la próxima reuniones de los ministros de Exteriores finales de este mes en Praga.

El secretario de Defensa estadounidense, por su parte, ha sido claro en la rueda de prensa tras reunirse con su homólogo letón, Artis Pabriks, al afirmar:

“No buscamos la confrontación y no representamos ninguna amenaza para Rusia. Nuestra postura actualizada simplemente refleja nuestro continuo y solemne compromiso con el Artículo Cinco. Y un ataque a un aliado de la OTAN es un ataque a todos los aliados de la OTAN”.

En consecuencia, y como se había venido subrayando por las autoridades americanas, con el apoyo “férreo” de Estados Unidos de defender a los aliados, las tropas estadounidenses seguirán teniendo una presencia sólida en Letonia. En estos momentos hay alrededor de 600 soldados estadounidenses en el país, pero como se anunció en la Cumbre de Madrid pretenden mejorar sus despliegues rotativos en la región e intensificar el entrenamiento con los aliados bálticos.

Uno de los altos funcionarios del gabinete presidencial ruso, Sergey Kiriyenko, ha enfatizado que “la OTAN luchará ansiosamente contra Rusia en el territorio de Ucrania hasta el último ucraniano y sin rastro de remordimiento”. Además, sostiene que Occidente está llevando a cabo una “operación militar en caliente” contra Rusia:

“Entendemos muy bien que en el territorio de Ucrania no estamos en guerra con Ucrania y, por supuesto, no con los ucranianos. Todo el bloque de la OTAN está librando una guerra contra Rusia, en el territorio de Ucrania y a manos de los ucranianos”.

Al mismo tiempo continúa las tensiones entre Estados y China en relación con Taiwán, pero sin faltar las referencias a Ucrania. El embajador de China en Rusia, Zhang Hanhui, en una entrevista con la agencia de noticias TASS ha resaltado:

«En lugar de aprender una lección de su línea fallida sobre el tema de Ucrania, Estados Unidos la ha vinculado artificialmente con el tema de Taiwán; les espera una derrota aplastante aún mayor”.

A esto ha agregado que “el hegemonismo y la política de poder de Estados Unidos se han convertido en el mayor desafío para el progreso y el desarrollo pacífico de la civilización humana”, esperando que Washington “entienda que la mentalidad de Guerra Fría y las sanciones unilaterales no llegan a ninguna parte, las guerras indirectas y la injerencia en los asuntos internos de otros países no tienen perspectiva”.

Por su parte, los ministros de Exteriores del G7 junto con la UE hoy sí se han pronunciado en una declaración conjunta sobre su “apoyo a los esfuerzos que está realizando la Agencia Internacional de la Energía Atómica para promover la seguridad nuclear y tecnológica y física en la planta de energía nuclear de Zaporiyia”. Instan a Rusia a retirar sus tropas dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania, así como a respetar su soberanía, pero también a que “devuelva de inmediato el control total” de la central de Enerdogar a “su propietario soberano legítimo, Ucrania”.

El ministro de Energía de Ucrania, German Galushchenko, ha dado la bienvenida a la declaración que realizó ayer la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, subrayando: “la esencia de la posición que esperamos de la comunidad internacional frente a la mayor amenaza nuclear creada por Rusia. El terrorismo nuclear respaldado por el Estado es impensable”.

Sobre temas energéticos sí conviene destacar que, tras seis días de interrupción, los flujos de petróleo de Transneft han vuelto a reanudarse para Hungría y Eslovaquia desde la ruta sur del oleoducto de Druzhba. Por el momento, continúa la interrupción en el suministro para República Checa debido a las disputas sobre las tarifas de tránsito adeudadas a Ucrania.

Mientras que esta medianoche finaliza “el periodo de liquidación para la importación de carbón ruso y no se aplicarán más exenciones” en la UE, Ucrania recibe sus entregas por parte de Australia. Se espera que desde Canberra se envíen 79.000 toneladas de carbón, habiendo llegado hoy 39 vagones que irán destinados a una planta de energía térmica gestionada por la empresa estatal Centrenergo. 

Sobre la ayuda militar, Kiev ya habría recibido 4 sistemas antiaéreos Gepard adicionales por parte de Alemania. El Ministerio de Defensa de alemán ha informado que el número total de unidades ya transferidas asciende a 12 aunque está programada la entrega de un total de 30.

Del mismo modo, aún está pendiente de confirmarse por parte de las autoridades ucranianas que efectivamente han recibido 50 vehículos blindados Kirpi turcos. Estaría previsto que se entreguen un total de 150 unidades.

A nivel económico puede señalarse, de un lado, que el Ministerio de Finanzas de Rusia ha informado que otros ministerios han solicitado ya un gasto adicional de 5.000 millones de rubos por años para hacer frente a los efectos de las sanciones (apuntan a un 4 por ciento del PIB, o un aumento del gasto del 20 por ciento). De otro, los acreedores de Ucrania en el extranjero han dado luz verde a su solicitud para congelar durante dos años los pagos por un montante de aproximadamente 20.000 millones de dólares en bonos internacionales. De este modo, Ucrania pretende ahorrar alrededor de 5.000 millones de dólares en los próximos veinticuatro meses.

Por último, el presidente Zelenski ha continuado con su ronda de llamadas a líderes africanos. Hoy ha sido el turno de hablar por primera vez en la historia de sus relaciones bilaterales con el presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo. Han discutido acerca del apoyo de Ghana a Ucrania en organizaciones internacionales y concretamente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y sobre la voluntad de Ucrania de garantizar la seguridad alimentaria en la región.

De hecho, según el Ministerio de Agricultura de Ucrania, las exportaciones totales de productos agrícolas en el mes de julio incluyeron 412.000 toneladas de trigo, 183.000 toneladas de cebada, 1,1 millones de toneladas de maíz, 362.000 toneladas de semillas de girasol y toneladas de otros productos básicos. No obstante, las exportaciones de cereal se han reducido casi en un 52 por ciento interanual a 2,2 millones de toneladas en lo que va de la temporada 2022-2023.

Be the first to comment

Leave a Reply