Guerra de Ucrania – Día 167

La actualidad de la jornada viene marcada, ineludiblemente, por lo ocurrido en la base aérea de Saki, en la península de Crimea, en donde se han registrado varias explosiones de gran magnitud. Situada a unos 200 kilómetros de la línea de frente, son varias las teorías que permiten explicar lo ocurrido, aunque oficialmente el Gobierno ruso defiende que se ha tratado de un accidente. Más allá de esto, las tropas rusas han logrado algún avance en la zona de Soledar y la tensión diplomática ha seguido en aumento, hoy debido al espinoso tema de los visados concedidos a los ciudadanos rusos por los Estados miembros de la UE.

A primera hora de la mañana, se registraban fuertes explosiones en las cercanías de Novooleksiivka y Genichesk, en Crimea, a unos 150 kilómetros del frente. La distancia convertía el incidente en una curiosidad, pues aunque podría tratarse de un sabotaje, podría ser consecuencia del uso de municiones GMLRS-ER (aunque no hay constancia de su entrega a Ucrania) o incluso de misiles balísticos Tochka-U, sin ir más lejos. Sin embargo, quedaba como un incidente más, después de una noche en la también se había producido una importante explosión en Melitópol y otra en Volnovaja.

El suceso pronto quedaría eclipsado por las imágenes de diversas explosiones en las cercanías de Novofedorivka, en concreto en la Base Aérea de Saki, operada por la Fuerza Aérea Rusa y por las noticias, un tanto confusas, relativas a la evacuación de civiles de esta zona de Crimea, un destino turístico copado de rusos que disfrutaban de sus vacaciones en la playa.

Imagen por satélite de la Base Aérea de Saki, en Novofedorivka. Fuente – Google Maps.

Desde los medios rusos, comenzando por la redactora jefe de RT, Margarita Simonián, pronto apuntaban al sabotaje o el accidente, tesis esta última defendida desde el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, como causa de las explosiones. Pronto el jefe de la República de Crimea, Serguéi Valérievich Aksiónov, aparecía ante las cámaras para informar de que no había sido necesario evacuar la región y que no se habían reportado víctimas civiles.

No obstante, había varios aspectos que hacían dudar de esta hipótesis (que aun así, no es imposible). En primer lugar, la más evidente, el hecho de que se produjesen explosiones simultáneas en diferentes puntos de la base, cuando los polvorines están diseñados para no permitir que el accidente o ataque sobre uno, afecte al resto. De hecho, se podía ver perfectamente en vídeo cómo las llamaradas se producían al mismo tiempo al menos en dos lugares separados, lo que prácticamente descarta la tesis del accidente por manipulación de municiones. Lo mismo podría decirse del sabotaje, pues cuesta creer que un infiltrado se arriesgase a minar no una sino dos instalaciones para después detonarlas.

Quedaba pues especular acerca de las posibles opciones, más allá del sabotaje o el accidente. Hasta el momento, se han barajado las siguientes opciones:

  • HIMARS/M270 con municiones GMLRS-ER: Estas, a diferencia de las «ordinarias», cuentan con un alcance de alrededor de 150 kilómetros. A priori es insuficiente, pero hay que tener en cuenta que la munición GMLRS tiene un alcance oficial de unos 75-80 kilómetros, pero hay registrados ataques hasta a 103 kilómetros en Afganistán, por poner un ejemplo. El mayor hándicap es que no hay noticia de que se hayan entregado este tipo de municiones a Ucrania.
  • ATACMS: Con 300 kilómetros de alcance y una carga explosiva mucho mayor que la de los GMLRS, era el candidato más obvio. No obstante, no hay ninguna información referente a su entrega a Ucrania y los Estados Unidos, pese a las presiones de Kiev, siempre se han mostrado reacios por la escalada que supondría.
  • Tochka-U: Ni su alcance (185 km) ni su precisión lo convierten en un candidato serio. Los ataques parecen haber sido demasiado precisos para un arma con un CEP de 70 metros.
  • R-360 Neptune: Pese a ser un sistema antibuque, podría haber sido modificado para realizar ataques contra objetivos terrestres, tal y como hemos visto hacer a los propios rusos con sus Bastion. Tanto el alcance (hasta 300 km) como la cabeza de guerra, con 150 kg de HE serían a priori suficientes.

En cualquier caso, más allá del origen del incidente, lo relevante pasa por llegar a conocer los daños causados en la base, pues parece poco factible que no se hayan producido destrozos en algunas de las aeronaves (de hecho, circulan ya vídeos). Sobre la autoría, si realmente Ucrania ha desarrollado o recibido de terceros los medios para lanzar este tipo de ataques -recordemos que el reportado en Novooleksiivka sería también a unos 150 km-, en breve se producirán más, por lo que saldremos de dudas relativamente rápido. De hecho, no son pocos los que apuntan ya a la Base Naval de Sebastopol, a unos 250 kilómetros del frente, o al puente de Crimea, situado a unos 300 kilómetros.

Más allá de esto, el día no ha dejado demasiadas novedades o bien han quedado totalmente eclipsadas. En la región de Sumy, el ejército ruso bombardeó Katerynivka, Seredyna-Buda y Mezenivka con MLRS y obuses. En el caso de Járkov, las localidades atacadas habrían sido Sosnivka, Duvanka, Prudianka, Demetiivka, Pytomnyk, Ruska Lozova, Cherkaski Tyshky, Petrivka, Bairak, Staryi Saltiv, Bazaliivka, Korobochkyne, Andriivka, Milova, Chuhuiv y Chepil. En cualquier caso, no se han reportado movimientos o combates.

En la zona de Izium, la artillería rusa habría bombardeado Brazhkivka, Karnaukhivka, Sulyhivka, Nova Dmytrivka, Protopopivka, Adamivka, Zalyman, Mazanivka y Dolyna, en una jornada en la que tampoco se ha informado de ataques o cambios de posición de ningún tipo.

En el eje Lysychansk-Sloviansk la situación es la misma que la de los últimos días. A pesar de los bombardeos, bastante espaciados además, sobre localidades como Hryhorivka, Sieversk, Verkhniokamyanske, Zakitne e Ivano-Daryivka, Rusia carece de la concentración de unidades necesaria como para lanzar ataques de consideración. Además, todo indica que tendrían también problemas de suministro de municiones tras el tremendo castigo a sus líneas en Izium-Oskil -amén de haber retirado bocas de fuego-, de ahí que los intercambios artilleros se hayan ido reduciendo.

Ha sido más al sur, en la zona de Popasna y Svitlodarsk hacia Sloviansk-Kramatorsk, en donde se ha producido una de las escasas novedades de la jornada. Las tropas milicianas, los voluntarios chechenos y los operativos de Wagner habrían logrado cruzar ligeramente la carretera desde Bakhtmuts’ke, alcanzando la fábrica Knauf. De paso, los vídeos aparecidos confirman que ucrania seguiría controlando la mayor parte de Soledar, ya que esta instalación está en la parte más oriental de la localidad. Por lo demás, en la zona han continuado los intentos de avance rusos hacia Bakhmut desde las direcciones que hemos ido marcando en los informes precedentes.

En las inmediaciones de Donetsk, continúan los combates feroces en Pisky o Avdiivka, con bombardeos rusos sobre Vodiane, Pisky, Nevelske, Novoselivka, Krasnohorivka y Sukha Balka. La única novedad tendría que ver con los supuestos problemas de falta de personal por parte rusa. En concreto se menciona la falta de infantería para asaltar las posiciones, pues el problema no estaría en la artillería y la zona no es apta para los blindados. Esto sería consistente una vez más con la campaña de reclutamiento acelerada de Wagner y con la formación exprés de nuevos voluntarios chechenos. Esto explicaría también el frenazo en los avances rusos, después de días de combates y ganancia de posiciones calle a calle y trinchera a trinchera, una actividad demasiado exigente en términos humanos.

Al sur, los únicos combates se habrían reportado en Velyka Novosilka y Vremivka, cuando las tropas rusas han tratado de avanzar en dirección norte, siendo rechazados. Los bombardeos rusos han afectado a más de una veintena de localidades. No obstante, los hechos más relevantes han tenido que ver nuevamente con los ataques ucranianos sobre Volnovaja o Nova Kakhovka, así como con lo ocurrido en Saki y sus implicaciones, tema sobre el que seguramente debamos volver en el futuro.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a día 8 de agosto de 2022. Fuente – Military Land.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Lejos de reanudarse las conversaciones de paz, las tensiones siguen aumentando a nivel diplomático entre Kiev y Moscú.

El asesor de la presidencia de Ucrania, Mikhailo Podolyak, ha incidido en que es necesaria la expulsión de las tropas rusas de todos los territorios ocupados dejando clara la postura de Kiev:

“Primero, una derrota táctica de Rusia, luego, la restauración de las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania, es decir, las fronteras de 1991. Si queda incluso un punto de conflicto con Rusia, será una guerra inconclusa. Si Rusia no pierde, seguirá provocando a Europa en enclaves como Transnistria, Georgia o el norte de Kazajstán”.

No obstante, en esta ocasión la razón ha sido el llamamiento del presidente Zelenski a los países europeos para que prohíban los visados a los ciudadanos rusos, en línea con el movimiento que está teniendo lugar en los países bálticos y nórdicos. Al respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha defendido que no hay posibilidad de que los rusos que queden aislados del mundo y cuestiona si Europa debe seguir apoyando a Zelenski: “La irracionalidad de su pensamiento en este caso está fuera de escala. Esto solo puede verse de manera extremadamente negativa. Cualquier intento de aislar a Rusia o a los rusos es un proceso que no tiene perspectivas”. Además, añade que tarde o temprano Europa “comenzará a preguntarse si Zelenski está haciendo todo bien y si sus ciudadanos deberían pagar por sus caprichos”.

Otro de los comentarios que habría avivado la respuesta de Moscú es el del presidente Zelenski afirmando que los rusos deberían verse obligados “a vivir en su propio mundo hasta que cambien su filosofía”.

La expedición de visados está siendo una cuestión controvertida, aunque por el momento -y que sepamos- no ha habido pronunciamientos oficiales por parte de la Unión Europea. Hoy ha sido la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, quien ha vuelto a incidir en esta cuestión afirmando que “visitar Europa es un privilegio, no un derecho humano” y que mientras que “los países Schengen emiten visados, los vecinos de Rusia llevan la carga” debido a que son puntos de acceso (refiriéndose a Finlandia, Estonia y Letonia).

De hecho, la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, comparte esta opinión defendiendo que “no está bien que mientras Rusia libra una guerra agresiva, una brutal agresión en Europa, los rusos puedan llevar una vida normal, viajar por Europa, ser turistas”.

Finlandia ha decidido que también se unirá al programa de entrenamiento y capacitación dirigido por el Reino Unido y al que ya se han sumado Países Bajos, Canadá y Suecia. Como se está señalando en diferentes medios, -al igual que en el caso de Suecia-, esta decisión ayudará a profundizar en las relaciones con otros socios de la OTAN ahora que están a escasas ratificaciones de lograr la membresía. En particular, Finlandia enviará en torno a 20 miembros del personal militar y se unirán a los 225 y 120 instructores aportados por Canadá y Suecia, respectivamente.

En lo que concierne a energía, según Transneft Rusia, Ucrania ha suspendido los flujos de petróleo a Europa debido al parecer a un problema relacionado con los pagos. Concretamente, se habría visto afectada la ruta sur del oleoducto de Druzhba, mientras que la ruta norte que sirve a Polonia y Alemania por el momento continúa sin interrupciones. Por ende, los países que se verán afectados serán Eslovaquia, República Checa y Hungría. En este punto cabe recordar que precisamente el oleoducto Druzhba es sobre el que se estableció la excepción promovida por Hungría para dar el visto bueno a la prohibición de las exportaciones de petróleo ruso aprobada en el sexto paquete de sanciones de la UE.

Sobre la situación en Enerdogar se ha pronunciado hoy la comisaria europea de Energía, Kadri Simson mediante una declaración en la que subraya que “el despliegue de personal militar y armamento ruso en la instalación nuclear de Zaporiyia es una violación abierta de todas las disposiciones de seguridad y salvaguardias acordadas internacionalmente”. En este sentido, ha instado al ejército ruso a que “se retire del sitio sin demora para que el operador ucraniano pueda operar la planta de manera segura y como parte integral del sistema de energía y la red eléctrica de Ucrania” de conformidad con las convenciones internacionales y las normas de seguridad de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

El primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, defiende que la situación que rodea a la central nuclear solo puede calificarse como terrorismo nuclear y realiza un llamamiento para que la comunidad internacional “influya en Rusia para que su personal militar abandone de inmediato la planta”.

En paralelo, debe destacarse que Rusia ha informado a Estados Unidos sobre la congelación temporal de las inspecciones estadounidenses de sus armas nucleares prevista en el tratado de control de armas New START. El Ministerio de Exteriores ruso sostiene que, debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos a los vuelos rusos, las restricciones de visados y otras medidas han hecho imposible que sus expertos se desplacen hasta allí para visitar las instalaciones de armamento nuclear en suelo americano. Asimismo, Moscú ha subrayado que “valora mucho” el nuevo tratado START y que sigue “totalmente comprometida” con el cumplimiento de lo acordado.

Sobre los aviones rusos puede comentarse que las aerolíneas rusas, incluida la compañía estatal Aeroflot, estarían desmontando los aviones de pasajeros para hacerse con piezas de repuesto al no poder comprarlas en el extranjero debido a las sanciones. Así, según el consejo que Kremlin dio en junio, el objetivo sería asegurarse que sus aviones fabricados en el extranjero puedan continuar volando como poco hasta 2025.

En lo que concierne a las sanciones, tras conocerse ayer el contenido del último paquete de asistencia militar de EE. UU. a Ucrania – y el más cuantioso hasta la fecha –, el Departamento de Estado ha anunciado que Washington proporcionará 89 millones de dólares para ayudar a Ucrania en las labores de desminado. El objetivo sería crear 100 equipos para enfrentarse a lo que el funcionario ha denominado una “cantidad masiva” de minas y artefactos explosivos que infestan 160.000 kilómetros cuadrados de territorio ucraniano según las estimaciones del gobierno ucraniano.

De igual forma, la administración Biden ha impuesto restricciones de visado a 100 nacionales bielorrusos directamente relacionados con el régimen de Lukanshenko. Decisión que llega cuando se cumplen dos años de las elecciones fraudulentas en el país y así ha sido condenado por numerosos líderes internacionales como, por ejemplo, el secretario de Estado americano Antony Blinken, el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, o la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas.

La noticia que sí ha trascendido hoy sobre las sanciones es la relativa a la elusión de las medidas contra la desinformación adoptadas por la UE contra Rusia. En particular, la UE apostó por vetar “la maquinaria mediática del Kremlin” en sus Estados miembros, incluyendo a medios como Russia Today o Sputnik, pero un informe de la estadounidense NewsGuard ha revelado que ahora habría 250 sitios web que difunden activamente desinformación rusa sobre la guerra. Habrían creado una docena de sitios web nuevos y, además, los diplomáticos rusos también estarían contribuyendo.

Pese a lo anterior y la controvertida eficiencia de las medidas occidentales adoptadas, el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro británico Boris Johnson han hablado hoy por teléfono y han subrayado que seguirán apoyando a Ucrania. Insisten en que “no se puede permitir que la fatiga de la guerra occidental se establezca” subrayando la importancia de que la comunidad internacional siga apoyando a Ucrania. Del mismo modo, coinciden en que los esfuerzos tanto de Reino Unido como de Francia por entrenar a las tropas ucranianas está “marcando una diferencia significa en la guerra”.

Por otro lado, el Banco Mundial ha anunciado que está movilizando una subvención por un montante total de 4.500 millones de dólares adicionales para Ucrania proporcionada por Estados Unidos destinada a sufragar las necesidades urgentes creadas por la invasión, incluida la atención médica, las pensiones y los pagos sociales. Hasta la fecha el Banco Mundial ha movilizado casi 13.000 millones de dólares en financiación de emergencia, incluidos compromisos y promesas de donantes, para ayudar a Ucrania a continuar con los servicios gubernamentales esenciales. Por el momento, ya se han desembolsado más de 6.300 millones de dólares.

Cambiando de tercio, tras las giras por África de Sergei Lavrov, el ministro de Exteriores de Rusia, y de Emmanuel Macron, presidente francés, el secretario de Estado americano, Antony Blinken, se encuentra en Sudáfrica donde ha presentado la nueva estrategia de Estados Unidos para el África Subsahariana.

Además de enfatizar que la estrategia “se basa en el reconocimiento de que el África subsahariana es una fuerza geopolítica importante” ha incidido al igual que hizo la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, en la presión que las naciones africanas han sufrido recientemente para tomar bando en la guerra entre Rusia y Ucrania. En este sentido, y siguiendo a su compañera, ha afirmado: “Estados Unidos no dictará las decisiones de África. Tampoco debería hacerlo nadie más. El derecho a tomar estas decisiones pertenece a los africanos y solo a los africanos”. No obstante, sí ha añadido:

“Al mismo tiempo, Estados Unidos y el mundo mirarán a las naciones africanas para defender las reglas del sistema internacional que tanto han hecho por moldear. (…) Estos incluyen el derecho de cada país a que se respete su independencia, su soberanía y su integridad territorial, un principio que está en juego ahora en Ucrania”.

Desde Kiev hoy el presidente Zelenski ha mantenido una conversación por primera vez en la historia de ambos países con su homólogo de República Democrática del Congo, Felix Tshisekedi. El líder ucraniano ha hecho hincapié en la “necesidad de superar la crisis alimentaria provocada por la agresión de Rusia a Ucrania” y ha destacado la importancia de recibir el apoyo del país en organizaciones como Naciones Unidas.

Al menos, siguen llegando buenas noticias en relación con la implementación del Acuerdo de Estambul, ya que otros dos buques habrían zarpado desde el puerto de Chornomorsk. Uno con destino a Incheon (República de Corea) cargado con 64.720 toneladas métricas de maíz y una segunda embarcación con un cargamento de 5.300 toneladas métricas de harina de girasol con rumbo a Estambul. Por ende, un total de 70.020 toneladas métricas adicionales de alimentos que han podido ser exportadas desde Ucrania.

Naciones Unidas ha confirmado en su portal sobre refugio que más de 10,6 millones de persona san cruzado la frontera desde Ucrania desde que comenzase la invasión. Más de 6,4 millones serían refugiados que están en Europa y más de 3,7 millones están ya registrados para ser protegidos por la Protección Temporal de la UE o a través de algún sistema de protección nacional similar.

Mientras tanto, continúa llegando la ayuda humanitaria a Ucrania. La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas ha anunciado hoy que durante el pasado fin de semana llegó a Chasiv Yar, en la óblast de Donetsk, un convoy formado por siete camiones cargados con 43 toneladas de material asistencial crítico.

Por último, también puede hacerse referencia a que a lo largo de Ucrania hay equipos móviles de apoyo psicosocial que ya están trabajando en 56 ciudades y comunidades con el fin de garantizar el acceso y la ayuda efectiva para las supervivientes víctimas de violencia de género.

4 Comments

  1. En cuanto al ataque en Crimea, la absoluta simultaneidad de las dos explosiones, ¿No sería motivo de dudas sobre un ataque con misiles? Es decir, dos misiles lanzados a unos 250/300 Km, ¿Impactarían en sus blancos exactamente al mismo tiempo? Desde el desconocimiento cabe pensar que entre correcciones de rumbo y demás se desfasen un poco. Además están las defensas antiaéreas. Por otro lado, está la cuestión de que ya se ve que había humo con anterioridad. Yo casi veo más factible un sabotaje…
    Un saludo!

    • Sí, es algo que hemos pensado, pero una salva puede ser muy rápida o incluso simultánea desde dos lanzadores. En cualquier caso, ahora Ucrania juega con la negación plausible y mientras salen informaciones que apuntan a unidades OE’s ucranianas el gobierno niega oficialmente toda implicación. También se habla incluso de que los EEUU no habrían suministrado ATACMS, pero sí componentes y conocimiento para que los ucranianos desarrollen y fabrique su propia variante. Todavía hay mucha tela que cortar aquí.

Leave a Reply