Guerra de Ucrania – Día 166

La 166ª jornada de guerra ha estado marcada por las declaraciones hechas desde Kiev y Moscú, más que por los sucesos acaecidos en el campo de batalla. Mientras Rusia organiza referendos en las regiones del sur de Ucrania de cara a una posible adhesión, Zelensky ha dejado claro que si llegan a materializarse, se perderá toda oportunidad de diálogo. Al mismo tiempo, desde el Kremlin han dejado claro que no se dan las condiciones para una reunión entre Putin y Zelensky. Por otra parte, en el terreno militar se ha despejado la duda sobre el uso de misiles antirradiación HARM por parte ucraniana, un arma más dentro del arsenal que Occidente está facilitando al régimen de Kiev.

El último día de guerra no ha dejado apenas sucesos de importancia en el campo de batalla. Lo más reseñable ha sido la constatación de que los Estados Unidos han suministrado misiles antirradiación HARM a Ucrania, lo que confirma que las imágenes aparecidas hace unas horas eran reales. Está por ver el rendimiento que son capaces de sacar a estos sistemas, pues depende tanto de la plataforma de lanzamiento, como del modo de uso. Es decir, que muy probablemente estén utilizando los HARM contra objetivos de oportunidad, más que en el marco de misiones SEAD bien planificadas, algo para lo que Ucrania carece de medios.

Además de esto, en las últimas hora se ha cerrado un nuevo paquete de ayuda militar estadounidense por valor de 1.000 millones de dólares, en el que se incluye numerosa munición para los HIMARS, entre otras cosas. Paquete que llega después de la polémica suscitada por el artículo publicado dos días atrás por la CBS, en el que se hablaba de cómo apenas un pequeño porcentaje de las armas dirigidas a Ucrania llegan a emplearse en combate por distintas razones. Finalmente este medio de comunicación ha decidido dar marcha atrás, lo que posiblemente haya contribuido al escándalo, gracias al efecto Streisand.

Otra noticia interesante tendría que ver con el supuesto uso de un misil hipersónico Kinzhal por parte rusa contra instalaciones militares ucranianas en Vinnytsia en la jornada de ayer, algo que han reclamado los ucranianos pero, hasta donde tenemos noticia, no los rusos en su parte diario. Esto último es extraño, pues la última ocasión en que ocurrió fueron los propios rusos los primeros en publicitarlo.

Dicho esto, en el campo de batalla la tónica ha sido la de los últimos días. En Sumy y Chernígov no se han registrado bombardeos, no así en Járkov, región en cuya capital habría fallecido una persona de mediana edad a causa de un ataque artillero ruso.

En la zona de Izium, han aparecido varios vídeos que demuestran una vez más el control ucraniano sobre Mazanivka. Por lo demás, el único ataque de hoy se habría producido una vez más desde Pasika sobre Borohodychne, sin éxito.

En el eje Lysychansk-Sloviansk no se han producido novedades de ningún tipo. El único bombardeo registrado habría afectado a Kramatorsk, manteniéndose el frente estático en la línea Serebrianka-Siversk-Bilohorivka.

La situación es diferente en Popasna y Svitlodarsk, en donde sí se combate y continúan los intentos rusos y milicianos por hacerse con Soledar y por asentarse en las afueras de Bakhmut. Los ataques de hoy han seguido los ejes de días pasados, en dirección Yakolivka para tratar de rodear Soledar por el norte y atacar la línea de suministros ucraniana en la M03. Lo mismo por el sur en dirección Vesela Doluna, Zaitseve o Kodema, con la misma intención de cortar las comunicaciones por tierra ucranianas hacia Bakhmut por el sur y suroeste. No obstante, no hay documentos gráficos que permitan hablar de progresos, por lo que la línea del frente debe presuponerse que es la misma de ayer. Los bombardeos, además de a las localidades implicadas en los combates, han afectado a Pokrovsk, en donde habrían fallecido cinco personas.

En la zona de Donetsk también se combate con fiereza por ambas partes. Los bombardeos son constantes sobre Avdiivka, Pisky, Nevelske, Krasnohorivka, Kurakhove, Niu York, Krasnohorivka, Maryinka y Yuryivka. Sin embargo, no han aparecido documentos que hagan pensar que las líneas se hayan movido en las últimas 24 horas, manteniéndose incluso en Pisky, localidad en la que la situación ucraniana parece más crítica y que estaría dividida en dos con los rusos y milicianos controlando toda la mitad sudoriental.

Detalle de Pisky. Incluso las imágenes de Google Maps evidencian que la mayor parte de los edificios de la localidad son apenas escombros después del castigo recibido en los últimos años.

En cuanto al sur, la situación es también estable, con bombardeos sobre diversos puntos en Jersón, Zaporiyia y Nikolayev, pero sin movimientos. Entre las localidades afectadas por los bombardeos rusos se contarían en las últimas 24 horas Novomykhailivka, Kostiantynivka, Schevchenko, Orikhiv, Mala Tokmachka, Novodanylivka, Vremivka, Novosilka, Bilohirya, Stepove, Poltavka, Prechystivka y Volodymyrivka. Del lado ucraniano, los HIMARS habrían atacado un objetivo nuevamente en Nova Maiachka, al sur del Dniéper. De hecho, habría sido atacada a la mañana y también a última hora, algo inusual. También una vez más el puente Antonovsky, de Jersón, que en una reedición de las desventuras de Sísifo, estaría siendo reparado por los ingenieros rusos.

Al respecto, resulta interesante señalar un par de aspectos. En primer lugar, el uso de ferris de pontones, del que hemos hablado, pero que aparentemente no deja de crecer, ayudando a suplir el papel de los puentes atacados por Ucrania. En segundo lugar, la posible apertura del puente sobre la presa de Nova Kakhovka de nuevo al tráfico, lo que como ha venido sucediendo en las últimas semanas, implica nuevos ataques ucranianos que se han producido mientras redactábamos estas líneas.

Por último, reseñar que Rusia continúa moviendo recursos hacia Ucrania procedentes de sus inmensas reservas. En las últimas horas se han avistado carros de combate T-80BV transportados en ferrocarril en Kazán, se ha constatado que se han retirado grandes cantidades de vehículos de algunos depósitos en fechas recientes y han vuelto a aparecer noticias referentes al reclutamiento de voluntarios por toda Rusia.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 8 de agosto de 2022. Fuente – @War_mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Comienza una nueva semana y con ella la noticia de que el primer buque cargado con productos agrícolas ucranianos, el Polarnet, ha llegado a su destino final en Turquía tras la inspección del Centro de Coordinación Conjunto en Estambul.

El Ministerio de Infraestructura ha acogido positivamente esta noticia destacando que “esta primera experiencia exitosa de implementación de la “iniciativa de granos” nos permite mirar con optimismo las perspectivas futuras del transporte”. Asimismo, han confirmado que ayer salieron tres buques desde el puerto de Chornomorsk y uno desde Odesa con más de 160.000 toneladas de productos agrícolas rumbo a Italia, China y Turquía. Desde el Ministerio también han anunciado que tenían previsto que se incorporase el puerto de Pivdenny a la iniciativa y que gracias a esto puedan enviar, al menos, 3 millones de toneladas al mes. De hecho, hoy mismo han zarpado un buque desde este puerto y otro desde el de Chornomorsk cargados con maíz y soja que deberán llegar a Italia y a Iskenderun (Turquía), respectivamente.

No obstante, el primer buque que partió desde Odesa -el Razoni– el lunes pasado cargado con 26.000 toneladas de maíz con rumbo a Trípoli debió haber llegado ayer, pero, al parecer, estaría sufriendo retrasos. Se espera igualmente que los dos buques que partieron junto con el Polarnet, las embarcaciones Navi Star y Rojen, lleguen a su destino final en una semana.

Mientras hay buenas noticias en este ámbito, el Kremlin ha dejado claro que no hay no hay base para una reunión entre los presidentes ruso y ucraniano por el momento. El portavoz Dmitry Peskov ha vuelto a insistir en la misma idea que ha estado repitiendo lo últimos meses, Putin y Zelenski solo podrán reunirse una vez que los negociadores de ambas partes hayan “hecho su tarea”. Peskov, además, ha afirmado que “la delegación ucraniana se ha salido del radar, ahora no hay proceso de negociación” por lo que vuelve a confirmarse el estancamiento de las negociaciones sin que haya ningún atisbo de esperanza para su reanudación a corto plazo.

En la región de Zaporiyia mientras tanto el funcionario designado por Moscú ha ordenado la celebración de un referéndum para determinar si la provincia se unirá a la Federación Rusa bajo el movimiento “Estamos con Rusia”.

Esta decisión ha llegado horas después de que el presidente Zelenski afirmarse que, si se llevan a cabo referéndums en las zonas ocupadas para unirse a Rusia, no podrá haber conversaciones de paz, lo que complica más si cabe la posibilidad de una salida negociada al conflicto.

En lo que concierne a la asistencia de seguridad, el presidente Joe Biden ha confirmado el nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de 1.000 millones de dólares. De hecho, es el paquete de asistencia de seguridad más grande hasta la fecha aprobado por Estados Unidos e incluirá municiones, armas y equipos adicionales.

En particular, este nuevo envío incluirá:

  • Munición adicional para HIMARS
  • 75.000 disparos para la artillería de tubo de 155mm
  • 20 morteros de 120 mm y 20.000 granadas de 120mm
  • Munición para NASAMS
  • 1.000 misiles Javelin y cientos de granadas AT4
  • 50 vehículos blindados en versión medicalizada
  • Minas Claymore
  • C-4, municiones y equipos de demolición
  • Suministros médicos que incluyen botiquines de primeros auxilios, vendas y otros equipos.

Asimismo, Ucrania habría recibido los primeros 8 sistemas antiaéreos Gepard por parte de Alemania, aunque esperan recibir un total de 15 unidades, además de camiones preparados para la guerra NBQR.

Por otro lado, el primer ministro ucraniano, Denys Shymhal, ha discutido con el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, y ha confirmado que Alemania apoya la prestación de asistencia macrofinanciera a Ucrania por parte de la UE, así como el nuevo programa en el marco del Fondo Monetario Internacional. Esto disiparía los rumores contra el bloqueo alemán al paquete de ayuda comprometido con la UE y así lo ha hecho constar Lindner: subrayando el firme apoyo de Alemania para que Ucrania reciba la ayuda rápidamente, así como en lo que concierne a los procedimientos para posponer el pago de las deudas.

En concreto, Shymhal también ha agradecido a Alemania el apoyo a su país a través de 300 millones de euros en créditos y 1.000 millones de euros en subvenciones, pero también por su aportación a los 1.000 millones iniciales de la ayuda macrofinanciera excepcional de la UE. Por tanto, como hemos recogido en informes anteriores, aun estarían pendientes de desembolso 8.000 millones por parte de la UE para cumplir con lo prometido.

Sobre el nuevo programa del Fondo Monetario Internacional, el gobierno ucraniano ha solicitado formalmente un nuevo programa al Fondo Monetario Internacional bajo el que espera recibir ayuda en los meses de noviembre y diciembre.

Otra de las noticias del día está relacionada con la política alemana, dado que el partido del actual canciller Olaf Scholz, el SPD, han rechazado el intento de expulsar a Gerhard Schröeder debido a sus estrechos vínculos con Rusia en general y con Putin en particular.

Sobre el armamento, según un informe del grupo de expertos en defensa del Royal United Services Institute (RUSI) se han encontrado más de 450 componentes fabricados en el extranjero en las armas rusas recuperadas por las tropas ucranianas. Esto evidenciaría que Rusia adquirió tecnología crítica de empresas procedentes tanto de Europa como de Estados Unidos y Asia en los años previos al comienzo de la invasión.

La Bolsa de Valores de San Petersburgo reanudará la negociación de acciones extranjeras el próximo miércoles, ampliando así el acceso de los rusos a la compraventa de acciones internacionales. Está previsto que puedan negociar acciones de aproximadamente 200 empresas extranjeras, incluidas Apple y Tesla.

Al mismo tiempo, Moscú está restringiendo que los inversores occidentales se deshagan de sus acciones en compañías estratégicas. Por ejemplo, algunas de las afectadas serían Exxon Mobil en relación con el consorcio para la producción de petróleo y gas Sakhalin-1.

Por su parte, el Banco Central de Rusia ha pedido “la desinversión de las monedas occidentales tóxicas como el dólar estadounidense y el euro”. A esto habría que añadir, entre otras cuestiones, que el comercio entre Rusia y China se ha incrementado en un 29 por ciento en lo que va de año debido principalmente a las exportaciones de energía rusa.

Por la parte ucraniana, el ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba, ha hablado por teléfono con su homólogo de India, Subrahmanyam Jaishankar, sobre cómo fortalecer su cooperación bilateral. Asimismo, se han centrado en la seguridad de los estudiantes indios.

Otra noticia a remarcar que nos ha dejado la jornada ha sido la posible apertura por parte rusa de una base militar en Serbia, según ha afirmado el propio embajador ruso en el país vecino sosteniendo que esto “es un asunto soberano del propio país” y “una cuestión de los propios intereses de Rusia”. De materializarse, al igual que otras decisiones de Serbia de los últimos meses, habría que analizar el impacto en sus perspectivas de adhesión a la UE como candidato oficial que es en estos momentos.

Cambiando de tercio, en una conferencia en Japón, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha pedido que los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica tengan acceso a la planta nuclear de Zaporiyia. Asimismo, ha insistido en que cualquier ataque a una planta nuclear “es algo suicida”. El embajador de Ucrania ante el organismo de control nuclear de Naciones Unidas ha subrayado que el personal en la central de Zaporiyia está “trabajando bajo los cañones de las armas rusas” y que si algo ocurre allí las consecuencias se sentirán en toda Europa siendo “absolutamente incomparable incluso con Chernobyl”.

Por el momento, la empresa estatal de energía nuclear de Ucrania no ha mostrado ningún cambio de opinión y mantiene su negativa a que una misión sobre el terreno inspeccione lo que allí está sucediendo, pero al mismo tiempo, por ejemplo, ayer informaron de que las fuerzas rusas habían dañado tres sensores de radiación en las instalaciones.

Lo que sí ha pedido la compañía Energoatom es que la planta se convierta en una zona libre de militares sosteniendo que debería haber un equipo de fuerzas de paz presente en área.

Mientras tanto, las autoridades ucranianas siguen defendiendo que debido a las acciones cometidas en la planta nuclear Moscú estaba involucrada en lo que denominan “terrorismo nuclear”. Pese a que como informamos ayer, Zelenski ha instado a la UE particularmente a que se adopten sanciones contra la industria nuclear rusa y el combustible nuclear, por el momento no se han hecho comentarios al respecto.

Además, esto también estaría relacionado con la incesante petición de Ucrania de designar a Rusia como estado patrocinador del terrorismo. Al respecto, y tras las declaraciones de Letonia, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zakharova, ha enfatizado que la idea de Riga de declarar a Rusia como un “estado terrorista” es considerada una acción hostil y “parte de la histeria antirrusa general”, así como de la “rusofobia patológica” de la élite gobernante letona. Invita a que Riga se detenga “a pensar en las desastrosas consecuencias para la propia Letonia y que para sus residentes pueden implicar medidas tan provocativas”.

Otra cuestión a la que debe prestarse atención es a la escasez tanto de alimentos como de suministros en algunas de las regiones. Concretamente, se está advirtiendo que en Sloviansk -al este de Ucrania- se avecina una crisis de agua, pero también las autoridades han advertido de que la llegada del próximo invierno podría preparar el escenario para una crisis humanitaria.

Moviéndonos hacia el plano de la justicia, un tribunal en el noreste de Chernígov ha condenado a un soldado ruso a diez años de prisión por haber violado las leyes y costumbres de la guerra al disparar desde un carro de combate contra un bloque de apartamentos.

A modo de seguimiento de la cuestión, el presidente Putin ha firmado una orden en la que se señala que será el propio ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, quien encabece la delegación de Rusia en la 77ª Asamblea General de Naciones Unidas del 20 al 26 de septiembre. Le acompañarán, entre otros, el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergey Vershinin, el presidente del Consejo de la Federación (la cámara alta del parlamento), así como los directores del Departamento de Cooperación Humanitaria y Derechos Humanos del Ministerio de Exteriores, o del Departamento de No Proliferación y Control de Armas.

Por último, a modo de curiosidad y como prueba de creatividad, los ucranianos están tratando de recaudar dinero para el propio Ejército vendiendo mensajes en proyectiles de artillería que se lanzan contra las tropas rusas.

Be the first to comment

Leave a Reply