Guerra de Ucrania – Día 162

Día intenso en el campo de batalla. A los ataques rusos, que continúan especialmente en el este, se han unido el ataque ucraniano mediante cohetes lanzados por sus HIMARS contra Nova Kakhovka, así como contra una concentración de vagones rusos en los que se cargaba munición que podría haber causado un gran número de víctimas. También el posible hundimiento de una patrullera rusa al norte de Crimea ha sido noticia, al igual que los bombardeos sobre Donetsk o la polémica en torno a la explosión en la prisión de esta misma región que días atrás costó la vida a 53 presos y que sigue arrojando intercambios de acusaciones.

La última jornada de la guerra hasta el momento ha sido especialmente intensa. Los HIMARS ucranianos se han cobrado nuevas víctimas entre las tropas rusas. En especial, un ataque contra un depósito de municiones junto al que había una importante concentración de vagones de tren mediante los que transportar la carga, podría haber costado un alto número de muertes al bando ruso. Por el momento no hay ningún recuento de fallecidos, pero hay quien especula con que la cifra podría ascender hasta los 80 mientras que la de heridos llegaría a los 200, una auténtica catástrofe.

No obstante, sería hasta cierto punto lógico un elevado número de bajas, pues Rusia no paletiza sus cargas como es habitual en otras latitudes, sino que depende para la carga y descarga de suministros de la fuerza física de sus soldados. Esto obliga a concentrar bastante personal en las zonas de almacenamiento y, como consecuencia, aumenta el riesgo de que un ataque se salde con un número desproporcionado de muertes.

Por otra parte, el recuento de los cambios de posición en el frente a lo largo del mes de julio no hace sino incidir en la idea del estancamiento. En total, las tropas rusas ganaron 165 kilómetros cuadrados de territorio en 31 días, lo que equivale al 0,02 por ciento de la superficie de Ucrania. Todo con un coste humano que se cifra en millares de muertos y heridos en el mismo periodo de tiempo. Por comparar, en junio ganaron alrededor de 1.500 kilómetros cuadrados, o un magro 0,3 por ciento de Ucrania.

Sin embargo, los combates se siguen produciendo y la maquinaria de destrucción no cesa en su función. Hoy, sin ir más lejos, se han reportado bombardeos nuevamente en Chernígov y Sumy, para ser exactos en Medvedivka y Myropillia, respectivamente. En el caso de Járkov los bombardeos siguen produciéndose sobre Lebyazhe, Borschova, Dementiivka, Korobochkyne, Velyki Prohody, Ruski Tyshky, Staryi Saltiv, Prudianka, Pytomnyk y Tsupivka, mientras que los rusos habrían intentado un movimiento desde Bayrak hacia Husarivka, que habría sido rechazado.

En la zona de Izium, se ha seguido combatiendo, con las tropas rusas tratando de avanzar desde Yaremivka en dirección a Dolyna y las tropas ucranianas recuperando el control total sobre Mazanivka -pequeña localidad rodeada de bosques de la que hablamos semanas atrás- y posiblemente Dymitrivka.

El eje Lysychansk-Sloviansk continúa totalmente parado. Un día más los rusos han bombardeado Siversk, Mykolaivka, Starodubivka, Spirne, Kryva Luka, Verkhniokamyanske, Hryhorivka, Serebrianka, Raihorodok, y Kalenyky. Los ucranianos por supuesto han castigado las posiciones rusas. Con todo, no se han producido combates y hace ya días que no hay un intento ruso serio por rodear o tomar ninguna de las principales posiciones ucranianas en la zona.

Desde Popasna y Svitlodarsk hacia Sloviansk-Kramatorsk los combates han sido numerosos, sin que se hayan reportado nuevas conquistas por parte rusa, al menos momentáneamente, pues hay enfrentamientos que siguen en marcha mientras escribimos el informe. A lo largo de las últimas 24 horas, según el Estado Mayor ucraniano, las tropas rusas habrían tratado de avanzar desde Striapivka hacia Soledar, desde Dolomytne a Travneve, de Vidrodzhennia a Vershyna, de Pokrovske a Bakhmut, de Vasylivka a Yakovlivka y de Semyhirya a Vershyna.

Más allá de los sucesos tácticos, lo importante es que las tropas milicianas, junto con elementos del Ejército Ruso, Wagner, etc, están logrando aplicar una presión sostenida, por más que los avances sean mínimos. Es una guerra de desgaste y el simple hecho de mantener la capacidad de seguir lanzando ataques demuestra que todavía tienen capacidad de asumir bajas y que su logística no ha sido lo suficientemente castigada por los ataques ucranianos a larga distancia como para paralizar a sus enemigos.

Algo parecido podría decirse de la zona occidental de Donetsk. En Avdiivka, Pisky y Marinka se sigue combatiendo, lo que dice mucho de la disposición de la milicia de la autoproclamada República Popular de Donetsk a la hora de lograr avances a toda costa. Sobre esto, además, hay muchos malentendidos. Muchos confunden el castigo a las posiciones ucranianas y la superioridad artillera por parte rusa, con ausencia de bajas del lado ruso, algo que no es cierto. Por supuesto, del lado ucraniano deben estar siendo dramáticas, pero incluso después de castigar durante días las defensas ucranianas, los intentos de asalto por tierra de la infantería rusa y miliciana les suponen importantes bajas, de ahí que una y otra vez sean rechazados y de ahí también que los avances, cuando se producen, se midan en apenas unos cientos de metros.

Hoy, por cierto, se ha producido un nuevo ataque ucranianos sobre Donetsk que habría costado la vida al parecer a cinco civiles. Es un tema que siempre genera polémica -y que hoy ha corrido a cargo de Amnistía Internacional, como se explica en la segunda parte del informe-, pues ambos bandos utilizan instalaciones civiles para localizar sistemas antiaéreos, artillería, etc, lo que provoca que se produzcan lo que comúnmente se denominan «daños colaterales» y que no es sino una forma de maquillar muertes civiles. No obstante, se trata de una guerra y difícilmente se puede esperar otra cosa ni de unos, ni de otros, con lo que los sucesos de este tipo, sean en Donetsk, sean en Járkov, continuarán produciéndose hasta que el conflicto termine.

Al sur del país, por último, se habrían producido nuevamente bombardeos sobre toda la línea de frente, por lo que no merece la pena enumerar una a una las localidades afectadas. Entre los más significativos, los que se han registrado en Nikolayev, que ha sido atacada por misiles rusos y los de Nova Kakhovka y Nova Maiachka, al sur del Dniéper, causados presumiblemente por los HIMARS o M270 ucranianos. Los rusos, por su parte, estarían tratando de reparar el puente ferroviario de Jersón, lo que augura nuevos ataques. Además, al norte de Crimea podría haber sido alcanzada una patrullera rusa (posiblemente del Proyecto 22160), aunque por el momento no hay demasiados datos fiables al respecto, con lo que toca esperar.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Las tropas ucranianas han retomado Mazanivka.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 4 de agosto de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional la jornada se ha presentado calmada, si bien ha estado marcada por la polémica del informe publicado por Amnistía Internacional.

En dicho informe denuncia las prácticas ucranianas que habrían puesto a civiles en peligro al establecer bases y operar sistemas de armas en áreas residenciales pobladas, incluyendo hospitales y escuelas.

Consideran además que estas prácticas violan el derecho internacional humanitario y ponen en peligro a los civiles al convertir objetos de carácter civil en objetivos militares. En palabras de la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard:

“Hemos documentado un patrón en el que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a los civiles y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas. (…) Estar en una posición defensiva no exime al ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario”.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, se ha mostrado “indignado” con la publicación de Amnistía Internacional defendiendo que crea un “equilibrio falso entre el delincuente y la víctima”.

Sobre el número de bajas civiles desde que comenzó la invasión los últimos datos que podemos ofrecer plasman las cifras hasta el pasado 31 de julio, dado que la misión de Naciones Unidas para el monitoreo de los derechos humanos en Ucrania ha dejado de publicar sus informes con la misma periodicidad.

En particular, desde el 24 de febrero hasta el 31 de julio Naciones Unidas ha registrado un total de 12.584 bajas civiles. 5.327 personas han fallecido mientras que 7.257 han resultado heridas. Asimismo, han publicado una tabla más concreta sobre las víctimas civiles como consecuencia de armas explosivas únicamente durante el mes de julio:

Cambiando de tercio, aunque también relacionado con la ciudadanía, el ministro de Exteriores de Finlandia ha presentado un plan para limitar los visados de turismo a nacionales rusos. Una de las razones para adoptar esta decisión es que Finlandia se ha convertido en un país de tránsito para ciudadanos rusos y “mucho vieron esto como una elusión del régimen de sanciones” tal y como ha afirmado el ministro Pekka Haavisto.

No obstante, debe puntualizarse que ni la legislación finesa ni el régimen de Schengen permiten una prohibición total de la expedición de visados basados en razones de nacionalidad sí pueden reducirse en función de la categoría a la que estos se refieran. De esta forma, el plan de Haavisto permitiría a Finlandia “dar preferencia” a grupos como familiares y estudiantes en detrimento de los visados por turismo.

Para prevenir posibles distorsiones el representante finlandés elevará esta cuestión en la próxima reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE a fin de que mientras su país disminuye el número de visados expedidos, otros Estados miembros lo aumenten.

En relación con Finlandia, y también con Suecia, puede destacarse que tras la ratificación de sus Protocolos de Adhesión a la OTAN por parte de Estados Unidos, Italia y Francia en las últimas horas un total de 23 miembros han completado el proceso. Por tanto, únicamente restan 7 países por finalizar este trámite que permita la adhesión de los nuevos candidatos.

Hoy también el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha hecho hincapié en que la guerra en Ucrania es la situación más peligrosa para Europa desde la Segunda Guerra Mundial y no se debe permitir que Rusia gane. En consecuencia, la Alianza y sus países miembros continuarán apoyando a Ucrania con armamento y otro tipo de asistencia “durante mucho tiempo”, ya que “nos interesa que este tipo de política agresiva no tenga éxito”. Del mismo modo, ha enfatizado que “lo que sucede en Ucrania es terrible, pero sería mucho peor si hubiera una guerra entre Rusia y la OTAN” y que “si el presidente (Vladímir) Putin siquiera piensa en hacer algo similar en un país de la OTAN como lo ha hecho con Georgia, Moldavia o Ucrania, entonces toda la OTAN se involucrará de inmediato”.

Mientras tanto, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, durante su viaje por Asia se ha reunido hoy con sus homólogos de Camboya y Laos, aprovechando la cumbre ministerial de la ASEAN en Phnom Penh.

Mañana además se espera que Recep Tayyip Erdoğan, presidente de Turquía, viaje hasta Sochi para reunirse con su homólogo ruso, Vladímir Putin. Será la segunda reunión que mantendrán en un mes y justo tras reanudarse las exportaciones de cereal ucraniano desde los puertos del Mar Negro gracias a la mediación de Turquía y Naciones Unidas.

Se espera que los dirigentes discutan acerca del Acuerdo de Estambul que permite las exportaciones ucranianas, y también sobre el respaldo de Rusia para una nueva ofensiva turca contra las fuerzas kurdas sirias.

Por su parte, el presidente Zelenski ha hablado por primera vez en sus relaciones bilaterales con el presidente de Guinea-Bissau, Umaro Sissoco Embaló (y justo tras la visita del presidente francés Emmanuel Macron la semana pasada). Zelenski ha felicitado a su homólogo por su elección como presidente de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS, por sus siglas en inglés). Asimismo, han discutido acerca del apoyo a Ucrania en las organizaciones internacionales, pero también Zelenski le ha trasladado la predisposición del país para ser garante de la seguridad alimentaria en la región.

Además, en un encuentro online con periodistas de medios africanos (incluidos representantes de Nigeria, Sudáfrica, Kenia y Ghana) Zelenksi ha afirmado que los países de África no pueden adoptar una posición neutral con respecto a la guerra de Rusia contra Ucrania debido a que la agresión también tendrá consecuencias para ellos: “No creo que deba haber neutralidad en la guerra. Esta es la actitud equivocada. No puede haber neutralidad entre la vida y la muerte. Cuando eres neutral en la guerra, inmediatamente pasas de ser un estado grande a uno pequeño».

De la misma manera, el líder ucraniano ha destacado la intención de Kiev de expandir sus lazos con los países africanos – proceso que señala que habrían comenzado antes de la invasión -, dado que también se estarían esforzando por encontrar diferentes áreas para invertir.

Por otro lado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos estima que las liberaciones de reservas estratégicas de petróleo del presidente Biden y de sus socios internacionales han provocado una disminución en el precio de la gasolina hasta en 40 centavos por galón. En particular, el Departamento de Energía estaría tramitando la liberalización de 180 millones de barriles durante seis meses, mientras que los socios de la Administración Internacional de Energía liberarían 60 millones de barriles adicionales.

Asimismo, el Tesoro ha señalado que desde que Biden autorizó la liberación de un millón de barriles por día de las reservas estratégicas el pasado mes de marzo, el Departamento de Energía ya ha vendido más de 125 millones de barriles de los cuales casi 70 millones ya han sido entregados a los compradores. 

Continuando con Estados Unidos, hoy el secretario de Defensa, Lloyd Austin, ha hablado nuevamente con su homólogo ucraniano, Oleksii Reznikov. En particular, han conversado sobre las necesidades que debe satisfacer el próximo paquete de ayuda militar y Reznikov ha enfatizado que la llegada del agregado de Defensa de EE. UU. a Kiev ayudará a aumentar el nivel de confianza entre ambas partes.

En otro orden de cosas, al otro lado del Atlántico consideran que Rusia está fabricando pruebas falsas sobre el ataque a la prisión de Olenivka en la óblast de Donetsk la semana pasada y que costó la vida a 53 presos que formaban parte del regimiento Azov. Tal fabricación de pruebas tendría como objetivo hacer parecer que los responsables del ataque fueron las tropas ucranianas. Más concretamente, Rusia ya había defendido que Ucrania había empleado los HIMARS suministrados por Estados Unidos para atacar la prisión.

En paralelo, puede señalarse que el Departamento de Justicia de Estados Unidos también está recurriendo a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) y la llamada ley 951, para frenar la influencia rusa. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha negado tales acusaciones afirmando que:

“Está absolutamente robado y es absolutamente obvio lo que sucedió en Olenivka. (…) Los prisioneros de guerra ucranianos fueron asesinados por el ejército ucraniano. Ucrania mató a sus soldados que estaban en cautiverio y muchos otros resultaron heridos. Hay una evidencia y no hay nada que ocultar”.

Desde Naciones Unidas, el secretario general Antonio Guterres anunció que lanzará una misión de investigación para investigar lo sucedido en respuesta a las solicitudes por parte de Ucrania y de Rusia. Guterres afirmó ante la prensa que, aunque no tiene potestad para realizar investigaciones criminales sí la ostenta para realizar misiones de investigación. Así pues, estarían preparando los detalles específicos de la misión que posteriormente serán enviados a los gobiernos de Ucrania y Rusia para su aprobación.

Sobre la economía ucraniana conviene destacar que la agencia de calificación crediticia Moody’s ha pronosticado un déficit presupuestario equivalente al 22 por ciento del PIB, lo que dejaría al gobierno ucraniano con un déficit de financiación de unos 50.000 millones de dólares para 2022. Asimismo, “sin apoyo financiero extranjero, Ucrania ‘entraría en una espiral y el esfuerzo militar sería imposible de mantener”.

Del mismo modo, el primer ministro Denys Shmyhal se ha desplazado hasta las regiones de Kiev y Cherkasy, donde ha constatado que casi 700 empresas han trasladado su producción a regiones más seguras y 480 han reanudado su actividad. Shmyhal también ha insistido en que a partir del próximo 1 de septiembre debería comenzar la “privatización masiva” en Ucrania. El gobierno ucraniano considera que la privatización brindará una oportunidad para ampliar la producción de los agricultores. Así, ha enfatizado:

“La privatización a pequeña escala, especialmente en las regiones donde la gente de los pueblos y ciudades conocen las instalaciones que han estado inactivas durante años y se utilizan de manera ineficiente, tiene como objetivo brindar la oportunidad de comprar estas instalaciones a un precio justo y comenzar a trabajar”.

Adicionalmente, en la región de Cherkasy ha supervisado los trabajos preparatorios del alojamiento previsto para nuevos desplazados internos toda vez que ya se ha puesto en marcha la evacuación obligatoria y masiva desde la región de Donetsk.

Por último, el jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica de Naciones Unidas, Rafael Mariano Grossi, ha pedido acceso a la planta de Zaporizhia para determinar si es una fuente de peligro. En particular, ha destacado que las comunicaciones con la planta son “frágiles” y que no funcionan todos los días por lo que considera que esta situación no puede permitirse en “áreas relevantes para la seguridad”. Además, esto se ampara en las denuncias de las que tienen constancia acerca del almacenaje de munición en las instalaciones. Sin embargo, advierte que sin acceso no puede determinar qué está ocurriendo exactamente, dado que “hay contradicciones entre los relatos de los lados ruso y ucraniano”.

Be the first to comment

Leave a Reply