Guerra de Ucrania – Día 160

La última jornada de la guerra de Ucrania ha quedado eclipsada por la cuarta crisis del Estrecho de Taiwán y la eliminación del líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, lo que no quiere decir que la actividad bélica se haya detenido. Las tropas rusas y aliadas continúan tratando de rodear tanto Bakhmut como Avdiivka para alcanzar las principales rutas de suministro ucranianas hacia ambas localidades antes de intentar un asalto que en cualquier caso será frontal. En el sur, los ucranianos luchan por tomar Polohy, mientras las tropas rusas, que llevan semanas recibiendo unidades de refuerzo, tratan de contraatacar en dirección a Krivói Rog.

Un día más, la guerra en Ucrania ha continuado su curso con toda su crudeza. Rusia nuevamente ha lanzado misiles sobre distintos objetivos en Ucrania, incluyendo Leópolis, mientras que los HIMARS ucranianos habrían vuelto a atacar en Nova Kakhovka y Avdiivka. Además, se han librado combates en buena parte del frente, siguiendo la tónica de las jornadas anteriores. Por otra parte, continúan los anuncios y desmentidos acerca de la destrucción de varios HIMARS ucranianos por parte rusa, aunque en honor a la verdad, sigue sin haber pruebas de ello, lo que no quiere decir que no haya ocurrido, sino que de suceder, no ha trascendido. Ucrania, por supuesto, niega rotundamente el tema.

También ha habido cierta polémica hoy a propósito de la explosión de un polvorín en Bulgaria. Propiedad de un afamado vendedor internacional de armas, Emilian Grevev, lo cierto es que no tendría nada de especial si no fuese porque se cree que el incidente ha podido ser provocado por miembros del GRU ruso. Incluso así, tiene poco de sorprendente, pues no es la primera vez que ocurre. Además, incluso aunque Gevrev estuviese enviando armas a Ucrania, se trata de un canal paralelo a los envíos de armas oficiales, por lo que la explosión no tiene implicaciones en términos de escalada.

Material militar enviado por los Estados Unidos a Ucrania hasta el momento. Fuente – Gobierno de los Estados Unidos.

Por último, hoy ha comenzado la evacuación obligatoria de civiles en la parte de la óblast de Donetsk que todavía controla Ucrania, en previsión de los combates que están por venir. Un indicio más de que Kiev está aceptando pérdidas territoriales en el este a cambio de la promesa de recuperar una parte sustancial del sur o todo él, algo que parece harto complicado. No obstante, tampoco parece que el Gobierno de Zelensky tenga otra alternativa, a tenor de los resultados de las encuestas en Ucrania, que siguen mostrando un apoyo mayoritario a la continuación de la guerra. Concretamente, el 84% de los habitantes del país estarían en contra de firmar una paz que suponga pérdidas territoriales, lo que dificultará cualquier posible negociación por el momento.

Más allá de esto, por sectores del frente las novedades han sido las siguientes: En el norte, en la región de Chernígov, se habría producido un ataque artillero ruso sobre Mykhalchina Sloboda, sin que haya informes de heridos. Todo indica que es una más de las acciones destinadas a fijar tropas en la zona. En Járkov, por su parte, han sido bombardeadas una decena de localidades y, hoy sí, las tropas rusas habrían intentado un ataque fallido sobre Bairak y Dementivka, entendiendo como ataque acciones de hostigamiento sin mayores pretensiones.

Algo parecido está ocurriendo en el antiguo eje Izium-Sloviansk (decimos antiguo, pues no parece que en las próximas semanas sea factible un ataque ruso en la zona, al menos no uno susceptible de romper las líneas ucranianas, ya que están evacuando la región). Allí, se ha informado de bombardeos sobre más de media docena de localidades, pero no combates. Tampoco se sabe nada desde hace un par de días de los intentos ucranianos por alcanzar Studenok aprovechando la menor densidad de tropas rusas en la zona.

En el eje Lysychansk-Sloviansk, la situación es la misma de ayer. Los bombardeos han afectado a Siversk, Serebrianka, Zvanivka y Donetske, pero los cambios de posición son inexistentes.

Al sureste, en dirección a Bakhmut es en donde se libran luchas de mayor intensidad. Las intenciones de los militares rusos y sus aliados pasan por alcanzar distintos puntos como Krasna Hora u Odradivka que permitan a los rusos cortar algunas de las vías de aprovisionamiento de la ciudad, dificultando así la tarea de los defensores. Por el momento no lo han conseguido, aunque no es descartable que ocurra en el futuro. Sin embargo, parece improbable que puedan rodear de forma efectiva la urbe a corto plazo, por lo que se verán obligados a un asalto frontal con todo lo que ello implica. Desde Svitlodarsk, por su parte, las tropas rusas y aliadas han tanteado un día más las defensas ucranianas en Yakovlivka, Vershyna, Kodema y Travneve, logrando posiblemente algún éxito en dirección a Kodema, lo que podría permitir rodear Semyhirja en breve.

Situación parecida a la de Bakhmut se vive en Avdiivka, con los milicianos sin fuerza suficiente para rodear la localidad y sufriendo importantes bajas en los intentos de asalto frontal. Los últimos asaltos han concluido sin éxito, una vez más, mientras prosiguen los bombardeos en esta localidad y en las vecinas.

Al sur del país, el Ejército Ruso ha intentado avanzar sobre Velyka Novosilka sin éxito, mientras los ucranianos tratan de hacer lo propio ya al oeste del Dniéper, sobre Myroliubivka y Vysokopillya. Lo más interesante de la zona, es que los refuerzos rusos parecen estar posicionándose, de ahí algunas acciones de exploración y hostigamiento, lo que es un indicio más de las cruentas luchas que están por venir.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 2 de agosto de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Tras reanudarse ayer las exportaciones de cereal ucraniano y dar comienzo una nueva semana, las reuniones e intercambios diplomáticos e institucionales han aumentado pese a encontrarnos en agosto.

El presidente Zelenski ha hablado por teléfono con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. Durante la conversación, Zelenski le ha informado acerca de la situación en el campo de batalla y la necesidad que tiene Ucrania de recibir armamento pesado rápidamente por parte de los países miembros de la OTAN.

Asimismo, el presidente ucraniano ha destacado la importancia también de recibir ayuda militar no letal por parte de la Alianza lo antes posible como parte del paquete integral que la OTAN aprobó en la Cumbre de Madrid el pasado mes de junio.

Por otro lado, también han discutido acerca del estado de la petición de Ucrania a la OTAN solicitando ayuda en las labores de desminado al tiempo que Zelenski espera que el proceso para recibir el equipo necesario se acelere también.

Del mismo modo, también se ha reunido con el actual presidente de la OSCE, el ministro de Exteriores de Polonia, Zbigniew Rau, en Kiev. De manera separada también se ha reunido el ministro de Exteriores ucraniano Dmytro Kuleba con su homólogo y con la secretaria general de la OSCE, Helga Schmid, insistiendo en la necesidad de que Rusia rinda cuenta por las graves violaciones del Derecho internacional en su país. El primer ministro Denys Shmyhal también ha mantenido una reunió con Zbigniew centrándose en las sanciones y la necesidad de seguir confiscando los activos rusos, así como su transferencia para garantizar la recuperación y construcción de Ucrania.

Zelenski le ha agradecido a Zbigniew el apoyo de Polonia desde que comenzó la invasión subrayando la prestación de asistencia a las personas desplazadas en su territorio. Asimismo, el líder ucraniano ha agradecido la ayuda militar recibida y, en especial, el suministro de obuses autopropulsados Krab.

Sobre la ayuda militar conviene subrayar que Estados Unidos ha anunciado en las últimas horas un nuevo paquete de ayuda militar adicional por valor de 550 millones de dólares que incluiría 75000 disparos de 155mm y munición adicional para los HIMARS.

Tal y como ha anunciado el Departamento de Defensa estadounidense, desde que comenzó la administración Biden Estados Unidos ha decidido suministrar alrededor de 8.800 millones de dólares en asistencia de seguridad a Ucrania. En esta cifra quedarían incluidos los 8.100 millones de dólares comprometidos desde que comenzó la invasión de Rusia el 24 de febrero. A continuación, se señala el listado de ayuda militar estadounidense a Ucrania:

En paralelo, conviene destacar que Moscú ha afirmado que está preparado para mantener conversaciones con Washington acerca del control de armas nucleares y perseguir un nuevo acuerdo que reemplace al START una vez expire en 2026.

En cuanto a la ayuda macrofinanciera, ayer se desembolsaron 500 millones de euros y hoy otro tanto como parte del paquete de 9000 millones que la UE se comprometió a enviar en línea con las medidas adoptadas en el G7.

El consejero político y director adjunto del gabinete del presidente Zelenski, Ihor Zhovkva, ha afirmado que algunos Estados miembros de la UE, en particular Alemania, estarían bloqueando el desembolso de los restantes 8000 millones.

Además, el G7 y el Alto Representante de la UE han acusado a Rusia de estar empleando la energía como arma en una declaración sobre la seguridad energética y la resiliencia tras la guerra de Rusia contra Ucrania. En particular, además de instar a que Rusia “ponga fin a esta guerra de elección, cese inmediata e incondicionalmente todas las hostilidades” se afirma:

“Condenamos además los intentos de Rusia de convertir en un arma sus exportaciones de energía y utilizar la energía como una herramienta de coerción geopolítica. Por lo tanto, Rusia no es un proveedor de energía fiable. (…) Estamos trabajando para garantizar que Rusia no aproveche su posición como productor de energía para beneficiarse de su agresión a expensas de los países vulnerables”.

También Rusia ha sido acusado en innumerables ocasiones de estar empleando las exportaciones agrícolas como un arma en la guerra en Ucrania. Así pues, tras zarpar ayer el primer buque con 26.500 toneladas aproximadamente de maíz desde el puerto de Odesa, conviene destacar que esta tarde ha llegado a Turquía. Se espera que antes de que continúe su travesía hasta Líbano el Centro de Coordinación Conjunto en Estambul integrado por personal ruso, ucraniano, turco y de Naciones Unidas, inspeccione el barco mañana.  

Sobre el buque sirio que supuestamente transportaba grano ucraniano robado, el fiscal general de Líbano ha decidido que podría salir del puerto aunque esto podría postergarse dos días al haber ordenado un juez que el Laodicea no podrá navegar durante 72 horas a petición de las autoridades ucranianas.

En otro orden de cosas, el Tribunal Supremo de Rusia ha designado al regimiento Azov como una organización terrorista con efecto inmediato. En consecuencia, esta calificación puede conducir a que sus miembros y líderes se enfrenten a penas de cárcel de 10 y 20 años, respectivamente. Puede recordarse que en la autoproclamada República Popular de Donetsk está vigente la pena de muerte tal.

Por su parte, la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, ha firmado un Memorando de Entendimiento (MoU) con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Ucrania. El objetivo sería el de fortalecer la asociación que ya estaba en marcha antes de la invasión mediante el trabajo conjunto en materia de educación y la protección de los niños durante la guerra. Asimismo, entre otras cosas, colaborarán en la implementación del Programa Nacional de Salud Mental y Apoyo Psicosocial para enfrentar los posibles traumas derivados de la guerra.

También en relación con la infancia cabe destacar que Ucrania ha abierto 1.451 investigaciones penales por crímenes contra menores. El fiscal general adjunto, Ihor Mustetsa, ha subrayado que al menos hay 668 procedimiento abiertos relacionados con casos de violencia contra niños.

Sobre la ciudadanía, hoy Ylva Johansson, comisaria de la UE para Asuntos de Interior se ha desplazado hasta Kiev para discutir acerca de la Directiva de Protección Temporal a la que se acogen en estos momentos alrededor de 3,9 millones de ucranianos, los pasos de Ucrania para la adhesión a la UE (por ejemplo, lucha contra la corrupción) y el apoyo de la UE a Ucrania y su población.

De hecho, hoy también ha comenzado la evacuación obligatoria desde la óblast de Donetsk y el primer tren llegó esta misma mañana a Kropyvnytskyy.

Por último, el Ministerio de Cultura y Política de Información de Ucrania ha registrado ya 450 casos de crímenes de guerra rusos contra el patrimonio cultural ucraniano. En particular, 135 sitios de patrimonio cultural y 346 objetos de arte e instituciones culturales han sido destruidos o dañados. Por ejemplo, han sido completamente destruidos el museo de Historia y Arqueología de la Universidad Estatal de Mariúpol, el monumento a los soldados caídos de la ATO en Mangush, o iglesias ortodoxas en Zavorichi y Lukyanivka.

2 Comments

  1. Me surge la duda de si una explosión de un polvorín en territorio de un 3er país (en este caso Bulgaria) no puede ser considerado como un ataque. Entiendo que los rusos pueden negarlo, pero si capturasen a los culpables y se pudiera atribuir a Rusia, ¿No sería un acto de guerra?
    Un saludo y gracias!!

Leave a Reply