Guerra de Ucrania – Día 157

Las últimas 24 horas de guerra han seguido protagonizadas por la polémica en torno a la muerte de varias decenas de prisioneros de guerra ucranianos, miembros del regimiento Azov. La unidad extremistas ucraniana ha asegurado que buscará justicia, mientras el intercambio de aposiciones prosigue. Sobre el terreno, los movimientos siguen siendo escasos, mientras Rusia, que continúa acumulando tropas en Jersón y Zaporiyia, carece ahora de la posibilidad de enviar material pesado por ferrocarril sobre el río Dniéper. En Energodar se ha producido un aparatoso incendio, seguramente por la acción de los partisanos, mientras en el sur de Ucrania se siguen produciendo ataques de la artillería cohete ucraniana.

Un día más, ha sido noticia el incidente de la cárcel de Donetsk en la que varias decenas de miembros del batallón extremista ucraniano Azov encontraron la muerte. La unidad, en un hecho bastante insólito, ha hecho un comunicado oficial asegurando que habrá una respuesta, mientras continúan apareciendo informaciones controvertidas incluso procedentes de medios oficiales rusos.

En cualquier caso, lo más relevante aquí es que ocurra lo que ocurra, especialmente si hay respuesta por parte de Azov, Rusia podrá seguir alimentando la narrativa de la «desnazificación» lo que además posiblemente le ayude a captar nuevos voluntarios. En el caso ucraniano, permitir el protagonismo de Azov, para bien o para mal, es siempre un error que tiene un coste en términos de imagen internacional, por bárbaro que fuese el ataque a la prisión.

Además de esto, la jornada ha estado cargada de sucesos, algunos de ellos interesantes como el incendio que en la central nuclear de Energodar ha calcinado varios vehículos militares rusos, lo que apunta a una acción partisana. Como los lectores habrán notado, casi cada día se producen incidentes de este tipo, algo que muy posiblemente vaya a más con el paso de las semanas, pues el número de tropas rusas no es el suficiente como para ejercer un control adecuado de las zonas ocupadas.

No hay más que recordar ejemplos recientes como Afganistán o Irak para saber que controlar un país cuya población es hostil y más del tamaño de Ucrania es algo sumamente difícil. No obstante, también hay que tener en cuenta que la disposición rusa a asumir bajas es mucho mayor que la de estadounidenses, británicos o españoles, por ejemplo, algo que juega a su favor.

Por otra parte, ha llegado la confirmación de que el puente ferroviario de Antonovsky, en Jersón y paralelo al viaducto, ha quedado destruido por los ataques de la artillería ucraniana, lo que impedirá a Rusia enviar medios pesados al norte del Dniéper por tren. Además, la destrucción de estas infraestructuras está provocando un importante quebranto a los habitantes de esta óblast, que dependen ahora por completo del ferry para hacer el tránsito de una orilla a otra del río. Desde el punto de vista militar, en cualquier caso, es un contratiempo importante para Rusia, pese a lo cual continúa enviando refuerzos a la zona por ejemplo desde Crimea.

Pasando al análisis de lo ocurrido durante la jornada por sectores del frente, en el norte el día ha sido relativamente tranquilo. La mayor parte de los ataques se han concentrado en la ciudad de Járkov -que habría sido atacada mediante un misil Iskander- y en sus inmediaciones, siendo bombardeadas además de la capital regional, diferentes puntos en las localidades de Prudianka, Cherkaski Tyshky, Borschova, Lisne, Korobochkine, Mospanove y Staryi Saltiv.

En el eje Izium-Sloviansk hoy sí se han vivido combates, concretamente en las localidades de Brazhkivka y Dmytrivka, lo que habla de ataques ucranianos y no rusos, pues ambas localidades se suponen desde tiempo atrás bajo control de las Fuerzas Armadas rusas. Además de esto, la artillería rusa ha castigado las posiciones ucranianas en Siivka, Protopopivka, Husarivka, Hrushuvakha, Karnaukhivka, Dolyna y Adamivka.

En el eje Lysychansk-Sloviansk no se ha informado de combates. Sí de bombardeos, que han afectado a Siversk, Kramatorsk y Spirne.

Desde Popasna y Svitlodarsk hacia Bakhmut y Sloviansk, las tropas rusas junto a operativos de Wagner siguen tratando de tomar Semihirja, así como Vershyna y Travneve, mientras más al norte intentan forzar las defensas de Soledar. Por el momento no han tenido éxito en ninguno de estos empeños. En la zona, además, hoy se ha bombardeado prácticamente toda la línea de frente, desde Yakolivka al norte, hasta Niu-York al sur.

En la zona más cercana a Donetsk, han continuado los bombardeos sobre Abdiivka y Kamiamka, además del intento por rodear la primera de estas localidades, acciones en las que están cargando con la mayor parte del esfuerzo los milicianos de la autoproclamada República Popular de Donetsk. Por el momento continúan estancados, aunque es posible que logren rodear en los próximos días parte de Avdiivka por el norte, pues también están tratando de hacerse con Krasnohorivka. Por el momento, sin embargo, no han logrado ningún éxito palpable, mientras continúan tratando de lograr esa profundidad estratégica de la que hablábamos en pasados informes y que evitaría que la ciudad fuese atacada con la misma regularidad que ahora.

Por último, en el sur del país la situación continúa siendo de calma tensa. Con esto queremos decir que si bien no dejan de afluir refuerzos rusos a Jersón y Zaporiyia, como vimos extraídos incluso de zonas tan distantes como Izium, no se están produciendo combates de la entidad esperada. Los ucranianos, con su artillería, habrían logrado atacar el puesto de mando de la 34ª Brigada motorizada independiente rusa que está cerca de la frontera entre Jersón y Nikolayev. Además, habrían golpeado nuevamente Nova Kakhovka y destruido el puente ferroviario de Jersón, como hemos explicado antes. Por otra parte, los partisanos habrían prendido fuego presumiblemente a varios vehículos militares rusos estacionados en Energodar y habrían atacado el tendido ferroviario en Kamysh-Zarya, también en Zaporiyia. Sin salir de la región, los rusos acusan a los ucranianos de haber atacado un almacén de grano, lo que parece dudoso a tenor del tipo de incendio, aunque no imposible, obviamente, si había material agrícola almacenado. Es decir, que cada vez son más las acciones de combate o los ataques sean artilleros o partisanos en toda la parte sudoriental de Ucrania, pero por el momento no hay indicios de los combates a gran escala que se esperan desde hace semanas.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 30 de julio de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Como es ya costumbre, durante el fin de semana la actividad institucional y diplomática disminuye si bien continúan algunas declaraciones que merece la pena reseñar.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, ha declarado ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que “Rusia tiene la intención de desmantelar a Ucrania y disolverla por completo del mapa mundial”. Más concretamente, la Embajadora transmite que Estados Unidos está viendo señales crecientes de que Rusia está sentando las bases para tratar de anexar a su territorio todas las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporizhia. Subraya, además, que una de las vías sería mediante la designación de funcionarios – cosa que ya ha venido haciendo Rusia – con el objetivo de “celebrar referéndums falsos o decretos para unirse a Rusia”.

Además, la Casa Blanca ha anunciado que la administración Biden estaría considerando declarar a Rusia como un Estado patrocinador del terrorismo. Esta medida que en tantas ocasiones ha venido solicitando el gobierno de Ucrania, especialmente el presidente Zelenski, no ha dado resultados por el momento. No obstante, si Estados Unidos abre la veda, habría que seguir la cuestión de cerca para ver si otros países se suman y analizar sus repercusiones a nivel institucional y sobre todo en el plano de las sanciones.

Sobre la energía, la noticia más destacable es que Gazprom ha suspendido las entregas de gas a Letonia. En estos momentos el país báltico está comprando el gas ruso a través de un intermediario para no abonar los contratos en rublos. De hecho, ha sido una cuestión controvertida y también compleja para la Comisión Europea, ya que en el mes de mayo no vislumbraban claramente cómo cumplir con las sanciones, seguir recibiendo combustibles rusos y no pagar en rublos.

Esto, además, se conjuga con el decreto del presidente Vladímir Putin firmado el 1 de abril en virtud del cual se exigía a los 47 países y territorios declarados como “enemigos” de Rusia – incluidos los Estados miembros de la UE, Gran Bretaña, EE. UU., Canadá y Japón – pagasen el gas ruso en rublos.

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido ha comunicado que el Gobierno le había ordenado relajar temporalmente las condiciones para la obtención de permisos para las centrales eléctricas de carbón en Inglaterra durante los meses de invierno. Está previsto que esta medida entre en vigor el próximo 1 de octubre y hasta el 31 de marzo; periodo que varía ligeramente por el acordado por la UE para reducir la demanda de gas, ya que sí finalizará el 31 de marzo, pero comenzará el 1 de agosto.

Por parte de Ucrania, la viceprimera ministra Iryna Vershchuk ha afirmado que toda la infraestructura de gas en la óblast de Donetsk está arruinada por lo que no habrá calefacción en invierno. Así, han impuesto la evacuación obligatoria para las más de 200 000 personas que permanecen en la región, incluidos 52 000 niños.

Por otro lado, de manera complementaria a las noticias de ayer sobre las exportaciones de cereal, el Gobierno ucraniano ha confirmado que 17 buques ya han sido cargados en el puerto de Odesa y Chornomorsk, incluidos los 10 que ya están listos para zarpar.

En otro orden de cosas, aún continúa la conmoción por el ataque por las tropas rusas a la prisión en Olevinivka en la óblast de Donetsk que se ha saldado con más de 50 víctimas y 75 heridos. Hoy ha sido Naciones Unidas quien ha prometido apoyo para ayudar a los funcionarios ucranianos el ataque mediante el envío de un grupo de expertos, si bien necesitan el consentimiento de las partes involucradas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja también ha ofrecido su apoyo en la evacuación de los heridos y la donación de material médico, equipos de protección y material forense. En el mismo comunicado de prensa el CICR ha afirmado que han podido visitar a algunos prisioneros de guerra y otros detenidos, pero que no se les ha concedido acceso para visitarlos a todos.

Por último, como seguimiento de los resultados de la segunda Cumbre de Primeras Damas y Caballeros organizada por Olena Zelenska, primera dama de Ucrania, ha confirmado que personas procedentes de 51 países se han unido en la recaudación de fondos. Con el evento del pasado 23 de julio lograron recaudar en torno a 200 millones de UAH (grivnas), aunque la captación de fondos continúa a través de la plataforma United24. El objetivo de la campaña es el de adquirir al menos 400 ambulancias tipo C cuyo valor por unidad asciende a 100 000 euros.

Be the first to comment

Leave a Reply