Guerra de Ucrania – Día 153

En las últimas horas se ha confirmado definitivamente la caída de la central energética de Vulehirs´ka en manos rusas, tras encabezar las tropas de Wagner el asalto a las instalaciones. Asegurado ese punto, en el frente este, la atención se centra ahora en Bakhmut, mientras prosiguen los ataques en dirección a Siversk el día en que Ucrania se jacta de haber lanzado ya medio centenar de ataques con sus HIMARS. En la arena internacional, además de la aprobación del plan de ahorro energético de la Unión Europea, cabe destacar la entrega por parte de Alemania de lanzacohetes y obuses autopropulsados a Ucrania.

A lo largo del día han aparecido al fin los vídeos e imágenes que prueban la toma por parte rusa de la central de Vulehirs’ka. No está del todo claro si han logrado hacer lo mismo en Novoluhanske, pero se da por hecho que este poblado también ha sido evacuado, pues de no ser así, los ucranianos estarían aislados en la práctica del resto de territorios todavía en su haber. Han sido unidades de Wagner Group las que han encabezado una vez más los avances hacia las instalaciones, algo que vimos en etapas previas de la guerra, como en varios puntos al norte del saliente de Popasna, sin ir más lejos.

Más allá de esto, el día ha estado repleto de ataques. Los ucranianos, a última hora de la noche lanzaban sus HIMARS sobre un depósito de combustible que formaba parte del entramado ferroviario de Donetsk, provocando un gran incendio. Las autoridades rusas han negado que hubiese víctimas, pero curiosamente han reconocido a la primera que se trataba de un ataque, algo que no ocurre siempre. También habrían atacado Berdyansk, en la costa del Mar Negro y bajo poder ruso, aunque en este caso no está claro si ha sido una acción partisana o también se ha debido a los HIMARS. Rusia, por su parte, ha golpeado con severidad una vez más Odesa, además de Járkov o Nikolayev.

Por sectores del frente, comenzando por el norte, han sido bombardeadas hoy Khrinivka en Chernígov y Tovstodubove en Sumy. En el caso de Járkov la lista se objetivos rusos se extiende a Borschova, Pytomnyk, Sosnivka, Ruski Tyshky, Petrivka, Dementiivka, Rubizhne, Duvanka, Mospanove, Ruska Lozova, Chuhuiv, Kluhyne-Bashkyrivka, Svitlychne, Pryshyb y Slatyne. El Estado Mayor ucraniano, con su lenguaje habitual, habla de operacines rusas «con el objetivo de mantener las líneas ocupadas y evitar el avance de nuestras tropas», lo que significa que los rusos hostigan periódicamente a los ucranianos entre otras cosas para fijar tropas al terreno. Lo más interesante, sin embargo, son los rumores sobre una transferencia rusa de unidades desde la zona de Limán-Oskil hacia el norte, que comentaremos más adelante y que afecta a diferentes partes del frente, pues son muchas las posibilidad que implica este movimiento.

En el caso del eje Izium-Sloviansk, se ha seguido combatiendo, con el foco ruso puesto sobre Borohodychne, aunque habrían vuelto a ser rechazados. Se han producido ataques con artillería sobre Nortsivka, Bohorodychne, Dolyna, Chepil, Hrushuvakha y Velyka Komyshuvakha, pero una jornada más con escasa intensidad.

En el eje Lysychansk-Sloviansk a priori tampoco hay novedades. Siguen las incursiones de las tropas de vanguardia rusas en dirección a Siversk desde diferentes avenidas de aproximación, pero hasta el momento los defensores están aguantando sin excesivos problemas.

En el eje Svitlodarsk-Sloviansk las tropas rusas, encabezadas por operativos de Wagner se han hecho con la central eléctrica de Vulehirs’ka y presumiblemente con Novoluhanske. El siguiente paso lógico es el de aumentar su control sobre la carretera E40 para así intentar ir completando el cerco de Bakhmut. Por otra parte, desde la dirección de Popasna hacia Bakhmut se han reportado enfrentamientos en Berestove y en Pokrovs’ke, aunque por el momento ninguna de la población parece estar en manos rusas -y probablemente tampoco ucranianas-, pues son dos de las zonas en las que se concentran los ataques artilleros. De hecho, en estos casos concretos, es la artillería ucraniana la que bate la zona para frenar cualquier intento de avance ruso, lo que hace improbable que sus tropas permanezcan allí.

Al sureste y sur no han llegado noticias de combates. Se han producido los bombardeos habituales, desde Niu-York cerca de Donetsk hasta Pivdenny Buh, en Zaporiyia, además de los ya comentados ataques rusos sobre Nikolayev u Odessa, pero no trascienden enfrentamientos dignos de consideración, mientras se espera que la tan anunciada como elusiva contraofensiva ucraniana se materialice.

Cambiando de tercio, y como adelantábamos antes, merece la pena dedicar unas líneas a la situación en torno a Izium. Aquí, durante meses, los rusos han acumulado buena parte de su poder militar tanto para emplearlo en dirección a Barbinkove -que nunca lograron tomar, algo que les forzó a cambiar de estrategia- como posteriormente para avanzar en dirección a Sloviansk cruzando el río Donets por Sviatohirsk. Tal y como hemos ido relatando, los bosques en torno a Izium, pero también las carreteras y líneas férreas que conectan esta estratégica localidad con Oskil hacia Limán o con Borova, Vesele, etc, han sido castigadas por la artillería rusa, especialmente desde la llegada de los HIMARS.

En los últimos días se venía hablando de la retirada de algunas unidades de esta zona para someterlas a un proceso de reconstitución y reaprovisionamiento. Sin embargo, hay varias informaciones que hacen pensar que es un movimiento ruso más profundo, sacando tropas de este área para destinarlas en el futuro a otras partes del frente. Solo así se entiende que en un momento determinado, después de lograr los importantes avances que llevaron a las tropas a tomar Limán y más adelante Sviatohirsk, la actividad en el que en principio era el eje más favorable para llegar a Sloviansk prácticamente se detuviese, salvo por los combates en Borohodychne.

El alcance de los HIMARS complica la existencia de una SLOC rusa desde Bélgorod hacia Izium. Hay que tener en cuenta que esta corría paralela al propio frente, por lo que podía ser amenazada en toda su profundidad, a diferencia de lo que ocurre en otras partes del frente, en los que pueden ser atacadas en sus 70 (en realidad alrededor de 100) kilómetros finales.

El problema, a tenor de los visto estas semanas, es algo que adelantamos hace más de un mes; toda la SLOC rusa desde Bélgorod a Izium y Limán es vulnerable a los ataques ucranianos. Si bien no son ataques como los que en las primeras fases de la guerra llevaron a los ucranianos a golpear las líneas de suministros rusos, la artillería de tubo con municiones guiadas de alcance extendido y la artillería cohete con GMLRS causan un efecto parecido. Así, resulta lógico que el Estado Mayor ruso haya juzgado prudente retirar tropas de la zona para llevarlas más a retaguardia, lejos del alcance de las armas que Occidente ha suministrado a Ucrania.

Ahora bien, hay que dar por hecho que Rusia no da puntada sin hilo y que cualquier movimiento de este tipo implica que esas tropas entrarán en combate en otros sectores del frente más adelante. Por tanto, habrá que estar muy atentos a los movimientos de trenes y convoyes por carretera que los spotters rusos vayan registrando. Por de pronto, hay varias posibilidades básicas que enumeramos a continuación:

  • Destinar estas unidades a los ejes Lysychansk-Sloviansk o Svitlodarsk-Sloviansk, cuya logística, aunque también está siendo atacada por los HIMARS, procede de Voronezh, Volgogrado, etc. Zonas a priori a salvo.
  • Transferirlas al sur, hacia Rostov y de ahí a Mariúpol, para hacer frente a la esperada ofensiva ucraniana.
  • Moverlas al norte, con el objeto de tratar en el futuro de volver a amenazar Járkov, aunque ahora mismo parece improbable.

Todas las opciones tienen pros y contras y es demasiado pronto para aventurar nada, pues hay poca información al respecto. Lo que es evidente es que Rusia continúa extrayendo equipos de sus almacenes, desde artillería de tubo a lanzacohetes o carros de combate, todos ellos con dirección al frente, lo que augura un final del verano y un otoño movidos.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Se confirma la toma por parte rusa de Novoluhanske y Vulehirs’ka.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 26 de julio de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Finalmente, los ministros de Energía de los 27 Estados miembros de la UE han dado luz verde al plan de emergencia energético presentado por la Comisión Europea “Ahorrar gas para un invierno seguro”. Pese a las reticencias que algunos Estados habían mostrado – principalmente España, Italia, Grecia y Portugal – han logrado un acuerdo político en virtud del cual se comprometen de manera voluntaria a reducir la demanda de gas en un 15% entre el próximo 1 de agosto y 31 de marzo de 2022.

El objetivo primordial será el de ahorrar antes del invierno para prepararse ante las posibles interrupciones en el suministro de gas por parte de Rusia. Asimismo, se prevé la articulación de una “alerta de la Unión” sobre la seguridad del suministro y, en caso de activarse, la reducción de la demanda de gas pasaría a ser obligatoria.

No obstante, el Consejo ha previsto exenciones y posibilidades para solicitar una excepción en determinados casos, reflejando así las distintas particularidades de los Estados Miembros (por ejemplo, nivel de dependencia del gas ruso). En particular, se han previsto las siguientes exenciones y excepciones:

  1. Los Estados miembros que no están interconectados con las redes de gas de otros Estados miembros están exento de acometer reducciones de gas obligatorias. La razón se debe a que estos países no podrían liberar volúmenes significativos de gas en beneficio de otros socios.
  2. Los Estados miembros cuyas redes eléctricas no están sincronizadas con el sistema eléctrico europeo y dependen en gran medida del gas para la producción de electricidad también están exentos. El objetivo sería evitar el riesgo de una crisis de suministro eléctrico.
  3. Los Estados miembros pueden solicitar una excepción para adaptar sus obligaciones de reducción de la demanda si tienen interconexiones limitadas con otros Estados miembros y pueden demostrar que sus capacidades de exportación o su infraestructura nacional de GNL se utilizan para redirigir gas a otros Estados miembros al máximo.
  4. Los Estados miembros también pueden solicitar una excepción si han superado sus objetivos de llenado de almacenamiento de gas, si dependen en gran medida del gas como materia prima para industrias críticas o si su consumo de gas ha aumentado al menos un 8 % en el último año en comparación con la media. de los últimos cinco años.

El caso de España, -país que podrá beneficiarse de algunas de las excepciones anteriores-, la ministra de Energía, Teresa Ribera, ha afirmado:

“Sí cuento con que tendremos un objetivo de reducción. No del 15%, sino significativamente por debajo. Porque si se trata de un paquete de solidaridad, lo que tenemos es que combinar las distintas medidas de solidaridad que no se resumen solamente en el ahorro neto, sino en cómo se consigue que quien lo necesita pueda tener acceso a la energía”.

En consecuencia, España ha logrado beneficiarse de una reducción voluntaria aplicable será entre un 7 y un 8 % del consumo de gas. Del mismo modo, la Ministra ha subrayado que “nunca jamás se ha hecho esto”, es decir, adoptar medidas de este calibre y que suponen dar un paso adelante. 

Aunque se haya logrado este acuerdo, no debe olvidarse la noticia de la que informamos ayer. A partir de mañana Gazprom tiene previsto reducir aún más el suministro de gas a través del Nord Stream 1 amparándolo en la reparación de otra de las turbinas. A esto se une que el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirma que aún no han recibido la turbina reparada por Canadá, pero que los funcionarios esperan que se instale “más pronto que tarde”.

Desde Kiev, el primer ministro Denys Shymhal, ha pedido a Estados Unidos que suministre gas para que Ucrania pueda prepararse para el invierno a través de una ley de “préstamo y arriendo de gas” en clara referencia a la Ley de Préstamo y Arriendo que se firmó por el presidente estadounidense Joe Biden para poder incrementar la asistencia militar al país.

También ha sido Shmyhal quien ha afirmado que Ucrania puede ahorrar 200 000 millones de grivnas (5450 millones de dólares) para hacer frente a sus necesidades prioritarias si aplaza el pago de su deuda externa. En consecuencia, han lanzado una solicitud a sus tenedores internacionales proponiendo una congelación de la deuda por dos años para la mayoría de los bonos. El periodo que han ofrecido para que se pronuncien sobre esta propuesta finalizará el 9 de agosto.

Dmitry Peskov, por su parte ha afirmado que el excanciller alemán Gerhard Schröeder está en Moscú y que podría reunirse con Putin para hablar sobre temas energéticos. Conviene subrayar que el Parlamento Europeo ya pidió que se le impusieran sanciones a Schröeder por sus vínculos estrechos con el Kremlin y Putin, y quien, además, preside actualmente la junta directiva del Nord Stream 1 y hasta mayo presidía la junta de supervisión empresa petrolera estatal Rosneft. A este último cargo renunció en primavera debido a la presión pública y rechazó un puesto en la junta directiva de Gazprom.

También como adelanto de lo que ocurrirá en los próximos días, el Kremlin ha confirmado que los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdoğan se reunirán en Sochi el 5 de agosto.

Mientras esa fecha llega, durante la jornada de hoy debemos mirar a África, y más concretamente a Etiopía, donde se espera la llegada el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov. Esta será la última parada en su visita a los países de la región a la que le seguirá un viaje hasta Uzbekistán para asistir al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Organización de Cooperación de Shanghái.

No obstante, la parada de hoy ha sido Uganda. Tras una reunión con Yoweri Museveni, presidente del país, en Kampala el representante ruso ha afirmado:

“Confirmamos nuestras posiciones en lo que respecta a la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU. (…) El principal problema aquí es la subrepresentación en el Consejo de Seguridad de los países en desarrollo y la única solución a este problema es una mayor representación de los países asiáticos, africanos y latinoamericanos”.

En este sentido, puede recordarse que Uganda ha sido uno de los países que se han abstenido o no han acudido a las votaciones en Naciones Unidas relativas a las resoluciones que condenaban la invasión de Rusia a Ucrania. En este caso concreto, Museveni ha defendido que “Rusia ha sido amiga de Uganda durante más de 100 años” y que “no puede convertirse repentinamente en un enemigo debido a la rivalidad con Estados Unidos”. A esto añade que su doctrina es la de crear sus propios enemigos y no lugar contra los de otras personas.

Mientras tanto, el presidente francés Emmanuel Macron estaba en Yaundé, Camerún, describiendo la situación de crisis alimentaria mundial como una de las “armas de guerra” de Rusia y descartando que las sanciones occidentales fuesen responsables.

Sobre la situación alimentaria y más concretamente sobre las exportaciones ucranianas, hoy se ha lanzado la actividad del Centro de Coordinación Conjunto con participación de ambas partes en Estambul para supervisar la implementación del acuerdo firmado el 22 de julio. Además, siguiendo la lógica del acuerdo, las delegaciones ucraniana y rusa trabajaran en un formato a cuatro contando con la participación de Turquía y Naciones Unidas.

El gobierno ucraniano también ha decidido ampliar la capacidad de exportación de los puertos en el Danubio. Concretamente, se han referido a los puertos de Reni e Izmail de modo que la flota podrá realizar operaciones de bunkering en estas inmediaciones. Así pues, sostienen que esta decisión mejorará significativamente la logística relacionada con las exportaciones e importaciones.

Según el primer ministro Shmyhal Ucrania ha avanzado mucho en este ámbito, ya que han logrado un régimen de transporte sin necesidad de visado con la UE, se han cancelado los derechos de aduana y las cuotas para los productos ucranianos cuando las exportaciones vayan dirigidas a la UE, Canadá y Reino Unido, y se han abierto nuevos puestos de control en la frontera occidental del país.

Cambiando de tercio, sobre el envío de armamento a Ucrania, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha sostenido que “cuantas más armas modernas dé la OTAN a los ucranianos, más empujarán los rusos la línea del frente hacia delante (…). Lo que estamos haciendo es prolongar la guerra”.

Por otro lado, si ayer conocíamos que los primeros Gepard alemanes estaban llegando a Ucrania, la noticia hoy es que Berlín ha entregado a Kiev los lanzacohetes MARS II que habían prometido junto con tres obuses autopropulsados PzH 2000 adicionales. La ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, ha hecho hincapié en que Alemania mantiene su palabra y que Ucrania obtendrá 30 sistemas Gepard de la industria con alrededor de 60 000 disparos, los tres lanzacohetes MARS II y un total de 10 obuses autopropulsados PzH 2000.

En lo que concierne a las medidas restrictivas contra Rusia, la secretaria de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, ha anunciado hoy la ampliación de su lista de individuos sancionados. Entre los 42 nuevos sancionados están incluidos aquellos “funcionarios” impuestos por el Kremlin en las regiones de Donetsk y Lugansk. A modo de ejemplo, quedarían incluidos en dicha lista Vitaly Khotsenko que fue designado como primer ministro de la autoproclamada “República Popular de Donetsk” y Vladislav Kuznetsov, nombrado primer vicepresidente de la llamada “República Popular de Lugansk”. Además, han decidido sancionar a veintinueve gobernadores regionales de Rusia que estarán sujetos a la prohibición de viajar y a la congelación de activos. También han incluido al ministro y viceministro de Justicia de Rusia, y a dos sobrinos de un importante oligarca ruso, Alisher Usmanov, entre otros.

Asimismo, en coordinación con la UE las medidas se dirigen contra dos grupos de personas sirias. De un lado, uno de ellos es responsable de reclutar sirios para luchar en la guerra en Ucrania mientras que, el segundo grupo apoya “al régimen represivo sirio, perpetuando y beneficiándose de la agenda de agitación internacional de Putin”.

También relacionado con ambas provincias ocupadas, el jefe interino de la Misión Especial de Monitoreo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania, Antje Grawe, exigió ayer la liberación inmediata del personal de la Organización encarcelado en las óblasts de Donetsk y Lugansk.

A nivel de la UE también se ha aprobado la prórroga de las sanciones dirigidas a sectores específicos de la economía de la Federación Rusa durante 6 meses más, esto es hasta el 31 de enero de 2023, por el Consejo. 

Sobre las sanciones ha opinado hoy el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov:

“Podemos ver que los países de la UE y las naciones de América del Norte están literalmente compitiendo entre sí para tomar medidas hostiles contra Rusia. Sin embargo, también podemos ver que se están quedando sin medidas que esperan presionarnos y hacernos cambiar nuestra posición, aunque es una creencia equivocada”.

Ha hecho especial referencia al caso de Finlandia advirtiendo que, si Helsinki decide limitar la expedición de visados a los ciudadanos rusos, la reacción de Moscú sería negativa desencadenando contramedidas.

Continuando con su ronda de llamadas a líderes latinoamericanos, Zelenski ha hablado hoy por primera vez en la historia de las relaciones entre Ucrania y Uruguay con el presidente Luis Lacalle Pou. Le ha trasladado su agradecimiento a Uruguay por haber condenado la agresión de Rusia contra Ucrania y por apoyar a su país en organizaciones internacionales. Asimismo, al igual que ha hecho en llamadas anteriores con otros representantes, le ha instado a imponer sanciones contra Rusia.

Para finalizar con el informe de hoy, puede destacarse que Rusia ha decidido abandonar el proyecto de la Estación Espacial Internacional después de 2024 aunque cumplirán con las obligaciones acordadas. Según Yury Borisov, presidente de Roscosmos (la Corporación Espacial Estatal de Rusia), tras una reunión con Putin ha afirmado que para entonces Rusia se centrará en la creación de una estación orbital nacional. No obstante, esta decisión no es de ahora ya que su creación se decidió en 2021 si bien en 2022 Roscosmos firmó un contrato con la corporación rusa Energia Space Rocket para la fabricación del primer módulo básico para la estación.

Be the first to comment

Leave a Reply