Guerra de Ucrania – Día 150

La sorpresa del día ha sido el ataque al puente de Dariv’ka, sobre el río Ingulets, usando posiblemente municiones GMLRS. Al igual que en los ataques al puente de Antonovsky y a la presa de Nova Kakhovka, el ataque no parece haber buscado la destrucción, pero lanza un interesante aviso sobre la posibilidad de cortar en dos el despliegue ruso al norte del Dniéper. Más allá de eso, hoy tampoco se han producido cambios sobre el terreno, ni novedades importantes en la arena internacional, en un día en el que Rusia ha atacado el puerto de Odessa, apenas horas después de firmar el acuerdo de creación de un corredor seguro para la salida del grano ucraniano.

A lo largo de la mañana han comenzado a inundar las redes sociales distintas imágenes y algún vídeo de un puente sobre el río Inhulets en el que se apreciaban varios impactos. Posteriormente sabríamos que se trataba del puente sobre Dar’ivka, localidad al norte del Dniéper por la que pasa la autovía E58, que comunica de oeste a este toda esta zona de Ucrania. Precisamente ahí radica la importancia del ataque, pues se trata del único punto de paso apto para cargas pesadas en poder de Rusia.

Tal y como se puede ver en el siguiente mapa, ya han sido golpeados los tres puntos de estrangulamiento del despliegue ruso al norte del Dniéper. Hace unos días fue el puente sobre la presa de Nova Kakhovka, marcado al este de la imagen. Posteriormente, en dos ocasiones lo fue el puente Antonovsky de Jersón, a la izquierda del mapa. Hoy lo ha sido el puente de Dar’ivka sobre el río Inhulets, lo que dificultaría, de ser dañado suficientemente, que los rusos trasladasen refuerzos de este a oeste de la línea azul.

Por supuesto, hay alguna alternativa, como el puente más al norte que une Olesandriva y Novotymofiivka, pero por razones obvias, al estar más cerca del territorio controlado por Ucrania, sería más fácil de atacar y no sería de extrañar que fuese atacado en el futuro próximo. En cualquier caso, la importancia del puente de Dar’ivka radica en que formaba parte de la M14 entre Jersón y Nova Kakhovka, una de las pocas carreteras con cierta capacidad en la región.

Por los restos recogidos tras el ataque, este podría haber sido llevado a cabo mediante cohetes GMLRS lanzados por los HIMARS. La precisión de los impactos es escalofriante, hasta el punto de ser difícil entender cómo han podido alinearlos sobre una línea prácticamente recta, es decir, sin desviación lateral. Pero más allá de esto, lo importante es que el ataque, sumado a los anteriores, refuerza el mensaje lanzado por Kiev a las tropas rusas, una suerte de ofrecimiento para que abandonen el norte del Dniéper antes de quedar aislados.

Como puede verse en este gráfico de @Def_Mon3, son varios los puntos de paso a lo largo del río Inhulets, en la zona controlada por Rusia. Ahora bien, no son aptos para el tránsito de vehículos pesados, lo que otorga una importancia capital al puente atacado hoy en Dar’ivka.

Más allá de esto, la jornada ha estado plagada de intercambios artilleros, aunque han sido escasos los intentos de avanzar por parte rusa, salvo en dirección a Siverk y en Vulhedar, como viene siendo habitual. Además, se han producido ataques con misiles por parte rusa sobre Odesa (apenas un día después de formalizar el acuerdo para la creación de un pasillo destinado a la salida del grano ucraniano a través de puertos como el de esta ciudad). Ataques que han golpeado una instalación de reparación de buques, curiosamente muy cercana a los silos de grano, aunque estos no se han visto afectados, pero sí buques como el L451 «Malin». También han atacado Kirovogrado, concretamente la base aérea, posiblemente como consecuencia de la publicación de un vídeo de un Su-24M ucraniano en el que podía verse esta misma base, delatando el punto desde el que son empleados. Por último, los ucranianos han vuelto a atacar Gorlovka, cargando contra unas instalaciones de fabricación de maquinaria que podrían estar siendo utilizadas por el bando ruso para reparar vehículos militares.

Comenzando como siempre por el norte, en la región de Chernígov ha sido atacada Mykolaivka, mientras que en la óblast de Járkov han sido bombardeados Kharkiv, Zolochiv, Pytomnuk, Borschova, Lisne, Ruski Tyshky, Cherkaski Tyshky y Mospanove. En ninguna de estas regiones se han producido combates y por tanto, tampoco cambios de posición.

En el eje Izium-Sloviansk el Ejército ruso ha empleado su artillería contra Hrushuvakha, Dolyna, Krasnopillia, Dibrivne, Mazanivka, Protopopivka, Chepil, Velyka Komyshuvakha, Nortsivka, Bohorodychne, Virnopillia y Karnaukhivka, es decir, sobre prácticamente todas las poblaciones de la zona.

En el eje Lysychansk-Sloviansk han vuelto a reportarse ataques rusos en dirección a Ivano-Darivka, Verkh’okam’yanka y Pokrovs’ke con el mismo resultado de las jornadas previas. Ni siquiera el ritmo de los intercambios artilleros ha sido el de las semanas previas, lo que abunda en la idea que recogimos ayer acerca de cómo la guerra está basculando del este al sur de Ucrania. Esto es además consistente con las declaraciones de Lavrov días atrás y también con la creciente actividad ucraniana en la zona.

En el eje Svitlodarsk-Sloviansk tampoco se han producido cambios. Los combates, muy tenues en realidad, han seguido produciéndose en Novoluhanske y en la central energética, sin que se hayan notificado modificaciones sobre el terreno. Decimos tenues, pues pese a que los ucranianos en cada parte diario hablan de intentos de asalto, estos no son masivos, ni recurren a columnas blindadas, ni siquiera a una preparación artillera acorde. Más bien son acciones llevadas a cabo por la infantería ligera, con un uso importante de armas contracarro en misión antibúnker/antipersona y destinadas a lograr pequeñas mejorías tácticas.

En la zona de Vysokopillya, en la que ayer se rumoreaba que hasta 2.000 rusos habrían sido cercados (como explicamos, poco más que eso, un rumor), la situación permanece más o menos igual, con los ucranianos presionando hacia el sur de este poblado desde el este y el oeste, con la intención real de completar ese cerco. Por el momento, los rusos contarían con un pasillo de unos 6-7 kilómetros de anchura por el cual retirarse. Curiosamente, es más o menos el mismo espacio del que dispusieron en su día los ucranianos en Zolote o en Lysychansk, así que salvo que las tropas ucranianas logren una ruptura importante, la posibilidad real de hacerse con un buen número de prisioneros es reducida.

Lo relevante, en cualquier caso, es que las tropas ucranianas están presionando ambos extremos del río Inhulets. Vysokopillya marca el extremo nororiental del mismo, mientras que Dar’ivka está cercar del extremo sudoccidental. Por su parte, Davydiv Brid está prácticamente equidistante entre ambas localizaciones. Ahora está por ver si las nuevas unidades ucranianas, que comienzan a verse, dan algún resultado y permiten explotar la cada vez más complicada situación de los rusos en la zona o si por el contrario son enviadas a reforzar el este del país.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 23 de julio de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional y diplomático las miradas han estado centradas en el ataque en Odesa al tiempo que la actividad ha disminuido en comparación con el resto de la semana.

Pese al ataque producido en Odesa, Ucrania sigue preparándose para reiniciar las exportaciones de grano desde sus puertos y así lo ha confirmado el ministro de Infraestructura, Oleksandr Kubrakov. Por su parte, el líder ucraniano, Volodímir Zelenski, publicaba en su canal de Telegram: “Esto solo prueba una cosa: no importa lo que Rusia diga y prometa, encontrará formas de no implementarlo [refiriéndose al acuerdo para desbloquear los puertos]. Geopolíticamente, con armas, con sangre o no, pero tiene varios vectores, como siempre actúa”. Asimismo, Zelenski considera que Ucrania “no puede ser un país donde haya una guerra congelada”.

Según el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mikhailo Podolyak, aun cuando “la tinta no ha tenido tiempo de secarse” la situación de hoy supone “dos viles provocaciones”: el ataque al puerto marítimo en Odesa y una declaración del Ministerio de Defensa ruso en la que se afirma que los puertos ucranianos son “peligrosos para la navegación”.

El ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, publicaba en su perfil de Twitter: (…) Hace 90 años, Rusia orquestó la hambruna provocada por el hombre Holomodor [también conocido como el Holocausto o Genocidio ucraniano] utilizando rifles. Ahora emplean rifles para matar de hambre a otras naciones”.

No obstante, por parte la parte ucraniana, la declaración más agresiva ha sido la del portavoz del Ministerio de Exteriores, Oleg Nikolenko, al afirmar:

“El misil ruso es el escupitajo de Vladimir Putin en la cara del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y del presidente turco, Recep Erdoğan, quienes hicieron todo lo posible para llegar a un acuerdo y a quienes Ucrania está agradecida”.

A nivel de la UE, el Alto Representante, Josep Borrell, ha condenado el ataque contra el puerto de Odesa señalando que el acto es “reprobable” y que “nuevamente demuestra el desprecio total de Rusia por el derecho y los compromisos internacionales”.

Otras voces, como la embajadora de Estados Unidos en Kiev, Bridget A. Brink, calificaba la situación de indignante al haber transcurrido menos de 24 horas entre la firma del acuerdo y el ataque de Odesa. Así sostenía que el Kremlin sigue usando la comida como un arma y que Rusia debe rendir cuentas.

Hoy, además, ha comenzado la segunda Cumbre de Primeras Damas y Caballeros en Kiev dedicada a la recuperación de Ucrania una vez termine el conflicto. Más concretamente, está centrada en la dimensión humana de la recuperación. Uno de los objetivos de la primera dama ucraniana, Olena Zelenska, es el de recaudar fondos para poder adquirir 400 ambulancias tipo C cuyo coste gira en torno a 100 000 euros la unidad. Por el momento, Zelenska ha confirmado que en dos días han recaudado más de 2 millones para 20 ambulancias. Esta campaña cuenta desde hoy con el grupo Imagine Dragons como embajador y trabajará con la plataforma gubernamental United24 para lograr dichos fondos.

Además de intervenir en la inauguración de la Cumbre, el presidente Zelenski se ha reunido hoy con una delegación de congresistas de Estados Unidos para informarles del plan de reconstrucción y continuar discutiendo la ayuda de Washington a Kiev. Encuentro que llega un día después de que la Casa Blanca anunciase el nuevo paquete de asistencia militar por valor de 270 millones de dólares y que incluirá como recogimos en el informe de ayer, 4 HIMARS y 580 drones Phoenix Ghost entre otras cosas.

Asimismo, Zelenski ha hablado por teléfono con el presidente de la República de Kazajstán, Qasym-Jomart Toqayev, coincidiendo con el trigésimo aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Han discutido sobre proyectos específicos de cooperación en los campos de la economía, la energía y la digitalización. Además, Zelenski le ha agradecido en especial el apoyo brindado por Kazajstán a la integridad territorial de Ucrania junto con el no reconocimiento de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Por otro lado, el Banco Central de Rusia ha reducido su tasa clave en 1,5 puntos porcentuales, -al 8 por ciento desde el 9,5 por ciento del mes de junio- y que las expectativas de inflación han “disminuido significativamente” alcanzando los niveles de la primavera de 2021. Al mismo tiempo, pronostican una caída del PIB de Rusia para este año entre el 4 y 6 por ciento, cunado en abril habían estimado que caería entre un 8 y un 10 por ciento. Según Financial Times, la situación sugiere “que el banco central cree que Rusia está capeando la tormenta de las sanciones occidentales impuestas por su invasión de Ucrania mejor de lo que temía”.

A modo de curiosidad, ayer el rublo se negoció a 58,8 por dólar de modo que vale más que el día anterior a la invasión de Rusia a Ucrania. Dicho día la cantidad se fijaba en 78,8 rublos por dólar. 

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha defendido hoy que la UE necesita una nueva estrategia sobre la guerra en Ucrania, dado que considera que las sanciones contra Rusia no han funcionado. Así, su propuesta sería la siguiente: “se necesita una nueva estrategia que debería centrarse en las conversaciones de paz y redactar una buena propuesta de paz…en lugar de ganar la guerra”.

En relación con las sanciones, la gobernadora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina, ha declarado que Rusia no suministrará petróleo a los países que decidan imponer un precio máximo al petróleo ruso. En consecuencia, “los productos derivados del petróleo serán redirigidos a los países que están dispuestos a cooperar con nosotros [Rusia]”. Esta medida – al igual que la de prohibir las exportaciones de oro ruso – se planteó en la última Cumbre del G7 y en la Cumbre del G20 la secretaria del Tesoro estadounidense concretó que se estaba diseñando un plan junto con la UE, Canadá y Reino Unido.

Mientras tanto, y a la espera de la decisión que tomen los líderes de la UE sobre la reducción en el consumo de gas como parte del plan de emergencia de la Comisión Europea para el próximo invierno, la Unión está buscando suministros adicionales de gas de Nigeria. En este sentido, el subdirector general del departamento de energía de la Comisión, Matthew Baldwin, ha estado manteniendo reuniones en Nigeria esta semana y le han trasladado que el país está planeando reabrir el gasoducto Trans Niger a finales de agosto.

Por último, el ministro de Exteriores de la región separatista de Transnistria -que cuenta con un gobierno no reconocido-, Vitaly Ignatyev, ha afirmado en las últimas horas que está comprometido con lograr la independencia de Moldavia y la posible unificación con Rusia. De este modo, ha defendido también que la candidatura de Moldavia para ser miembro de la Unión Europea ha terminado con cualquier posibilidad de cooperación con la región.

Be the first to comment

Leave a Reply