Guerra de Ucrania – Día 145

La artillería ucraniana ha atacado por primera vez la central hidroeléctrica de Nova Kakhovka, después de haber atacado a la mañana una posición rusa ligeramente al suroeste de esta localidad, en Raiske. Mientras esto ocurre, en el campo de batalla apenas se han producido movimientos, pese a que continúan los intentos rusos por avanzar hacia Sloviansk. En el sur, las tropas rusas estarían rehaciendo su despliegue para concentrarse en las zonas más pobladas, añadiendo un elemento de disuasión ante los ataques de los HIMARS ucranianos.

Al norte de Sumy, en la región rusa de Kurk, se ha registrado una importante explosión en la zona de Voroshnevo, a unos 80 kilómetros de la frontera ucraniana. Es posible que sea obra de los HIMARS, aunque este extremo no está confirmado, por lo que conviene tomarlo con cautela. En cualquier caso, es una zona de posible concentración de tropas, vehículos y suministros al estar en la cabecera de la carretera que une Kursk con Belgorod y, por tanto, con todo el despliegue ruso en Járkov y Lugansk.

En la región de Járkov la artillería rusa ha bombardeado a lo largo de las últimas 24 horas las poblaciones de Járkov, Derhachi, Pechenihy, Prudianka, Ruski Tyshky, Pytomnyk y Korobochkyne, mientras que la aviación ha cargado contra Verkhniy Saltiv y Rubizhne. Ni se han notificado intentos de asalto, ni cambios de posición o movimientos de tropas en la zona.

Una jornada más, los puntos más calientes del mapa han estado en dirección a Sloviansk-Kramatorsk. Recordemos que las tropas rusas y aliadas tratan de avanzar hacia allí desde tres direcciones:

  • Noroeste: Eje Izium-Sviatohirsk-Sloviansk – Lo primero a destacar en este eje es la posible llegada de elementos de la 200° SMARB y el 4º GTD rusos (en los próximos días publicaremos el Orden de Batalla u ORBAT ruso para que se entienda mejor) a la zona de Izium. Después de varios días en los que apenas se ha reportado acción en este eje, más allá de los bombardeos, y con las tropas rusas detenidas en Borohodychne y Krasnopillya, quizá esto permita reanudar los ataques hacia la E40 y Sloviansk. Respecto a la acción de la artillería rusa, hoy se han reportado impactos en Novomykolaivka, Dibrivne, Kostiantynivka, Bohorodychne, Mazanivka, Kurulka, Chepil, Virnopillia y Nova Dmytrivka.
  • Noreste: Eje Lysychansk-Siversk-Sloviansk – Idéntica situación a la de ayer. Si acaso, algunas fuentes más cercanas a Rusia reconocen una pequeña retirada rusa en dirección a Bilohorivka, aunque lo más probable es que las tropas rusas y aliadas, tal y como hemos venido explicando, no llegaran a pasar de ahí en ningún momento, más allá de las unidades de reconocimiento. No obstante, siguen tratando de penetrar las líneas ucranianas, intentando buscar puntos débiles en diversas direcciones, por ejemplo hacia Serebrienka evitando Hryhorivka o hacia Siversk desde Zolotarivka y Verkh’okam’yanka. Respecto a los bombardeos, se han registrado sobre Donetske, Siversk, Verkhniokamyanske, Hryhorivka, Ivano-Daryivka y Spirne.
  • Sureste: Eje Popasna/Svitlodarsk-Bakhmut-Sloviansk – En esta zona, que rodea a la M03, los rusos han bombardeado Berestove, Kurdyumivka, Vesela Dolina, Soledar, Bakhmut, Vershyna, Travneve y Vuhlehirsk. Se ha informado de combates en Novoluhanske y Vuhlehirsk una vez más, así como en Semyhirya, pero no han tenido éxito, por lo que no se han producido cambios de posición sobre el terreno. Al este de la zona, sobre Alchevsk, ha sido derribado un bombardero táctico Su-34, seguramente en un incidente de fuego amigo.

En la zona de Avdiivka, las tropas milicianas y el Ejército ruso han tratado una vez más, como prácticamente durante cada uno de los 145 días que llevamos de guerra, de avanzar hacia el este, con el resultado habitual. Cuando la guerra termine, será interesante estudiar con detalle lo ocurrido en esta zona y cómo las defensas han podido soportar tamaño castigo, pues son batidas por la artillería cada día desde hace casi cinco meses y eso obviando lo ocurrido en los años anteriores. Por otra parte, la aviación o los misiles rusos han destrozado lo que posiblemente fuese un depósito de municiones ucraniano en Dzerzhinsk, al oeste de Donetsk, causando un gran incendio.

Respecto al sur de Ucrania, hoy se han producido algunos de los hechos más reseñables de la jornada que, por sus implicaciones, merecen alguna explicación. A primera hora de la mañana teníamos noticia de un bombardeo ucraniano, presumiblemente mediante HIMARS o M270, sobre una pequeña localidad al suroeste de Nova Kakhovka, concretamente Raiske. Sin embargo, lo más interesante estaba por llegar.

A eso de las 18:00 horas, aparecía en diversos canales de Telegram un vídeo en el que se podía apreciar con claridad la presa de Nova Kakhovka y una densa columna de humo en la zona de la central hidroeléctrica. La zona concreta del impacto era relativamente sencilla de geolocalizar, en la cabecera de la presa. El incidente pasaría desapercibido, como una acción más, de no ser porque es la primera vez en casi 150 días de guerra que se ataca directamente uno de los dos únicos puntos de cruce sobre el Dniéper, junto con el puente de Jersón.

Tengamos en cuenta que por diversos motivos, estas infraestructuras han permanecido por ahora a salvo. Ni los rusos podían destruirlos después de avanzar rápidamente por el sur en los primeros días de guerra, ya que sus tropas al norte del río quedarían incomunicadas, ni los ucranianos podían intentar volarlos, pues lanzarían un mensaje de renuncia al sur del país. Además, si bien el caso del puente de Jersón es más sencillo -recordemos que se ha especulado sobre la posible colocación de cargas explosivas por parte rusa por si se produjese una retirada-, el de la presa es harto complicado.

Por su construcción, con puentes elevados sobre pilares, sería factible atacar la carretera E58 que cruza la presa sin dañar la represa. Ahora bien, cabe la posibilidad de que los proyectiles se desvíen, de que resulten dañadas las compuertas o mil cosas más. Aunque es difícil que una estructura de esta entidad sufra un daño catastrófico por un ataque de este tipo, en caso de producirse las consecuencias humanas y ecológicas serían inmensas, teniendo en cuenta que el volumen de agua que contiene puede alcanzar más de 18 kilómetros cúbicos.

Presa de Nova Kakhovka. Fuente – Lalala0405.

El problema aquí es hacer la lectura correcta de lo sucedido. Podría tratarse de un ataque a una concentración de tropas rusas mientras se posicionaban para cruzar la presa. Podría ser también un aviso de lo que está por venir, pues gracias a los HIMARS los ucranianos pueden estrangular, tal y como venimos diciendo desde hace más de un mes, el tránsito ruso hacia Jersón o Krivói Rog.

Al fin y al cabo, como puede verse en el siguiente mapa en el que hemos marcado los puntos de paso, el otro cruce posible se encuentra en la ciudad de Zaporiyia, ahora mismo muy lejos de las posibilidades rusas. Es decir, que Ucrania tiene una posibilidad real de aislar a las tropas rusas destinadas a Jersón y Zaporiyia, aunque esto también tiene sus riesgos.

El primero y más evidente, dado que Ucrania no tiene ninguna posibilidad de lanzar una acción anfibia ni de montar pontones sobre el Dniéper, es el poner una barrera física que marcaría una frontera clara de cara al menos a los próximos años. Esto es algo que hasta cierto punto podría estar buscando incluso el propio Putin pues como hemos repetido por activa y por pasiva, es Rusia quien más sencillo tiene congelar el conflicto a la espera de volver a fortalecerse, contando con la posible aquiescencia de políticos y sociedades europeas poco proclives a cambiar su comodidad y su bienestar económico en favor de la integridad ucraniana.

Por otra parte, en el apartado militar destruir los cruces de Jersón y Nova Kakhovka dejaría como única opción a Ucrania de cara a recuperar el sur del país en un hipotético futuro, el cruce por Zaporiyia y Dnipró. Ahora bien, atacar este tipo de infraestructuras podría a su vez abrir una escalada que llevaría a Rusia precisamente a golpear las que acabamos de citar (algo que en cierta medida ya ha hecho), complicando los suministros a sus militares desplegados al este del país. Es decir, que el Estado Mayor ucraniano debe medir muy bien los pros y los contras de cada acción y posiblemente se limite a ataques de oportunidad, si detecta una concentración rusa, o a hacer «señalamientos» de lo que podría llegar a hacer, pero sin ir mucho más allá, al menos por ahora.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 18 de julio de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

En la reunión del Consejo en su formación de Asuntos Exteriores los representantes de los 27 han logrado un acuerdo político para la adopción del siguiente tramo de ayuda a través del Fondo Europeo de Ayuda a la Paz (European Peace Facility). Nuevamente, el tramo estaría dotado con 500 millones de euros y, en consecuencia, la asistencia militar de la UE a Ucrania se eleva a 2.500 millones de euros. Como hemos incidido en otras ocasiones, esta es únicamente la cifra a nivel de la UE como bloque, dejando al margen la ayuda bilateral de los propios Estados miembros.

Por tanto, en este encuentro la agresión de Rusia a Ucrania ha ocupado un papel principal, contando con la participación mediante videoconferencia del ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, aunque también han discutido sobre otras cuestiones como, por ejemplo, las relaciones con América Latina y el Caribe, y la diplomacia digital.

En su intervención, Kuleba insistió en que las tres formas para restaurar la paz, mejorar la seguridad y proteger la estabilidad en Europa son: el envío de armas, las sanciones a Rusia y la rendición de cuentas. De este modo, ha solicitado más ayuda militar a nivel bilateral, la imposición de un embargo energético y establecimiento de un precio máximo para el petróleo, y la prohibición de todos los caneles de televisión rusos. Además, ha animado a los Estados miembro a que apoyen la creación de un Tribunal Especial para el Crimen de Agresión contra Ucrania.

Por su parte, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, ha hablado por teléfono con su homólogo estadounidense, Lloyd J. Austin, sobre la próxima reunión que tendrá lugar bajo el formato de Ramstein el día 20 de julio en formato online. En particular, han acordado la agenda y han compartido información sobre el control de las armas que están llegando a Ucrania, aunque ha anticipado que el secretario de Defensa tiene buenas noticias “pero los detalles vendrán un poco más tarde”.

Además, del 19 al 21 de julio una delegación de la Subcomisión de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo viajará a París y Evreux para discutir acerca de los desarrollos sin precedentes en el campo de la defensa y que se han visto acelerados por la guerra en Ucrania. Por ejemplo, la adopción de la Brújula Estratégica de la UE, los anuncios de la Cumbre de Versalles del pasado marzo o la creación de una Capacidad Europea de Despliegue Rápido.

Volviendo a la reunión de Exteriores, el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, en su comunicado al término del encuentro ha insistido en que “Rusia está tratando de destruir Ucrania y la nación ucraniana y, al mismo tiempo, está desatando una crisis mundial de alimentos y energía”. En este sentido, ha subrayado que los puertos ucranianos siguen bloqueados por lo que no se puede exportar el cereal y que las sanciones no son la causa del aumento de los precios del petróleo, ya que este comenzó a incrementarse un mes antes del inicio de la guerra. De hecho, se espera que el acuerdo para desbloquear las exportaciones llegue esta semana.

Además, en lo concerniente a las sanciones, recuerda que la semana pasada presentó junto con la Comisión Europea la propuesta conjunta para lograr una mejor implementación de las medidas adoptadas, también más eficiente, y que evite que estas puedan eludirse.

En relación con la cuestión energética, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se ha desplazado hasta Bakú en Azerbaiyán con el objetivo de firmar un nuevo acuerdo que permita duplicar el suministro de gas del país vecino en pocos años. Según afirma Von der Leyen, “Azerbaiyán será un socio crucial para nuestra seguridad de suministro y en nuestro camino hacia la neutralidad climática”. El Memorando de Entendimiento (MoU) firmado cuenta con tres puntos fundamentales:

  1. La UE duplicará el suministro de gas desde Azerbaiyán y la UE se compromete con la expansión del Corredor de Gas del Sur. Actualmente, a través de esta ruta se están entregando más de 8.000 millones de metros cúbicos de gas por año y el objetivo es ampliar su capacidad a 20.000 millones de metros cúbicos en unos años. No obstante, el próximo año ya deberían lograrse los 12.000 millones de metros cúbicos para compensar los cortes en el suministro por parte de Rusia y contribuir a la seguridad del suministro de Europa.
  2. Han sentado las bases para la cooperación en el desarrollo de las energías renovables y, más concretamente, la energía eólica marina e hidrógeno verde. El propósito sería que de manera gradual Azerbaiyán pase de ser un proveedor de combustibles fósiles a un socio de energía renovable de confianza para la UE.
  3. Han sellado el compromiso para reducir las emisiones de metano a lo largo de toda la cadena de suministro de gas de modo que la cooperación entre ambas partes sea coherente con “las responsabilidades en materia climática”. Además, la Presidenta ha animado al país a que se unan al Compromiso mundial de metano que actualmente cuenta con el apoyo de 119 países.

Por otro lado, mañana tendrá lugar en Bruselas una reunión del Consejo de Cooperación UE-Azerbaiyán para discutir cómo ampliar más la asociación económica que ya hay establecida. Además, un ámbito de especial interés para la UE es el de las conexiones con Asia Central, por ejemplo, y que se enmarcaría en la estrategia Global Gateway de la Comisión Europea.

Continuando con esta cuestión, Gazprom ha comunicado a sus clientes europeos que no puede garantizar la ininterrupción del suministro de gas debido a circunstancias “extraordinarias”. En la carta de Gazprom se declaraba fuerza mayor en los suministros a partir del 14 de junio. La fuerza mayor incluida como cláusula en los contratos comerciales ocasionaría que una de las partes quedase eximida del cumplimiento de sus obligaciones legales.

La fecha también estaría relacionada con una noticia que recogíamos en un informe anterior, el mismo día 14 de junio Gazprom ya anunció que había reducido la capacidad del oleoducto Nord Stream 1 al 40% debido al retraso en la reparación de una turbina en Canadá. Turbina que finalmente fue enviada reparada a Alemania en el día de ayer.

Hoy, además, el Ministerio de Economía alemán ha afirmado que podrían extender la vida útil de sus tres plantas de energía nuclear a medida que aumenta el apoyo público ante la posibilidad de un corte total en el suministro de gas por parte de Rusia. No obstante, aún está pendiente la adopción de una decisión al respecto que se comunicará tras la finalización de la segunda evaluación de la viabilidad de la energía nuclear.

Por su parte, Rusia estaría tratando de lograr que Emiratos Árabes Unidos realice sus pagos en dirhams por las exportaciones de petróleo a algunos clientes de la India. El objetivo sería alejarse del dólar estadounidense como divisa y protegerse así del efecto de las sanciones occidentales.

Otra noticia interesante relacionada con la economía, particularmente la europea, es que el Banco Central Europeo publicará su primera subida de los tipos de interés desde 2011 esta semana.

Moviéndonos a otro asunto, el presidente Zelenski destituyó anoche a la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, y a su jefe de seguridad (la SBU), Iván Bakanov, tras haber descubierto que hay cientos de casos de funcionarios ucranianos que presuntamente colaboraban con Rusia. Según informa el líder ucraniano, en estos momentos hay abiertos 651 expedientes contra funcionarios por traición y colaboración con Rusia, y que más de 60 uniformados que trabajaban para Venediktova y Bakanov están trabajando como aliados de Rusia en los territorios ucranianos ocupados. El cargo de fiscal general lo asumirá ahora Oleksi Simonenko, mientras que aún no ha hecho público quién dirigirá la agencia de seguridad interna de Ucrania.

Los embajadores de la UE, Suiza e Israel han visitado Vinnytsia para rendir tributo a las víctimas del ataque del pasado 14 de julio. En relación con Suiza, sí puede destacarse que finalmente el país ha rechazado la solicitud de la OTAN para tratar a los heridos ucranianos por razones de neutralidad. Otra decisión que se une a la polémica que rodea a Suiza y a la no participación total en la implementación de las sanciones occidentales tales como la congelación de activos.

Mientras tanto, los servicios de emergencia ucranianos han confirmado que al menos seis civiles han fallecido hoy como consecuencia del ataque contra un edificio de dos pisos que servía como refugio en la ciudad de Torestk, en la óblast de Donestk.

Por último, el Ministerio de Exteriores de Ucrania ha condenado el tratamiento ilegal dado a los prisioneros de guerra ucranianos por parte de Rusia. En particular, condena el uso de dichos prisioneros para fines políticos y exige que Rusia se adhiera estrictamente a las disposiciones del derecho internacional humanitario, y más especialmente la Convención de Ginebra relativa al trato de los prisioneros de guerra.

Be the first to comment

Leave a Reply