Guerra de Ucrania – Día 142

Durante las últimas horas se han producido combates en las inmediaciones de Siversk, aunque está por determinar la distancia exacta, lo mismo que en dirección a Soledar, en donde también se han constatado movimientos rusos. Ucrania, por su parte, ha continuado atacando depósitos de municiones y centros de mando rusos, golpeando a las 106º GAAA y 20º MRD, precisamente el día en que se ha confirmado la llegada de los primeros MLRS M270, destinados a complementar a los HIMARS. También cuando los Estados Unidos han dado los primeros pasos para dotar en el futuro a Ucrania de cazabombarderos F-16.

Como es ya habitual, el día se ha iniciado con noticias de explosiones en diversos puntos de la geografía ucraniana. Por una parte, misiles rusos volvían a cobrarse varios edificios en Nikolayev, ascendiendo el número de explosiones según algunas fuentes hasta la decena. Por otra, un nuevo depósito de municiones ruso era atacado por los ucranianos en Kadiivka, dejando unas espectaculares imágenes a consecuencia de la detonación del material almacenado.

A lo largo del día la tónica se mantendría, reportándose ataques sobre Kramatorsk o Dnipró, por parte rusa, pero también sobre Mospine por parte ucraniana. Además, salían a la luz datos sobre algunos de los últimos ataques llevados a cabo utilizando los MLRS HIMARS, como el que habría costado a varios oficiales de la 106ª división de las VDV y la 20ª División de Fusileros. También, durante la noche, se habría producido otro ataque sobre Nova Maiachka, en la óblast de Jersón, una zona repleta de invernaderos cercana al nudo de comunicaciones situado en Nueva Kajovka y que conducen desde Crimea hasta el Dniéper, cruzándolo por la presa de la planta eléctrica de Kakhova.

Por último, ya terminando la tarde, se habría producido un doble ataque ruso con misiles contra Dnipró y Kremenchuk, del que todavía no se tienen demasiados datos. Sin embargo, no serían los únicos hechos relevantes, en una jornada en la que han vuelto a producirse intentos rusos por tantear las líneas ucranianas en puntos clave.

Como en cada informe, iniciaremos el repaso a la actualidad del campo de batalla por sectores del frente, comenzando por la zona más septentrional, en este caso al suroeste de la ciudad de Járkov, en donde un misil ruso habría impactado sobre los raíles de un tranvía en Holodna Hora, siendo el único incidente en una región que usualmente recibe muchos más ataques.

En el eje Izium-Sviatohirsk-Sloviansk, la actividad no se ha detenido, con bombardeos constantes especialmente sobre las localidades cercanas a la M40, pero también sobre una zona boscosa entre Ivanivka y Adanivka bajo control ucraniano y en la que podría haber alguna posición que no aparece en los mapas en abierto o bien una concentración de tropas. Lo mismo en una zona aparentemente yerma al sur de Novomykolaivka (imagen superior).

Las zonas más activas del frente han sido un día más los ejes Lysychansk-Siversk-Sloviansk y Popasna-Bakhmut-Sloviansk. Allí se han reportado combates en las inmediaciones de Siversk, así como de Soledar, dos puntos clave. Si recordamos el informe de ayer, las cuentas más cercanas al Kremlin reclamaban haber tomado la mitad de Soledar y estar combatiendo en Siversk. No obstante, sigue sin haber ningún dato que permita confirmar ninguno de estos extremos.

En dirección a Soledar, ha aparecido un vídeo en el que se veía a tropas rusas todavía al este de Stryapivka, en una zona que se daba por hecho que controlaban desde tiempo atrás. Este parece ser el origen de las informaciones sobre la toma de la parte oriental de Soledar, a pesar de que la posición está a unos cuatro o cinco kilómetros de esta localidad. Es una distancia minúscula, pero en estas condiciones, todo un mundo. No obstante, las tropas rusas y milicianas no están quietas. Baten con su artillería las posiciones ucranianas y van situando sus efectivos en distintos puntos de las inmediaciones intentando hacerse con posiciones desde las que lanzar futuros ataques. Recordemos que la doctrina rusa implica que las unidades de reconocimiento actúan muy cerca del grueso de las fuerzas, de forma que puedan aprovechar cualquier punto débil del enemigo con rapidez. En el caso que comentamos, esta forma de actuar genera constantes confusiones sobre la verdadera posición de cada bando. En cualquier caso, a día de hoy las tropas ucranianas siguen aguantando en Soledar.

En el caso de Siversk, la situación es muy parecida. Las tropas rusas todavía no han sobrepasado, o al menos no hay documento gráfico alguno que permita afirmarlo pese a las afirmaciones de las cuentas prorrusas, Verkh’okam’yanka, al este de Siversk. Tampoco Ivano-Darivka, algo más al sur o Serebryanka, al norte y junto al cauce del Donets. Sin embargo las unidades de reconocimiento sí se han adentrado más allá de estas localidades, hasta las afueras de Siversk, siendo rechazadas. En los próximos días es posible que las cosas cambien, si los ucranianos consideran más seguro retirarse a nuevas posiciones o si los rusos logran romper sus líneas mediante una combinación de bombardeos y asaltos, pero eso todavía no ha ocurrido.

Respecto al sureste y el sur de Ucrania, la situación hoy ha sido de casi absoluta calma, salvo por los habituales bombardeos sobre diversas localidades. La única noticia de interés sería un avance ruso desde Vasylivka sobre Kam’yanja, unos kilómetros al norte de la ciudad de Donetsk, con un «éxito parcial» según los propios ucranianos, lo que quiere decir, a falta de confirmación visual, que podrían haber cruzado la carretera que va de Kashtanove hacia Konstantynivka.

Más allá del campo de batalla, han sucedido varias cosas de interés a lo largo del día. La primera, la llegada de los M270 a Ucrania, de ahí la imagen que hoy encabeza el informe. Estos, de cadenas en lugar de ruedas, cuentan con capacidad para doce cohetes con hasta 85 kilómetros de alcance, o bien para seis cohetes y un misil ATACMS o bien para dos de estos misiles. Es muy posible que sean utilizados más cerca del frente, aprovechando su movilidad táctica, haciendo fuego desde zonas más inesperadas. Ahora bien, también tienen unas servidumbres en cuanto a mantenimiento y consumo que no tienen los HIMARS. Dependerá de los ucranianos extraer todo el potencial de ambas plataformas, sacando lo mejor de cada una.

Hablando de HIMARS, persiste la duda de si realmente Rusia ha logrado destruir algunas de las unidades en servicio con Ucrania. Por el momento no hay ninguna prueba totalmente concluyente al respecto, pero sí se ha constatado que el número de ataques no ha crecido de forma proporcional al de plataformas en servicio. Ahora bien, esto también podría deberse o bien a que las municiones son limitadas y los ucranianos deban racionarlas. Otra opción es que tras perder alguna unidad, se muestren más cautos en su uso. Sea como fuere, terminaremos saliendo de dudas.

Por último, hoy se ha producido una noticia importante de cara al futuro de las Fuerzas Armadas de Ucrania, en especial de su Fuerza Aérea: los EEUU han aprobado una partida presupuestario de 100 millones de dólares destinada a «familiarizar» tanto a los pilotos ucranianos como al personal en tierra con aparatos estadounidenses. Un documento en el que se hacía referencia a las peticiones de los oficiales y pilotos ucranianos para que los EEUU suministren F-16 al país. Es decir, que han sentado la base para que en el futuro -en cualquier caso no antes de 2023 como poco-, la Fuerza Aérea ucraniana pueda sustituir los MiG-29 en servicio por aparatos occidentales. Al fin y al cabo, cada pérdida es prácticamente insustituible, ya que en los depósitos de los países amigos apenas quedan aparatos de este tipo y los que quedan son de versiones tan específicas que entregarlos podría ser una pesadilla logística.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 15 de julio de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional parece que cada día estamos más cerca de ver cómo se desbloquean los puertos ucranianos del Mar Negro, aunque no se hayan reanudado las conversaciones de paz entre Ucrania y Rusia. Todo ello mientras la Comisión Europea ha presentado una propuesta de paquete de “mantenimiento y adaptación” de las sanciones.

En otras palabras, esta propuesta tiene como fin mantener y reforzar la eficacia de los seis paquetes de sanciones adoptados hasta ahora, aunque también se han presentado una serie de nuevas medidas que deberán ser aprobadas por los Estados miembros en el Consejo.

Entre las nuevas sanciones, la prohibición a la exportación de oro ruso al tiempo que se reforzarán los controles de exportación de tecnología avanzada y de doble uso. Una medida que, como ya recogimos en informes anteriores, fue propuesta por Estados Unidos en la última cumbre del G7 a la que representantes de la UE también asistieron. De esta forma, tanto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, como el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, han insistido en que el enfoque de la UE está coordinado con el de otros socios internacionales, incluido el G7.

Adicionalmente, en el texto del nuevo paquete se reitera que las sanciones de la UE no tienen como objetivo perjudicar el comercio de productos agrícolas entre terceros países y Rusia, y se aclara el alcance de algunas sanciones financieras y económicas.

Asimismo, en el mismo comunicado han anunciado que las sanciones contra el Kremlin deberán ser aplicadas de manera más efectiva y que se extenderán hasta enero de 2023 de modo que sostienen que “Moscú debe seguir pagando un alto precio por su agresión”. Sin embargo, esta no deja de ser una cuestión controvertida pues como hemos ido recogiendo en informes e hilos anteriores, las sanciones no están teniendo todo el efecto deseado sobre Rusia y, además de haber lagunas en su implementación, no todos los países tienen la misma predisposición a la hora de aplicarlas. Por ejemplo, no todos los Estados miembros se involucran y esfuerzan por igual en la incautación y congelación de activos de individuos sancionados. De hecho, antes de ayer explicábamos en nuestro informe que de los 13.800 millones de dólares que se han logrado congelar, más de 12.000 millones provienen únicamente de cinco Estados miembros.

Como contrapartida, el presidente ruso Vladímir Putin ha firmado una ley a través de la cual intenta ayudar a los inversores rusos a deshacerse de los activos congelados. En particular, aquellos afectados tendrían derecho a solicitar a las instituciones extranjeras que hayan congelados sus activos que transfieran los derechos contables de depositario a una organización rusa.

En relación con Bielorrusia, conviene subrayar que hoy ha entrado en “default” – incumplimiento de pagos – debido al impacto que las sanciones están teniendo en el país. Esto ha ocasionado que Bielorrusia no haya podido hacer frente al pago de bonos por valor de 22,9 millones de dólares estadounidenses.

De otro lado, el impacto de las sanciones para los europeos también está siendo una cuestión controvertida. En una entrevista con Al Jazeera, el primer ministro húngaro Viktor Orban se ha expresado en los siguientes términos:

“Al principio, pensé que solo nos habíamos disparado en el pie, pero ahora está claro que la economía europea se ha disparado en los pulmones y está sin aire”.

Una vez presentadas las medidas, el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, junto con el comisario de Vecindad y Ampliado, Oliver Varhelyi, han hablado mediante videoconferencia con el primer ministro ucraniano, Denys Shymhal. Han discutido acerca de los esfuerzos “sostenidos y decididos” de la UE para apoyar a Ucrania al tiempo que Borrell le ha asegurado el “inquebrantable apoyo militar y financiero” del bloque.

En lo concerniente a la cuestión energética y a modo de adelanto, la presidenta de la Comisión Europea y la comisaria de Energía, Kadri Simson, viajarán hasta Azerbaiyán el próximo lunes para discutir sobre el fortalecimiento de la cooperación en este sector. Este encuentro está directamente relacionado con el plan energético RePowerEU y la necesidad de diversificar los proveedores de gas, más aun teniendo en cuenta la importancia que tiene el Corredor del Sur de Gas (Southern Gas Corridor). Cabe recordar que Azerbaiyán forma parte de la Asociación Oriental promovida por la Unión Europea en el marco de la Política de Vecindad.

A colación puede subrayarse que la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, en una conferencia en Bali antes de que se iniciase la reunión de los ministros de finanzas del G-20, ha defendido que “un tope de precio para el petróleo ruso es una de nuestras herramientas más poderosas para abordar el dolor que los estadounidenses y las familias de todo el mundo sienten en este momento en la gasolinera y en la tienda de comestibles”. Por tanto, el plan estadounidense -que estaría gestándose con la Unión Europea y el Reino Unido- consistiría en forzar a Rusia a vender el petróleo a precios bajos en el mercado mundial y, en consecuencia, reducir los ingresos del Kremlin.

En cuanto a reuniones, sí puede destacarse la que ha tenido lugar hoy en Praga por los ministros de Asuntos Europeos y presidida por la República Checa en el Consejo de la UE. En este encuentro informal, al que también han asistido la viceprimera ministra de Ucrania, Olha Stefanishyna, y los vicepresidentes de la Comisión, Věra Jourová, Dubravka Šuica y Maroš Šefčovič, el representante checo ha presentado las prioridades de la presidencia para los próximos seis meses. Unas prioridades que están influenciadas obligatoriamente por la invasión de rusa, a saber:

  1. Gestionar la crisis de refugiados y reconstrucción de posguerra en Ucrania
  2. Seguridad energética
  3. Reforzar las capacidades europeas de defensa y ciberseguridad
  4. Resiliencia estratégica de la economía europea
  5. Resiliencia de las instituciones democráticas

Hoy, además de discutir sobre la situación de Ucrania y las consecuencias de la guerra, han intercambiado opiniones sobre la implementación de las conclusiones de la Conferencia sobre el Futuro de Europa o la propuesta de reforma del sistema electoral del Parlamento Europeo entre otras cuestiones.

Por otro lado, continúan los esfuerzos para lograr cerrar un acuerdo entre Rusia y Ucrania con la mediación de Turquía y Naciones Unidas para desbloquear los puertos ucranianos del Mar Negro y comenzar a exportar el grano la próxima semana. El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, ha afirmado que la “Iniciativa del Mar Negro” finalizará pronto y ha ofrecido más detalles sobre la misma:

“Rusia ha propuesto medidas para garantizar el transporte de alimentos a países extranjeros, incluidos los socios rusos, para descartar el uso de cadenas de suministro para suministrar armas y equipo militar al régimen de Kiev, así como para prevenir provocaciones”.

Por su parte, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, se ha pronunciado sobre una cuestión distinta. Concretamente, ha anunciado que los primeros MLRS M270 ya han llegado a Ucrania señalando que “serán una buena compañía para los HIMARS en el campo de batalla”. Así pues, ha agradecido a los socios que los han enviado – sin ofrecer más detalles- incidiendo en que no habrá “piedad para el enemigo”. Además, ayer Reznikov también habló por teléfono con su homólogo danés, Morten Bødskov, sobre cómo fortalecer a las fuerzas armadas ucranianas con el apoyo de los Estados del noroeste.

También el ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba, ha hablado por teléfono con su homólogo italiano, Luigi Di Maio, para agradecerle a él y al equipo del primer ministro Draghi el apoyo firme a Ucrania y el liderazgo italiano en “la protección de Europa ante los desafíos económicos y de seguridad que plantea Rusia”. Esta llamada llega un día después de que en el día de ayer Mario Draghi anunciase su renuncia como primer ministro y que, posteriormente, el presidente Mattarella la rechazase.

Más importante aun resulta la llamada que Kuleba ha mantenido con su homólogo iraní, Hossein Amir Abdollahian, en mitad de las polémicas acerca de la posible ayuda que podría prestar a Ucrania y también cuando el presidente estadounidense, Joe Biden, está de visita oficial en la región. Concretamente, en su conversación telefónica el representante ucraniano ha hecho hincapié en que “Rusia no debe recibir ayuda militar de nadie” y su contraparte le aseguró que Rusia no podrá vender grano ucraniano robado en Irán.

En cuanto a ayuda suministrada, la Unión Europea ha entregado hoy más de 1.300 equipos (sin especificar) y software a la Policía Nacional de Ucrania valorados en más de 755.000 euros. Esta ayuda, enmarcada en el programa policial PRAVO financiado por la UE e implementado por la UNOPS y en colaboración con la Misión de Asesoramiento de la UE en Ucrania (EUAM Ukraine), pretende mejorar las capacidades técnicas de la Policía ucraniana en sus labores de documentación e investigación de los crímenes cometidos en su territorio.

No obstante, este programa ya estaba en marcha para ayudar a la promoción del Estado de derecho en Ucrania antes de que comenzase la invasión, si bien se ha reprogramado para brindar asistencia de emergencia. En consecuencia, está previsto que los organismos encargados de velar por el cumplimiento de la ley en Ucrania reciban medios esenciales de transporte y comunicación, así como artículos de protección personal por un valor que supera los 8 millones de euros con posterioridad al 24 de febrero.

Relacionado con el plano humanitario, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, ha insistido hoy en que más de 4,3 millones de niños ucranianos han sido obligados a dejar sus hogares, pero que a nivel global ya son 200 millones de niños los que viven en zonas de guerra. En total, según la base de datos de Naciones Unidas, más de 5,8 millones de refugiados ucranianos han sido registrados a lo largo de toda Europa.

Por último, y pese a que las circunstancias no son claras, ha trascendido la noticia de que un ciudadano británico, Paul Urey, detenido y acusado de ser un mercenario por los separatistas de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) ha fallecido. Urey, de 45 años, había sido descrito como trabajador humanitario y sin antecedentes militares. La defensora del pueblo de la autoproclamada RPD, Darya Morozova, afirma que ha fallecido a causa de enfermedades crónicas -incluida diabetes tipo 1, trastornos del sistema respiratorio y renal y enfermedades cardiovasculares- y estrés previamente diagnosticadas. Además, culpa a las autoridades británicas de haber ignorado “la oportunidad de las conversaciones sobre su regreso a casa a través de un intercambio de prisioneros de guerra” y “no enviaron los medicamentos necesarios a través del CICR”.

Be the first to comment

Leave a Reply