Guerra de Ucrania – Día 130

La última jornada de guerra hasta el momento ha seguido profundizando en las tendencias de ayer. El Estado Mayor ucraniano ha confirmado la retirada desde Lysychansk, algo que era un hecho hace ya 24 horas. Durante la misma, se han producido combates en ataques y contraataques en diferentes población en dirección a Siversk, hacia donde continúa el repliegue ucraniano. La gran duda ahora estriba en si Rusia tratará de empujar con todo contra esta línea defensiva o si, por el contrario, su apuesta se centrará en dirigirse directamente contra Sloviansk desde el noroeste.

Antes de entrar a fondo en el habitual repaso por sectores del frente, toca hablar sobre el intercambio de golpes contra objetivos en muchos casos civiles que estos días están llevando a cabo rusos y ucranianos. Si en pasadas jornadas Rusia atacaba edificios residenciales y un centro comercial, matando en total al menos a 40 personas, hoy Ucrania ha lanzado sus «Tochka-U» contra Bélgorod, algo que tampoco es del todo nuevo y que le hemos visto hacer en días pasados contra otros objetivos.

Han entrado pues en un juego de ataques y represalias que busca minar la moral del contrario, que a nuestro juicio perjudica a Ucrania y que en lugar de servir para marcar líneas rojas y desescalar, se está intensificando y que nos llevan al espinoso tema del número de misiles rusos. Si en más de una ocasión hemos compartido noticias que hacían referencia a que el número de armas de precisión de largo alcance rusas sería limitado, la que hemos compartido en el enlace anterior habla claramente de un aumento en su uso en fechas recientes. Esto tiene varias explicaciones. La primera, por el tipo de armas empleadas, es que Rusia está recurriendo cada vez más a modelos más antiguos. La segunda, que en cuatro meses de guerra han tenido tiempo de aumentar el ritmo de producción. La tercera, más dudosa, que haya estado empleando parte de las reservas para uso en caso de guerra regional o a gran escala.

Pasando ya a lo ocurrido sobre el terreno, iniciamos el repaso como cada día por el sector más septentrional del frente. En este caso, en Bélgorod, en territorio ruso y tal y como hemos dicho, ha tenido lugar un ataque ucraniano con misiles balísticos Tochka-U que se ha cobrado la vida de al menos cuatro personas. Por su parte, en Kholodna Hora, barrio de Járkov, ha tenido lugar un bombardeo ruso sin que por el momento se hayan reportado víctimas. Las posiciones continúan estáticas en la zona, mientras siguen los rumores acerca de futuros movimientos rusos en esta zona, sin que por el momento lleguen a concretarse.

En el eje Izium-Sloviansk, por su parte, la tónica ha sido la de los días previos, con bombardeos artilleros rusos sobre Dibrovne, Mazanivka, Krasnopillia, Sukha Kamianka, Virnopillia y Mayaky. La novedad en este sentido la han constituido los ataques directos sobre Sloviansk, en donde han muerto seis personas, y sobre Kramatorsk, en donde se han reportado varias explosiones. También un intento de asalto ruso sobre Dolyna desde Pasika que se ha saldado sin éxito y que sugiere que Rusia ha acumulado refuerzos en la zona y que podría estar comenzando a emplearlos.

En la zona de Lysychansk, han continuado un día más los avances rusos, mientras los ucranianos completan su retirada hacia Siversk. La imagen sobre estas líneas, que hemos editado para ilustrar la situación, muestra los ataques rusos sobre las posiciones ucranianas y las líneas de avance que grosso modo han seguido. También, como hemos señalado en informes anteriores y aquí hemos marcado en verde, los incendios masivos y constantes en Dibrova, Kuzmyne y Pshenychne, por donde pasan las líneas de suministros rusas, lo que indica una acción recurrente de la artillería ucraniana.

De cara a las próximas jornadas, lo que se espera es que Rusia y sus aliados continúen tomando una a una las localidades entre Lysychansk y la línea defensiva ucraniana que va de Siversk a Bakhmut. Por supuesto, esa es la teoría, porque realmente no sabemos exactamente dónde ha situado Ucrania esa línea imaginaria, que no tiene por qué estar exactamente en la misma Siversk (que sí cuenta con posiciones defensivas como la de la siguiente imagen) y por tanto totalmente pegada a la carretera T0513, sino que podría aprovechar puntos propicios en las localidades vecinas.

Es pues de esperar ataques y contraataques en algunas de estas poblaciones a la espera de comprobar que efectivamente la nueva línea ucraniana puede resistir el embate ruso. Además no sólo al norte, en Siversk, sino a lo largo de toda la línea. No olvidemos que pese a quedar eclipsada por la situación en Severodonetsk y Lysychansk de las últimas semanas, se ha venido combatiendo también al sur de esta línea e incluso es posible que en estos días los rusos hayan tomado el control de alguna pequeña localidad como Klynove, al ESE de Bakhmut.

Más al sur, además de bombardeos en la zona de Svitlodarsk, en donde los ucranianos siguen resistiendo en la central energética, se han producido también intercambios artilleros en los alrededores de Avdiivka. Además, acompañados de un intento ruso de asaltar las posiciones ucranianas en Spartak, al sureste de la localidad anterior. La actividad en la zona ha debido ser mucho más intensa de lo habitual -lo que no es poco-, pues se ha informado de varias salidas de la aviación ucraniana, que también habría actuado hoy en Zaporiyia y Nikolayev.

Precisamente en Zaporiyia se han producido algunos de los hechos más destacables del día de hoy. Por una parte, los partisanos ucranianos o bien unidades de Operaciones Especiales infiltradas tras las líneas rusas habrían llevado a cabo dos ataques sobre sendos trenes, que se sumarían al efectuado con lanzacohetes de hace unas horas. Como resultado, uno de ellos habría descarrilado y el otro habría resultado afectado por el ataque con cohetes sobre Melitopol.

Este último ha sido otro de los hechos notables de la jornada y sigue la línea de los ataques sobre los segundos y terceros escalones rusos por parte de Ucrania de estos últimos días. Hablamos de un ataque con cohetes sobre diversos objetivos en la base aérea y zonas anexas. Según algunas fuentes, habrían sido incluso una treintena de cohetes, aunque esto último no parece del todo probable. Aun así, el ataque ha sido de entidad, hasta el punto de que casi automáticamente FIRMS ha permitido comprobar las zonas en la que los cohetes habrían caído, al menos de forma bastante aproximada, tal y como se ve en la siguiente captura.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Las tropas rusas han tomado Bilohorivka,.
  • Óblast de Donetsk: Las tropas rusas habrían tomado Klynove.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 3 de julio de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La jornada de hoy también ha presentado baja actividad a nivel institucional aunque debemos comenzar esta sección haciendo referencia a las declaraciones del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

El portavoz presidencial defendía hoy que Occidente está apostando claramente por continuar la guerra, aunque se ha mostrado convencido de que tarde o temprano prevalecerá el sentido común. Así, afirmaba para la cadena Rossiya-1:

“Ahora es el momento en que los países occidentales apuestan por la continuación de la guerra. Esto significa que continúa el momento en que los países occidentales, bajo el liderazgo de Washington, no permiten que los ucranianos piensen o hablen sobre la paz.”

Asimismo, enfatizaba que antes de reanudar el proceso de negociaciones Kiev tendrá que “comprender una vez más las condiciones de Moscú”.

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, escribía hoy que el impacto significativo y creciente no llevarán a Vladímir Putin a cambiar sus cálculos estratégicos en un futuro inmediato. En esta línea, considera que las acciones del líder ruso no están guiadas primordialmente por la lógica económica y que “al obligarlo a elegir entre la mantequilla o los cañones, las sanciones lo encierran en un círculo vicioso que se va estrechando poco a poco”.

Sin embargo, pese a ser domingo, también ha habido reuniones. El presidente Zelenski se ha reunido con el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, en Kiev. Esta visita además es significativa porque es la primera vez que un primer ministro australiano visita la capital ucraniana desde que ambos países establecieron relaciones. Australia ha sido otro de los países que ha brindado asistencia a Ucrania desde que comenzó la invasión y se posicionó en contra de las acciones de Rusia también alineándose con las sanciones de la Unión Europea.

En particular, Zelenski agradeció los vehículos blindados Bushmaster que les habían suministrado, así como otro tipo de ayuda. Además, durante su encuentro Albanese confirmó que su país enviará otro paquete adicional de “asistencia mejorada”. Este nuevo paquete de ayuda militar incluiría 14 APC y 20 Bushmaster más así como equipo militar adicional (sin especificar) y drones, lo que supondría un desembolso de aproximadamente 68 millones de dólares estadounidenses para el gobierno australiano.

Asimismo, el primer ministro adelantaba que Australia está dispuesta a unirse a las investigaciones internacionales sobre los crímenes de guerra de Rusia contra Ucrania, pero también a imponer sanciones financieras adicionales y prohibiciones de viaje a otros 16 funcionarios y oligarcas rusos. Del mismo modo, subrayaba que prohibirán la importación de oro ruso “para reducir la capacidad de Rusia para financiar esta guerra”. Esta última medida surgió en la última cumbre de G7 el pasado 27 de junio.

Sobre las sanciones el presidente Zelenski ha vuelto a insistir en la necesidad de compensar los daños causados por la invasión a expensas de los fondos y activos de ciudadanos rusos cercanos al presidente Putin incautados en el extranjero.

Otro de los temas que hemos venido abordando en reportes anteriores, son las negociaciones sobre las garantías de seguridad para Ucrania una vez cese el conflicto. Hoy el canciller Olaf Scholz ha afirmado que Alemania está discutiendo con “amigos cercanos” las garantías de seguridad que pueden dar a Ucrania, si bien subraya que no serán las mismas que para un miembro de la OTAN. Sobre las cuestiones de seguridad y asistencia a Ucrania para resistir la agresión rusa también han discutido hoy la viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar, con la ministra de Defensa checa, Jana Černochová.

Por último, en lo que concierne a la cuestión alimentaria, el embajador de Ucrania en Turquía ha comunicado que las autoridades aduaneras turcas han detenido el carguero Zhibek Zholy de bandera rusa que transportaba grano ucraniano robado. Esta no es la primera acusación que lanzan las autoridades ucranianas contra Rusia, aunque el Kremlin ha venido negando tales actos y utilizando los alimentos como arma diplomática.

Be the first to comment

Leave a Reply