Guerra de Ucrania – Día 120

Las últimas 24 horas han sido quizá las más intensas desde los primeros días de invasión, dada la rapidez con las que las noticias sobre posibles avances, embolsamientos, capturas de prisioneros o cortes de líneas de suministros se sucedían. La niebla de la guerra, más que nunca, afecta hoy a la zona de Severodonetsk-Lysychansk, siendo difícil determinar el alcance de los avances rusos, pero también la magnitud de la retirada ucraniana. Lo que sí podemos confirmar es que tanto Hirske como Zolote, después de ser rodeadas durante la noche y la mañana, han caído en poder ruso. Sin embargo, no hay prueba alguna que haga pensar que con las localidades haya sido apresado un número significativo de prisioneros o de material, en un día en el que el Consejo Europeo ha respaldado la concesión a Ucrania del estatus de candidato a entrar en la UE.

Antes de pasar de lleno a lo ocurrido en la zona de Severodonetsk-Lysychansk, es obligado hablar de la zona de Járkov y de la de Izium-Limán-Sloviansk. En la primera, apenas se han reportado más que bombardeos y ataques con misiles. Concretamente al norte y este de Járkov se habrían atacado hasta media docena de objetivos por parte rusa, en la mayor parte de los casos infraestructuras civiles. En la segunda, han continuado los bombardeos ya casi rutinarios sobre localidades como Bohorodychne, Adamivka, Dibrovne, Kurulka, Petrivske, Virnopillia o Mazanivka, en preparación de los futuros intentos de avance en dirección a Sloviansk. No obstante, en ninguna de las dos zonas se han reportado movimientos de ningún tipo.

No ha sido así en la zona entre Severodonetsk-Lysychansk y Popasna, en donde desde primera hora de la mañana llegaban rumores relativos a cómo las tropas rusas y aliadas habrían logrado completar el cerco sobre Hirske y Zolote, aunque las pruebas tardarían todavía algunas horas en llegar tanto para una como para otra. Como es habitual en estos casos, mientras las fuentes más cercanas a Moscú hablaban no ya de cerco, sino de miles de prisioneros y de combates en partes de Lysychansk, las más cercanas a Ucrania hablaban de «defensa heroica» en Zolote, de retirada ordenada desde días atrás y de «situación difícil». Lo complicado pasa por determinar el grado de verdad en unas declaraciones y otras, máxime cuando -dejando de lado los propagandistas-, ambos pueden tener cierta parte de razón mientras ven un mismo problema o situación desde perspectivas distintas.

Volviendo sobre el terreno, las primeras noticias hablaban de la posible llegada de las tropas rusas a Loskutivka y a Rai-Oleksandrivka, dando algunas fuentes por hecho el embolsamiento y dejando otros en el aire este extremo, algo que posteriormente sería confirmado por los propios ucranianos. En cualquier caso, ya desde ayer a última hora de la noche parecía claro que era cuestión de horas, algo que se ha confirmado finalmente a media mañana. Ahora bien, el embolsamiento sólo era una parte del problema.

Situación en Hirske y Zolote, completamente embolsadas por las tropas rusas. Fuente – Suriyak.

Lo verdaderamente importante radicaba en saber qué había dentro de esa bolsa, más allá de unos kilómetros cuadrados de terreno y unos cuantos centenares de viviendas, comercios, etc. Aquí es donde se producían las mayores diferencias en cuanto a la magnitud de lo alcanzado, sosteniendo unos que varios miles de militares ucranianos habrían caído prisioneros, mientras que los otros aseguraban que el repliegue que se venía ejecutando desde finales de la pasada semana, había sido un éxito.

Lo cierto es que hasta el momento las ausencia de pruebas sobre capturas hace pensar que los ucranianos habrían logrado evacuar la mayor parte del material y de los uniformados a posiciones más cercanas a Artemivsk (Bakhmut). De hecho, todo indica que han dejado fuerzas pantalla, compuestas por elementos de las Fuerzas de Defensa del Territorio mientras todo lo que fuesen soldados regulares, armamento y especialmente material pesado, ha sido saliendo no desde el viernes, sino probablemente desde bastante antes. A partir de ahí, los milicianos una vez las tropas rusas se vayan o se hayan ido acercando a sus posiciones tienen ante sí varias opciones, seguramente ninguna de ellas buena, desde entregarse a intentar camuflarse con la población o incluso a dispersarse e intentar llegar a zonas controladas por Ucrania aprovechando el conocimiento del terreno. Lo que es evidente es que al menos unos cuantos centenares de hombres -pero ni mucho menos un millar- han tenido que quedar en la zona para ralentizar el avance ruso hasta que ya no había defensa posible.

De hecho, hay argumentos para pensar que la retirada ucraniana ha sido bastante exitosa, pues aunque ya hemos publicado imágenes geolocalizadas de la entrada de las tropas rusas y milicianas tanto en Hirske como en Zolote, por el momento no sólo no hay largas columnas de prisioneros (recordemos las escenas de Azovstal), sino que tampoco hay imágenes de un número acorde de carros de combate, blindados, lanzacohetes u obuses destruidos, como cabría esperar de haberse producido un verdadero embolsamiento. Es más, las imágenes que han llegado de tropas rusas entrando en ambas localidades, eran en todos los casos de infantería ligera avanzando a pie, lo que da a entender que no ha habido combates de consideración, aunque tengan por delante cierta tarea de «limpieza» y de consolidación, pues tendrán que neutralizar posibles focos aislados de resistencia.

Más allá de Hirske y Zolote, en dirección a Lysychansk se ha llegado a hablar de la toma de Berestove, de la de Topolivka y de la de Bila Hora. Sin embargo no hay pruebas de nada de esto. Más bien al contrario, la posición más avanzada que hemos logrado localizar sería una fotografía en la que se ve de fondo la refinería de Verkhn’okam’yamka. No obstante, es más que previsible que no tarden en llegar a Lysychansk, lo que plantea la duda acerca de la posición que finalmente tomará el Estado Mayor Ucraniano acerca de esta ciudad y de Severodonetsk, ahora que las vías de suministro están cortadas o, cuando menos, al alcance de la artillería rusa.

Algunos de los principales cruces y puntos de paso obligado entre Lysychansk y el resto del territorio controlado por Ucrania están al alcance de la artillería rusa y miliciana.

Decimos esto, porque es evidente que desde hace más de un mes se viene discutiendo en el seno del Estado Mayor ucraniano la posibilidad de abandonar la estrategia de defensa a ultranza, por más que cause una enorme atrición a Rusia, en favor de una defensa más móvil y de la retirada a una línea de defensa más lógica. De hecho, quien haya seguido nuestros reportes recordará que hace semanas informamos sobre cómo la decisión parecía tomada y, seguramente debido a la presión política, finalmente se optó por resistir en Severodonetsk a toda costa.

Por supuesto, los argumentos eran válidos, ya que a falta de una fuerza de maniobra, Ucrania debía fijarse al terreno con la infantería ligera y causar al enemigo el mayor desgaste posible buscando el punto de ruptura. Además, resulta evidente que el terreno perdido difícilmente se va a recuperar, ya que Rusia sigue teniendo en su mano congelar el conflicto por diferentes vías.

No obstante, no era la única posición en liza. Hoy el Jefe del Estado Mayor ucraniano, aunque no es habitual que ocurra, se ha pronunciado públicamente a favor de una defensa elástica y de la retirada a una línea más homogénea y defendible, a la vez que ha explicado que la superioridad de fuegos está del lado ruso, algo de todos conocido.

Lo que queda pues es intentar entender cuáles serán los próximos pasos ucranianos teniendo en cuenta que: 1) Hay defensores atrapados en Severodonetsk, Syrotyne –en donde hoy se habrían producido fuertes combates– y Borivske, además de cientos de civiles en Azot; 2) Siguen siendo miles los habitantes de Lysychansk y otras localidades que permanecen en sus casas; 3) Las principales vías de comunicación con Artemivks (Bakhmut) y Sloviansk-Kramatorks están amenazadas o cortadas y; 4) La fuerza de maniobra ucraniana es limitada en número y medios. Una posibilidad que venimos planteando desde tiempo atrás es la que podéis encontrar en el mapa bajo estas líneas.

De hecho, parece que es por la que ha optado Ucrania, pues hay testimonios -a tomar con cautela- que afirman que se ha movido mucho material pesado en dirección a Artemivks. Por supuesto. Sloviansk-Kramatorsk no son prescindibles. No sin lucha previa. De ahí que volvamos a inclinarnos por una línea de este tipo, lo más homogénea posible y que permita a Ucrania beneficiarse de líneas logísticas más seguras -e incluso cortas-.

Por supuesto, nada de esto implica que los ucranianos vayan a retirarse de forma inmediata de toda la zona retrocediendo hasta la línea azul, pues las luchas en Severodonetsk y especialmente en Lysychansk podrían extenderse durante días o incluso semanas. Esto, además de desgastar todavía más a una Rusia que se está viendo obligada a recibir material de Bielorrusia, en el peor de los casos daría a Ucrania tiempo para reorganizarse, regenerar unidades y seguir introduciendo en servicio material nuevo como los HIMARS, ya en su territorio, a los que parece que se unirán más unidades de las previstas. Sí quiere decir que harán lo posible por salvar lo mejor de su material y de sus militares en lugar de malgastarlos en la defensa de posiciones cada vez más insostenibles, por dolorosa que sea la decisión.

En el caso ruso, los avances necesitarán de consolidación y de un importante adelanto de sus líneas logísticas, con la creación de nuevos depósitos avanzados, la acumulación de municiones, recambios, etcétera, antes de poder considerar un asalto a Artemivsk o Kramatorsk desde el este, todo lo cual también requerirá de unas cuantas jornadas. Todo mientras siguen tratando de conquistar Severodonetsk y Lysychansk, así como las villas que no obran en su poder.

Posible situación en la zona. En rojo los puntos controlados por las tropas rusas. El círculo mayor corresponde a Hirske-Zolote. Fuente – @WarMonitor3.

Fuera de esta zona, también se han producido combates, tanto en la zona de Velyka Novosilka, donde hace tiempo que no tenemos noticias de intentos de asalto rusos o milicianos, como en la de Oleksandrivka. En Jersón por su parte hoy no se han producido novedades reseñables más allá de algunos bombardeos en dirección a Krivói Rog.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Las tropas rusas han tomado en las últimas horas Novoivanivka, Rai-Oleksandrivka, Loskutivka y Nikolaevka, así como Hirske y Zolote (aunque puedan quedar focos de resistencia aislados).
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 23 de junio de 2022. Téngase en cuenta que a la hora en la que fue realizado, no se había confirmado el cerco de Hirske y Zolote, aunque ya se adivinaba, tal y como se refleja. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel diplomático e institucional la noticia del día y, además histórica, es que el Consejo Europeo ha respaldado la posición de la Comisión Europea y ha concedido a Ucrania y Moldavia el estatuto de candidato oficial a la membresía de la UE. Los líderes de los 27 comenzaron su reunión esta tarde, si bien el propio presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en su declaración de esta mañana ya se mostraba confiado en que hoy finalmente resuelvan esta cuestión. Asimismo, se muestra seguro en que se logrará enunciar la perspectiva europea “clara y sólida” tanto para Ucrania y Moldavia, como para Georgia. La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, que ha asistido como invitada la Cumbre, ha dejado claro que la concesión de este estatus es la mejor decisión que la UE puede tomar y que la coloca en el lado correcto de la historia.

De la misma manera, no debe pasarse por alto -y como ya anticipamos ayer-que con carácter previo al inicio de la Cumbre había programada una reunión con los dirigentes de los Balcanes Occidentales. En este encuentro estaba previsto debatir los avances en el proceso de integración en la UE y los retos derivados de la agresión de Rusia contra Ucrania. Conviene recordar que actualmente Albania, Macedonia del Norte, Montenegro y Serbia son candidatos oficiales, mientras que Bosnia y Herzegovina, y Kosovo son candidatos potenciales.

A su llegada a la cumbre UE-Balcanes Occidentales, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, subrayaba que hoy deberían lanzar las negociaciones de adhesión con Albania y Macedonia del Norte (el siguiente paso tras la concesión del estatus de candidato oficial) y que no podía ocultar su decepción. Sentimiento ocasionado por el problema que supone la unanimidad en la toma de decisiones en la Política Exterior y de Seguridad Común. En particular, el Alto Representante, ha apuntado al Parlamento de Bulgaria como el principal obstáculo a sortear señalando que “hoy no es un buen día”.

Además, en relación con la unanimidad y la posibilidad de que más socios pasen a formar parte de la Unión afirmaba: “Cuantos más seamos, más tenemos que abandonar la unanimidad. Cuantos más seamos, más difícil será llegar a un acuerdo por unanimidad. Por lo tanto, también tenemos que pensar en nuestros métodos de trabajo”. Esta es una de las cuestiones que han sido propuestas en la Conferencia sobre el Futuro de Europa y sobre la que los líderes deberán debatir. Posición también que comparte el canciller alemán Olaf Scholz al señalar que una UE ampliada requerirá que se tomen más decisiones por mayoría que por unanimidad, y que esto limitaría el potencial de Hungría y el de Serbia en un futuro para obstaculizar la agenda europea.

Otra noticia es el acuerdo logrado en el Diálogo entre Serbia y Kosovo para lidiar con la problemática energética en la práctica. Remarcar también que este ha venido siendo un proceso en el que la Unión Europea ha ejercido de mediadora.

A su llegada al Consejo Europeo además de estas cuestiones anteriormente mencionadas ponía de relieve la importancia de discutir sobre el impacto de la guerra, especialmente los precios de los alimentos y la escasez de estos y, en consecuencia, sobre la urgencia de desbloquear los puertos ucranianos.

Por otro lado, ha aclarado que no hay un bloqueo en Kaliningrado y que la administración de Lituania está implementando las directrices de la Comisión Europea de conformidad con las sanciones adoptadas al tiempo que se trata de evitar que estas se eluden.

En cuanto a la cuestión energética, Alemania ha activado la segunda etapa de su plan de gas de emergencia articulado en tres fases en respuesta a las reducciones que Rusia está llevando a cabo en toda Europa. El ministro de Economía, Robert Habeck, trasladó a los periodistas que la situación es grave donde “el gas es ahora un bien escaso en Alemania” y que llegará el invierno. Además, se ha mostrado tajante al respecto:

“No debemos engañarnos: cortar el suministro de gas es un ataque económico contra nosotros por parte de Putin. Es claramente la estrategia de Putin para crear inseguridad, hacer subir los precios y dividirnos como sociedad”.

El presidente ruso por su parte hoy en la 14ª Cumbre BRICS ha pedido a los líderes de Brasil, India, China y Sudáfrica que cooperen frente a las “acciones egoístas de Occidente”. Ha hecho hincapié en que considera que los estados occidentales estaban empleando “mecanismos financieros” con el fin de “desviar sus propios errores en la política macroeconómica hacia todo el mundo”. A esto añadía:

«Estamos convencidos de que ahora, más que nunca, se necesita el liderazgo de los países BRICS para desarrollar un curso positivo y unificador hacia la formación de un sistema verdaderamente multipolar de relaciones intergubernamentales».

El anfitrión de la cumbre este año, el presidente de China Xi Jinping ha hecho un llamamiento a los otros países BRICS:

“Debemos abandonar la mentalidad de la Guerra Fría y bloquear la confrontación y oponernos a las sanciones unilaterales y al abuso de las sanciones». (…) La recuperación económica mundial sigue siendo un proceso tortuoso, mientras que la paz y la seguridad se convierten en problemas más destacados”.

En la Declaración de Beijing, resultante de la Cumbre, los dirigentes han puesto de manifiesto su apoyo a las conversaciones entre Moscú y Kiev, los esfuerzos de las Naciones Unidas y Cruz Roja en Ucrania, abogaron por un mundo sin armas nucleares y han pedido que los países desarrollados ejerzan “políticas económicas responsables, mientras gestionan los efectos indirectos de las políticas”. Asimismo, han reafirmado su “respecto a la soberanía e integridad territorial de todos los Estados” al tiempo que han reconocido que deben estrechar la cooperación en divisas y se oponen a las barreras comerciales “verdes” previstas para abordar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Por otro lado, se espera además que en las próximas horas Estados Unidos anuncie un nuevo paquete de ayuda militar por valor de 450 millones de dólares en el que estaría previsto el suministro de HIMARS adicionales, así como munición para estos sistemas. Este anuncio se produciría tan solo una semana después de que la Casa Blanca anunciase ayuda militar adicional por valor de 1.000 millones de dólares. Mientras nos encontramos a la espera de que se produzca finalmente este anuncio, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, ha anunciado que ya han recibido los HIMARS que Estados Unidos había enviado. Así, ha agradecido a su contraparte estadounidense por la ayuda y subraya que será “un verano caliente para los ocupantes rusos”.

En otro orden de cosas, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha puesto de manifiesto que más de 152 enclaves históricos y culturales han sido parcial o totalmente destruidos en Ucrania desde el 24 de febrero. Entre estos figuran 70 edificios religiosos, 30 edificios históricos, 18 centros culturales, 15 monumentos, 12 museos y 7 bibliotecas. Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, ha remarcado que “el patrimonio cultural, en todas sus formas, no puede ser considerado un objetivo”.

Por último, hoy ha sido la empresa estadounidense de ropa deportiva Nike la que ha anunciado su decisión de abandonar por completo el mercado ruso uniéndose así a otras conocidas marcas occidentales. No obstante, la empresa suspendió sus operaciones hace tres meses.

2 Comments

  1. Una vez más, mi más sincero agradecimiento por el enorme trabajo que estáis haciendo con este informe diario de la situación de la guerra., que supone un esfuerzo titánico. Gracias!!!!

Leave a Reply