Guerra de Ucrania – Día 116

Las últimas 24 horas de guerra han visto intensos combates en zonas cercanas a Severodonetsk, así como en la propia ciudad. También al sureste de la misma, en Toshkivka, se han producido importantes enfrentamientos, lo mismo que en el sur, en donde Ucrania parece, pese a los problemas para explotar cualquier ruptura, cada vez más en posición de poner en un serio aprieto a Rusia, siempre que sean capaces de sacar partido al material que esperan recibir en las próximas semanas.

Un día más, se han vivido intensos duelos artilleros en la región de Járkov, especialmente al norte de la ciudad del mismo nombre. Desde el Ministerio de Defensa de Ucrania han insistido en que Rusia estaría tratando de hacer de esta ciudad, nuevamente, «primera línea del frente», algo que no parece del todo creíble. Como hemos explicado en varias ocasiones, Rusia se mantiene a la defensiva en esta óblast y lo que realmente pretende no es amenazar esta ciudad, ni ganar terreno per se, sino proteger sus líneas de suministros manteniendo en lo posible a los ucranianos alejados de Bélgorod.

De hecho, si atendemos a lo que nos dice FIRMS, vemos cómo en las últimas horas los ucranianos han atacado esta última ciudad (los dos puntos rojos al norte de la imagen), mientras que no habrían recibido ataques directos sobre el centro de Járkov. Lo que no quita para que hayan recibido el impacto de misiles en una refinería cercana, algo que relatamos ayer y bombardeos sobre la aldea de Nove (punto rojo al sur). Por tanto, tiene cierta lógica que Rusia intente lanzar ofensivas y recapturar algunas posiciones si eso le permite alejar aunque sea ligeramente a la artillería ucraniana de su propio territorio.

Más hacia el sureste, en el eje Izium-Sloviansk, hoy no se han relatado movimientos. Sí enfrentamientos, en lugares como Bohorodychne, una vez más, incluyendo vídeos de la artillería ucraniana en acción. También ha aparecido un vídeo de la propia localidad de Izium, bajo control ruso y muy castigada por los bombardeos ucranianos en las últimas semanas y, antes de ello, por los bombardeos rusos al inicio del conflicto. Por supuesto, también se han producido los ya habituales bombardeos sobre localidades como la propia Bohorodychne, Vernopillia, Divrovne, Dolina o Kurulka.

Un día más, ha sido la zona de Severodonetsk-Lysychansk el epicentro mediático de la guerra. Cerca de esta ciudad las tropas rusas estarían luchando por algunas partes de Met’olkine, según algunas fuentes. Sin embargo, son más las que consideran que dicha localidad está firmemente bajo poder ruso, por lo que es posible que los combates sean más bien hostigamientos ucranianos desde Syrotyne aprovechando las posibilidades que ofrecen los bosques que separan ambas poblaciones.

En Toshkivka se habría vivido un nuevo intento de asalto ruso con fuerzas considerables, que algunos autores cifran en el equivalente a 1,5 BTGs. Tras varios éxitos iniciales, las tropas rusas habrían sido rechazadas por acción de la artillería ucraniana. Es posible, no obstante, que hayan llegado hasta posiciones bastante céntricas, incluso hasta la posición defensiva que podéis encontrar en la siguiente imagen y que está en mitad de la localidad.

De hecho, en uno de los vídeos aparecidos recientemente, se ve puede ver un vehículo de la autoproclamada República Popular de Lugansk moviéndose por la zona oriental de Toshkivka y pasando por algunos puntos reconocibles de la localidad, como la iglesia de Khram, muy cerca de la posición defensiva que podéis ver en la siguiente imagen.

Respecto a la zona de Popasna, hoy tampoco se han producido noticias que vayan más allá de los intercambios artilleros y de los intentos rusos recurrentes por seguir rodeando Zolote e Hirske, así como por llegar a la T1302 sea en Soledar o sea en Bilohorivka. Curiosamente, lo que parecía cosa hecha hace un mes, ha seguido siendo un imposible para las tropas rusas pese a la acumulación de medios de las últimas fechas, aunque también es cierto que carecemos de datos del daño que su artillería esté pudiendo hacer al tránsito ucraniano por esta vía.

Tal y como avanzamos ayer, hoy vamos a dedicar algo más de espacio del habitual a la situación en el sur de Ucrania. Allí son cada vez son más los indicios que, incluso sin avances, dan por consolidada la cabeza de puente de Davydiv Brid, algo en duda hasta hace pocos días. Además, incluso en canales rusos se habla de movimientos de tropas destinados a reforzar la zona, lo que supone un reconocimiento implícito de la progresión ucraniana en esta zona. Recordemos que desde esta localidad y a través de la carretera T2207 hay un eje de avance claro sin obstáculos físicos hasta Verislav y Vesele, siendo esta última población un punto absolutamente estratégico al controla el acceso a la presa sobre el Dniéper.

Posible línea de frente al sur de Ucrania. Autor – @DefMon3.

Dicha presa, que seguramente ni unos ni otros estén dispuestos a volar dado el desastre que podría ocasionar, es en todo el sur el único punto de paso que permanecería en pie incluso aunque el resto de puentes hubiesen sido derribados. También un punto de paso obligado tanto para un hipotético repliegue ruso al sur del Dniéper, como para el envío de refuerzos. Es decir, que por fuerza tendrían que hacer pasar por ahí todos los vehículos, uniformados y suministros necesarios para sostener el frente o, en su caso, para abandonarlo.

Es aquí en donde los MLRS cobrarían una importancia crucial, ya que permitirían a Ucrania batir áreas con gran precisión, pudiendo golpear cualquier acumulación de tropas y vehículos a un lado u otro de la pared de la presa. Tal y como puede apreciarse en la siguiente imagen, en la que hemos marcado el alcance de los cohetes suministrados a Ucrania, optando por una cifra (muy conservadora) de 70 kilómetros y desde las localidades de Davydiv Brid (este) y Kyselivka (oeste), ambas en poder de Ucrania a día de hoy.

Precisamente desde esta última -y desde bastante más al norte en realidad- se podría atacar tanto Jersón como el puente de Antonivka, el otro punto de paso entre ambas orillas del Dniéper en la zona y que, quienes nos sigan desde hace tiempo, recordarán que posiblemente fuese en su día minado por los rusos, en previsión de una retirada.

De hecho, tal y como los lectores pueden comprobar en la siguiente captura, en la que hemos marcado la distancia entre Kyselivka y dicho puente, esta asciende apenas a unos 28 kilómetros, lo que lo deja al alcance de la artillería de tubo ucraniana, capaz con las municiones suministradas por Occidente de superar de largo esa distancia y además con notable precisión, tal y como hemos podido ver estas últimas semanas en múltiples vídeos.

Si los ucranianos lograsen derribar el puente, dejarían a las tropas rusas en una situación precaria, dependientes de la presa de Vesele para sus suministros, además de aviones y helicópteros hacia Jersón, cuyo aeropuerto podría ser castigado prácticamente a voluntad.

Más allá de esto, dado que la contraofensiva ucraniana está logrando acercarse ya a muy pocos kilómetros de Jersón, se abre aquí un interesante -dentro de lo dramática de la situación- interrogante: ¿Cómo gestionaría Ucrania la lucha por la ciudad? Hasta el momento ha recuperado muchas localidades, pero o bien eran muy pequeñas y habían sido en su mayoría evacuadas, o bien lo hicieron sin luchar, ya que Rusia las había abandonado previamente.

En el caso de Jersón, hablamos de una ciudad que antes de la guerra tenía casi 300.000 habitantes -similar a Mariúpol-, que cuenta con una intrincada disposición, con numerosos edificios altos y con formas complejas, tan habituales en la arquitectura soviética (ver imagen) y que Rusia no parece dispuesta a abandonar sin luchar, dadas las medidas que está tomando, desde concesión de nacionalidades a sustitución de canales de televisión, redes de telecomunicaciones e incluso moneda.

Además, Rusia tiene otras buenas razones para no ceder la ciudad sin lucha, empezando por la propaganda. Cada bombardeo sobre Jersón y cada civil muerto será utilizado por los mecanismos de propaganda del Kremlin para hacer dudar a la opinión pública sobre la moralidad ucraniana y para vender el relato de la falta de humanidad de los políticos de Kiev, restando así apoyos a Zelenski, algo perfectamente comprensible si atendemos a sus intereses. Así pues, la forma en que el Estado Mayor y los dirigentes ucranianos enfoquen el problema tendrá efectos directos sobre las posibilidades militares.

Posibilidades que pasan además por ser capaces de mantener el ritmo de suministros necesarios para asediar una ciudad de semejante tamaño, de reunir los hombres y medios necesario para realizar un bloqueo efectivo y por contar con el entrenamiento y práctica suficiente en combate urbano ofensivo, uno de los escenarios más complejos que existen.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 19 de junio de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Un día más el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski ha vuelto a sostener que Ucrania recuperará todo lo que es suyo y que no cederá el sur a nadie, tras reconocer que las pérdidas en esta zona, que visitó ayer, son significativas, con muchas casas destruidas, la logística civil interrumpida y múltiples problemas sociales.

Sin salir de Ucrania, hoy el parlamento ucraniano ha aprobado una ley que prohíbe la reproducción de música rusa en los medios de comunicación o en espacios públicos. El texto prohíbe además la importación y distribución de libros y publicaciones de Rusia y Bielorrusia a Ucrania, una medida seguramente equivocada que alimentará la retórica del Kremlin acerca de la persecución de los rusoparlantes en el país.

Un día más, el tema energético vuelve a la palestra. Hoy el ministro de Economía de Alemania ha anunciado que este país limitará el uso de gas natural para la producción de electricidad en medio de las preocupaciones sobre la posible escasez causada por un corte en los suministros de Rusia. Robert Habeck dijo que Alemania intentará compensar la medida aumentando la quema de carbón, un combustible fósil más contaminante. Por supuesto, es complicado que esto, por sí solo, logre solucionar el problema al que se enfrenta el país, aunque se integra dentro de un abanico de medidas más amplio que incluye la instalación de cuatro plantas flotantes de Gas Natural Licuado (GNL), entre otras cosas.

Sea como fuere, esta decisión se entiende mejor atendiendo a las declaraciones del canciller alemán, Olaf Scholz, quien ha dicho recientemente durante una entrevista que un «intento de reconciliación nunca puede estar mal, y tampoco un intento de llevarse bien pacíficamente (con Rusia)» mientras reconocía, por otra parte, que su predecesora Angela Merkel cometió un error al confiar demasiado en los suministros de energía rusos sin construir la infraestructura necesaria para disminuir su dependencia de Moscú. (Curioso que nadie haga referencia a Schröder…).

Si hay un tema polémico desde el comienzo de la guerra, es el de la censura a determinados medios rusos en la Unión Europea y en algunos países afines. Hoy ha sido el turno de Moldavia, cuya presidenta, Maia Sandu ha firmado una ley que prohíbe la transmisión de programas de noticias desde Rusia para contrarrestar la propaganda rusa. La ley entrará en vigor la próxima semana.

Relacionado también con la penetración del relato ruso en ciertos estados, en las últimas horas ha saltado el escándalo en Italia. Allí el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha acusado a su propio partido, el Movimiento 5 Estrellas, de estar socavando los esfuerzos del gobierno para apoyar a Ucrania, debilitando de paso la posición de Roma dentro de la Unión Europea. Esta misma tarde se está produciendo una reunión de miembros de este partido para considerar la posición de Di Maio.

Saltando hasta el Reino Unido, hoy han cobrado protagonismo las declaraciones del general Sir Patrick Sanders, quien asumió el puesto de Jefe de Estado Mayor británico la pasada semana. El general, dirigiéndose a todos sus subordinados y a los funcionarios civiles del Ministerio de Defensa británico afirmó que «somos la generación que debe preparar al Ejército para luchar en Europa una vez más», en referencia a la amenaza planteada por Rusia y las necesidades de la OTAN. En concreto, el general explicó que: «soy el primer Jefe del Estado Mayor desde 1941 en tomar el mando del Ejército a la sombra de una guerra terrestre en Europa que involucra a una potencia continental […]. La escala de la amenaza duradera de Rusia muestra que hemos entrado en una nueva era de inseguridad».

Pasando al tema humanitario, hoy el organismo que vela por los Derechos Humanos en Marruecos ha reclamado un juicio justo para Brahim Saadoun, quien tras ser capturado combatiendo del lado ucraniano en Mariúpol se enfrenta a la ejecución en la autoproclamada República Popular de Donetsk. Recordemos que no está solo en su situación, sino que la comparte con otros dos prisioneros de nacionalidad británica que podrían correr la misma suerte.

Por último, para terminar con el informe de hoy, recogemos los últimos datos disponibles por parte de las Naciones Unidas y relativos a las bajas civiles en la guerra. Sin actualizar desde hace dos días, ya que el fin de semana no comparten nueva información, el organismo internacional habría confirmado por ahora la muerte de 4.509 personas, incluyendo 294 menores de edad, así como que 5.585 habrían sido heridas de distinto grado, cifra en la que se incluyen un total de 463 niños.

Be the first to comment

Leave a Reply