Guerra de Ucrania – Día 111

Un día más, la atención de quienes siguen la actualidad de la Guerra de Ucrania continúa centrada en Severodonetsk, en el eje Izium-Limán y en Jersón. La primera se habría quedado sin puentes, lo que significa que hasta más de dos millares de militares ucranianos y un número indeterminado de civiles -varios centenares, en cualquier caso-, estarían virtualmente atrapados. En el segundo punto, las noticias sobre ataques ucranianos y contraataques rusos, son confusas. En el tercero, algunas fuentes indican que las tropas ucranianas están cada vez más cerca del extrarradio de Jersón, aunque conviene tomarlas con cierto escepticismo por el momento.

La actualidad de la guerra de Ucrania pasa hoy por los mismos puntos que ayer. Sin novedades al norte de Járkov en las últimas horas, los hechos más interesantes para el desarrollo de la contienda comienzan en el antiguo saliente de Izium. Allí, tal y como explicamos ayer, son varias las fuentes que informan de contraataques ucranianos contra las concentraciones de tropas y suministros rusos. Es cierto que en los últimos días se han podido ver vídeos de la artillería ucraniana golpeando diversos puntos, pero lo que está en duda no es el hecho de que se produzcan combates en la zona, sino la magnitud de la ofensiva ucraniana destinada a evitar que Rusia no pueda avanzar en condiciones sobre Sloviansk.

Por el momento, pese a las imágenes por satélite, es muy difícil evaluar el daño real que hayan podido causar. De esta forma, si bien hay mucha información relativa a incendios forestales, por ejemplo, que indicarían concentración de fuegos sobre diversas zonas, en este caso la relación entre estas imágenes y la realidad militar no es tan evidente. Pensemos que estamos a mediados de junio y que hablamos de zonas boscosas, con lo que ataques artilleros relativamente pequeños podrían causar incendios bastante grandes, confundiendo a los analistas. Como muestra, la imagen que reproducimos a continuación, en la que se ve la concentración de fuegos en la zona de Severodonetsk-Lysychansk, pero también más al oeste, incluyendo ciudades como Kreminna o Limán.

En este sentido, creemos que la mejor forma de valorar lo que ocurre en la zona, a falta de confirmación visual de los supuestos avances, pasar por evaluar los movimientos rusos. Si el Ejército ruso no logra avanzar en los próximos días por ejemplo hacia Borohodychne, habrá que pensar que efectivamente están teniendo dificultades logísticas que les impiden abastecer a las tropas en el frente de municiones o tropas de reemplazo. Si no es así, habrá que convenir que los ataques ucranianos no están siendo tan exitosos como algunos defienden.

En el caso de Severodonetsk, una vez se ha confirmado que la guarnición habría quedado virtualmente aislada al haber destruido los rusos los tres puentes que la unían con Lysychansk, cabe preguntarse sobre la razón de haber acumulado allí entre 1.500 y 2.500 militares, en muchos casos de buena calidad en términos de formación y experiencia, junto con varios centenares de civiles que ahora será muy difícil evacuar. Es cierto que se pueden intentar cruces del río con lanchas o de formas más o menos improvisada, pero se hará siempre bajo la amenaza del fuego ruso, bien de artillería, bien de aviación, una situación nada halagüeña. Por mucho que puedan resistir, sin suministros y bajo la amenaza de la artillería rusa, la rendición o una masacre parecen prácticamente inevitables en el plazo de unos días o semanas, salvo sorpresa. Al fin y al cabo, la planta química de Azot tampoco es Azovstal, con su red de túneles, lo que reduce las opciones de los defensores.

Por otra parte, tal y como puede verse en la siguiente imagen, en la que se mide la distancia entre el punto de grabación de un vídeo por parte de las tropas rusas en una zona cercana a Azot y el final de dichas instalación en dirección al Donets y Lysychansk, la existencia de la fábrica supone un obstáculo importante. Es decir, que permite mantener cierta distancia entre la artillería y los medios acumulados por Ucrania en Lysychansk y las tropas rusas, que tendrán que luchar edificio a edificio para avanzar bajo el fuego de los defensores, y también de la artillería ucraniana.

En cualquier caso, seguimos considerando que haberse aferrado al terreno de esta manera en Severodonetsk, incluso obedeciendo a razones políticas que hemos explicado en varias ocasiones, sigue constituyendo un error, ya que tropas tan valiosas podrían haber sido empleadas mejor en otros escenarios incluso de la misma zona, como Toshkivka.

Por último, en la región de Jersón hay evidencia sobrada de que los combates han ido en aumento en los últimos días y horas. Aun sin haberse constatado cambios de terreno, en este caso los datos de FIRMS parecen más fiables que en Severodonetsk, al no haber cubierta boscosa que pueda distorsionar demasiado el volumen de los incendios. Es cierto que hay campos de labranza ya secos que podrían arder, pero el volumen de masa quemada y por tanto de humo generado no sería comparable al de un bosque. Así, tal y como puede verse en la siguiente imagen, los intercambio artilleros habrían sido constantes en toda la línea de frente.

Lo más interesante es que buena parte de los fuegos se concentran en la parte más occidental de este mapa y en zonas cada vez más cercanas a la propia Jersón. Esto confirma de alguna forma que la contraofensiva ucraniana en el sur es algo real, por más que no esté logrando ninguna ruptura ni sea capaz de explotar brechas como la creada en su día en Davydiv Brid.

El debate, aquí también, gira en torno a la distancia real entre las tropas ucranianas y Jersón, con fuentes hablando de 18 kilómetros, otras que reducen esta distancia hasta los 10 y otras que la aumentan hasta más allá de los 20. Una vez más, el hecho de que algunas acciones tácticas, como reconocimientos, puedan confundirse con verdaderos cambios de posición, parece que está creando una densa niebla de guerra -por no hablar de los informes abiertamente torticeros-. En cualquier caso, lo relevante y con lo que conviene quedarse es que efectivamente: 1) hay una contraofensiva en marcha y que; 2) ha logrado algún progreso.

Lo que no quiere decir que sea la opción correcta, pues seguimos defendiendo que sería mucho más razonable concentrar todas estas tropas en otras partes del frente como Izium o Popasna, en lugar de intentar recuperar terreno en el Sur mientras se pierde en el Este.

Para finalizar con la parte militar, los cambios de posiciones confirmados en las últimas horas serían los siguientes:

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 14 de junio de 2022. Autor – Nathan Ruser.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Como curiosidad, estos días se está celebrando la feria de defensa Eurosatory 2022 en París. Allí, como suele ser habitual en estos eventos, había un stand del Ministerio de Defensa de Ucrania bastante vistoso y en una posición relativamente buena -lo que implica un desembolso importante-. En este caso, sin embargo, no han llevado sistemas de armas que mostrar, sino que más bien han hecho de la feria un acto de reivindicación y han aprovechado para publicitar su causa. Tan es así que incluso el catálogo, en lugar de mostrar los cientos de productos que hasta ahora Ukroboronexport ofrecía para la exportación, apenas contaba con un puñado de instantáneas del Javelin, el NLAW, los M777, los CAESAR 6×6 o los MANPADS Stinger que, como todos sabemos, no produce Ucrania. Era una forma de agradecer a los países de la OTAN que están sosteniendo su esfuerzo bélico su ayuda y de presionar para recibir más armamento moderno.

Volviendo sobre la actualidad internacional relativa al conflicto, el presidente Zelenski ha vuelto a retomar en sus discursos la reanudación de las negociaciones con Rusia insistiendo en que están listo para negociar con su homólogo ruso, Vladímir Putin. De este modo, considera que las negociaciones deben ser directas y que pueden hablar sin intermediarios. También ha señalado que “si la Federación de Rusia está lista para poner fin a la guerra, lo que significa retirar las tropas de nuestros territorios [ucranianos], personalmente estoy listo [Zelenski] para ese formato en cualquier momento”.

Al mismo tiempo, el líder ucraniano ha destacado que si bien su país posee suficientes armas para librar el conflicto, de lo que carece es de algunas con el alcance suficiente como para reducir la ventaja del material ruso. Por tanto, su petición es clara, ya que Ucrania necesitaría armamento de largo alcance como han venido señalando en las últimas semanas. Otra de las cuestiones que ha tocado hoy ha sido la velocidad en la entrega de los suministros de ayuda militar, ya que “cualquier retraso en este asunto amenaza con el estancamiento en el frente”.

Mañana sí se espera que el día sea más agitado a nivel institucional, ya que comenzará la reunión de los ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas y a la asistirán como socios invitados los representantes de Finlandia, Georgia, Suecia, Ucrania y la Unión Europea. Además, acudirá el Secretario de Estado de Defensa americano, Lloyd Austin, ya que en paralelo se llevará a cabo la tercera reunión del Grupo de Contacto de Ucrania o “formato de Ramstein” organizada por Estados Unidos. Por tanto, tras esta nueva reunión cabría esperar nuevos anuncios de ayuda militar a Ucrania.

No obstante, la noticia más relevante del día a nivel institucional probablemente sea que la Comisión Europea y Ucrania han acordado el texto final del Acuerdo Especial UE-Ucrania sobre la Liberalización del Transporte por Carretera y cuya firma tendrá lugar a finales de junio. En palabras del ministro de Infraestructura, Oleksandr Kubrakov:

«Al concluir dicho acuerdo, podremos mejorar y acelerar significativamente la logística entre Ucrania y la UE. Esto es fundamental en este momento, cuando el bloqueo portuario ucraniano depende completamente de una logística estable en las fronteras occidentales.”

Una vez se firme el acuerdo, se eliminará la necesidad de obtener los permisos correspondientes para los transportistas ucranianos y evitará detener la exportación de sus productos a través de los controles de carretera. Sin embargo, y pese a lo que pueda pensarse a priori, este acuerdo comenzó a gestarse el pasado otoño a iniciativa de Ucrania.

El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, se ha reunido hoy con la secretaria de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), Rebecca Grynspan para seguir trabajando con la Organización en sus esfuerzos dirigidos a lograr el desbloqueo de los puertos rusos y, por ende, la reanudación de las exportaciones de cereal. De un lado, Borrell ha hecho hincapié en que la UE seguirá apoyando a los más afectados por la crisis alimentaria global y, de otro, subraya que las sanciones impuestas contienen excepciones claras en lo que concierne a productos agrícolas y fertilizantes.

Respecto a los productos agrícolas, el Ministerio de Política Agraria ha firmado un Memorando de Entendimiento (MoU) sobre cooperación agrícola con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. El objetivo principal sería el de fortalecer la cooperación en los sectores agrícola y alimentario, así como construir una asociación estratégica sólida para abordar los problemas de seguridad alimentaria.

Asimismo, el presidente Zelenski ha continuado con sus llamadas telefónicas más allá del Atlántico. Hoy ha hablado con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, país que ha sido recientemente elegido miembro no permanente del Consejo de Seguridad. Han conversado sobre la posición ecuatoriana respecto de la invasión de Rusia y la interrupción de las relaciones comerciales con Moscú. Además, Zelenski ha comunicado que pueden contar con la experiencia de Ecuador para las tareas de desminado y reconstrucción del país. 

En lo que concierne a relaciones comerciales, conviene subrayar que la Bolsa de Moscú ha comunicado que suspenderá a partir de hoy la cotización del franco suizo frente al rublo y el dólar estadounidense. Esta sería la respuesta frente a las nuevas sanciones adoptadas por Suiza alienándose con la UE, incluidas las últimas restricciones contra empresas, bancos e individuos tanto de Rusia como de Bielorrusia. 

Siguiendo con las repercusiones de las sanciones, conviene destacar que a partir del 1 de noviembre Serbia no podrá importar petróleo procedente de Rusia debido a las medidas restrictivas impuestas por la Unión Europea. Así lo ha anunciado el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, subrayando que la imponer sanciones al petróleo ruso han “sacado directamente 600 millones de dólares de nuestro bolsillo”, y que el petróleo iraquí Kirkuk supone 31 dólares más por barril. Además, señala que todavía tienen que invertir dinero adicional en lo que respecta al gas. 

Del lado ruso, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitry Medvedev, ha afirmado que los “países hostiles” seguirán adoptando medidas dirigidas a arruinar la economía rusa. Sin embargo, también se refiere al Consejo del Ártico, dado que ha reanudado su trabajo que estaba suspendido desde marzo, pero sin Rusia. Así, señala:

“Aparentemente, de repente se olvidaron de que Rusia controla el área ártica más larga que alberga a más de la mitad de la población indígena del Ártico y la mayor parte de la actividad económica de las latitudes altas. Pueden organizar tantas reuniones como quieran y tratar de resolver algo sin Rusia. Pero si esas decisiones se toman sin tener en cuenta los intereses de la mayor potencia del Ártico, no tienen sentido”.

Para concluir, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha comunicado en relación con los dos británicos condenados a muerte que el Reino Unido debería dirigirse “a las autoridades del país que pronunció las sentencias, y esa no es la Federación de Rusia”. Es decir, Moscú ha instado a Londres a que hable directamente con las autoridades de la autoproclamada república popular de Donetsk.

2 Comments

Leave a Reply