Guerra de Ucrania – Día 99

Contra todo pronóstico, siguen los combates en Severodonetsk, con algunas fuentes hablando de una contraofensiva ucraniana tras una retirada fingida, algo difícil de creer. Al norte de Járkov, los ucranianos habrían recuperado Vesele y al sur continuarían bregando por ampliar los avances en Jersón. Los rusos, por su parte, habrían logrado ampliar hacia el norte el saliente de Popasna, mientras que desde Toshkivka estarían tratando de alcanzar la carretera P-66.

Las últimas horas han estado exentas de grandes movimientos. La actualidad sigue centrada, como no podía ser de otra forma, en Severodonetsk, en donde a pesar de controlar alrededor del 80% de la ciudad, las tropas rusas no han logrado expulsar a los últimos defensores. Del lado ucraniano se habla de una retirada premeditada y de contraataques. Estas afirmaciones las habría hecho el asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovych, por lo que cabe tomarlas con mucha precaución, ya que muy probablemente sean para consumo interno y para animar a la ciudadanía ucraniana.

Ahora bien, lo que está claro es que las tropas rusas están topando con más dificultades de las previstas para hacerse con el resto de la localidad. Puede que efectivamente los ucranianos tuviesen posiciones preparadas en la parte sudoccidental de la ciudad, incluyendo la planta química de Azot, en donde parece que se esconden centenares de civiles. También que se lancen incluso algunas acciones ofensivas contra unidades rusas si se da la oportunidad. Sin embargo, por el momento cuesta pensar que realmente estén luchando por recuperar la ciudad, tras haberla convertido, como sugiere Arestovych, en una trampa para los rusos. Más lógico suena que desde Lysychansk bombardeen las posiciones tomadas por los rusos gracias a la artillería, dificultando sus avances mientras intentan completar la evacuación. No obstante, estaremos atentos a cualquier noticia que llegue en este u otro sentido.

Al sudeste de Severodonetsk, se están reportando combates en Ustinivka, en paralelo a la ribera sur del Donets, en dirección a la carretera P-66 que une, entre otros, Hirske con Lysychansk. Lo mismo en la ribera norte, en la zona de Bobrove, tratando de homogeneizar el frente.

El problema en este punto es que se trata de una llanura fluvial, como puede verse en el siguiente mapa topográfico, por la que es relativamente sencillo avanzar, hasta que se queda a merced de la artillería enemiga, situada en las alturas en la zona de Lysychansk, o hasta que uno debe enfrentarse a esas mismas alturas, que otorgan una posición ventajosa a la infantería ucraniana. No obstante, las tropas rusas no tienen otra opción que seguir acumulando recursos y hombres y lograr pequeñas progresiones si pretenden llegar a cercar Lysychansk y cortar sus vías de suministros, además de aislar localidades como Hirske.

Algo más al sur, en el saliente de Popasna, las tropas rusas (que recordemos incluyen elementos de Wagner y chechenos), habrían seguido lanzando asaltos sobre Vitorivka, Bilohorivka y Komyshuvakha, sin por el momento superar las defensas ucranianas.

Otra zona «caliente» es la cercana a Limán. Pese a los rumores de ayer, sigue sin haber ningún tipo de confirmación de que las tropas rusas hayan tomado Sviatohirsk. Más bien al contrario, lo que ha trascendido es que los ataques artilleros habrían costado la vida a tres religiosos y dañado tanto la Catedral de la Sagrada Dormición como varios de los templos de la Cueva Sagrada. Lo mismo para Schurove, localidad que se creía caerían rápidamente tras la toma de Limán, pero que sigue aguantando los embates de unas tropas que antes de avanzar deben limpiar un terreno notablemente complicado debido tanto a los bosques como a los meandros del Donets.

En Jersón, donde se lleva a cabo la contraofensiva ucraniana, la situación sigue sin aclararse. Son varias las fuentes que hablan de retirada rusa hacia posiciones preestablecidas, o de avances ucranianos más o menos importantes, pero la información contrastable brilla por su ausencia en todo el frente desde Davydiv Brid, en el Inhulets, hasta Osokorivka, ya en las orillas del Dniéper. Aun así, siguen llegando vídeos de combates y de heridos y muertos por ambas partes, con lo que está claro que se lucha.

Uno de los aspectos más curiosos de las luchas en las regiones de Jersón, Nikolayev y Zaporiyia, que debemos comentar, tiene que ver con las críticas que está sufriendo el Estado Mayor ruso a causa de la contraofensiva ucraniana, independientemente de que esta haya logrado resultados o no. En varios mensajes en canales prorrusos de Telegram como Dmitriyev o bien personajes como Strelkov, del que hemos hablado en alguna ocasión, se ha mostrado cierto desacuerdo con la decisión de centrarlo todo en el Donbás a costa de retirar tropas y medios de regiones ya conquistadas, como precisamente Jersón.

Tengamos en cuenta que las tropas rusas deben mantener el control sobre alrededor de un 20% de la superficie ucraniana, lo que supone patrullar unos 120.000 kilómetros cuadrados. Todo con unas pocas decenas de miles de hombres de los que la mayor parte se concentran en una estrecha región del este del país. Huelga decir, dado el apoyo que tienen las tropas ucranianas, tanto en material como en inteligencia y asesoramiento, que esto previsiblemente irá dando cada vez más lugar, en algunas zonas, a acciones de guerrilla crecientemente dolorosas y en otras a ataques de mayor entidad llevados a cabo por las Fuerzas Armadas ucranianas.

Para finalizar con la parte militar, como cada día, resumimos los movimientos y cambios de posición por regiones.

  • Óblast de Járkov: Las tropas ucranianas habrían tomado Vesele, al norte de Járkov.
  • Óblast de Lugansk: Lipove estaría bajo control ruso.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 2 de junio de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

En la misma tónica que ayer, siguen haciéndose públicos nuevos envíos de ayuda militar, pero también declaraciones en relación con la adopción formal del sexto paquete de sanciones de la Unión Europea a Rusia.

Tras lograr el visto bueno de los jefes de Estado y de Gobierno el lunes día 30 de mayo, en sede del COREPER II se ha aprobado hoy el sexto paquete de sanciones. Por tanto, solo resta su publicación mañana en el Diario Oficial.

En relación con las nuevas medidas, -incluido el embargo sobre el petróleo ruso y la expulsión de tres bancos rusos, especialmente Sberbank-, el Ministerio de Exteriores de Rusia ha expresado que tendrán un efecto autodestructivo para la Unión Europea y señala:

“Los próximos obstáculos en el camino de los productos rusos afectarán en particular al suministro de productos agrícolas. En última instancia, tales acciones lograrán el resultado opuesto: socavarán la economía y la seguridad energética de la UE, acelerarán la inminente crisis alimentaria mundial, que Bruselas verbalmente busca prevenir.”

Sobre la seguridad alimentaria debe subrayarse que el presidente de la Unión Africana y de Senegal, Macky Sall, hablará personalmente con el presidente Putin en su residencia en Sochi mañana. Está previsto que ambos líderes conversen sobre el suministro de cereales y fertilizantes, la cooperación política, económica y humanitaria entre ambas partes.  

Volviendo al nuevo paquete de sanciones, en este ha seguido aumentándose la lista de entidades e individuos sancionados si bien, ha habido un “roce” de última hora con Hungría para poder aprobar las medidas. Concretamente, la UE ha borrado de la lista de sancionados al líder de la iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Cirilo I, ya que Viktor Orban ha argumentado que sancionar a dignatarios eclesiásticos “afectaría a la libertad de religión de las comunidades húngaras, algo que es sagrado e inviolable”.

Por su parte, el presidente de Bielorrusia sostiene que “la retirada de empresas occidentales de nuestro mercado común nos brinda oportunidades en todas las áreas”. De este modo, Lukashenko considera que las sanciones occidentales crean nuevas oportunidades para impulsar la cooperación entre Moscú y Minsk.

En lo concerniente a las empresas, la presidenta Roberta Metsola, ha anunciado hoy que los representantes de las empresas rusas ya no tienen permitido el acceso a las instalaciones del Parlamento Europeo. Una decisión a aplicar con efecto inmediato y que tendría como objetivo no ofrecerles un espacio en el que puedan “difundir su propaganda y narrativas falsas y tóxicas sobre la invasión de Ucrania”.

Además, el pasado lunes, Metsola instó a continuar con las sanciones y lograr acuerdos sobre otras nuevas medidas:

“Estamos en un momento en el que la UE debe convertirse en una verdadera potencia mundial de la democracia, enarbolando la bandera de las democracias liberales en un mundo cada vez más complicado y peligroso”. (…) Nadie dice que vaya a ser fácil, ni siquiera sencillo, pero merece la pena”.

Relacionado con esta cuestión, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolay Patrushev, ha afirmado que “los países occidentales han desarrollado colectivamente una cínica campaña mediática para desacreditar a nuestro país [Rusia], su historia, tradiciones; pidiendo directamente la eliminación de la soberanía estatal [rusa] y la humillación del pueblo ruso”.

Conviene subrayar que hoy ha tenido lugar el Foro Internacional de Seguridad GLOBSED en Bratislava. Durante su intervención, el presidente Zelenski ha subrayado que deben responder a todos los desafíos y peligros que Rusia ha creado para Ucrania. Por ejemplo, desafíos de seguridad relacionados con las aguas ucranianas, el bloqueo de los puertos y la consecuente crisis alimentaria que viene, escasez en el mercado, aumento de los precios de productos básicos, etc. Seguidamente, ha instado a que Europa reaccione de tres maneras concretas:

  1. Apoyando aun más activamente a Ucrania a través de armas, ayudas financieras y a nivel político.
  2. Fortaleciendo las sanciones, criticando el largo plazo que ha requerido la adopción del sexto paquete.
  3. Fortaleciendo la unidad de Europa a través de la concesión a Ucrania del estatus de candidato miembro a la adhesión a al UE.

Sobre la ayuda militar, también ha insistido Zelenski en su discurso ante el Parlamento de Luxemburgo. Ha destacado que aunque Luxemburgo no cuenta con una importante industria de defensa o con numerosas existencias de armamento han sido solidarios a escala de una gran nación criticando así a los que “se han mantenido débiles a pesar de una escala geográfica mucho mayor”. También ha puesto de manifiesto que actualmente un 20% del territorio ucraniano está ocupado por las fuerzas rusas y necesitan armas modernas que aseguren la superioridad de Ucrania sobre Rusia.

Por su parte, el primer ministro Denys Shymhal – al igual que hizo en el Foro Económico Mundial en Davos – ha realizado un llamamiento para que más países se unan a la reconstrucción de ciudades y regiones de Ucrania, movilicen sus recursos y apoyen a Ucrania en su integración en la UE.

Sobre las contribuciones para la reconstrucción junto con otras cuestiones también se ha pronunciado en este Foro la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Ha hecho especial hincapié en que saben que Ucrania necesita 5.000 millones de euros al mes “solo para sobrevivir” destinados al pago de pensiones, salarios, servicios básicos como el de salud, etc. Por tanto, insiste en que hay que buscar un mecanismo que permita lograr esta cifra y recuerda que en el marco del G7 ya se ha acordado el desembolso de 9.000 millones de dólares y que en la UE se está trabajando para lograr una ayuda macrofinanciera extraordinaria.

Sobre la reconstrucción y cooperación económica, así como sobre cuestiones militares, energética, alimentarias y relativas al transporte, entre otras, fueron discutidas ayer por las delegaciones del gobierno de Ucrania y Polonia. Según la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshcuk, se trata de una “asociación fiable entre verdaderos amigos”.

Mientras tanto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se ha desplazado hasta la Casa Blanca para reunirse con el presidente Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el asesor de seguridad nacional Jave Sullivan. Biden y Stoltenberg han discutido acerca de la respuesta a la guerra y sobre los preparativos de la próxima Cumbre de Madrid que tendrá lugar los días 29 y 30 de junio.

En su reunión con el secretario de Defensa, Austin Lloyd, discutirá sobre el apoyo a Ucrania y el trabajo de la OTAN “para fortalecer la disuasión y la defensa en un entorno de seguridad más peligroso”.

Quizá la noticia más interesante del día en lo que respecta a la ayuda militar ha sido la relacionada con Lituania y Turquía. Vilna había iniciado una campaña de recaudación de fondos para destinarlos a la compra de un Bayraktar TB2 que posteriormente sería enviado a Ucrania. En tan solo tres días y medio, habían recaudado los 5 millones necesarios. Sin embargo, la sorpresa ha llegado cuando Turquía ha anunciado la entrega del Bayraktar de manera gratuita. La empresa fabricante, Baykar, ha pedido que esos fondos recaudados se destinen a ayuda humanitaria.

Tras la visita de la presidenta de Eslovaquia, Zuzanna Caputova, antes de ayer a Kiev, su ministro de Defensa, Jaro Nad, ha anunciado que su país ha firmado un contrato para suministrar 8 obuses autopropulsados de 155mm Zuzana 2 a Ucrania

También la ministra de Exteriores de Suecia, Ann Linde, ha anunciado hoy un nuevo envío de armamento por valor de 95 millones de euros. Este incluiría el envío de misiles antibuque, armas contracarro, rifles de 12,7mm y munición.

Finalmente, Reino Unido se ha comprometido también a enviar lanzacohetes y cohetes de medio alcance a Ucrania, uniéndose así a los últimos anuncios en este sentido por parte de Estados Unidos y Alemania

Del lado ruso hay que destacar que según el jefe de la corporación estatal Rostec, Sergey Chemezov, Rusia recibirá más de 110 aviones de distintos modelos para 2025 y más de 500 aviones para 2030. Estos anuncios, muy comunes en Rusia, no hacen referencia a nuevos aviones, sino en la mayor parte de los casos, a aparatos modernizados o devueltos al servicio. En relación con este año ha señalado lo siguiente:

“Este año está previsto entregar otros 20 aviones, y a partir de 2024 la UAC (United Aircraft Corporation) tiene la intención de suministrar de manera constante al menos 20 aviones de esta marca anualmente. Pueden añadir MC-21, Tu-214, Il-114 a esto. Todos estos aviones están en un alto grado de preparación.”

Por último, de un lado, Rusia ha dejado clara su decisión respecto de la autodeterminación del Donbás. En otras palabras, el portavoz Dmitry Peskov ha expresado que “no le corresponde al Kremlin tomar decisiones sobre [la organización de] referéndums]”. Insiste en que la decisión “depende completamente de las personas que viven en estos territorios. Por tanto, según Peskov “en primer lugar, debe ser la voluntad del pueblo, en segundo lugar, deben establecerse las condiciones adecuadas para organizar referéndums”. De otro, y en relación con la región de Transnistria, el ministro de Exteriores de la autoproclamada república ha instado a que se reconozca de iure su independencia debido a que las conversaciones con Moldavia están encalladas. 

Be the first to comment

Leave a Reply