Guerra de Ucrania – Día 94

La última jornada de guerra ha estado exenta de movimientos de importancia sobre el campo de batalla. Al esperado anuncio por parte ucraniana -una vez más- de una ofensiva sobre la parte de la óblast de Jersón al norte del Dniéper se han sumado noticias relativas al traslado de tropas rusas hacia esta región, lo que augura enfrentamientos crecientes en los próximos días y semanas. Mientras tanto, continúan los combates al sur de Limán, en donde al parecer los ucranianos mantienen alguna bolsa de resistencia entre esta ciudad y el Donets, así como en Severodonetsk, en donde los asaltos rusos siguen chocando con la resistencia ucraniana y, por supuesto, en el saliente de Popasna.

Días atrás informamos sobre la intención ucraniana de montar una contraofensiva en la región de Jersón. Se hablaba del equivalente a 34 BTGs y de la intención de dividir el esfuerzo en tres ejes de avance, con la intención primero de expulsar a las tropas rusas hasta el río Dniéper y, una vez logrado esto, concentrar las fuerzas sobre Zaporiyia.

Hoy el Estado Mayor ucraniano ha hecho el anuncio oficial del inicio de la contraofensiva, sin dar más detalles. Lo lógico, en cualquier caso, es que en una primera fase intenten alejar a los rusos de la zona más cercana a Nikolayev, de forma que cesen los ataques con cohetería y aviación contra esta ciudad (moviendo de paso artillería antiaérea a la zona).

Los combates a lo largo del día, sin embargo, se han producido algo más al este, en Andriivka, Lozove y Bilohorivka confirmando algo que ya adelantamos ayer, al comentar el cruce por parte ucraniana del río Inhulets. (Llegados a este punto pedimos perdón por anticipado, pues muchos usuarios pensarán que nos referimos a localidades del este o noreste de Ucrania. El problema es que hay decenas de villas con nombres similares por toda la geografía del país).

Localización de los combates durante las últimas horas en la región de Jersón. Fuente – Liveuamap.com.

Será interesante desde el punto de vista militar ver cómo se desarrollan los combates en esta zona de Ucrania, pues será la primera vez que veamos a las Fuerzas Armadas ucranianas realmente actuando en ofensiva, en un territorio que los rusos lucharán por defender seguramente con más encarnizamiento que en Járkov. Servirá pues de termómetro de la madurez de las AFU, muy curtidas en la defensa, pero sin experiencia lanzando operaciones en profundidad y además viéndose en la necesidad de sacar partido a material enviado desde Occidente en algunos casos de lo más variopinto, por más que parte del mismo, como los obuses M777 estén dando buen resultado.

Si realmente logran romper las líneas rusas -algo que está por ver todavía- lo propio sería, al menos de cara a los intereses ucranianos, embolsarlos contra el río destruyendo los puentes sobre el río Dniéper -y las presas- antes de que puedan escapar. Esto, no obstante, podría llevarnos a una situación curiosa: las tropas rusas acantonadas en Jersón luchando un combate urbano contra los propios ucranianos.

Posibles ejes de ataque a seguir por Ucrania en la anunciada contraofensiva. Autor – Def Mon.

Más allá de lo que pueda ocurrir en próximos días en el sur, a lo largo de hoy se han reportado combates nuevamente al norte de Járkov, en concreto en los villorrios de Tsupivka y Nove, desconociéndose quien conserva el control a estas horas, aunque lo más probable, al menos en el caso del primero, es que obren todavía en poder ruso. También en Ternove habrían continuado las refriegas.

Más al sureste, en Pasivka, villa en el extremo sudoriental del saliente de Izium, no está claro si las tropas rusas habrían intentado cruzar el río Donets, aunque parece que habrían sido rechazadas por el momento.

Desde Limán, las tropas rusas han atacado en dirección sudoeste, bombardeando las posiciones remanentes ucranianas entre el río Donets y esta ciudad un día más.

También al norte de Severodonetsk se han producido combates, sin que al parecer las tropas rusas hayan logrado penetrar tampoco hoy en la ciudad.

Prosiguen los rumores relativos a un futuro ataque sobre Sloviansk, tema del que hablamos ayer y de la acumulación de fuerzas previa a dicha acción.

Por su parte, en el saliente de Popasna un contraataque ucraniano habría logrado recuperar Komyshuvakha, lo que contribuirá al menos momentáneamente a aliviar la presión sobre Zolote e Hisrke, cuyas defensas siguen resistiendo y al parecer se mantienen las líneas de suministros todavía en funcionamiento pese al constante martilleo de la artillería rusa.

Por cierto, que en relación a la situación de las tropas ucranianas en este sector del frente se ha publicado por parte de The Washington Post un artículo relatando las muchas penurias que estarían pasando. Conviene no perder de vista nunca este extremo, pues aunque la información relativa a las bajas sea tan poco creíble que normalmente ni siquiera la publiquemos, sin duda siguen siendo muchas de uno y otro lado, al igual que las penalidades soportadas hasta el momento debidas a la falta de equipo o de entrenamiento. Como curiosidad, precisamente hoy los ucranianos afirmaban haber causado más de 30.000 muertos a Rusia -un ritmo de 10.000 al mes-, mientras que los rusos sostienen haber destruido por ejemplo más de 3.200 carros y blindados ucranianos o más de 180 aviones de combate.

Más allá de esto, hoy hemos podido ver el primer buque de transporte atracando en el puerto de Mariúpol, que los rusos han logrado reabrir -al menos parte de él- tras limpiarlo de minas y pecios. También se ha confirmado que los primeros M142 HIMARS podrían llegar a Ucrania en apenas una semana, mientras que los primeros M109 ya habrían sido entregados.

Para finalizar con la parte militar, como cada día, resumimos los movimientos y cambios de posición por regiones.

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Un contraataque ucraniano habría logrado recuperar Komyshuvakha.
  • Óblast de Donetsk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 28 de mayo de 2022. Fuente – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

A nivel institucional y diplomático, el día 94º del conflicto ha sido ha brillado por la ausencia de noticias importantes, aunque continúan las declaraciones de una y otra parte para tratar de reanudar las negociaciones. Con todo, y pese a que la jornada se haya presentado tranquila, sí se han producido algunas conversaciones de las que debemos informar.

De un lado, el presidente ruso Vladímir Putin, ha trasladado hoy a sus homólogos francés y alemán en el transcurso de una llamada telefónica que su país está dispuesto a discutir vías para lograr la exportación de los productos ucranianos. En particular, el Kremlin ha comunicado que «Rusia está lista para ayudar a encontrar opciones para la exportación de granos sin trabas, incluida la exportación de granos ucranianos desde los puertos del Mar Negro”. Del mismo modo, Putin habría trasladado al presidente Macron y al canciller Scholz que Rusia está lista para aumentar las exportaciones de fertilizantes y productos agrícolas con la condición de que se levanten las sanciones.

En la conversación también han hablado sobre el estado de las negociaciones. Moscú insiste en que están congeladas debido a la actitud de las autoridades de Kiev, pero Putin ha confirmado la predisposición de Rusia para reanudarlas. Macron y Scholz han instado a Putin a que mantenga negociaciones directas y serias con Zelenski a fin de lograr una solución diplomática al conflicto y a que libere a los soldados ucranianos que defendían Azovstal. A su vez, el líder ruso ha vuelto a insistir en que aumentar los envíos de armas a Ucrania suponen el riesgo de “desestabilizar aún más” la situación.

Por parte ucraniana, el asesor de la presidencia, Mikhailo Podolyak, ha expresado en su cuenta de Twitter que pueden negociar, “pero solo si Rusia renuncia a la hipocresía, sale del sur del país y retira sus tropas”. Insiste en que hasta ese momento “las negociaciones las lleva a cabo otra “delegación” en primera línea”. Zelenski ha insistido en que “definitivamente Ucrania ganará esta guerra”, pero que “la pregunta es a qué precio”.

Otra de las conversaciones reseñables ha sido la mantenida entre el presidente Volodímir Zelenski y el primer ministro Boris Johnson. En particular, y al igual que hizo ayer con el primer ministro italiano, Mario Draghi, han hablado sobre cómo fortalecer el apoyo a la defensa de Ucrania e intensificar el trabajo sobre las garantías de seguridad y sobre el suministro de combustible a Kiev. Relacionado con lo anterior, el líder ucraniano subraya que deben trabajar juntos con el fin de prevenir una crisis alimentaria y lograr desbloquear los puertos ucranianos.

Sobre el suministro de armamento a Ucrania, se ha pronunciado hoy el ministro de Defensa Oleksii Reznikov. Concretamente, ha informado que han comenzado a recibir misiles Harpoon por parte de Dinamarca -entrega que ha sido posible gracias a Reino Unido- y obuses autopropulsados M109 de 155mm donados por Estados Unidos, pero sin ofrecer cifras concretas en cuanto al número de unidades recibidas. Reznikov subrayó que los Harpoon operarían junto a los Neptune ucranianos para defender la costa del país, incluido el puerto de Odesa.

Por supuesto, nada de esto es óbice para que las autoridades ucranianas dejen de demandar más ayuda militar como, por ejemplo, el envío de nuevos lanzacohetes. Quizá por eso esta misma tarde el propio Zelenski, en un vídeo publicado en su canal de Telegram, ha afirmado:

“Trabajamos todos los días para fortalecer nuestra protección. Esto es principalmente un suministro de armas. Todos los días nos acercamos al hecho de que nuestro ejército superará a los ocupantes tecnológicamente y por la fuerza. Por supuesto, mucho depende de los socios. De su disposición a proporcionar a Ucrania todo lo necesario para proteger la libertad. Y espero buenas noticias en esta próxima semana.”

Be the first to comment

Leave a Reply