Guerra de Ucrania – Día 93

Tras la toma de Limán, la gran noticia de hoy es la activación de batallones de reserva sobre la base de los regimientos y brigadas independientes de cada distrito militar. Se entiende ahora el transporte de carros de combate T-62 visto en días previos, así como el de otros vehículos como los BMP-1. Además, se cree que estas unidades podrían estar listas a mediados de junio para tratar de lograr una ruptura definitiva en el Donbáss. Eso, claro está, suponiendo que Rusia no entre de lleno en la dinámica de la Reina Roja…

A lo largo de la mañana, se han sucedido los combates en los alrededores de Limán, dependiendo de las fuentes con enfrentamientos todavía en algunas zonas de la ciudad (al sudoeste de la estación de ferrocarriles), mientras que en otros casos se hablaba incluso de retirada completa más allá del río Donets. En cualquier caso, la ciudad está en la práctica controlada por Rusia y los ucranianos habrían replegado en dirección a Raihorok. Incluso han llegado reportes de un intento de destrucción de la vía sobre la presa que en dicha localidad contiene el río Donets, aunque los testimonios no son concluyentes y la fotografía adjuntada no demuestra que haya quedado impracticable.

A partir de aquí, resta ver cuál es el siguiente paso ruso; si intentar un cruce del río Donets que podría ser una nueva carnicería, con los ucranianos en alerta o si cerrado este frente y con el río como garantía, tomar a todas las unidades avanzar desde otro eje más lógico en dirección primero a Severodonetsk-Lysychansk y posteriormente hacia Sloviansk-Kramatorsk que, no lo olvidemos, son el objetivo último de Rusia en la región.

Aquí es en donde encajan las noticias sobre la activación de batallones de reserva en cada uno de los distritos militares rusos. Estas unidades, que tendrían asignado su material, pero habrían de cubrirse con personal profesional que ahora mismo no está desplegado en Ucrania, podrían servir para completar a otras ya desplegadas. Este punto es importante, pues no se trata de una movilización de personal reservista, ni de una llamada a filas general, ni de nada parecido.

Es difícil calcular el número equivalente de BTGs que podrían generarse a partir de dichas unidades, pero hay quien habla de hasta 30 o 40 en el mejor de los casos. Una gran cantidad sobre el papel, sin duda, que ayudaría a rellenar unidades actualmente en periodo de descanso y recuperación, tras haber sido en algunos casos laminadas en los combates previos.

El problema para Rusia consiste en no entrar en la dinámica de la Reina Roja, en referencia al personaje de la novela A través del espejo, de Lewis Carroll. En dicho caso, Rusia trasladaría al teatro de operaciones más y más unidades, para no lograr avances sustanciales o, dicho de otra forma, correría más y más rápido para permanecer en el mismo sitio, pues el valor combativo real de cada nueva unidad sería peor que el de la anterior.

Pensemos que parte de las unidades serán utilizadas para escoltar los convoyes logísticos, otras para mantener el control sobre el territorio y otras, quizá, lleguen a entrar en combate. Sin embargo lo harán con un menor entrenamiento -apenas habrían tenido unas semanas en el mejor de los casos- y con material anticuado y seguramente propenso a las averías debido a su edad. Eso por no hablar de la menor protección, la carencia de cualquier tipo de optrónica moderna, comunicaciones, etc.

En ningún momento queremos decir que a Rusia no le pueda salir bien la jugada. Depende tanto del uso que den a estos refuerzos, como de la respuesta ucraniana. Si logran agrupar una masa crítica suficiente en un eje de avance favorable, podrían romper las líneas ucranianas y asestar un golpe definitivo que les permitiese venderlo ante la opinión pública como una victoria para después intentar congelar el conflicto, algo de lo que hemos hablado en alguna ocasión.

Fuerzas acumuladas por Rusia entre Izium, Oskil y Kreminna. Como se ve, sobre el papel es una fuerza mucho mayor que la reunida en Popasna. Ahora bien, se desconoce la realidad de muchas de esas unidades que, recordemos, en algunos casos son restos de las que fueron laminadas en Kiev, Chernígov, Sumy, etcétera y que están en periodo de descanso y reconstitución. La llegada de nuevas unidades podría dotar de cohesión y coherencia a estas, pero posiblemente sin aportar una gran capacidad de combate, por lo que su rendimiento será un enigma. Fuente – uawardata.com.

Este, más que en Popasna, podría estar entre Kreminna y Oskil desde Kupyansk, en donde acumulan una gran fuerza (ver mapa superior) y han estado restituyendo unidades. De esta forma, avanzarían tanto hacia Sloviansk como hacia Severodonetsk, en este caso intentando un nuevo cruce del Donets por el sur de la ciudad, mientras siguen intentando penetrar en ella desde el norte. Es decir, un intento sobre tres ejes arriesgado, pero que podría poner en serios apuros a los ucranianos.

Posibles ejes de avance rusos en las próximas semanas. Autor – Gonzalo M. Vallejo.
Vías de avance que podrían emplear las tropas rusas en las próximas semanas. Autor – Gonzalo M. Vallejo.

Mientras Rusia activa y despliega las nuevas unidades, la guerra sigue su curso. Tras el intento de ayer de avanzar hasta el norte de Severodonetsk con blindados, que fue rechazado, hoy al parecer los rusos habrían tratado de entrar en la ciudad desde el noreste y sudeste con unidades de infantería ligera / SOF. una vez más, habrían sido repelidos, tras librar algunos combates en puntos como el hotel Mir, al noreste de la ciudad. Del mismo modo, también en Borivske y Toshkivka se han seguido reportando combates, aunque la situación por ahora permanece estable.

En el saliente de Popasna, por su parte, las tropas rusas habrían tenido más éxito, tomando Midna Ruda y posiblemente también Vidrodzhennya, ambas pequeñas villas al suroeste de la anterior, mientras que estarían combatiendo por Novoluhans’ke y Pylypchatyne.

En la óblast de Jersón, en concreto en el poblado de Davydov Brod justo en la frontera con la óblast de Nikolayev se cree que los ucranianos podrían estar operando con fuerzas mecanizadas, lo que implicaría haber roto las defensas rusas en el río Inhulets, aunque por el momento es información por confirmar a la que habrá que estar atento tras los rumores de días previos sobre acumulación de unidades y material ucraniano para recuperar terreno al norte del Dniéper.

Por último, antes de terminar con esta sección, resulta casi obligado hablar sobre los anuncios relacionados con el envío de MLRS M142 HIMARS a Ucrania. Aunque cada vez son más los rumores al respecto, se desconoce el número de lanzadores que podrían llegar, así como la cantidad y tipo de municiones. Incluso, de llegar, hay quien sostiene que podrían hacerlo con ciertas limitaciones -como no poder atacar territorio ruso-. En cualquier caso, si se confirma, podría ser una seria amenaza para los segundos y terceros escalones rusos, así como para cualquier concentración de fuerzas.

Para finalizar con la parte militar, como cada día, resumimos los movimientos y cambios de posición por regiones.

  • Óblast de Járkov: Sin movimientos.
  • Óblast de Lugansk: Sin movimientos.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 27 de mayo de 2022. Autor – Nathan Ruser.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Mientras los presidentes Zelenski y Putin no han logrado aún un acuerdo para la reapertura de las negociaciones, a nivel de la Unión Europea, las miradas están puestas en el Consejo Europeo de los próximos días 30 y 31 de mayo.

De un lado, el Kremlin sostiene que Kiev está eludiendo las conversaciones con Moscú. Concretamente, el portavoz Dmitry Peskov ha expresado que “los líderes ucranianos están constantemente haciendo declaraciones contradictorias”, hecho que no les “permite comprender lo que quiere la parte ucraniana”. De otro, Zelenski ante un grupo de expertos de Indonesia ha manifestado que su país no está ansioso por hablar con Putin, pero que Ucrania necesita enfrentar la realidad y hablar con Putin.

El presidente Vladímir Putin hoy ha vuelto a mantener una conversación telefónica con el canciller austríaco, Karl Nehammer. Puede recordarse que, por el momento, es al único líder de los Estados miembros de la UE al que Putin ha accedido a ver de manera presencial en Moscú. Según el Kremlin, “tuvieron un intercambio detallado de sus puntos de vista sobre temas relacionados con la seguridad alimentaria”. En este sentido, Moscú ha expresado que “Putin enfatizó que los intentos de culpar a Rusia por las dificultades relacionadas con los envíos de productos agrícolas a los mercados globales son infundados”.

No obstante, el líder austriaco ha afirmado que Putin ha dado señales que implicarían que está listo para permitir las exportaciones a través de los puertos marítimos, si bien el avance en esta dirección estaría vinculado con el levantamiento de las sanciones occidentales. Además, tal y como le ha trasladado a Nehammer, el líder ruso ha pedido a las autoridades ucranianas que retiren las minas de las áreas cercanas a sus puertos para permitir el paso seguro de los barcos que están bloqueados. Sobre esta cuestión también se ha pronunciado hoy Zelenski ante el grupo de expertos indonesios destacando que, según Naciones Unidas, el hambre en el mundo afectará a entre 40 y 50 millones de personas más. Así, enfatizó: “El hambre no viene sola. Siempre va acompañado de caos político, lo que agrava aún más la situación, destruye la vida social y crea condiciones aún más peligrosas para la gente común.”

Del mismo modo, Putin también se habría mostrado preparado para discutir acerca de un nuevo intercambio de prisioneros. Además, habría asegurado a Nehammer que cumplirá con los sus compromisos para realizar las entregas de gas natural a Austria, país que actualmente importa un 80% de su gas de Rusia.

En cuanto a las sanciones, como hemos venido informando, el sexto paquete se encuentra bloqueado por el veto de Hungría. Así pues, un legislador estadounidense, Raja Krishnamoorthi, ha instado a la administración Biden a que contemple la posibilidad de imponer determinadas sanciones a algunas empresas húngaras a fin de presionar a Budapest y que ceda en su postura y, por ende, en la adopción de un embargo de la UE sobre el petróleo ruso.

Precisamente sobre las negociaciones sobre el sexto paquete se han pronunciado hoy varios funcionarios de la Unión Europea, según informa Reuters. En particular, habrían comunicado que se está tratando de lograr un acuerdo antes del domingo para que los líderes de los 27 puedan respaldarlo en la Cumbre, aunque no está garantizado que logren su objetivo. Además, no puede olvidarse que esta nueva oleada de sanciones no solo incluye un embargo sobre el petróleo, sino que también pretende, entre otras cosas, desconectar al banco más grande de Rusia –Scherbank- del sistema de pagos SWIFT.

El acuerdo podría llegar a través de la exención del oleoducto ruso Druzhba que abastece en estos momentos a Hungría por un tiempo con el fin de que la Comisión Europea y Hungría puedan contar con más tiempo para resolver este asunto.

Relacionado con la cuestión energética, tras tres días reuniones los ministros del G7 han pedido a la OPEP que actúe de manera responsable con el fin de aliviar la crisis energética global como consecuencia de la agresión de Rusia a Ucrania. Las conversaciones que han estado centradas en el cambio climático -y en la que incluso han propuesto nuevas medidas para eliminar el carbón-, han finalizado con el siguiente llamamiento:

“Hacemos un llamado a los países productores de petróleo y gas para que actúen de manera responsable y respondan al endurecimiento de los mercados internacionales, señalando que la OPEP tiene un papel clave que desempeñar”.

Por el momento los países de la OPEP, y sus aliados conocidos como OPEP+, se han mostrado renuentes a acceder a las peticiones occidentales consistentes en aumentar la producción para lograr una reducción en los precios.

Por su parte, la secretaria de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, en su visita a República Checa ha afirmado que hay que continuar manteniendo la presión sobre la imposición de sanciones tanto en el marco del G7 como de la UE. Además, subraya que es necesario que se aseguren de que Ucrania “tenga las armas que necesita para defenderse” y que “tenemos que estar preparados para apoyar a Ucrania a largo plazo porque estamos comprometidos con la protección de la libertad y la democracia”. Asimismo, insiste en lo siguiente:

“Ahora no es el momento de ser complacientes. No se debe hablar de alto el fuego o de apaciguar a Putin. Necesitamos asegurarnos de que Ucrania gane, que Rusia se retire y que nunca volvamos a ver este tipo de agresión rusa.”

Por último, la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, se ha reunido con la ministra alemana de Cooperación Económica y Desarrollo, Svenja Schulze. Durante su encuentro ambas han discutido acerca de la financiación alemana para mejorar las condiciones de vida de los desplazados internos. De otro lado, la representante alemana también se ha reunido con el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, para discutir sobre la reconstrucción del país, a la que Alemania quiere contribuir.

Be the first to comment

Leave a Reply