Guerra de Ucrania – Día 75

Al fin llegó el Día de la Victoria y el único anuncio ha sido que todo seguirá igual. El breve discurso de Vladímir Putin ha hecho hincapié en la defensa de la Patria y en los paralelismos entre la guerra de Ucrania y la Segunda Guerra Mundial. En el campo de batalla, mientras tanto, los intentos rusos por traspasar el río Donets para envolver Lysychansk y Severodonetsk han sido las acciones más importantes e interesantes de la jornada, por más que por el momento hayan terminado en fracaso. Al fin y al cabo, han sido acciones audaces que sin duda han puesto en aprietos a unos ucranianos que deberán prestar atención a este flanco, pues un embolsamiento desde el este y el corte de la carretera T1302 podrían ser fatales para los defensores de ambas ciudades.

En las últimas semanas, muchos habían puesto sus esperanzas en el día 9 de mayo, fecha conmemorativa del final de la Segunda Guerra Mundial en Europa y Día de la Victoria para los rusos. El tradicional desfile en la Plaza Roja de Moscú siempre ha estado acompañado de un discurso que en muchas ocasiones se ha aprovechado para hacer anuncios importantes. No ha sido el caso. Putin ha sido relativamente parco en palabras y se ha limitado a trazar paralelismos entre la guerra de Ucrania y la Segunda Guerra Mundial, sacando a colación todas las consignas habituales sobre lucha contra el fascismo, defensa de la Madre Patria, etc.

La única conclusión que puede extraerse del breve discurso es que ningún esfuerzo es excesivo con tal de salvar a Rusia, por lo que la guerra seguirá en marcha hasta que los objetivos rusos se hayan alcanzado. Esto, por supuesto, deja abierta la puerta a una futura escalada/movilización, si fuese necesario. También, en sentido contrario, a reducir los objetivos si estos son imposibles de alcanzar, pese a que se marcasen como meta la «liberación completa» de las regiones de Donetsk y Lugansk.

Sobre lo que no se ha pronunciado Putin, aunque se había especulado mucho sobre la hipotética convocatoria de un referéndum en Jersón e incluso en Zaporiyia, es sobre el destino de estas dos regiones, en las que se continúa luchando y que algunos creen que podrían pasar a formar parte de una república mayor, unidas a Crimea, recuperando así la antigua Táurida.

Mientras esto ocurría y las miradas del mundo estaban fijas en Moscú, los soldados rusos han lanzado algunos de los intentos más osados de las últimas semanas al este de Severodonetsk y Lysychansk, montando hasta tres puentes de pontones sobre el río Donets y llegando a adentrarse en la localidad de Bilohorivka (Belogorovka).

Hasta donde sabemos, al menos dos de las tres cabezas de puente han sido neutralizadas, seguramente mediante el uso de la artillería. En la más meridional, que ha permitido a los rusos llegar a Bilohorivka, habrían perdido varios vehículos y soldados y se habría lanzado por parte ucraniana una operación de «limpieza», para eliminar a las unidades rusas que han quedado aisladas en esta localidad.

Tal y como explicamos días atrás, el río Donets tiene un curso complicado, con rápidos, desfiladeros, orillas escarpadas y mucha vegetación. Esto facilita la defensa, pues los puntos de paso practicables no son excesivos. De entre estos, los que pueden utilizarse con cierta lógica militar, son todavía menos. Esto hace que los ucranianos puedan incluso tener de antemano apuntadas las coordenadas de muchos de estos puntos y sepan qué zonas merece la pena patrullar, bien sea empleando drones o a pie.

Con todo, la intentona rusa ha sido audaz y deberán cuidar con mayor esmero este flanco para evitar que lleguen a consolidar ninguna cabeza de puente en el futuro y menos una que pueda amenazar la vital carretera T1302 que conecta Severodonetsk y Lysychansk con Artemivsk. Esta, como hemos explicado en alguna ocasión, es la única vía de cierta capacidad que permite todavía abastecer ambas ciudades y a los miles de defensores ucranianos que albergan, por lo que su defensa se antoja crucial.

Dicho esto, cuesta entender por qué la aviación rusa no se dedica a machacar a conciencia algunos tramos de la misma, lo suficiente como para causar dificultades a los ucranianos, ni tampoco los enormes depósitos de combustible de Verkhn’okam’yamka, al suroeste de Lysychansk.

En cualquier caso, parece lógico que las tropas rusas continúen intentando montar cabezas de puente tanto para cortar esta carretera como para intentar un embolsamiento completo de ambas ciudades desde el suroeste. No obstante, las distancias a recorrer y el gran número de defensores complican mucho la posibilidad de hacerlo con éxito. Tengamos en cuenta que un cerco completo supondría que las tropas rusas fuesen capaces de conectar Bilohorivka, al oeste, con Nizhnie, al este, siempre por la ribera sur del Donetsk. Esto son 30 kilómetros en reducida, todo un mundo en el Donbáss, en donde cada metro de terreno se disputa con fiereza y en donde el avance ruso en perpendicular a la T1302 estaría siempre amenazado por la artillería y los golpes de mano ucranianos, tal y como hemos representado en el siguiente mapa.

Para finalizar con la parte militar, como cada día, resumimos los movimientos y cambios de posición por regiones:

  • Óblast de Lugansk: Se han producido combates en Bilohorivka, en donde se estaría llevando a cabo una operación de limpieza por parte ucraniana para neutralizar las unidades rusas que habrían logrado cruzar por uno de los tres pontones instalados en las últimas horas.
  • Óblast de Donetsk: Las tropas rusas siguen atacando con dureza Azovstal, bombardeando desde el aire y haciendo un uso intensivo de la artillería contra las instalaciones.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 9 de abril de 2022. Autor – Nathan Ruser.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Las miradas hoy han estado puestas en Rusia, pero no solo, ya que es el Día de Europa. Un día en el que se ha mostrado una vez más el apoyo a Ucrania por parte de las instituciones de la Unión Europea.

Mientras que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se ha desplazado hasta Odesa donde se ha reunido con el primer ministro Denys Shmyhal, la presidenta Ursula von der Leyen ha realizado una videoconferencia con el presidente Zelenski. Hoy, como no podía ser de otro modo, además de hablar del apoyo mostrado, pero también del que vendrá, han abordado la candidatura de Ucrania a la Unión Europea.

En este sentido, la presidenta ha manifestado que esperan recibir las respuestas al cuestionario sobre la membresía – las autoridades ucranianas habían entregado la primera parte de este-, y reiterado que el objetivo de la Comisión Europea es emitir su dictamen sobre la pertinencia de conceder el estatuto de país candidato a Ucrania el próximo mes de junio. En su conversación con Zelenski, Michel ha expresado que en el Consejo Europeo de junio los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 también valorarán su solicitud.

Hoy además ha concluido la Conferencia sobre el Futuro de Europa y, en lo que atañe a nuestro reporte, resulta llamativa la propuesta que ha realizado el presidente Emmanuel Macron acerca de la creación de una “Comunidad política europea”. Una “nueva entidad europea” que permita más opciones a los países que no forman parte de la UE, más allá que la propia membresía, en materia de cooperación política, seguridad, energía, transporte o libre circulación de personas. Por tanto, cabe plantearse si estaremos ante una de las medidas “creativas” que, de salir adelante, facilitarían que Ucrania estreche más rápidamente los lazos con la UE.

El comunicado del Alto Representante, Josep Borrell, también ha girado en torno a la situación en Ucrania haciendo un repaso de la respuesta de la UE, ya que por el día que es tenía más sentido que nunca recordar que la UE nació como un proyecto de paz. Asimismo, ante el Senado español ha defendido no solo la asistencia humanitaria y financiera a Ucrania, sino también la militar, ya que “sin armas no se ganan las guerras”. Así, ha expresado:

“No entiendo a los que dicen que no debemos armar a Ucrania porque eso va a prolongar la guerra. Sí, desde luego, la resistencia de Ucrania va a prolongar la guerra. Pero ¿qué pretenden? ¿Que Ucrania se rinda? ¿Que se entregue? ¿Que Rusia haga con ella lo que quiera? Si eso no es lo que queremos, y ya que no vamos a intervenir y que no vamos a enviar tropas, ya que los muertos los están poniendo ellos, al menos ayudémosles con medios materiales”.

Por tanto, principalmente hoy ha sido un día de reafirmar el apoyo a Ucrania si bien aun estamos a la espera de que se logre aprobar el sexto paquete de sanciones de la UE a Rusia. El hecho de que incluya medidas controvertidas como el embargo progresivo del petróleo está haciendo que no se logre adoptar con la misma rapidez que los paquetes anteriores. Está por ver aún si los ministros de la UE logran alcanzar la unanimidad requerida a lo largo de la semana sin necesidad de que haya que convocar una reunión como se anticipó por algunos representantes, o si bien habrá que esperar hasta el día 16 en el que tendrá lugar el Consejo de Asuntos Exteriores. De otro lado, estaremos a la espera de ver si se cumplen las previsiones de la decisión de Finlandia y Suecia sobre su adhesión a la OTAN que debería tomarse esta semana.

El presidente Zelenski también ha pronunciado su discurso con ocasión del Día de la Victoria sobre el nazismo en la Segunda Guerra Mundial. En este hace hincapié en que no nos encontramos ante una guerra entre dos ejércitos, sino que es una “guerra de dos cosmovisiones”. En esta línea afirma que luchan por una nueva victoria, mientras las conversaciones de paz siguen estancadas. Al respecto, Macron ha insistido en que un futuro acuerdo de paz no debe humillar a ninguna de las partes.

Sobre el impacto de la guerra, en especial sobre los derechos humanos, ha conversado con la secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejčinović Burić. Más concretamente, sobre las posibles iniciativas para que la Organización – a la que ya no pertenece Rusia – pueda apoyar a la Fiscalía ucraniana para registrar las violaciones de derechos humanos. Una de las iniciativas sería la de establecer un grupo de expertos legales, pero también el lanzamiento de una plataforma en línea “Cities4Cities” para apoyar a las comunidades locales en Ucrania.

Por otro lado, la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, antes de volver a La Casa Blanca ha realizado una última escala en Eslovaquia. En Bratislava se ha reunido con su presidenta, Zuzana Caputova, para hablar sobre el apoyo de sus países a Ucrania. A lo largo de su viaje, además de desplazarse a Kiev, se ha reunido con refugiados ucranianos cuya cifra no deja de aumentar. Según Naciones Unidas, ya superan los 5,89 millones de refugiados.

Asimismo, las bajas civiles registradas por la Organización superan ya las 7.000. Concretamente, 3.381 personas han perdido la vida, incluidos 235 niños, y 3.680 han resultado heridas, incluidos, 346 niños.

Be the first to comment

Leave a Reply