Guerra de Ucrania – Día 64

Una jornada más, Rusia ha continuado ganando terreno en Járkov y Lugansk, con la intención de cerrar la bolsa sobre Sloviansk y Kramatorsk. De esta forma, tras conquistar algunos poblados en dirección a Limán y Barbinkove, están algo más cerca de su objetivo sobre el mapa, aunque dejando una vez más líneas vulnerables a los ataques de flanco. Se produzcan o no en las próximas horas, desde la OTAN hablan ya abiertamente de una guerra larga que podría durar años, mientras no dejan de llegar a anuncios de nuevas entregas de armas, a cada cual mayor, con el consiguiente riesgo de escalada, algo que no parece preocupar en las capitales occidentales, más allá de Berlín.

Durante la pasada noche las tropas rusas siguieron avanzando dirección sur por el saliente de Izyum y por la zona de Oskil, así como en dirección O hacia Liman. Los avances no son espectaculares, pero sí acercan un poco más a Rusia a algunos de sus objetivos intermedios en esta fase. En el caso del avance por el saliente de Izyum en dirección a Barbinkove, la idea pasa por alcanzar la carretera que lleva a Sloviansk desde el oeste (marcada en amarillo en la siguiente imagen).

Desde el embalse de Oskil habrían avanzado hasta las puertas de la villa de Oleksandrivka, desde donde podrían amenazar Limán por el NO, mientras que los ucranianos podrían verse favorecidos por el terreno boscoso para dar contragolpes, tal y como hicieron en Hostomel, en Brovary y en los alrededores de Chernígov en el pasado.

Si abrimos un poco el foco, vemos cuáles son las probables vías de avance rusas hacia Limán por esta zona y cómo en todo el flanco sudoeste de la línea que Rusia deberá seguir desde Krymky hay una densa masa boscosa. La ruta más evidente por tanto es desde el norte, desde Katerynivka, tal y como se ve en la siguiente imagen. Recodemos que Rusia es muy dependiente de las carreteras desde el comienzo del conflicto, aunque la llegada del buen tiempo podría aliviar dicha necesidad. Cuesta por el momento saber si Ucrania da la zona al norte de Limán por perdida, intentando simplemente retirarse de forma ordenada

Más al este, ya en la óblast de Lugansk, las tropas rusas necesitarían tomar tanto Popasna, que continúa resistiendo pese a no ser ya más que apenas un páramo y especialmente Hirske. Esta localidad es fundamental para las tropas rusas, de ahí que Ucrania esté vendiendo tan caro cada palmo de terreno, ya que no quiere entregar a Rusia el acceso a la carretera R66 que permitiría atacar Sloviansk-Kramatorsk desde el sur (marcada en amarillo en la siguiente imagen).

En términos más amplios, la situación regional sigue siendo muy parecida a la de ayer, sin que nada apunte a que Rusia tiene otro plan para la zona mayor que el de amenazar Kramatorsk y Sloviansk. Tal y como explicamos días atrás, tratar de asaltar o asediar una conurbación que en conjunto supera los 200.000 habitantes puede ser un enorme quebradero de cabeza para las tropas rusas. No obstante, a tenor de las direcciones por las que intentan progresar, ese parece ser su objetivo.

Mientras que en términos amplios, la campaña por «liberar» el Donbáss parece que se reducirá a algo mucho más asequible, al menos en las próximas semanas. Así, si en un primer momento se especuló con la posibilidad de dividir el país en dos, cercenando Ucrania oriental del resto del país (C) y posteriormente se habló de rodear únicamente la JFO (B), la falta de avances al sur, desde Velyka Novosilka y Guliaipolé lo descartan.

Además, en estos momentos Rusia parece necesitar cada vez más tropas en el sur, que podría utilizar en la región de Zaporiyia, para defender Jersón, en donde las tropas ucranianas y los partisanos continúan amenazando las posiciones rusas. De hecho, después de volar ayer los ucranianos una antena de TV, hoy Rusia ha denunciado que la ciudad, bajo su poder, habría sido víctima de ataques con cohetes y misiles balísticos «Tochka-U». Las imágenes del pavoroso incendio que ha asolado una parte de dicha localidad parecen consistentes con un ataque, aunque por el momento se desconocen los detalles.

Las verdaderas complicaciones llegarán en el momento en el que Rusia alcance (si no lo está haciendo ya) el punto de máximo esfuerzo en esta parte de la guerra. Es decir, el momento en el que esté empleando la mayor parte del poder acumulado tras reorganizar y reconstituir las unidades que habían participado en los combates de las primeras semanas y que ha concentrado para «liberar» el Donbáss.

Tengamos en cuenta que la ayuda occidental no sólo no deja de llegar a Ucrania, sino que se incrementará más y más en las próximas semanas y meses. Desde los Estados Unidos o el Reino Unido son muy claros al hablar de una guerra larga, incluso de años. Aun así, las cantidades tanto de armas, plataformas y sistemas prometidas y en camino parecen más bien pensadas para infligir una derrota a Rusia que para congelar el conflicto llegando a una situación parecida a la de 2014.

La Guardia Nacional de Indiana enviará 200 M113 a Ucrania.

Hoy mismo Biden ha solicitado al Congreso de los Estados Unidos la aprobación de un fondo de 33.000 millones de dólares, del que 20.400 serían destinados a ayuda militar tanto a Ucrania como a los aliados estadounidenses del flanco oriental de la OTAN. Tengamos en cuenta además que hasta el momento se ha logrado equilibrar el esfuerzo ruso con ayudas menores (únicamente los paquetes aprobados en el marco OTAN durante el conflicto suman alrededor de 8.000 millones de dólares). También que la mayor parte del material pesado prometido, desde obuses a blindados, está por llegar. Huelga decir cómo puede ser interpretada la aprobación de este fondo por parte rusa y lo difícil que resulta hablar, llegados a este punto, de control de escalada.

Más allá de esto, Rusia ha continuado bombardeando desde Zaporiyia a Nikolayev y desde Kiev hasta Járkov. También habría proseguido con los ataques a la red ferroviaria ucraniana, pero centrándose entre otras cosas en las subestaciones eléctricas que la alimentan en lugar de en las vías y nudos ferroviarios. Al estar la mayor parte del sistema electrificado, posiblemente sea una opción más lógica. Los ucranianos por su parte habrían saboteado un puente ferroviario en el distrito de Melitópol, bajo poder ruso, con la intención de dificultar el abastecimiento de las tropas en el frente sur.

Para finalizar con la parte militar, como cada día, resumimos los movimientos y cambios de posición por regiones:

  • Óblast de Járkov: Continúan los bombardeos sobre Járkov y otras localidades de la región como Sloviansk, Limán, Druzhkivka, Prudyanka, etc. En la zona de Oskil han llegado a las puertas de Olevsandriva. Desde Zarichne, más al este, habrían llegado ya a las inmediaciones de Limán. Por su parte, las tropas ucranianas han seguido recuperando terreno al norte de Járkov, en concreto tras entrar en Ruska Lozova, que se suma a la captura de Kutuziva.
  • Óblast de Lugansk: Prosiguen los bombardeos sobre Rubizhne, Sievierodonetsk, Lysychansk y Popasna, con combates en el interior de esta población, así como de Rubizhne.
  • Óblast de Donetsk: Durante la pasada noche se habrían lanzado hasta medio centenar de bombas de caída libre sobre Azovstal, causando el derrumbe del techo de uno de los refugios, lo que habría provocado un número indeterminado de víctimas.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 28 de abril de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Pese a que el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, se ha reunido hoy con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en Kiev, el anuncio del día ha venido nuevamente de manos del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Inmersos en una dinámica continua de anuncios sobre ayuda a Ucrania, hoy la Administración Biden ha realizado una nueva petición al Congreso. En esta solicitud pide que el Congreso proporcione 33.000 millones de dólares para destinarlo a los tres pilares fundamentales en los que se basa en términos generales los paquetes de ayuda, tal y como ha explicado el mandatario estadounidense.

Del total, 20.400 millones de dólares se destinarán a ayuda militar y de seguridad, incluyendo 6.000 millones para la Iniciativa a la Seguridad de Ucrania. El segundo pilar es el relativo a la asistencia financiera para lo cual han solicitado 8.500 millones de dólares adicionales para ayudar al gobierno ucraniano a responder de manera inmediata a la crisis y proporcionar servicios básicos a los ciudadanos. Por último, para ayuda humanitaria y financiación para la seguridad alimentaria piden 3.000 millones de dólares adicionales. De este modo tratan de apoyar a las personas desplazadas, la labor del gobierno para que proporcionen productos básicos como trigo a la población, pero también aumentar la resistencia de los países ante la crisis mundial de suministro de alimentos y de precios.

Centrándonos en el primer pilar, el relativo a que “Ucrania pueda defenderse a largo plazo”, en la hoja informativa publicada por La Casa Blanca se detalla a qué se destinarán estos recursos adicionales destinados a Ucrania, pero también a los aliados del flanco oriental:

  • De manera constante se está enviando artillería adicional, vehículos blindados, armas antiblindaje y antiaéreas.
  • Capacidades cibernéticas y sistemas avanzados de defensa aérea, incrementar las capacidades de fabricación de municiones y extracción u obtención de minerales estratégicos y un mayor apoyo de inteligencia.
  • Asistencia para la retirada de minas terrestres, artefactos explosivos improvisados y otros restos de explosivos, pero también ayuda para la protección y abordar amenazas derivadas de materiales químicos, biológicos, radiológicos y nucleares.
  • Mayor apoyo a los despliegues de tropas estadounidenses en el territorio europeo de la OTAN, incluido el transporte de personal y equipo de Estados Unidos, transporte aéreo, mantenimiento y apoyo médico.

Todo esto debe sumarse a la ayuda anterior proporcionada por Estados Unidos y que hemos ido recopilando en informes previos. Aun así, Biden ha destacado hoy que la práctica totalidad de los 3.500 millones de dólares que el Congreso les facilitó en marzo ya se han agotado, pero que se han utilizado con gran eficacia. Los paquetes anteriores de ayuda incluían, entre otras, armas y municiones, incluidos sistemas contracarro y antiaéreos, helicópteros, drones, lanzagranadas, radares y más de 50 millones de cartuchos (no han especificado los calibres).

No obstante lo anterior, el presidente Biden señala lo siguiente debido a las reiteradas advertencias y respuestas del Kremlin ante la ayuda militar occidental suministrada a Ucrania desde el 24 de febrero.

“Pero a pesar de la inquietante retórica que proviene del Kremlin, los hechos están a la vista de todos.  No estamos atacando a Rusia; estamos ayudando a Ucrania a defenderse de la agresión rusa. Y al igual que Putin eligió lanzar esta brutal invasión, podría tomar la decisión de poner fin a esta brutal invasión. Rusia es el agresor.  No hay ningún «si», «y» o «pero» al respecto.  Rusia es el agresor.  Y el mundo debe exigir y exigirá responsabilidades a Rusia.”

Por otro lado, y en relación con la OTAN, el secretario general de la Alianza hoy ha mantenido una reunión con la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola. Durante su encuentro han discutido sobre la cooperación UE-OTAN y el Secretario ha destacado que los aliados se han comprometido y proporcionado 8.000 millones de dólares en asistencia militar y seguirán aumentando su apoyo.

Además, ha incidido en que “necesitamos estar preparados para el largo plazo” dado que “existe absolutamente la posibilidad de que esta guerra se alargue y dure meses y años”. Así, insiste también en que la OTAN está lista para ayudar a Kiev para que logre pasar del uso de armas soviéticas a los sistemas occidentales modernos. 

Por otro lado, pero también relacionado con lo anterior, el presidente Zelenski ha anunciado que se está elaborando un borrador de documento sobre las garantías de seguridad para Ucrania. Este documento se está preparando por los asesores de seguridad de los líderes de los países que se incorporarían al “círculo de garantes de la seguridad de Ucrania”.

El líder ucraniano ha enfatizado que tras la ineficacia resultante del Memorándum de Budapest Ucrania quiere lograr un documento completo que realmente funcione, incluyendo un círculo de socios “que no debe defraudarnos en cao de alguna agresión en el futuro”.

También añade:

«A veces es mejor no tener nada y saber que estás solo con el enemigo que tener un gran círculo de amigos, socios que en realidad no te protegerán».

Por otro lado, el secretario general de Naciones Unidas desde Bucha ha instado a Rusia a que colabore en el proceso de investigación sobre los crímenes de guerra que se está llevando a cabo.

En relación con lo anterior puede destacarse que la Fiscalía General de Ucrania ha comunicado hoy que ha emprendido una investigación contra 10 soldados rusos acusados de haber cometido crímenes de guerra en Bucha. La fiscal general, Iryna Venediktova, también ha confirmado que han identificado “más de 8.000 casos” de presuntos crímenes de guerra desde que comenzase la invasión.

Del mismo modo, el Secretario también ha visitado la localidad de Borodyanka y se ha reunido esta tarde con el presidente Zelenski. Sin embargo, por el momento no se conocen más detalles del encuentro más allá del vídeo publicado por el líder ucraniano en su canal de Telegram en el que señala que “es muy importante que haya venido [Antonio Guterres] a nuestro país en este momento difícil”.

Uno de los objetivos en los que más ha insistido el Secretario en días previos a su visita, así como en la reunión con Vladímir Putin es el de lograr un acuerdo para la evacuación segura de las personas que permanecen en Azvostal. A este respecto, la defensora del pueblo ucraniano, Liudmila Denisova, afirma que la ciudad sitiada de Mariúpol ha sufrido 50 ataques aéreos durante la noche. De este modo, ha asegurado que solo anoche “las tropas rusas realizaron 50 ataques aéreos utilizando bombas de fósforo, misiles y artillería”.

A colación de lo anterior puede señalarse que hoy se ha producido un nuevo intercambio de prisioneros de guerra. Según informa la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereschuk, 45 ucranianos han sido liberados entre los que se encuentran 13 oficiales, 20 soldados y 12 civiles.

El presidente ucraniano también ha recibido en Kiev al primer ministro de Bulgaria, Kiril Petkov para discutir sobre la asistencia defensiva, energética y logística a Ucrania tanto ahora como de cara a su reconstrucción. En particular, puede destacarse que han iniciado la cooperación para que el equipo militar ucraniano se repare y restaure en las instalaciones de producción de Bulgaria. Asimismo, han logrado un acuerdo para exportar el grano ucraniano a través del puerto de Varna.

Del mismo modo, el primer ministro búlgaro ha reiterado su apoyo a Ucrania en su camino hacia la adhesión a la UE. Ha garantizado que contará con su voto favorable para que se le otorgue el estatus de candidato oficial a la adhesión y ha incidido en que para su país es importante que Ucrania se incorpore a la familia europea.

Por otro lado, Ucrania y Japón han firmado un acuerdo en virtud del cual el gobierno ucraniano podrá recibir un préstamo de 100 millones de dólares a reembolsar en un plazo de 30 años. Los fondos estarán destinados a estabilizar la situación en Ucrania, pero particularmente para garantizar los gastos sociales y humanitarios prioritarios, fortalecer el sistema de salud, apoyar a los desplazados internos y hacer frente a otros gastos prioritarios.

Por último, pueden señalarse dos cuestiones. De un lado, la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, ha confirmado que su gobierno no planea convocar un referéndum para decidir el posible ingreso de su país en la OTAN al considerarlo “una mala idea”. La decisión la ampara en el siguiente argumento:

“No creo que sea un tema adecuado para un referéndum. (…) Hay mucha información sobre la seguridad nacional que es confidencial, por lo que hay cuestiones importantes en un referéndum de este tipo que no se pueden discutir y hechos importantes que no se pueden poner sobre la mesa».

Sin embargo, el parlamento sueco sí está preparando un informe en el que se revisa su política de seguridad que será publicado a mediados de mayo.

De otro, desde ayer Rusia ha visto suspendida también su membresía en la Organización Mundial del Turismo (OMT) de las Naciones Unidas. 40 países votaron a favor de excluir a Rusia también de este foro, pero 11 estados votaron en contra entre los que destacan: Siria, Bielorrusia, Kazajstán, Nicaragua, Zimbabue, Argelia, Bosnia y Herzegovina, Corea del Norte, China y Egipto.

2 Comments

  1. Sería de enorme interés contar con la indicación aproximada en km. de los avances en la por lo demás utilísima información y mapas diarios detallados. Gracias y enhorabuena a la revista por el trabajo de actualización constante que realiza

    • Buenos días. Gracias por sus palabras. Hay algunas cosas que están fuera de nuestro alcance por el momento, como el tema de los mapas detallados. Respecto a la distancia en kilómetros no solemos incluirla porque no es demasiado relevante. Importa más el tipo de localidad que unos y otros recuperan o su posición que la distancia respecto al punto anterior. Aun así, lo tendremos en cuenta. Un saludo.

Leave a Reply