Guerra de Ucrania – Día 62

Las noticias más importantes relacionadas con la Guerra de Ucrania son cada vez más noticias que no tienen nada que ver con Ucrania. Puede parecer un contrasentido, pero las declaraciones hechas desde el seno de la Unión Europea sobre la intención de reducir a cero la dependencia respecto del petróleo y del gas rusos para finales de 2027 son, en potencia, más importantes que las batallas que estamos viviendo estos días. La situación relativa a Transnistria (Moldavia) tampoco deja de enrarecerse, aunque podría ser una simple maniobra rusa para fijar tropas ucranianas en el Oeste. Sobre el terreno, continúan los duelos artilleros y el estancamiento, mientras Rusia continúa atacando la infraestructura ferroviaria de Ucrania.

En las últimas horas apenas se han producido cambios de posiciones en Ucrania, continuando en términos generales la situación igual que ayer. Desde el punto de vista militar la novedad más reseñable de estos días pasa por el énfasis que Rusia está poniendo en la destrucción de los nudos ferroviarios ucranianos y de algunos cuellos de botella de su red de ferrocarriles. Si ayer, al redactar el informe, teníamos noticias de ataques sobre tres nudos en el centro del país, la cifra ha ido creciendo y se han atacado entre otros el puente de Zatoka, en la región de Odesa, crucial al permitir el paso de las mercancías llegadas por tierra desde Rumanía.

Ahora bien, militarmente la forma en que Rusia está llevando a cabo estos ataques es bastante deficiente. El empleo de misiles de crucero contra este tipo de infraestructuras es un error. La carga bélica que transportan es limitada, igual que los daños y no está pensada contra objetivos como vías o puentes, en los que gran parte de la energía de la explosión se pierde. El ataque al puente de Zatoka es buen ejemplo de ello, pues ha dejado prácticamente intacta la parte del mismo que soporta las vías férreas y el resto sin duda podrá ser apuntalado y reparado en un plazo muy corto. Los efectos sobre las vías son todavía menos importantes, pues sustituir los raíles o las traviesas es relativamente sencillo y en pocas horas los ucranianos pueden devolver las instalaciones al servicio.

Para hacerlo a conciencia, Rusia tendría que utilizar bombarderos pesados y destrozar por completo los puentes, así como áreas enteras en los nudos de comunicaciones ferroviarios, dificultando cualquier posible reconstrucción o haciéndola imposible. Mientras tanto, la campaña de bombardeos -que debió haberse acometido al principio de la contienda- será una molestia para Ucrania, pero difícilmente será decisiva. No enfocada de esta forma, empleando armamento de gran coste, para causar daños menores.

Pasando a hablar de Transnistria, a las explosiones de ayer en las instalaciones de Ministerio de Seguridad se ha sumado hoy el derribo de dos antenas de radio en Mayak, al parecer sin que se hayan registrado heridos. La amenaza sobre esta controvertida región, presa de un conflicto que Rusia ha mantenido congelado desde los años 90, parece ahora mismo difícil de ejecutar.

Está claro que tras los anuncios de días anteriores sobre la intención de crear un corredor desde Rusia hasta Transnistria -para lo que sería necesario conquistar las óblast de Nikolayev y Odesa-, aumentar las tensiones en la región y plantear la posible amenaza, servirá para mantener tropas ucranianas al sudoeste de Ucrania. Un papel parecido al que ha ejercido la Armada Rusa fijando a las unidades lejos del frente principal, aunque ahora la amenaza de un desembarco, tras lo ocurrido en Berdyansk y con el crucero Moskva, parece demasiado remota.

Respecto a abrir realmente un nuevo frente, podría ser complicado para Rusia, pues las tropas que mantiene allí acantonadas son escasas y no son de primer nivel, trasladar tropas desde Ucrania parece una quimera ahora mismo y si sale mal correría el riesgo de perder su influencia en la zona. Huelga decir que se encontraría con un apoyo europeo decidido en favor de Chisináu. Tengamos en cuenta que Moldavia ya ha presentado la primera parte del cuestionario necesario para que se le conceda el estatus de candidato a la adhesión a la UE, al igual que la propia Ucrania (lo que obviamente no quiere decir que obligatoriamente vayan a llegar a integrarse), una estela que previsiblemente seguirá Georgia. Dos más de los escenarios en los que se está librando una guerra que en muchos sentidos va mucho más allá de Ucrania y que tiene que ver con las áreas de influencia de Rusia y la UE y el papel que unos y otros esperan tener en el futuro, en un marco de competición entre grandes potencias.

En relación con esta competencia, el tema del petróleo y el gas ruso es determinante, pues va mucho más allá de las sanciones y supone una apuesta radical de la Unión Europea por dar el salto hacia otras fuentes de energía, lo que tendría como consecuencia (y como razón de ser), una mayor libertad de acción, en el sentido de mayor «Autonomía Estratégica«. Es decir, que si realmente la Unión Europea -y está por ver los costes, que pueden ser altísimos en términos económicos y sociales- logra liberarse de la dependencia del petróleo y el gas ruso, las oportunidades de que Moscú influya sobre la UE serán cada vez menores. Potencialmente, de todas las medidas tomadas por los líderes europeos, esta es la más disruptiva. Que llegue a implementarse por completo es harina de otro costal.

Bombardeos reportados en Ucrania el 26 de abril de 2022. Fuente – https://liveuamap.com/.

Por lo demás, la guerra continúa su curso, convertida en un duelo artillero con intentos periódicos de asalto. Hoy se habrían producido, una vez más sin éxito, en Popasna y en Rubizhne, localidades que como Mariúpol, terminarán la guerra convertidas en símbolos, dado el grado de destrucción que se está alcanzando.

Como puede verse en la imagen anterior, los bombardeos reportados en las últimas horas se reparten de forma bastante homogénea por buena parte de la línea del frente, situación que lleva reproduciéndose ya un tiempo.

En lo concerniente al análisis por regiones, en las últimas horas se habrían producido los siguientes movimientos:

  • Óblast de Zaporiyia: Sin movimientos.
  • Óblast de Jersón: Sin movimientos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin movimientos.
Mapa de situación actualizado a 26 de abril de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Para la jornada de hoy se esperaban principalmente dos reuniones de alto nivel. De un lado, el encuentro entre el secretario general de Naciones Unidas Antonio Guterres y el presidente de Rusia, Vladímir Putin. De otro, la reunión auspiciada por Estados Unidos en la base militar de Ramstein en Alemania y a la que debían acudir una treintena de naciones.

En lo que respecta a la primera de las reuniones, Antonio Guterres tras reunirse ayer con el presidente de Turquía en Ankara ha viajado hasta Moscú.

El presidente de Rusia durante esta conversación ha manifestado que aún espera negociar un acuerdo pacífico con Ucrania y destaca que en las conversaciones mantenidas en Estambul lograron un “gran avance”. No obstante, insiste igualmente en que Ucrania se habría retractado de los acuerdos tentativos acordados en dicha ronda cambiando su posición en las negociaciones. Concretamente, en lo que concerniente al estatus de Crimea y a las regiones de Donetsk y Lugansk.

Al parecer, al conversar sobre Donetsk y Lugansk, Guterres y Putin han hecho referencia al caso de Kosovo. Así, Putin insistiría en que las provincias en cuestión podrían hacer valer su derecho a la libre determinación que Rusia les reconoce. Para ello, se ampara en el que el Tribunal Internacional de Justicia reconoció dicho derecho en relación con Kosovo. Sin embargo, Guterres insiste en que Naciones Unidas no ha reconocido a Kosovo.

También Guterres se ha reunido con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov. De un lado, el Secretario General le ha trasladado que Naciones Unidas está lista para movilizar sus recursos para salvar vidas y evacuar a las personas que aún se encuentran en la ciudad de Mariúpol. En este sentido, ha propuesto que la labor se coordine por Cruz Roja para permitir también la salida de aquellos civiles que se encuentran en Azovstal.

Sin embargo, Lavrov ha rechazado la propuesta de Kiev para llevar a cabo una ronda de conversaciones de paz precisamente en Mariúpol afirmando que es “demasiado pronto para hablar sobre quién mediaría en las negociaciones”. No obstante, en su reunión con Guterres habría afirmado que Rusia está comprometida con lograr una solución diplomática al conflicto.

En relación con esta cuestión, Putin habría afirmado a Guterres que sus tropas han ofrecido corredores humanitarios a los civiles que se encuentran en Azvostal, pero que Ucrania emplea a estas personas como escudos y no les ha permitido salir. El Secretario General también insiste en la necesidad de llevar a cabo investigaciones independientes sobre “posibles crímenes de guerra”.

Puede destacarse también que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, ha instado al presidente de Rusia a que mantenga una conversación directa con el presidente de Ucrania. La petición ha tenido lugar durante una llamada de teléfono que ambos líderes han mantenido y en la que también Erdoğan ha hecho hincapié en que se acuerde un alto al fuego y se establezcan corredores humanitarios.

De otro lado, y en segundo lugar, debe destacarse la reunión de 40 ministros de Defensa organizada por las autoridades estadounidenses en la base aérea de Ramstein en Alemania. Reunión a la que también estaba invitado el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, ha instado a los aliados a seguir suministrando ayuda a Ucrania. Además, anuncia que estas reuniones se producirán con carácter mensual con el objetivo de coordinar la ayuda si bien:

“Ciertamente haremos todo lo que esté a nuestro alcance… para asegurarnos de que no se salga de control (…). Nadie quiere ver una guerra nuclear. Nadie puede ganarla”.

En el marco de la reunión, la ministra de Defensa de Alemania, Christine Lambrecht, ha confirmado también hoy que su país permitirá el suministro de sistema antiaéreos a Ucrania. Según Bloomberg se enviarán un total de 50 unidades. Asimismo, el canciller Scholz en este cambio de postura tras semanas de polémicas al respecto, ha incluido como compromiso el de entrenar a soldados ucranianos en territorio alemán.

La primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, en su discurso en Berlín hoy ha hecho hincapié en la necesidad de seguir apoyando a Ucrania y en el cambio sustancial que necesitaría la defensa de la OTAN en la región del Mar Báltico. Así señala:

“El mundo libre debería seguir el lema: “Cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión”. Hemos visto cambios enormes e históricos. También aquí en Alemania. Sin embargo, mientras no se detenga esta agresión, no hemos hecho lo suficiente.”

Además, Alemania ha realizado un nuevo giro en su posición respecto de Rusia. Hoy el ministro de Economía Robert Habeck ha anunciado que su país será totalmente independiente de las importaciones de petróleo ruso durante los próximos días. De materializarse dicho anuncio, esto significaría que el seno de la UE podrían estar más cerca a lograr un embargo total sobre el petróleo ruso. Otro de los países que hasta el momento se ha opuesto junto con Alemania es Austria.

También PGNiG (Polish Oil and Gas Company) al parecer ha confirmado que Gazprom a partir del 27 de abril de 2022, a las 8 de la mañana (hora de Polonia) suspenderá el suministro de gas natural en su totalidad. Sin embargo, no hemos podido encontrar la fuente original por lo que este anuncio debe tomarse con cautela. La agencia Tass recoge que Gazprom habría señalado que “Polonia está obligada a pagar los suministros de gas de acuerdo con el nuevo procedimiento de pago”. En otras palabras, por negarse a pagar en rublos.

Por otro lado, resulta muy relevante el anuncio del Comisario de Economía Paolo Gentiloni. En una entrevista concedida a Il Messagero ha recalcado que la UE va encaminada hacia la reducción del petróleo y gas rusos en dos tercios para finales de 2022, y a cero para 2027. De otro lado, también afirma que la UE reducirá sus propias estimaciones de crecimiento para el presente año.

Otra de las reuniones del día ha sido la mantenida entre el canciller alemán Olaf Scholz y el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki en Berlín. Ambos líderes han conversado sobre las nuevas sanciones contra Rusia, así como del suministro de armas a Ucrania.

El presidente Zelenski por su parte ha conversado hoy con el primer ministro japonés, Fumio Kishida sobre las perspectivas de cooperación de ambos países una vez finalice la guerra. Además, el presidente ucraniano señala que ven a “Japón como un participante importante en la coalición contra la guerra y en los futuros acuerdos de seguridad de Ucrania”.

Puede destacarse también que Rusia ha anunciado la expulsión de tres diplomáticos de Suecia como respuesta a la expulsión de sus diplomáticos de Estocolmo a principios del mes de abril.

Por último puede destacarse que la Agencia Internacional de la Energía Atómica ha constatado “niveles anormales” de radiación en Chernóbil tras haber estado en manos de las tropas rusas durante más de un mes. Un anuncio que llega el día en el que se conmemora el 36 aniversario del accidente acaecido en la central nuclear.

También el director de la Agencia, Rafael Mariano Grossi, se ha reunido con el presidente Zelenski en Kiev para discutir sobre la “situación de seguridad y protección” de las instalaciones nucleares en Ucrania.  

4 Comments

  1. Buenos días,

    Sobre los ataques infructuosos a los puentes y vías: hay algún tipo de bomba para atacar este tipo de objetivos, rollo las bombas Durandal?

    Muchas gracias!!

Leave a Reply