Guerra de Ucrania – Día 54

La última jornada de la guerra de Ucrania ha estado marcada por los contraataques ucranianos tanto al norte como al sur del saliente de Izyum, combates que ponen de manifiesto una vez más las dificultades rusas para, con la fuerza disponible y sin una movilización, conseguir sus objetivos militares. También por las revelaciones en torno al destino del crucero Moskva, del que ya han aparecido además de un par de imágenes, un corto vídeo bastante revelador.

Estas últimas horas han sido bastante intensas tanto en el campo de batalla, como en los foros de discusión académica y OSINT. El contraataque iniciado ayer por las tropas ucranianas y que buscaba amenazar las líneas logísticas rusas que van desde Bélgorod hacia Kupyansk y de ahí a Izyum, ha seguido ampliándose. Si ayer los militares ucranianos lograban recuperar las poblaciones de Bazaliivka y Leb’yazhe, hoy se han reportado combates con armas ligeras mucho más al este, en Starovirikva, ya cerca de Kupyansk.

Por supuesto, podría tratarse de algo aislado, como una patrulla de operaciones especiales ucraniana sorprendida mientras buscaba sabotear las líneas rusas (algo que hemos visto recientemente en más de una ocasión). Sin embargo, no ha sido el único hecho reseñable. Muy al contrario, los ucranianos habrían retomado también alguna aldea al SO de Izyum mientras que al NO de Járkov estarían combatiendo en las calles de Kutuzivka, antes bajo dominio ruso. Por otra parte, hay informaciones que hablan también de avances ucranianos al este de Borova.

Imagen
Los ucranianos habrían lanzado también un contraataque también al este de Borova, localidad perdida días atrás.. Fuente – OSINT Aggregator.

Sin pretender que los ucranianos puedan lograr al menos a corto plazo un embolsamiento de las tropas rusas en el saliente de Izyum, como hicieran semanas atrás al O y NO de Kiev, en la zona de Ivankiv y a falta de más noticias, cada vez tienen más posibilidades de amenazar la logística rusa, como explicamos ayer. En caso de conseguir interrumpir el flujo de hombres, vehículos y suministros de forma efectiva, la capacidad combativa rusa en este saliente terminará por resentirse, con lo cual comenzaría una previsible retirada, de forma similar a lo visto en Kiev.

Saliente de Izyum.

Del otro lado, Rusia sí habría logrado un avance desde el este al tomar Kreminna, algo que han reconocido las autoridades ucranianas. Estrecha pues un poco más el cerco sobre Severodonetsk y Lysychansk, posiblemente con la intención de dirigirse a Zarichne y de ahí a Limán. Sin embargo, es muy difícil que logren embolsar a los ucranianos entre Izyum y Sloviansk, al menos a tenor del ritmo de los avances.

Todo esto nos lleva a una cuestión muy interesante sobre la que escribiremos en breve un artículo específico: las diferentes aproximaciones rusa y ucraniana a la hora de plantear sus acciones. Si por una parte Rusia realiza maniobras operacionales con el objetivo de tomar ciudades o puntos concretos, moviendo para ello un buen número de BTGs, Ucrania aprovecha la movilidad de la infantería y las ventajas del armamento y medios suministrados por Occidente para lanzar pequeñas acciones tácticas pero que, sin embargo, tienen efectos operacionales y en ocasiones, incluso estratégicos, lo que le ha permitido defenderse sin necesidad de lanzar operaciones mucho más complejas y potencialmente arriesgadas.

De esta forma, si bien Rusia ha movilizado un gran número de unidades para lograr avances en profundidad siguiendo con la tradición del arte operacional heredado de los soviéticos, Ucrania ha podido desbaratar buena parte de los esfuerzos rusos combinando ataques y contraataques a pequeña escala en diversos puntos y de forma coordinada. Esto le ha permitido en ocasiones fijar a las fuerzas rusas en una zona, aliviando así la presión sobre otras y a veces para evitar que las tropas rusas reciban refuerzos en el momento en el que más los necesitan.

Y esto nos lleva a un último punto: ¿Qué estaría buscando Rusia realmente en esta «segunda fase» de la «operación militar especial»? Hay analistas como Mick Ryan que siguen defendiendo que hay dos aproximaciones factibles, una ambiciosa y otra más humilde. La primera, que nosotros mismos defendimos semanas atrás, pasaría por embolsar desde el norte y el sur la JFO cayendo las unidades rusas sobre Dnipró.

Imagen

La segunda, más asequible dadas las circunstancias, buscaría caer mucho más al este, sobre Pokrovsk, controlando únicamente el Donbáss.

Imagen

En el actual estado de cosas, resulta difícil creer que el Ejército ruso, incluso liberando las unidades que mantiene en Mariúpol, pueda buscar ninguno de estos objetivos a corto plazo, es decir, mediante una operación en profundidad. Las unidades que asedian Mariúpol no totalizarían más de 6 BTGs de los 50-55 que se estima tienen al sur de Ucrania. Otra buena parte de ellos se reparte por las óblast de Jersón y de Zaporiyia, en donde sabemos que están a la defensiva al norte del río Dniéper y en donde también han sufrido contraataques ucranianos e incluso ataques partisanos.

Incluso retrocediendo a una línea más lógica, es decir, replegándose al sur del río Dniéper tras volar los puentes que unen ambas orillas, liberando de paso unas cuantas unidades más, parece difícil que Rusia logre reunir una masa de maniobra suficiente como para romper por completo las defensas ucranianas y avanzar hacia el norte los 70 kilómetros que separan Volnovaja de Provorsk.

Lo mismo podría decirse del eje de avance desde Izyum, en donde pese a la acumulación de los últimos días, nada indica que haya tropas y medios suficientes como para avanzar los 90 kilómetros que hay hasta Provorsk.

Desde el E, por su parte, ya hemos hablado en más de una ocasión sobre la dificultad extrema a la hora de avanzar en una región plagada de trincheras para la que Rusia carece de las municiones adecuadas y también del número de efectivos como para reponer las probables bajas.

En conclusión, seguimos sin ver cómo podría Rusia alcanzar objetivos militares susceptibles de llevar a buen puerto una negociación con Kiev sin lanzar antes una movilización y sin escalar el conflicto.

Cambiando de tercio, pues es obligado hacer algún comentario respecto al crucero Moskva, en las últimas horas han aparecido las primeras imágenes del buque mientras se estaba hundiendo, ya con una fuerte escora hacia babor. También el primer vídeo, que podéis ver a continuación.

Como puede observarse, una densa columna de humo asciende desde la superestructura del buque. Sin embargo, apenas se aprecian daños estructurales de consideración. Ahora bien, conviene matizar algunas cosas.

En primer lugar, lo que vemos, aunque puede deberse a un incendio fortuito, es bastante consistente con un ataque con misiles. Hay incluso quien ha aventurado el punto de impacto de los mismos, en el costado de babor.

Imagen

Recordemos que los Neptune son misiles muy ligeros, con apenas 150 kg de explosivo HE en comparación con 170 kg de un Exocet, los 221 kg de un Harpoon o los 1.000 kg de los P-500 que transportaba precisamente el Moskva. Así que es posible que el impacto o los impactos, que podrían estar en esa imagen ya bajo el agua, dada la escora, no dejasen unos enormes boquetes sino otros relativamente pequeños, siendo el incendio asociado lo que habría dado cuenta del buque al extenderse de forma descontrolada.

De esta forma, el buque habría comenzado a inundarse por babor, como se ve en la imagen, en un proceso relativamente lento, ya que habría permitido no sólo evacuar a los supervivientes (no hay balsas salvavida en los costados del buque, señal de que se habían utilizado, sino también la llegada de varios buques, incluyendo el remolcador RFS «Shakhter» (SB-922), de la clase Sliva, que se puede ver a estribor del Moskva en el vídeo. Este habría rociado con agua la superestructura más intentando enfriar los mamparos y compuertas para evitar que se deformasen provocando un problema catastrófico que con ánimo de apagar ningún incendio.

Y es que el gran problema para el Moskva, independientemente del origen del fuego, estuvo en la rápida propagación de este desde la parte central hasta la popa, afectando a unos 80 metros de buque, incluyendo la propulsión y los generadores, lo que habría dejado al crucero sin energía entre otras cosas para alimentar las bombas de achique.

Curiosamente, no parece que los silos del sistema antiaéreo S-300F (hasta 64 misiles 5V55RM) se hayan visto afectados, pese a que el humo haya salido por varios ojos de buey a la altura de los mismos. De haber explotado alguno se verían primero daños en la cubierta a proa del radar 4R31 Volna y sin embargo en las imágenes parece intacta, dentro de lo que cabe.

Igual de curioso resulta que el lanzador del sistema antiaéreo OSA-M en dotación hubiese sido retirado, dejando al buque sin una parte importante de su defensa antimisil.

Imagen

Respecto al helicóptero embarcado, no queda claro si habría podido despegar antes del hundimiento o si, como parece, habría quedado en el interior del hangar al estar la pista ocupada por diversos objetos como se ve en la imagen superior y, por lo tanto, ser imposible su utilización. Del mismo modo, sigue sin saberse nada del número de posibles bajas.

Lo que está claro es que, como se ve en las imágenes es que no había en ese momento ninguna tormenta, indicando las olas que el estado de la mar rondaría entre marejadilla y marejada (grados 2 y 3 de la escala Douglas), algo que encaja además con el parte meteorológico del día 14 y con la zona en la que estaba localizado el Moskva. Es decir, que el Ministerio de Defensa ruso miente al achacar el hundimiento a una tormenta.

Imagen

Es de suponer que en los próximos días irán apareciendo más vídeos y testimonios sobre lo ocurrido. Además, hay factores que quizá no han sido tenidos en cuenta y que merecerá la pena investigar, como los relativos a la antigüedad del buque no solo por su diseño, sino por el material, ya que incluso el acero va perdiendo propiedades.

Sea como fuere, tarde o temprano se sabrá la verdad, desde el origen del incidente hasta las razones por las que el fuego pudo extenderse por unos 80 metros lineales de buque, seguramente cruzando a través de los conductos del cableado y posiblemente debido también a la ineficacia del trozo de averías.

Por último, pasamos a relatar los cambios que se han producido sobre el terreno en las últimas horas, aclarando eso sí que pese a que los movimientos no sean demasiado importantes en cuanto a extensión, la guerra se está recrudeciendo tanto por la intensidad de los combates, como por efecto de los bombardeos rusos que hoy han afectado entre otras urbes ucranianas, a Leópolis:

  • Óblast de Járkov: A lo largo del día de hoy han continuado los bombardeos sobre la capital de esta óblast. Tras recuperar Bazaliivka y Leb’yazhe los ucranianos han seguido presionando en dirección E para cortar las líneas de suministros rusas en dirección a Kupiansk. De esta forma, mientras las tropas rusas intentan progresar en dirección SE -han tomado Kreminna-, los ucranianos se centran en amenazar sus líneas logísticas.
  • Óblast de Lugansk: Prosiguen los bombardeos sobre Rubizhne, Sievierodonetsk, Lysychansk y Popasna.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin novedad.
  • Óblast de Jersón: Bombardeos sobre Krivói Rog desde la óblast de Jersón.
  • Óblast de Nikolayev: Sin novedad.
Mapa de situación actualizado a 18 de abril de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Esta sección debe comenzarse haciendo hincapié en que, por el momento, no hay ningún atisbo de que Ucrania y Rusia logren avanzar en las conversaciones de paz.

El portavoz del Kremlin Dmitry Peskov ha acusado hoy a las autoridades ucranianas de cambiar constantemente su postura en las negociaciones respecto de temas que ya se habían acordado. Enfatiza que la delegación ucraniana “no es coherente en cuanto a los puntos que se han acordado” y que la “tendencia del proceso de negociación deja mucho que desear”. No obstante, confirma que dicho proceso continúa a nivel de expertos. 

Por otro lado, el Presidente Zelenski ha entregado hoy al Embajador de la Unión Europea en Ucrania la primera parte del cuestionario cumplimentado que le facilitó la Presidenta de la Comisión Europea en su visita a Kiev el pasado 9 de abril. Por tanto, según informa la Viceprimera Ministra Olga Steganishyna han comenzado ya ha trabajar en la segunda parte del mismo.

A este paso previo, le seguirá la emisión del dictamen por parte de la Comisión Europea en el que expondrá si se muestra favorable o no a otorgar a Ucrania el estatus de candidato oficial a la adhesión. Según la información que hemos ido ofreciendo en reportes anteriores, el pronunciamiento de la Comisión podría llegar en el mes de junio y así también lo ha expresado  Stefanishyna.

El líder ucraniano también ha hablado en las últimas horas con la Directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristina Georgieva sobre cómo asegurar la estabilidad financiera de Ucrania y los preparativos para la reconstrucción del país una vez finalice el conflicto.

En relación con lo anterior, el Presidente Vladímir Putin ha expresado que la situación económica rusa se está estabilizando, incluida la inflación, y que el rublo está logrando los niveles que ostentaba a principios del mes de febrero afirmando que:

Rusia ha resistido esta presión sin precedentes. La situación se está estabilizando, el tipo de cambio del rublo ha vuelto a los niveles de la primera quincena de febrero y se define por la balanza de pagos objetivamente fuerte.

Destaca además que la balanza de pagos ha superado los 58.000 millones de dólares en el primer trimestre “tocando un nuevo máximo histórico”. Pese a lo anterior, Rusia ha solicitado ayuda a Brasil para no ser expulsada del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el G20.

Moviéndonos al plano más humano de la guerra, la Oficina del Fiscal General de Ucrania ha declarado que más de 567 niños se han visto afectados por la agresión de Rusia, de los cuales 205 habrían perdido la vida. Señalan que la mayor parte de las bajas se han registrado en la región de Donetsk (117), seguida de las regiones de Kiev (107), Járkov (91), Chernígov (54), Jersón (43), Mykolaiv (40), Lugansk (36), Zaporizhia (23), Sumy (16), Zhytomyr (15). En la capital se habrían registrado un total de 16 fallecimientos de menores.

Del mismo modo, el alcalde de Leópolis, Andriy Sadovyi, ha informado que como consecuencia del ataque ha sufrido esta mañana la localidad han fallecido 7 civiles y 11 han resultado heridos.

Asimismo, la policía ucraniana ha informado de la recuperación de 269 cadáveres en la localidad de Irpin, en la óblast de Kiev, y asevera que el trabajo para el esclarecimiento de la causa de la muerte de cada una de estas personas está en curso. Del mismo modo, la policía ha documentado casi 900 casos penales por la desaparición forzada de 1.100 civiles.

Pese a que ninguna de las cifras que se ofrecen son definitivas, sí difieren entre ellas, ya que  según la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos desde que comenzase la agresión el 24 de febrero y hasta el día de ayer, 17 de abril, han registrado un total de 4.890 bajas civiles. 2.072 personas, incluidos 169 niños, han perdido la vida, mientras que 2.818 han resultado heridas, incluyendo a 272 niños.

Como también se comentó en reportes anteriores, Rusia ha comenzado a abrir casos penales contra Ucrania a través de su Comité de Investigación. El último el relativo a los actos supuestamente llevados a cabo en la ciudad de Schastye en la “República Popular de Lugansk” mediante “varios tipos de armas, incluida la artillería, para aniquilar por completo a los rusos y a la población de habla rusa”. Por tanto, el caso penal estaría basado en el no cumplimiento por parte de Ucrania de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio; delito también contemplado en el Código Penal de la Federación de Rusia.

El Alto Representante de la UE, Josep Borrell, por su parte, ha condenado nuevamente esta tarde los ataques de Rusia en Ucrania. Destaca especialmente la intensidad alcanzada en la región de Lugansk, en Severodonetsk, Lysychansk y Popasna, y también los ataques indiscriminados en Járkov y Leópolis. Asimismo, insiste en la necesidad de que los responsables sean castigados y en el apoyo que la UE está prestando a la investigación llevada a cabo por la Corte Penal Internacional.

Por último, en lo que respecta al suministro de ayuda, el Gobierno ucraniano ha destinado 600 millones de grivnas (UAH) para asistir a los desplazados internos. De este modo, prevén realizar pagos mensuales de 2.000 UAH a los adultos y de 3.000 UAH a los menores o personas con discapacidad, pero también podrán recibir ayuda por parte de la ONU y de Unicef.

En cuanto a los refugiados que se han desplazado a los distintos Estados miembros además de ser considerados residentes legales de conformidad con la aplicación de la Directiva de Protección Temporal, la Comisión Europea ha anunciado que tendrán derecho a abrir una cuenta bancaria básica en la Unión Europea. Esto les permitirá llevar a cabo transacciones estándar propias del día a día como hacer depósitos, retirar efectivo, así como realizar y recibir pagos.

Be the first to comment

Leave a Reply