Guerra de Ucrania – Día 52

Durante la pasada noche, Rusia ha bombardeado ciudades ucranianas como Kiev, Járkov o Nikolayev, entre otras, incluyendo instalaciones de reparación de plataformas y sistemas, así como una fábrica de misiles. Continúa además moviendo material a las fronteras ucranianas, sin lograr avances claros en las últimas horas en ningún frente y mientras en el sur, en la óblast de Jersón, han comenzado a cavar trincheras en previsión de futuros asaltos ucranianos. Respecto de la tripulación del crucero Moskva, sigue sin saberse nada pese a la aparición de un vídeo que de ser real y en el mejor de los casos, se vería al 50% de la misma.

Las últimas horas han sido muy tranquilas respecto a los cambios sobre el terreno y, salvo ligerísimos avances por parte de las tropas rusas y aliadas en Mariúpol, no se ha consignado ningún nuevo cambio de línea de frente. Pese a ello no ha sido una jornada tranquila, ni mucho menos, pues se han reportado ataques por parte de la aviación rusa sobre buena parte de la geografía ucraniana. Además, han empleado misiles de crucero para destruir fábricas e instalaciones de mantenimiento.

Los movimientos de material en dirección al este de Ucrania siguen siendo una constante, como demuestran los numerosos vídeos que podemos ver casi en tiempo real en redes sociales como Telegram o Tik Tok. Casi a la par, siguen creciendo las voces de aquellos que creen que Rusia no está en condiciones de imponerse (al menos sin una movilización). El último testimonio relevante ha sido el de Igor Girkin, más conocido como «Strelkov», quien tuviera un papel estelar en la guerra del Donbáss de 2014 y posteriormente, además de ser acusado de numerosos crímenes, terminase por fundar su propio partido político abiertamente opuesto a Putin.

El caso es que Girkin se muestra convencido de que Rusia no está en condiciones de lograr avances territoriales o una victoria contra Ucrania en las próximas semanas, sino que lo único a lo que podría aspirar sería a tener pérdidas mínimas sobre lo ya ganado. Además, afirmaba no entender por qué los militares rusos no se centraban en perseguir y destruir los envíos de armas a Ucrania, al fin y al cabo, junto a los aportes en cuanto a inteligencia, el elemento que ha permitido a los militares ucranianos resistir el ataque ruso.

Curiosamente, justo hoy el Ministerio de Defensa ruso sí ha reclamado el derribo de un avión de transporte cargado con un «gran lote de armamento occidental». Ahora bien, Ucrania niega lo sucedido, como es lógico. En cualquier caso, no deja de sorprender que Rusia todavía pueda derribar aviones ucranianos cuando según las cifras de bajas del propio Ministerio de Defensa ruso habrían derribado ya 134 de estos y según las cifras previas al inicio de la guerra, la Fuerza Aérea ucraniana ni siquiera alcanzaría ese número de aviones de ala fija operativos, moviéndose en cifras más cercanas a los 120-125 aparatos.

En otro orden de cosas, persisten las dudas en torno al destino de la tripulación del crucero «Moskva». Hoy ha circulado un vídeo en el que se verían varias decenas de marinos ucranianos supuestamente pertenecientes a la tripulación del buque. Además, sabemos que un barco de bandera turca reclamó haber rescatado a medio centenar de marinos rusos. También que el Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que volverán pronto a estar operativos, siendo destinados a otros buques de la Armada. En cualquier caso, según el análisis de Sutton, estaríamos hablando de incluso un 50% de bajas.

Mientras esto se resuelve, Rusia continúa intentando avanzar desde Izyum. El gran problema es que, por lo que estamos viendo, lejos de lanzar una ofensiva masiva, tras la preceptiva pausa logística, los BTGs rusos estarían lanzándose al ataque según se forman una vez han sido reunidos hombres y plataformas en Bélgorod. Es decir, que estarían cometiendo los mismos errores que vimos al comienzo de la guerra, atacando de forma descoordinada, casi individualizada y sin poner en juego en un punto concreto apenas más fuerzas que las de cada BTG individual.

Lo propio, llegados a este punto, sería tomarse la pausa logística de la que hablamos semanas atrás, recomponiendo las unidades lo mejor posible y logrando la mayor cohesión y homogeneización que puedan con las fuerzas disponibles (se habla de unos 90 BTGs, de los que aproximadamente la mitad estarían en el sur, entre Jersón, Zaporiyia y Donetsk). De esta forma, los restos de las unidades de primera línea más castigados podrían servir para elevar el nivel de aquellas que habrían recibido un castigo menor. El riesgo, claro está, es que esta pausa logística permita a los ucranianos reforzar sobremanera la JFO haciendo imposible la victoria rusa.

De hecho, cada vez parece más probable que sin una movilización, en vista de que el stock de municiones de precisión es cada vez más reducido, la moral es baja y los medios muy limitados, un avance ruso rodeando la JFO como se ve en el mapa anterior, sea imposible. Más bien veremos un estancamiento o pequeños avances pero que difícilmente servirán para alumbrar una negociación, al menos a corto plazo.

Seguimos pues pensando que Rusia necesita escalar el conflicto si quiere darle una solución en un periodo de tiempo razonable, conscientes no obstante de los riesgos que esto supone y de que los medios que podría reunir tras una movilización probablemente fuesen también inadecuados en vista de su incapacidad para librar un tipo de guerra para el que no estaban preparados.

Respecto a los cambios en cada frente, en las últimas horas las novedades más importantes de la guerra de Ucrania han sido las siguientes:

  • Óblast de Járkov: Los bombardeos sobre esta urbe se han intensificado en las últimas horas. Rusia continúa acumulando fuerzas en la zona.
  • Óblast de Lugansk: Prosiguen los bombardeos sobre Rubizhne, Sievierodonetsk, Lysychansk y Popasna.
  • Óblast de Donetsk: Las tropas rusas capturaron en las últimas horas la base de la 12ª Brigada de Operaciones de la Guardia Nacional ucraniana en el sector orientas de Mariúpol, aunque llevaba abandonada desde tiempo atrás. Más al norte, la línea de frente se mantiene estable en Marinka, Pisky, Avdiivka y Niu-York.
  • Óblast de Zaporiyia: Sin novedad.
  • Óblast de Jersón: Las tropas rusas habrían comenzado a excavar trincheras en los alrededores de Jersón, en donde mantienen una actitud defensiva frente a los partisanos y a los contraataques ucranianos.
  • Óblast de Nikolayev: Sin novedad.
Mapa actualizado a 16 de abril de 2022. Fuente – Military Land.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

La actividad institucional durante la jornada de hoy al igual que en los últimos días ha disminuido sustancialmente, si bien hemos tenido conocimiento de determinadas cuestiones que deben ponerse de manifiesto.

En primer lugar, el Kremlin ha prohibido la entrada a Rusia del Primer Ministro británico Boris Johnson, la Ministra de Asuntos Exteriores Liz Truss, el Secretario de Defensa Ben Wallace y 10 altos cargos del Reino Unido. El Ministerio de Exteriores ruso confirma sostiene que la decisión se tomó “en vista de la acción hostil sin precedentes del gobierno del Reino Unido” y añade:

“En esencia, el liderazgo británico está agravando deliberadamente la situación en torno a Ucrania, inyectando armas letales al régimen de Kiev y coordinando esfuerzos similares por parte de la OTAN.”

El Premier, por su parte, hablaba esta tarde con el Presidente Zelenski para actualizarle obre la ayuda militar que les proporcionarán en los próximos días. Pese a las advertencias de Rusia para que los países aliados occidentales frenen el envío de ayuda militar a Ucrania, Johnson insiste en que “el Reino Unido no se detendrá ante nada para garantizar que los ucranianos tengan los recursos que necesitan para defender a su país del ataque ruso en curso”.

La ayuda tanto militar como financiera que llegará próximamente a Ucrania fue la acordada durante la visita del Primer Ministro a Kiev el 9 de abril. Además, Zelenski le ha actualizado sobre la situación sobre el terreno, especialmente en Mariúpol, pero también han conversado sobre las garantías de seguridad para Ucrania. 

Además, el Ministerio de Defensa británico ha confirmado que la entrega de ayuda humanitaria está comprometida debido a los daños que han sufrido las infraestructuras ucranianas, incluyendo puentes y carreteras.

No obstante, y como hemos venido recalcando en los reportes anteriores, las autoridades ucranianas siguen demandando ayuda y amparándose en que la UE, por ejemplo, conoce qué armamento necesitan para resistir la agresión. Hoy, por ejemplo, el líder ucraniano ha hablado también con la Primera Ministra sueca sobre el apoyo militar y la situación en Mariúpol. Pese a esto, hay Estados miembros como Grecia que ya han declarado que no suministrarán más ayuda militar a Ucrania.

El Ministro de Defensa Nikos Panagiotopoulos justifica esta decisión en que la defensa del propio territorio griego no puede debilitarse, en especial en las islas, ya que el armamento enviado formaba parte de sus existencias. Concretamente, el Gobierno heleno ha enviado dos aviones C-130 con ayuda militar que incluía, entre otros, fusibles de asalto y granadas propulsadas por cohete.

En relación con el suministro de ayuda, también puede destacarse que el Primer Ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, viajará a Washington la semana que viene para mantener diversas reuniones con el Bando Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pese a que ambas instituciones estén articulando el envío de ayuda y no se prevea que este encuentro sea una conferencia de donantes, sí se espera que el Primer Ministro pueda exponer las consecuencias económicas de la guerra y comenzar así a sentar las bases para ayuda de cara a la futura reconstrucción del país.

Durante la jornada de hoy, el Centro de Coordinación para Asuntos Humanitarios y Sociales ha informado al Presidente Zelenski sobre los resultados de sus actividades. Entre otras cuestiones, le ha comunicado que la cantidad de asistencia caritativa que ha recibido Ucrania procedente tanto de ciudadanos como de corporaciones de todo el mundo roza los 924 millones de dólares. Declaran que la mayoría de los fondos proceden por el momento de filántropos del Reino Unido (47%), los Países Bajos (18%), la República Checa (11%) y los Estados Unidos (casi el 8%).

También han destacado en la reunión que desde el 24 de febrero 300.000 personas han sido evacuadas de las regiones de Sumy, Zaporizhia, Kiev, Kharkiv, Donetsk y Lugansk. Hoy también han continuado operativos los 9 corredores humanitarios al igual que los dos últimos días.

De otro lado, respecto de las bajas de soldados, Zelenski en una entrevista concedida a la CNN afirma que es difícil hacer el cálculo, pero que habrían perdido entre 2.500 y 3.000 soldados. Cifra que debe sumarse a la de heridos, que la sitúa en 10.000. No obstante, señala que son unos datos más bajos que los correspondientes a Rusia que, según las autoridades ucranianas, “ha sufrido entre 19.000 y 20.000 bajas”.

Debe destacarse también que la policía de la región de Kiev ha encontrado más de 900 cadáveres de civiles que habrían muerto en su mayoría por disparos. Según declara la propia policía esta cifra supondría el 95%, por lo que muchas personas fueron “simplemente ejecutadas”.

Por último, la Oficina del Fiscal de la “República Popular” de Donetsk ha abierto un caso penal contra miembros de la Misión Especial de Monitoreo de la OSCE en Ucrania. Estos habrían sido acusados de recopilar y almacenar información considerada como secretos de Estado con el fin de transferirlos a las autoridades ucranianas.

2 Comments

  1. Estimado director, ¿por qué con tanta frecuencia «tropas rusas y aliadas» pero nunca «tropas ucranianas y aliadas» si se trata de voluntarios en ambos casos, sean sirios u occidentales (los chechenos son soldados tan rusos como los moscovitas)? Un respetuoso saludo,

    • Porque las tropas aliadas de los ucranianos, como los voluntarios georgianos o incluso occidentales son relativamente pocos en comparación al total y además, rara vez sabemos dónde actúan. En el caso ruso es bastante sencillo saber dónde actúan en solitario y dónde junto a los Kadyrovitas, los milicianos de Donetsk o los milicianos de Lugansk.

Leave a Reply