Guerra de Ucrania – Día 47

En las últimas 24 horas se han producido combates de gran intensidad al este de Ucrania, especialmente en el saliente de Izyum, en la óblast de Járkov. Allí las unidades del 1º Ejército de Armas Combinadas ruso se enfrentan a varias brigadas ucranianas que, gracias a su artillería, estarían haciendo pagar un alto precio a los atacantes. En Mariúpol, chechenos, milicianos de Donetsk y rusos continúan logrando pequeños avances. Mientras tanto, los analistas continúan dudando sobre la capacidad rusa para obtener réditos de la concentración de tropas que están logrando en el este.

La última jornada de guerra ha visto fuertes combates en el noreste y este de Ucrania, especialmente en torno a Izyum, Severodonetsk y Lysychansk. Recordemos que los rusos tratan de cortar el saliente ucraniano en Severodonetsk con la intención de alcanzar Kramatorsk, para lo que avanzan tanto en diagonal, desde Izyum, como de frente al saliente, desde la autoproclamada República Popular de Lugansk. No se trata solamente de embolsar a los ucranianos aislando algunas de sus unidades, sino también de evitar el entramado de trincheras, que ya explicáramos y que está pensado en su mayoría para defenderse desde ataques desde el este. Así, empleando los medios del 1º Ejército de Armas Combinadas como martillo, mientras el 5º Ejército y varias unidades independientes hacen de yunque, Rusia intentaría destruir y aislar hasta a 4 brigadas ucranianas.

Rusia, hasta donde sabemos, continúa acumulando hombres y tropas en los alrededores de esta región. Hoy mismo hemos podido ver imágenes por satélite que confirman que el número de unidades destinadas a la zona no deja de aumentar, con campamentos rebosantes en Valuiki y Agoshevka (óblast de Bélgorod), entre otras zonas.

Campamento ruso en Valuiki, óblast de Bélgorod. Nótense los túmulos defensivos.

Sin duda, concentrar en un área tan estrecha hasta cuatro ejércitos rusos (6º, 35º, 5º y 1º), lo que implica decenas de miles de uniformados y miles de vehículos de todo tipo y, sobre el papel, una capacidad de fuego (y movimiento) abrumadora. Ahora bien, los analistas occidentales coinciden al menos en dudar de que el dispositivo ruso tenga una capacidad de combate tan grande como sugieren los números.

El primer grupo de argumentos que se aportan tiene que ver con el número de bajas rusas sufridas en los últimos cuarenta y seis días por parte rusa. Cubrirlas, incluso con una movilización parcial como la que ya señalamos hace un par de días, implica hacerlo con soldados que no tienen el mismo nivel de instrucción que aquellos a los que sustituyen. Como se diría en el boxeo, a igualdad numérica, sería un ejército «libra por libra» mucho menos poderoso y en el que uno a uno, los soldados, suboficiales y oficiales de refresco tendrían una preparación menor. Según algunos analistas, como los del ISW, aunque se basan casi exclusivamente en fuentes ucranianas, Rusia estaría reclutando incluso a personas que antes no eran aptas para el servicio. Todo por no recurrir a una movilización en masa y a una escalada.

El segundo grupo de argumentos hace referencia al material. Recordemos que las pérdidas rusas han sido cuantiosas, dando fuentes abiertas cifras de hasta más de un millar de vehículos capturados por parte ucraniana y casi 500 carros de combate rusos perdidos, entre otras cosas. Esto supondría, según algunos cálculos en nuestra opinión bastante acertados, hasta un 33% de carros de combate rusos perdidos en 45 días de enfrentamientos. En esta situación, Rusia habría tenido que sacar de los almacenes carros totalmente desfasados, como T-72A. Incluso, en el caso de los blindados, se han llegado a ver BMP-1 en días pasados. Ninguna de estas plataformas ofrece un mínimo de garantías frente a sistemas modernos, con lo que la capacidad combativa rusa también se vería erosionada en este aspecto, al ser proporcionalmente un Ejército más viejo que el que comenzó la guerra. Además, es también cuestionable que en unas pocas semanas Rusia pueda poner en orden de combate un número aceptable de carros, como para cubrir las bajas sufridas, pues suele ser un proceso lento.

El tercer grupo de argumentos se relaciona con la logística, verdadero talón de Aquiles de Rusia en las primeras fases de la guerra. Dado que los ucranianos se centraron en atacar las líneas logísticas rusas, que ya de por sí eran inadecuadas, por más que Rusia al concentrar sus fuerzas en un área menor, solucione parte de los problemas, en conjunto seguiría siendo muy débil en este apartado. Además, una mayor concentración implica también no sólo la previsible formación de embudos, sino también una mayor exposición a los ataques ucranianos.

El último grupo de argumentos tendría que ver con aspectos más intangibles. Algunos, como los problemas de unidad de mando, los habría solucionado Rusia en parte eligiendo a un único general para comandar el conjunto de los esfuerzos rusos. Otros, como la baja moral de la tropa, las deserciones e incluso el negarse a combatir por parte de unidades completas, son más difíciles de evaluar, pero sin duda tendrán un papel en el desempeño ruso. Máxime en una región en la que las luchas serán menos móviles y el número de muertes además de alto, más concentrado. Además, hay un aspecto importante dentro del desgaste ruso, con implicaciones difíciles de evaluar, pero sin duda importantes. El desgaste de algunas de las principales unidades rusas, como las Fuerzas Aerotransportadas (VDV) y el 1º Ejército de Tanques de la Guardia, es mucho mayor que el de las unidades que podríamos denominar de segunda línea, lo que sin duda supone una merma notable.

Más allá de esto, resulta casi imposible ver sobre el mapa qué objetivos sobre el terreno podrían traducirse en una victoria militar que hiciese a Ucrania sentarse en la mesa de negociación dispuesta a aceptar algunas de las exigencias rusas, por lo que tendrían que llegar a una situación en la que de facto controlasen todo aquello que pretenden controlar. Al fin y al cabo, otras de las exigencias rusas, como la desnazificación, habían sido dejadas de lado hasta donde sabemos, mientras que la neutralidad habría sido ya aceptada por Ucrania. Esto no obsta para que pretendan mantener a toda costa el control de algunos puntos como Jersón que, al menos en principio no estarían dentro del área «lógica» con la que los rusos pretenderían hacerse, pero que serviría de baza en una futura negociación.

Por frentes, en las últimas horas no ha habido apenas cambios territoriales, siendo las novedades las siguientes (que a partir de mañana recogeremos por óblast para clarificar el informe):

  • Norte: Sin novedad.
  • Noreste: Continúan los bombardeos tanto sobre Járkov como sobre otras localidades, incluyendo el uso de municiones de racimo que hoy habría sido grabado en directo. los ucranianos se jactaban de haber destruido en la óblast de Donetsk un BTGs ruso al completo perteneciente al 70º Regimiento de Fusileros Motorizados, incluyendo al jefe del batallón mientras se encontraba a bordo de su BMP-3 de mando. El alto mando ucraniano afirmó ayer que las tropas rusas podrían intentar una operación en dirección a Dnipró y no hacia Sloviansk, siendo los ataques en esta dirección una finta destinada a fijar unidades ucranianas sobre el terreno.
  • Este: En la óblast de Lugansk continúan los bombardeos rusos sobre Sievierodonetsk y Popasna. En Donetsk, por su parte, siguen castigando Marinka y han logrado ganar algo de terreno hacia Verkhnotoretske.
  • Sur: En Mariúpol las tropas rusas, chechenas y las milicias de la autoproclamada República Popular de Donetsk han seguido estrechando el cerco en las zonas portuarias del suroeste de la ciudad. Se ha publicado un vídeo con la supuesta rendición de hasta 160 marines ucranianos (sin confirmar) que se sumarían a los que ya se rindieron días atrás. El Ejército ruso habría intentado recuperar Osokorkivka y Oleksandrivka sin resultado, ambas en la óblast de Jersón.
Mapa de situación a 11 de abril de 2022. Autor – @JominiW.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Hoy estaba prevista la visita oficial del Canciller de Austria, Karl Nehammer, a Rusia para reunirse de manera presencial con el Presidente Putin. Así, ha sido el primer representante de un Estado miembro de la UE en reunirse con él aunque afirmaba que no se trataba de una “visita amistosa”.

Esta conversación habría sido “muy directa, abierta y dura” con el Presidente ruso en la que su mensaje más importante para Putin es que “esta guerra debe terminar, porque hay perdedero a ambos lados”. El Canciller además manifiesta que no tiene una impresión optimista, ya que “es evidente que se está preparando una ofensiva a gran escala”. Asegura además que ha dejado claro al Presidente Putin que las sanciones se mantendrán y que se endurecerán mientras siga muriendo gente en Ucrania.

El Presidente Zelenski por su parte publica que ha hablado con el Primer Ministro de Noruega Jonas Gahr Støre sobre el curso de la guerra, los crímenes de guerra y la necesidad de rendición de cuentas por parte de los responsables, así como de mejorar la cooperación incluso en el sector energético. De hecho, Noruega es uno de los países que puede ayudar a los Estados miembros a reducir su dependencia del gas ruso a través de un mayor suministro por su parte. También ha conversado con el Primer Ministro de Países Bajos, Mark Rutte, sobre la necesidad de reforzar las sanciones, el apoyo suministrado a Ucrania y castigar a los agresores.

Además, ha mantenido una conversación telefónica con el Presidente de la Unión Africana, el Presidente de Senegal Macky Sall. Zelenski confirma que se hace eco de la declaración de la Organización sobre el respeto a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, y que le ha informado sobre la lucha de su pueblo y también de los crímenes que están ocurriendo en su territorio.

En el Consejo de Asuntos Exteriores celebrado hoy, el Alto Representante Josep Borrell ha informado sobre su visita a Kiev y han abordado la situación en Ucrania desde diferentes ópticas.

En lo concerniente a las sanciones, los Ministros de Exteriores se han centrado en cómo implementar las sanciones para evitar posibles lagunas y también seguirán discutiendo “para ver qué más se puede hacer”. Como señala Borrell, “nada está fuera de la mesa, incluidas las sanciones sobre el petróleo y el gas”. Sin embargo, y como era de esperar, hoy no era una reunión para tomar decisiones e insiste en que es necesario distinguir entre petróleo y gas:

“Es importante hacer la diferencia entre petróleo y gas. El año pasado, en 2021, la factura de importación de petróleo fue cuatro veces mayor que la factura de gas. Estamos hablando de 80.000 millones de euros por un lado y 20.000 millones de euros por el otro. Es importante comenzar con el petróleo, que es una factura alta y más fácil de reemplazar.”

Además, se trata de un shock asimétrico, dado que cada Estado miembro posee un nivel distinto de dependencia respecto de los combustibles rusos. El Alto Representante subraya la necesidad de construir la autonomía estratégica europea en materia energética a través de las energías renovables y, en especial, el hidrógeno.

En relación con esto hablaron sobre la estrategia “Global Gateway” de la Comisión Europea publicada el pasado diciembre y que proporciona un “enfoque geoestratégico de la conectividad”. 

En su comunicado reafirma que se seguirá apoyando a Ucrania y que están listos para seguir haciéndolo también en el plano militar a través del Fondo Europeo de Ayuda a la Paz (European Peace Facility). Con los últimos fondos movilizados, la UE ha previsto por el momento destinar 1.500 millones de euros en ayuda militar con independencia de las aportaciones individuales de los Estados miembros.

A la reunión también han acudido los Ministros de Exteriores de Noruega e Islandia con quienes han intercambiado opiniones acerca de la agresión y la respuesta a la misma, así como sobre su cooperación también en el marco de la OTAN. Además, y en relación con esto último, puede destacarse que funcionarios estadounidenses aseguran que Finlandia y Suecia parecen estar listos para unirse a la OTAN en verano.

Durante el Consejo, han discutido además sobre la desinformación, la propaganda y la batalla por el relato, algo sobre lo que también hemos hecho hincapié en nuestros reportes anteriores. Igualmente, otra situación preocupante es la alimentaria, ya que las tropas rusas están destruyendo las existencias de trigo e impidiendo su exportación, de modo que la escasez aumenta al no poder partir los barcos ucranianos desde sus puertos. En este sentido, discutieron cómo afrontar estos retos teniendo en cuenta que los países africanos están particularmente expuestos.

Por supuesto, también ha abordado la situación humanitaria refiriéndose en especial a la situación persistente en Mariúpol donde cientos de miles de civiles continúan sin poder ser evacuados.

Un hecho a destacar que antes de abordar todos los temas mencionados se han reunido por videoconferencia con el Fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, y con el Fiscal de Ucrania. La UE brindará asistencia financiera para llevar a cabo la investigación, pero también sobre el terreno a través de la Misión no ejecutiva que ya estaba en Ucrania antes de que empezase la guerra (EUAM). Los efectivos de la Misión cooperarán con el Fiscal General de Ucrania precisamente para garantizar la investigación y la recopilación de pruebas.

De otro lado, la Directora de ONU Mujeres (UN Women), Sima Bahou, ha reclamado la investigación de la violencia también sexual en Ucrania tras su visita reciente a Moldavia. No obstante, señala que estas alegaciones deben investigarse de manera independiente para garantizar la justicia y la rendición de cuentas.

Desde el 24 de febrero hasta el día de ayer, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha registrado 4.335 bajas de civiles. De un lado 1.842 personas han muerto, incluidos 148 niños, mientras que 2.493 han resultado heridas, incluidos 233 niños.

También debe destacarse la visita de la Primera Ministra de Lituania, Ingrida Šimonytė, a Borodyanka, donde se ha reunido con su homólogo, Denys Shmyhal. Durante este encuentro ha asegurado que su país seguirá proporcionando ayuda militar y humanitaria.

Mientras tanto, Rusia sigue manteniendo que los ataques en localidades como Bucha no han sido causados por las tropas rusas.

Por último, puede destacarse que Croacia ha expulsado a 24 miembros de la Embajada rusa en Zagreb, de los cuales 18 tienen estatus diplomático, y que las empresas Ericsson y Société Générale, sueca y francesa respectivamente han dejado de prestar sus servicios en Rusia.

Be the first to comment

Leave a Reply