Guerra de Ucrania – Día 46

En las últimas horas los rusos y sus aliados han seguido ampliando sus avances hacia el puerto de Mariúpol. En Lugansk y Donetsk continúan concentrando tropas mientras los ucranianos resisten por el momento las embestidas, a la espera de que la ayuda internacional siga afluyendo al país. Una ayuda que en países como Alemania ha comenzado a debatirse, no tanto por la necesidad de sostener a Ucrania, algo que no se discute, sino por la forma en que habría que hacerlo, ya que los stocks de armamento del país no son ilimitados y eso obligaría a recurrir a la industria (sin obviar los intereses y el poder de lobby que esta pueda ejercer).

Ucrania no puede resistir sin que los envíos masivos de ayuda militar por parte europea y estadounidense al país continúen, eso es un hecho. Tampoco si la ayuda financiera escasea, aunque ahora mismo es la recepción de armamento y material lo que más preocupa a Kiev. Los Estados Unidos han afirmado abiertamente que están dispuestos a suministrar cuanto material necesite. En el caso europeo, aunque en el último mes y medio los envíos han sido muy numerosos, los problemas comienzan a aflorar.

El principal, como es habitual, surge de Alemania. Si en las semanas previas se ha hablado en varias ocasiones del posible envío de un centenar de vehículos de combate de infantería Marder, hoy las declaraciones procedentes del Gobierno germano echaban un jarro de agua fría sobre las esperanzas ucranianas. Por una parte, afirmaban que los stocks alemanes tienen un límite y que no se puede enviar a Ucrania material de forma indeterminada, pues eso podría comprometer la defensa del país. Por otra, aseguraban estar trabajando en una alternativa, de forma que fuese la industria de defensa la que se encargase de suministrar el material a Ucrania.

Como sabemos, Alemania ha suministrado misiles antiaéreos tipo MANPAD procedentes de sus arsenales y de tiempos de la República Democrática de Alemania, así como misiles contracarro, granadas propulsadas por cohete y material de protección. Ahora bien, también sabemos que el estado de la Bundeswehr es desde hace años tema de controversia, con importantes problemas de operatividad, sistemas envejecidos, problemas de reclutamiento, etc. De ahí que el canciller Scholz anunciase recientemente un fondo de 100.000 millones de euros destinado a recuperar la operatividad de las Fuerzas Armadas del país. Es pues relativamente normal que no pueda atender las necesidades ucranianas, algo sobre lo que también se ha pronunciado Estonia en las últimas horas, pues se trata de un país con unos recursos limitados y que tampoco puede aportar de sus propios stocks tanto como quisiera. La solución pasaría, pues, por recurrir a la industria de defensa, de forma que fuese esta la que aumentase su producción y suministrase los equipos necesarios.

Ahora bien, aquí hay también cierta trampa. Alemania, efectivamente, mantiene más de 300 vehículos de combate Marder en servicio. Seguramente podría entregar un centenar de ellos a Ucrania sin una gran merma de capacidades y, además, tendría la posibilidad de sustituirlos por los nuevos Puma o incluso por Marder renovados, aunque no parecen estar por la labor, defendiendo que sin estos, no podrían cumplir ni con sus compromisos con la OTAN, ni con su propia defensa.

Otra opción, aunque no tan lógica, pasaría por enviar a Ucrania vehículos Marder en poder de Rheinmetall, pues su puesta en servicio requeriría de meses. El problema aquí es que, más allá de la voluntad política -o no- de ayudar a Ucrania, está que si la guerra va a ser más larga de lo previsto y, en cualquier caso, a su conclusión habría posiblemente que rearmar a Ucrania, parece mucho más beneficioso implicar de una u otra forma a la industria propia que enviar armas y suministros a fondo perdido. Es decir, que para algunos países existe la tentación de aprovechar el envío de ayudar a Alemania para reactivar su propia industria de defensa, invirtiendo de paso las cantidades de euros que nominalmente se destinan a Ucrania, en el propio país.

Mapa de situación a 10 de abril de 2022. Autor – Ministerio de Defensa de Francia.

Por supuesto, en el caso alemán podría llegarse a una solución aceptable y que no implicase a Rheinmetall, pero parece poco probable que la industria pueda «puentearse» en el futuro como se ha hecho hasta ahora, tanto por la falta de stocks, que realmente es un problema en muchos ejércitos europeos, como por la tentación de obtener retornos de la ayuda militar y financiera a Ucrania.

Más allá de esto, a lo largo del día Rusia ha continuado atacando objetivos en Ucrania, destacando los bombardeos sobre el aeropuerto de Dnipró, que habría sufrido importantes daños, así como sobre Severodonetsk -que según el gobernador regional habría perdido buena parte de sus infraestructuras críticas- y sobre Járkov. También ha seguido acumulando fuerzas, tal y como demuestran las imágenes satelitales de la empresa Maxar en la que se ha podido ver un largo convoy de vehículos cerca de Velykyi Burluk a unos 100 kilómetros al este de Járkov.

Por frentes, los cambios han sido mínimos, pese a que se hayan constatado combates especialmente en el este del país y a la espera delas batallas que se auguran en las próximas semanas.

  • Norte: Sin cambios.
  • Noreste: Ucrania afirma haber sido capaz de repeler ataques rusos en dirección a Barvinkove y Sloviansk.
  • Este: Las fuerzas rusas se concentraron en atacar Rubizhne, Popasna y Severodonetsk aunque no lograron ganancias territoriales significativas. De hecho, sólo en los alrededores de Rubizhne se habría constatado un leve avance ruso, además de una nueva explosión de depósitos de ácido nítrico, la segunda en las últimas horas. Por su parte, en la zona de Severodonetsk habrían sido avistados elementos del 423º Regimiento motorizado ruso, del 13º Regimiento de Tanques, ambos de la 4ª División de Tanques de la Guardia del 1º Ejército de Tanques de la Guardia (Distrito Militar Occidental) fueron observados cerca de Severodonetsk.
  • Sur: Los únicos avances rusos se han producido en Mariúpol, donde habrían logrado llegar a la desembocadura del río Kalmius, con lo cual tendrían la zona portuaria del suroeste de la ciudad completamente rodeada. Ayer se produjo un extraño incidente cuando el buque carguero «Apache» trató supuestamente de romper el bloqueo naval de Mariúpol, según algunas fuentes para rescatar a miembros del batallón extremista «Azov». En las óblast de Jersón, Nikolayev y Zaporiyia han continuado los ataques y contrataques sin que por el momento se hayan producido cambios territoriales. En Jersón se han producido nuevas manifestaciones en contra de la presencia rusa.
Mapa de situación actualizado a 10 de abril de 2022. Autor – @War_Mapper.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Hoy la actividad institucional ha disminuido considerablemente en relación con los días y semanas anteriores.

No obstante, el Alto Representante Josep Borrell volvía a Bruselas desde Kiev con su propia lista de tareas pendientes. Para comenzar a cumplir cada uno de los puntos, convocó ayer una reunión conjunta del Comité Militar de la UE y del Comité Político y de Seguridad para hoy domingo. El principal punto en la agenda, discutir el apoyo militar a Ucrania ante los inminentes ataques en el Donbás. Además, esta reunión servirá de preludio para la del Consejo de Asuntos Exteriores que tendrá lugar mañana.

También mañana el Canciller austríaco, Karl Nehammer, realizará una visita de estado a Rusia y se reunirá con el Presidente Putin. El anuncio lo ha realizado el propio Canciller tras haber concluido su visita ayer a Ucrania en la cual se reunió con el líder ucraniano. De esta reunión ha informado con antelación a la Presidenta Von der Leyen, al Presidente Michel, al Canciller Scholz, al Presidente Erdoğan y al Presidente Zelenski.

Debe recordarse que, si bien Austria es un Estado miembro de la UE, no pertenece a la OTAN. No obstante, como el propio representante austriaco manifiesta en su perfil de Twitter, son neutrales militarmente, pero tienen una posición clara respecto de la agresión de Rusia. Insiste además en la necesidad de establecer corredores humanitarios, un alto al fuego y una investigación de los crímenes de guerra.

Puede subrayarse que Austria junto con Alemania serían los dos Estados miembros con una oposición más fuerte – al menos inicialmente – al embargo total sobre el gas ruso. Sería el primer representante de un Estado de la Unión Europea que viaja a Rusia desde que comenzase la agresión, ya que el Presidente Macron o el Canciller Scholz solo han mantenido conversaciones telefónicas con el Presidente Putin durante estos 46 días. De hecho, uno de los pocos líderes que había visitado a Putin había sido el Primer Ministro de Israel, Naftalí Bennet.

Además, también Zelenski y Scholz han discutido sobre la necesidad de imponer más sanciones a Rusia, y sobre la ayuda militar y financiera. El líder ucraniano ha vuelto a insistir en la imposición de un embargo del gas y petróleo ruso.

Por otro lado, la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) ha comunicado que tras tres semanas, se ha producido la primera rotación de personal en la central nuclear de Chernóbil. Según el Director de la Organización, “es un paso positivo muy necesario para el bienestar del personal de la central nuclear y sus familias. También ha adelantado que pronto enviará una misión a la planta de Chernóbil para monitorear los niveles de radiación, entregar equipos técnicos y restaurar los propios sistemas de monitoreo de la central.

Según informa la Viceprimera Ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, 4.532 personas lograron ser evacuadas en el día de ayer. No obstante, según informa, las fuerzas de ocupación se negaron a permitir que los autobuses evacuaran a las personas de Berdyansk, Tokmak y Energodar en una ruta que había sido previamente acordada.

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su publicación diaria ha anunciado que desde el 24 de febrero hasta el 9 de abril han registrado 4.232 bajas civiles. 1.793 personas han muerto, incluidos 142 niños, y 2.439 han resultado heridas, incluidos 229 niños.

En relación con lo anterior, las autoridades ucranianas han localizado una nueva fosa común en Buzova, una de las localidades liberadas cerca de Kiev, con decenas de civiles ucranianos. También hoy el gobernador de la región de Dnipró, Valentin Reznichenko, ha denunciado el ataque que han sufrido los servicios de rescate mientras estaban desescombrando la zona que había sido bombardeada esta misma mañana. Seis operarios y una niña han resultado heridos y trasladados al hospital. También han destruido el aeropuerto de Dnipró.

Por último, otra de las cuestiones relevantes es la seguridad alimentaria. En este sentido, puede destacarse que la Presidenta Von der Leyen ha conversado hoy con Abdelfatah El Sisi, Presidente de Egipto. Han discutido sobre la cooperación en seguridad alimentaria, energía y clima en el contexto de la guerra en Ucrania. Así, la Presidenta ha expresado que están apoyando al pueblo egipcio para garantizar la seguridad alimentaria.

Be the first to comment

Leave a Reply