Guerra de Ucrania – Día 44

La última jornada de combates hasta el momento ha transcurrido sin que ninguno de los bandos haga ganancias territoriales de importancia. La guerra de trincheras en el este se mantiene, mientras Rusia continúa moviendo unidades a un escenario de poco más de 50 kilómetros de radio en el que se prevé una terrible matanza. Mientras esto ocurre, Rusia ha continuado atacando diversas localidades ucranianas. Entre ellas Kramatorsk, en donde la explosión de al menos un misil balístico sobre una estación de ferrocarril ha dejado decenas de muertos y un duro cruce de acusaciones.

La guerra de Ucrania sigue transformándose en una guerra de posiciones. Una guerra proxy de posiciones, para ser exactos, en la que la ayuda internacional a Ucrania tiene un peso cada vez mayor y decidirá buena parte de lo que ocurra de aquí en adelante.

A pesar de que los ucranianos han logrado izar su bandera de forma simbólica en la localidad de Hrem’yach, la más septentrional del país, en la óblast de Chernígov, poco es lo que se ha avanzado en el terreno por parte de ninguno de los bandos. Buena culpa de ello la tienen las trincheras, sobre las que hemos hablado en más de una ocasión y hoy vamos a extendernos un poco más, con ejemplos concretos, para que se entienda bien la magnitud del desafío que enfrenta Rusia.

Tomaremos como ejemplo Novotoshkivs’ke, en la óblast de Lugansk, unos 20 kilómetros al noroeste de la ciudad del mismo nombre y en donde está actualmente la línea de frente, como puede verse en la siguiente imagen.

Elegimos esta localidad, pues hay bastantes imágenes recientes que permiten ilustrar mejor la realidad de la guerra de trincheras en el Donbás, a la que hemos llegado a dedicar artículos extensos. En cualquier caso, podríamos haber elegido muchas otras poblaciones de la región, desde Popasna a Rubizhne de las que hemos hablado en días pasados y el resultado del análisis sería muy parecido.

Así las cosas, para una pequeña localidad en la que no hay ni estación de tren y en la que no confluyen carreteras, sino que únicamente es atravesada por la R66, encontramos en sus inmediaciones más de media docena de sistemas defensivos excavados en el terreno y, en algunos casos, con ramales que comunican hasta el interior del poblado.

Dado que las imágenes proceden de Google Earth y que tienen como mínimo semanas de antigüedad, no representan la situación actual sobre el terreno. Es más que factible que los ucranianos se hayan dedicado últimamente a reforzar esta red defensiva con nuevos ramales, pozos de tirador, posiciones preparadas para emplear desde ellas el cañón de los carros de combate o los blindados, excavando depósitos en los que preposicionar municiones y suministros varios, etc.

Además, la resolución de las aplicaciones comerciales es insuficiente para apreciar la complejidad de estos sistemas en su justa medida. De hecho, muchas de estas posiciones aprovechan el terreno boscoso para pasar los más inadvertidas que sea posible y aprovechar la protección adicional que ofrece la arboleda.

Por otra parte, en algunos casos los ramales se extienden por vía subterránea hasta llegar a distintos edificios, aprovechando garajes, pajares, almacenes e incluso viviendas, por lo que su extensión, salvo cuando están aisladas, no es del todo evidente.

Por supuesto, lo que hemos enseñado no es más que un ejemplo -y además parcial-, del entramado defensivo que podemos encontrar en buena parte de la JFO en una y en otra dirección. Así, los ataques rusos y de los milicianos de Donetsk y Lugansk, chocarán contra este tipo de construcciones y en sentido contrario, cualquier intento ucraniano por recuperar terreno, se verá obstaculizado por las trincheras construidas por los milicianos.

Trincheras que, además, lejos de estar pensadas para una defensa estática, como en la Primera Guerra mundial, en la que las formaban, por más que fueran irregulares, una serie de líneas paralelas dispuestas en profundidad, estos reductos han sido concebidos para una defensa elástica. Aquí, las construcciones más al este constituyen un buen ejemplo de lo que queremos decir. La posición a la derecha de la imagen es la misma en la que se grabó el vídeo que compartimos más arriba.

En la siguiente imagen, podéis ver en detalle su constitución. Como se puede apreciar, a los zig-zags siguen siempre ramales más o menos rectos en dirección al poblado y, por la orientación general del conjunto, son mucho más fáciles de recuperar en dirección oeste-este, que de tomar desde el este.

Esto permite a los ucranianos, que se retiran cuando las posiciones son castigadas por la artillería rusa y miliciana o ante la inminencia de los asaltos terrestres, reconquistarlas después con relativa facilidad. De esta forma, «juegan» a retirarse a posiciones más atrasadas cuando una posición está comprometida o es insostenible y recuperan el terreno cuando detectan la oportunidad, en lugar de aferrarse al terreno y ser víctimas de la superioridad artillera rusa.

Como hemos dicho al principio, esta villa no es sino una más. Prácticamente toda la región está plagada de construcciones parecidas. Los avances se hacen a costa de un gran número de vidas y de un importante dispendio de municiones. También de tiempo, dada la lentitud.

A estas alturas, salvo que Rusia logre hacer algo que no ha hecho durante lo que va de guerra, es decir, un buen uso de la doctrina de armas combinadas, y logre rodear la región, embolsando a los ucranianos -ya explicamos en días anterior por qué creemos que es muy difícil que esto ocurra-, no parece haber alternativa a los lentos y sangrientos combates. Todo en un área de apenas 50 kilómetros de radio en la que se concentrarán una parte sustancial de las tropas y medios de ambos bandos, como se ve en las siguientes imágenes.

En cualquier caso, para lograr resultados, en imprescindible que Rusia escale, movilizando a las reservas. Hoy precisamente ha empezado a hablarse abiertamente sobre el tema, de boca de un funcionario del Departamento de Defensa estadounidense, aunque es información por confirmar. Mientras tanto, ambos bandos se preparan, con Ucrania recibiendo además de una batería antiaérea S-300PMU procedente de Eslovaquia, una veintena de MRAPs Bushmaster enviados desde Australia (han recibido por ahora 4). Por cierto, que Eslovaquia, además de haberse ofrecido a reparar carros de combate y vehículos ucranianos, se estaría planteando enviar 16 obuses autopropulsados Zuzana de 155mm.

Por último, para finalizar como cada día el apartado militar, recogemos las principales novedades por frentes:

  • Norte: Sin novedad, aunque hay informes de medios como ISW que afirman que las tropas rusas y bielorrusas estarían intentando fijar tropas ucranianas en torno a la capital, con la amenaza de una posible incursión, aunque esta no parece demasiado creíble dado el estado de las unidades todavía desplegadas en Bielorrusia.
  • Noreste: Continúan los bombardeos sobre Járkov y alrededores. Los militares ucranianos habrían recuperado el control de Malynivka, al sur de Chuguev y al sureste de Járkov.
  • Este: Intensos bombardeos sobre Popasna, tanto de día como de noche, incluyendo el uso de Termita. Intento de asalto ruso a Barvinkove, rechazado por los ucranianos. En Kramatorsk un ataque con un misil balístico «Tochka-U» ha dejado medio centenar de muertos y un durísimo cruce de acusaciones entre Ucrania y Rusia a propósito de la autoría. También en la óblast de Donetsk, las tropas rusas afirman haber conquistado Vuhledar, aunque no hay confirmación visual.
  • Sur: Las fuerzas rusas y aliadas afirman controlar completamente el centro de Mariúpol. De ser así, la única bolsa de resistencia ucraniana estaría situada en las zonas portuarias. En las últimas horas se han producido ataques con misiles sobre Odessa, reportándose dos explosiones.
Situación en Mariúpol a día 7. Fuente – ISW.

Contexto Internacional, diplomacia y sanciones

El acontecimiento más importante de la jornada de hoy iba a ser la visita de la Presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen y el Alto Representante Josep Borrell que ha comenzado en Bucha, sin embargo ha quedado ensombrecida por lo ocurrido en la estación de tren de Kramatorsk.

En este ataque, al menos 50 personas han perdido la vida y en torno a 300 han resultado heridas, tal y como ha destacado el Presidente Zelenski en su intervención ante el Parlamento de Finlandia, junto con el hecho de que ayer el ejército ruso disparó con artillería contra un barco con civiles en el embalse de Kahkovka. También pone de relieve que desde que comenzó la invasión, las tropas rusas han destruido o dañado 928 instituciones educativas entre las que se encuentran guarderías, colegios y universidades.

De otra parte, como se ha explicado en la sección anterior, el Ministerio de Defensa de Rusia niega las afirmaciones de Kiev acerca de un ataque con misiles Tochka-U por parte de las tropas rusas.

El Ministerio de Defensa ucraniano también acusa a Rusia de estar secuestrando a niños huérfanos de manera masiva residentes en los territorios ocupados. Señalan que estos estarían siendo “evacuados” ilegalmente a Rusia y que la Duma estaría acelerando un proyecto de ley que plasma un procedimiento “simplificado” para su “adopción” por familias rusas.

En relación con las evacuaciones, Emmanuel Macron ha insistido hoy en que está haciendo todo lo posible junto con Grecia, Turquía y las Naciones Unidas para organizar operaciones humanitarias no solo en Mariupol, sino también en Dnepr.

La Oficina de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha registrado hasta el 7 de abril ya un total de 3.893 bajas civiles correspondientes a 1.626 fallecimientos, incluidos 132 niños, y 2.267 heridos, de los cuales 197 son niños.

En otro orden de cosas, continúa llegando ayuda a Ucrania por parte de la Unión Europea, sus Estados miembros y otros países, ya sea en el marco del G7, OTAN o a título individual. La Comisión Europea ha concedido a Ucrania 120 millones de euros dentro de la macro asistencia financiera de emergencia anunciada el 24 de febrero de 2022. En este caso, los fondos se han proporcionado con carácter no reembolsable e irrevocable y estarán destinados a sufragar los gastos más urgentes, incluidos aquellos relacionados con la protección social de los ciudadanos, el funcionamiento de infraestructuras críticas y el sector de la seguridad.

Anoche además se aprobó en el COREPER II en sede del Consejo de la Unión Europea el quinto paquete de sanciones.

No obstante, uno de los puntos clave a abordar en esta visita institucional de Von der Leyen y Borrell serán precisamente el de las sanciones, también en línea con otras reuniones telemáticas con los representantes ucranianos que han expresado sus necesidades.

Una de las primeras noticias que conocemos de esta es la intención de ambos representantes europeos de elevar aún más el apoyo militar a través del Fondo Europeo de Defensa (European Peace Facility) con independencia del incremento que se anunció ayer.  De salir adelante la propuesta, estaríamos hablando de que se superaría 1.500 millones de euros destinados a armamento y material militar de distinto tipo.

El Alto Representante también ha anunciado el lanzamiento de un proyecto de 7,5 millones de euros para apoyar la búsqueda y recopilación de datos sobre personas desaparecidas.

Pese a la ayuda brindada, el Gobierno ucraniano sigue pidiendo más decisión. El mismo Zelenski preguntaba en hoy a los representantes finlandeses: «¿Cuánto tiempo más ignorará Europa la necesidad de imponer un embargo al suministro de petróleo procedente de Rusia? Es una cuestión de seguridad en todos los sentidos, desde el medioambiental hasta el militar».

En este mismo sentido, el asesor de la Presidencia ucraniana, Mikhailo Podolyak, ha sido aún más duro al afirmar en su perfil de Twitter:

“Es hora de pensar en una nueva «moneda de cambio» europea. 1 barril de petróleo ruso = 1 litro de sangre de un ciudadano ucraniano hecho pedazos. Y 140 empresas europeas siguen trabajando en RF = 1 masacre de Buchan. Siga agregando sus «ideas comerciales sobre la sangre» originales #Buchanmassacre”

Por el momento como hemos venido recogiendo en reportes anteriores, no se ha planteado aún un embargo sobre el petróleo y el gas, si bien algunos Estados miembros individualmente han ido más allá anunciando más reducciones en sus niveles de dependencia y/o el deshacerse de manera total de los combustibles fósiles. No obstante, como llegaba a señalar el Presidente del Consejo Europeo estas medidas llegarán “antes o después”.

También hemos conocido hoy que la Unión Europea ha anunciado la reapertura de su Delegación en Ucrania y en el día de ayer volvió la actividad a la Embajada de Turquía. Los Embajadores de Lituania y Eslovenia ya se encontrarían en la capital.

El Presidente Zelenski anima a que vuelva la presencia diplomática al país, ya que se trata también de una manera de mostrar su apoyo al pueblo ucraniano. Además, incide en que si las misiones diplomáticas siguen desarrollando sus actividades en Kiev envían una clara señal a Rusia de que es la capital de Ucrania y no una “ciudad provincial” de Rusia.

En cuanto a las negociaciones el Ministro de Exteriores ruso Sergey Lavrov a raíz de su encuentro con su homólogo armenio, Ararat Mirzoyan, ha manifestado que estas “no avanzan sin problemas, pero nos esforzaremos para asegurarnos de que se logren todos los objetivos de las negociaciones».

Precisamente, Lavrov ha anunciado que Rusia está a favor de incluir a Bielorrusia en la lista de países garantes de la seguridad de Ucrania que están coordinado. Hoy, junto con el Secretario de Estado del Vaticano con el que se ha reunido, ha expresado “su esperanza de que se lleve a cabo una ronda de conversaciones lo antes posible”. No obstante, por el momento no se conocen fechas para la misma.

Emmanuel Macron por su parte ha afirmado que “no se puede esperar que Rusia haga concesiones diplomáticas en las próximas semanas” y no espera que ocurra hasta mediados de mayo.

Mientras tanto, las autoridades ucranianas siguen pidiendo más y más ayuda para resistir la agresión. Ante el Parlamento finlandés Zelenski se ha expresado en los siguientes términos:

“Todavía tenemos que convencer diariamente a los estados poderosos del mundo de que son necesarias sanciones contra Rusia que no podrá eludir y que detendrán definitivamente su maquinaria militar. Todavía tenemos que pedir la ayuda necesaria, las armas necesarias. Y todavía nos dicen que todavía tenemos que esperar por los aviones, los sistemas antimisiles, los tanques, las armas antibuque.”

En relación con el apoyo militar, Eduard Heger, Primer Ministro de Eslovaquia – quien también se ha desplazado hasta Ucrania con la Presidenta y el Alto Representante – ha confirmado que ha suministrado un sistema de defensa aérea S-300. También ha sido este Estado de la UE el que se ha ofrecido para ayudar a Ucrania en la exportación del trigo.

Por su parte, Boris Johnson ha recibido en Downing Street al Canciller Scholz. Pese a que han conversado sobre su visión compartida de la agresión rusa y el endurecimiento de las sanciones, lo más interesante ha sido el anuncio del Premier posterior. Johnson ha anunciado que de manera adicional Reino Unido suministrará más apoyo militar a Ucrania por valor de 100 millones de libras.

El envío estaría compuesto por más misiles aéreos Starstreak, otros 800 misiles antitanque y municiones de precisión. También enviarán más cascos, equipos de visión nocturna y chalecos antibalas con independencia de las 200.000 unidades ya enviadas.

Por otro lado, la Primera Ministra de Estonia, Kaja Kallas, ha expresado “que la Alianza militar necesitaba “capacidades de guerra” y bases permanentes en Estonia, Letonia y Lituania con una división en la región de hasta 25.000 soldados, muy por encima de los batallones de unos 1.000 soldados en cada país”. También ha manifestado que los aviones de la OTAN que patrullan en los estado bálticos deberían poder derribar aviones enemigos si es necesario.

Por su parte, la Presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, ha señalado que además de estar enfrentándose a una guerra convencional, Ucrania también está combatiendo una “guerra de desinformación y amenazas digitales”. Es por ello por lo que hoy junto con el Comisario de Industria Thierry Breton se ha reunido de manera informal con el Viceprimer Ministro Mykhailo Fedorov.

Por último y en relación con Moldavia deben destacarse dos hechos. En primer lugar, la celebración del Acuerdo entre la Unión Europea y Moldavia sobre las actividades operativas llevadas a cabo por la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas que se firmó el pasado 17 de marzo. En segundo lugar, que la Unión Europea pondrá a disposición de Moldavia una ayuda macrofinanciera por un importe máximo de 150 millones de euros.

Esta ayuda se solicitó en noviembre de 2021 de manera complementaria ante el empeoramiento de la situación en el país y las perspectivas económicas que se han visto dañadas como consecuencia de la recesión causada por el covid-19. Además, a esto se le sumaría la crisis energética. Por tanto, estos préstamos tienen como propósito contribuir a cubrir las necesidades de la balanza de pagos de Moldavia.

Be the first to comment

Leave a Reply